Tomás Valladares Tarea 3 - Módulo investigación T1 2017

De Casiopea
Revisión del 23:24 25 abr 2017 de Tomvalladares (discusión | contribuciones) (Paisaje y pendiente: aproximaciones a oportunidades y limitaciones de diseño en cerros)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)



TítuloTomás Valladares Tarea 3 - Módulo investigación T1 2017
AsignaturaMódulo Investigación T1 2017
Del CursoMódulo Investigación T1 2017
CarrerasArquitectura
3
Alumno(s)Tomás Valladares Vergara

Paisaje y pendiente: aproximaciones a oportunidades y limitaciones de diseño

Tomás Valladares, Arquitectura, Mauricio Puentes y Rodrigo Saavedra.


Archivo:VISTA02 Zócalo sanbernardo 1234.jpg
imagen conducente: Vista zócalo Sur, proyecto parches integrados San Bernardo, (Santiago Cerros Isla, 2016)


Abstract

Los cerros son un elemento común e identitario en las diversas ciudades de Chile, pero muchas veces se repite el mismo caso en que la urbe no se hace cargo de tal accidente geográfico, lo rodea, cierra y aísla del tejido urbano dejándolo en un estado de deterioro tal, que perjudica gravemente los ecosistemas de los cuales forma parte. Actualmente, diversas son las entidades que buscan recuperar estos potenciales pulmones verdes, pero surgen las interrogantes sobre cómo intervenirlos o proyectar sobre ellos. Por lo anterior es que el presente escrito, por medio del análisis de casos referenciales, busca mostrar la manera en la que diversos autores intervinieron la pendiente para luego tratar de entender cuáles son las oportunidades y limitaciones que existen sobre el paisaje en pendiente. Para así poder dar luces sobre cómo sacar el máximo provecho sin dañar el ecosistema existente. [1]

Palabras claves: Cerros, parque en pendiente, casos referenciales, paisajismo.

Desarrollo

Comprender el paisaje

Poco a poco son más los proyectos que intervienen el paisaje de nuestras ciudades y su entorno. Proyectar en un entorno con pendiente siempre se considera un reto para los distintos profesionales, que para manejar la topografía siempre requieren de cierta ingeniería que lidie con tales singularidades territoriales. Resulta bueno tratar de entender cuáles son las potencialidades y limitaciones que existen al proyectar en pendiente.

Primeramente hay que definir y entender escuetamente el paisajismo y su rol. Personalmente del conocimiento que se tiene, es que el paisajismo busca ordenar el medio natural para el goce del hombre. Pero algunos autores sugieren que paisaje no es solo lo construido por el hombre.

"De esta manera dos paisajes coexisten uno al lado del otro en la ciudad. El primero es el paisaje cuidado del césped cortado, los lechos de flores, los árboles, las fuentes y espacios organizados que han sido el centro tradicional del diseño público (...) se da prioridad a las cuestiones estéticas (...) El segundo es el paisaje de la vegetación urbana naturalizada y de los lugares inundados tras la lluvia, que se pueden encontrar en las partes olvidadas de la ciudad (...)"(Hough, 1998, p. 6). En lo anterior, el autor sostiene una postura que valora la naturaleza en todas sus formas, destacando como expresión espontánea a la maleza.

Pero también existen visiones que son más filosóficas como sostiene Venturi en jardín y paisaje: "La ética indaga en la esencia del morar, es decir, del demorarse en un sitio. El ethos era originariamente el sitio, el lugar, el corral, la guarida: la morada del hombre y de los animales. El hombre, desde que existe, sobrevive sólo gracias a la construcción de un medio ambiente adecuado para su existencia: un ethos, en tanto espacio que abarca la vida humana en todos los componentes" (Calatrava, 2011, p. 161). Entonces, el hombre construye un lugar de demora sobre el paisaje, y es que existe gracias a ese espesor que le permite permanecer y retirarse a una temperie.

Hasta ahí, y de primer alcance podemos entender que el paisajismo surge en la intersección entre el ethos y la naturaleza, y es ahí donde yace su deber que es valorizar y construir una relación graduada que permita la existencia tanto del hombre como del medio natural.


Proyectar en pendiente

Ahora bien, del universo infinito de paisajes que puede habitar el hombre nos interesa detenernos en uno, el cerro isla. Creado por procesos geológicos naturales, es un hito rodeado y olvidado por la ciudad, pareciendo ser que la pendiente es la característica que limita su uso.

De lo anterior, sería bueno entender el valor de la topografía en el paisaje. Sergio Tapia, en su memoria de título sostiene que "La Topografía es un factor que en muchos casos le otorga identidad a un área verde y al lugar donde se emplazan. Mientras los parques planos son más fáciles de acceder y se pueden generar variadas actividades, en las áreas verdes con pendiente se rescatan otro tipo de valores como las percepciones desde y hacia la ciudad o diferentes calidades espaciales dentro del mismo parque"(Tapia, 2013, p. 33). Es clara y potente la vocación de mirador de estos lugares, en donde la cumbre gobierna sobre una relación macro ante el territorio.

Archivo:Pasarela renacanorte 1234.jpg
Corte Pasarela Parque Natural Reñaca Norte, (Rencoret y Rüttimann, 2009)

Bajo la misma línea, es que la topografía también está sujeta a procesos erosivos muchas veces ocasionados por la acción humana, por hechos tan simples como el circular por el terreno. Es por eso que se toma como valor importante el caso del Parque Natural Reñaca Norte, en donde sus proyectistas buscaron mediante una pasarela de madera, conectar dos puntos con 70 metros de diferencia en altura, buscando en todo momento delimitar los recorridos sobre la duna para poder preservar su delicado ecosistema. Desde este proyecto es que se puede ver cómo la limitante del ecosistema se transformó en la oportunidad de proponer un recorrido que valoriza tanto las vistas como la ladera.

Archivo:Img renacanorte 1234.jpg
Planta emplazamiento Parque Natural Reñaca Norte, (Rencoret y Rüttimann, 2009)


Claro está que la necesidad de recorrer un lugar es dado por usos que atraerán a las personas, en el caso de Reñaca Norte, es poder conectar la parte alta residencial con la parte baja del lugar que da acceso a la costanera. Es por ello que toda propuesta de paisaje no ocurre espontáneamente por intenciones ambientales que busquen recuperar el paisaje original. Debe existir una estrecha relación entre los usos y el programa, tal y como proponen los autores del proyecto ganador del concurso Cerros Isla - Corredor Verde San Bernardo en el que visualizan una serie de operaciones que creen necesarias para reactivar todo el corredor. Se destaca la primera operación, que a grandes rasgos propone a los pies de cada cerro una serie de usos que activen el sector y potencien las dinámicas sociales con la ciudad, permitiendo así dar un primer paso que invite a la ocupación de los cerros.


Archivo:PARCHE NEGRO img1234sanbernardo.jpg
Vista Aérea Parche cerro Negro, proyecto parches integrados San Bernardo, (Santiago Cerros Isla, 2016)

Posteriormente en la idea, van subiendo y reconociendo las distintas potencialidades de la altura en los cerros, a la cota 20 proyectan un anillo de circulación que se relaciona visualmente con el territorio de la ciudad.

Así es como a medida que se va subiendo en el cerro la propuesta de revitalizar estos espacios, es sostenida por un uso que busca educar y recuperar la flora y fauna nativa del lugar. Pero nuevamente, no se sostendría si no hubiese un origen y destino en el lugar.

La cumbre surge como único destino dentro del recorrido en el cerro, su vocación de mirador es clara y hasta obvia. Pero si bien es una oportunidad innegable, es bueno mirar casos en los cuales esta oportunidad es realzada con una propuesta programática distinta.

Un caso singular son las piscinas Antilén y Antupahue, en la cumbre del cerro San Cristóbal. Nacen como el primer encargo por parte del estado para construir paisaje en la ciudad. En ellas, el arquitecto Carlos Martner crea de manera única una relación entre el paisaje y la obra humana, que en palabras de Rossetti se explica: “el cerro de Martner, como elemento artificial, genera una relación de gran escala con el paisaje lejano. Con las piscinas Tupahue y Antilén aparece, entonces, un nuevo tipo de sensibilidad hacia el paisaje: mientras se interviene lo arquitecturizado para que en ello se integre lo natural, también se modifican las formas de la naturaleza para que en ello se integre lo natural...” (Rossetti, 2009, p.32) De esta forma, se van hilando relaciones espaciales y territoriales en la intervención de la pendiente. Quedan en un trasfondo, pero no olvidadas, las limitantes técnicas que ocurren a la hora de proyectar en pendiente, temas que atañen al mundo de la lógica y los números tal y como muros de contención y manejo de aguas. Sobre ello, diversos son los escritos que tipifican las pendientes y los usos adecuados en cada una, así como tamaños y medidas. Para los efectos de este escrito es bueno valorar cómo las diversas propuestas ven la oportunidad de dar un vuelco a la obviedad y las limitaciones (que parecen ser culturales) que inciden a la hora de proyectar en los cerros.

Finalmente no se busca hacer un listado comparativo entre oportunidad y limitación, sino que dar cuenta de cómo el paisaje que proyecta el hombre actual busca potenciar y equilibrar la relación con su medio natural, tratando de alejarse de las propuestas meramente técnicas e invasivas, carentes de toda conciencia.

Archivo:Img antilen 1 1234.jpg
Vista Piscina Antilén, (Laborde, 2015)

Bibliografía

  • Calatrava, J. and Tito Rojo, J. (2011). Jardín y paisaje. Madrid: Abada.
  • Hough, M. (2004).Naturaleza y ciudad. 1era ed. Barcelona: Gustavo Gili.
  • Rossetti, F. (2009). Arquitectura del paisaje en Chile: hacia un quehacer contemporáneo. 1era ed. Providencia, Santiago: Ocho Libros.


Anexo: fichas de lectura

Proyecto: Piscinas Antilén y Tupahue. Cerro San cristóbal.

Fuente: Rossetti, F. (2009). Arquitectura del paisaje en Chile: hacia un quehacer contemporáneo Plataforma Arquitectura. (2015). Clásicos de Arquitectura: Piscinas del Cerro San Cristobal: Antilén - Tupahue / Carlos Martner. [online]

Arquitecto: Carlos Martner

Año: 1965 y 1974

Ubicación: Cerro San Cristóbal, Santiago, Chile

Descripción del proyecto

"Las Piscinas del Cerro San Cristobal fueron unos de los primeros proyectos de paisaje encargados por el Ministerio de Obras Públicas para servir a la ciudad. El arquitecto a cargo, Carlos Martner, fue pionero en esta área de la disciplina “empleando los materiales terrestres más abundantes y económicos del sitio: la piedra, el agua, la flora local y la expansión de la luz celeste, definiendo o dando dimensión matérica al aire, la atmósfera ahora habitable."

"En ambos proyectos de gran escala, Martner, logra crear una escena colectiva marcada por espacios íntimos donde el usuario-espectador está constantemente enfrentado al antagonismo que produce un gran paisaje como es el de la cordillera y la ciudad de Santiago en un escenario público, frente a la posibilidad de meditación, concentración e introspección que se logra con el uso minucioso de la piedra y el agua en estos proyectos." (plataforma)

"De esta forma el connubio entre paisaje natural y cultural se refuerza con el uso de la piedra local (la pirca como elemento constructivo del pasado) en los andenes que acompañan suavemente la topografía del cerro, clara alusión a formas precolombinas..." (Rossetti) p.31

"... el cerro de Martner, como elemento artificial, genera una relación de gran escala con el paisaje lejano. Con las piscinas Tupahue y Antilén aparece, entonces, un nuevo tipo de sensibilidad hacia el paisaje: mientras se interviene lo arquitecturizado para que en ello se integre lo natural, también se modifican las formas de la naturaleza para que en ello se integre lo natural..." p.32 (Rossetti)

Consideraciones personales

Consolidar la cumbre por medio de un uso como lo es la piscina potencia las relaciones hacia el macropaisaje, desde la cumbre aparecen relaciones muy potentes que permiten disfrutar el paisaje desde un retiro mayor. Existe cierto deje con la meditación y la calma de estos lugares.

Imágenes

Archivo:Img antilen 1 1234.jpg
Vista Piscina Antilén, (Laborde, 2015)

Proyecto: Parque Natural Reñaca Norte.

Fuente: IREMOZN. (2012). Reñaca Natural Park North / Rencoret and Rüttimann Architecture and Landscape. [online] Plataforma Arquitectura. (2009). Parque Natural Reñaca Norte / Rencoret y Rüttimann Arquitectura y Paisaje. [online] Rossetti, F. (2009). Arquitectura del paisaje en Chile: hacia un quehacer contemporáneo

Arquitecto: Cecilia Rencoret y Carla Rüttimann

Año: 2006

Ubicación: Camino Costero Reñaca, Concón, Chile

Descripción del proyecto

El encargo de proyectar el paisajismo de un loteo en este territorio tan valioso que sin embargo los futuros edificios y calles destruirían casi en su totalidad, nos plateó la oprotunidad de usar la superficie destinada a área verde como un lugar de conservación y observación del paisaje natural. Es así como se dispuso ubicar el área verde en el borde del loteo de modo que disfrutara de la espectacular vista al océano pacífico y conectara el camino de borde de mar con el corazón del loteo. Se planteó tambien que la circulación se hiciera sobre pasarelas para proteger el suelo y la restauración de la capa vegetal que fuera dañada durante el proceso de construcción con especies características del lugar.

La forma del terreno dio el primer indicio que el parque debía recorrerse de dos modos distintos. En una primera instancia, desde la parte superior y salvando un gran desnivel, se proyectó una escalera en tramos que permite la observación del paisaje lejano y las vistas al mar. La segunda instancia consta de una pasarela que se posa sobre el suelo y recorre el ancho del sitio, pudiendo observar la magnitud de la duna y la diversidad de la vegetación, el paisaje cercano. El recorrido además fue diseñado con 3 estaciones para la futura instalación de un ascensor. La construcción se llevó a cabo en una estructura de madera tratada, que fue pensada para proteger la duna y su vegetación.

Consideraciones personales

El proyecto recorre la ladera posado sobre el terreno, deja su continuidad, y deja claro lo construido de lo natural, el recorrido que ocurre en la ladera misma tiene dos momentos uno vertical y otro horizontal que se desarrolla de manera pausada, proponer un paseo con la apertura visual que se da acompañada por el respaldo de la ladera. Es importante pensar sobre las condiciones preexistentes de la ladera, su orientación y puntos de encuentro de los recorridos.

Imágenes

Archivo:Pasarela renacanorte 1234.jpg
Corte Pasarela Parque Natural Reñaca Norte, (Rencoret y Rüttimann, 2009)
Archivo:Img renacanorte 1234.jpg
Corte Pasarela Parque Natural Reñaca Norte, (Rencoret y Rüttimann, 2009)

Proyecto: Sistema de parches integrados (Primer lugar en Concurso Cerros Isla - Corredor Verde San Bernardo).

Fuente: Plataforma Arquitectura. (2016). 'Sistema de parches integrados' obtiene primer lugar en Concurso Cerros Isla - Corredor Verde San Bernardo. [online]

Arquitecto: Francisco Walker Martínez

Año: 2015

Ubicación: San Bernardo, Santiago, Chile

Descripción del proyecto

En el contexto de recuperación de los cerros isla se encuentra la propuesta de Sistema de parches integrados que propone una red verde que busca construir el borde entre lo urbano y lo rural. De la recuperación de los cerros ellos proponen 4 operaciones:

La primera se enfoca en proponer una trama permeable que permita la relación entre ciudad y cerro reactivando sus usos con programas productivos y educativos que a su vez se proyecten sobre un corredor verde que modifica el perfil de las calles existentes.

La segunda operación construye un zócalo que delimita por medio de un anillo de circulación al buffer y al cuerpo del cerro, se ubica en la cota 20 buscando establecer vistas urbanas sobre el valle central que revelen el territorio.

La tercera operación consolida y recupera el ecosistema del cerro, proponiendo senderos delimitados que permitan educar sobre la flora y fauna nativa del lugar.

La cuarta consolida la cumbre de los cerros que con la vocación de mirador propone infraestructura que crea relaciones visuales con el macropaisaje, de igual modo busca hacer aparecer el sistema de cerros mediante el reconocimiento de sus cumbres.

En general la propuesta sostiene que no se puede consolidar un espacio sin tener actividades que reactiven el entorno y viceversa.

Consideraciones personales

Es interesante reconocer los tamaños de cada proyecto, la envergadura exige de una humildad que permita ordenar por etapas los procesos que requiere, en especial el cerro. Es por ello que el proyecto separa de manera clara y concisa las estrategias de intervención y propuestas. Si bien deja la propuesta en un nivel de ideas y programas tentativos, da una comprensión sobre cómo articular los proyectos de una manera eficiente.

Imágenes

Archivo:PARCHE NEGRO img1234sanbernardo.jpg
Corte Pasarela Parque Natural Reñaca Norte, (Rencoret y Rüttimann, 2009)
Archivo:VISTA02 Zócalo sanbernardo 1234.jpg
Corte Pasarela Parque Natural Reñaca Norte, (Rencoret y Rüttimann, 2009)

Notas al pie

  1. Este análisis de casos referenciales forma parte del proyecto de título "Parque Cerro de la Virgen Los Andes" que se centra en la rehabilitación de un cerro isla ubicado en la ciudad de Los Andes.