Taller de Amereida 2004

De Casiopea



Asignatura(s)Taller de Amereida
Año2004
TalleresARQ 1º, ARQ 2º, ARQ 3º, ARQ 4º, ARQ 5º, DIS 1º, DG 2º, DG 3º, DG 4º, DO 2º, DO 3º, DO 4º
ProfesoresAlberto Cruz, Jaime Reyes, Manuel Sanfuentes, Andrés Garcés
Palabras Clavearquitectura, poesía, diseño, amereida, poética
Carreras RelacionadasArquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial

Alumnos

Fotografías

Clases de Jaime Reyes

Trimestre 1

Clase 1

Fábula

Primera clase del 16 de marzo de 2004.

Antes de que el mundo fuese el mundo, antes de la creación de todas las cosas, existía un panteón de dioses que habitaban en Caos. Entre seres y no seres, dioses y entes y fuerzas oscuras se libraban feroces batallas que duraban eternidades inconmensurables. No había calma ni silencio ni paz ni descanso. Luego, en un instante feroz, el dios Cronos dio muerte a Caos, acaso su padre, y se convirtió en rey y dio inicio al tiempo. Instauró las eras, los transcursos, el devenir, pero mantuvo el desorden y gobernó cruelmente el pasado, el presente y el futuro. Él era todos los tiempos, todos los augurios, todas las herencias, todas las suertes. Cronos, el rey de los dioses y del tiempo, sufría el horror al final, al término, a que el anuncio del cumplimiento fatal de su propia vida fuese igual a la de su padre. Entonces mataba y devoraba a sus hijos para mantener el poder y la gloria. Así eliminaba el futuro sacrificando el presente. Edificó el reino estático, invariable, donde los hechos transcurrían eternamente del mismo modo y a la misma velocidad. La realidad se consumía sobre su figura y su trono derramándose como sangre y oscuridad. Hasta que fue engañado por su esposa. Hera salvó a uno de sus hijos del homicidio, lo ocultó y lo crió hasta que estuvo fuerte para enfrentarse al padre y así cumplir una vez más con la forma del tiempo. Fue Zeus, quien finalmente mató a Cronos y restableció el modo del tiempo griego; uno en que padres e hijos combaten y se dan muerte unos a otros para gobernar. Es el sino que gobierna desde la voz de los oráculos, cuyas divinaciones habrán de realizarse sin excepciones; el futuro, trágico o benéfico, está desde antes de antes establecido.

Zeus es ahora el rey de los dioses, y hereda también el temor a que sus hijos lo maten algún día. Decide entonces no tener hijos-dioses. Pero para ello hace falta otro universo distinto, uno en que existan otros seres y en que por ejemplo tenga sentido la historia, es decir, uno en el que el pasado, el presente y el futuro sean momentos radicales y soberanos. Zeus se aboca a la Creación, y crea el universo y todas las cosas y al hombre y a la mujer. Cuando ha terminado llama a todos los dioses para que contemplen la labor. Sobreviene un gran silencio de admiración frente a la belleza de la creación. Zeus les pregunta si hace falta algo y los dioses consienten en que sí falta algo. Falta la palabra, porque sólo la palabra elogia la belleza de la creación. Entonces Zeus crea las musas. Entonces los poetas pueden cantar cuando las musas se acercan a ellos.

Mnemosine, la madre de las musas, se convierte en la memoria y envía a Clío, la que ofrece la gloria, a danzar con algunos elegidos y así la historia nace para que el tiempo sea. Sin embargo, el tiempo griego es poderoso y todavía el destino está sujeto a la voluntad profunda de las fuerzas superiores que dominan incluso a los anhelos de los dioses mismos. Nadie puede escapar a lo que le ha sido designado y entregado.

Durante miles de años los hombres deben obedecer y toda rebelión es inútil. Y esta tradición pasa de generación en generación y de templo en templo por todos los confines de occidente. Hasta que un hombre -hijo de un dios- instaura un nuevo modo del tiempo, que ya no implica matar a su padre para heredar el reino. Fue Cristo quien propuso la libertad para hacer cada cual su propia vida y para que todos, sin excepción puedan heredar el reino.

Desde entonces es posible que cada acción sea una decisión libre y fundamental que sirva para construir el presente y el futuro e incluso el pasado. Desde entonces la historia cobra sentido porque el tiempo compuesto por pasado, presente y futuro ha sido instaurado como trinidad y ya no como un ente unitario intransformable que domina sanguinariamente sobre los otros. Desde entonces Clío vuelve y vuelve sobre la tierra para que los hombres conozcan su origen y así tengan el poder de construir su propio destino.

Y nuestro primer origen es Cronos. Y los hombres consagrados al primer origen harán crónicas. Y sólo desde ellas es que podremos preguntarnos y respondernos hacia el destino.

Por eso amereida recoge a los cronistas de América como voz poética fundamental y fundadora y durante este trimestre nosotros prestaremos oidos a esa extraordinaria canción.

Clase 2

Martes 23 de marzo de 2004. 

(se leen fragmentos de la Bitácora de Huinay, de la Travesía de San Ignacio de Huinay del invierno de 1994)


prólogo 
tener y hacer una bitácora es referirse inevitablemente a la 
aventura a los viajes de todas las especies hacia infinitos 
lugares expediciones y empresas de épicas magníficas  
 gestas de hombres y pueblos travesías de gloria y de muerte 
de riqueza y de ruina de salvación y de aniquilamiento  
 muchos hombres de las más diversas razas y épocas han 
registrado estos acontecimientos    registro que vale para dar 
fe de tales afanes    nosotros un afán tenemos en la aventura  
 la nuestra es una aventura poética y por ello hemos de cuidar 
el decir y contar de todo cuanto nos ocurre y nos ocupa 
es una aventura poética porque hemos venido a fundar un mar 
nuevo    a dar el marco el primer golpe el de la puesta en 
marcha    y para que nuestro esfuerzo permanezca imborrable 
a través de las generaciones    en la memoria de la noche de 
los tiempos    es preciso oír a la poesía    oírla pues en su voz 
está cifrado el origen -su secreto- que nos impulsa y nos 
ilumina    en sus indicaciones adviene misteriosa y bellamente 
la revelación que nos permite obrar con maravilla y justicia 
con humanidad y consuelo con divinidad y dolor  
 poéticamente habitamos los mares de aysén y si somos fieles 
a esa condición habremos de llevar a cabo el más alto destino 
al que un hombre puede ser llamado    dar glorioso testimonio 
de lo celestial y divino que somos y hacemos     ese ha de ser 
el rumbo inviolable de nuestro oficio por el cual nombramos 
y construimos el mundo 
esta bitácora entonces cuidará todo lo que hacemos    nuestras 
faenas y labores nuestras reflexiones y pensamientos nuestras 
alegrías y nuestros fracasos     cuidar implica el cultivo 
delicado y fino    admirado    sin juicios personales    libre de 
formas pre-establecidas de emociones particulares    ajeno a 
la historia    esto es un juego y un juego hecho por todos    los 
que la escriben han de recibir este encargo con solemnidad y 
abertura han de situarse disponibles y así hospedarán en sus 
páginas este presente que nos estremece y nos regala

martes diecinueve de julio 
ha llovido toda la noche 
hemos ido adelantando la hora del desayuno para intentar 
aprovechar mejor las horas de luz    el cuerpo debe 
acostumbrarse de a poco a un nuevo horario    se almuerza a 
las doce y media y se cena a las diecinueve    es ese el horario 
de los colonos 
un grupo se traslada a las faenas del baño del aula espora  
 comienza el hoyo de la plataforma y su nivelación    en sala 
apollinaire se instala el bidón de docientos litros y continúa la 
instalación del alcantarillado y sus conexiones    al parecer ha 
nevado en las cumbres sobre nosotros pues hace un poco más 
de frío    el generador ha vuelto ha fallar    no tenemos energía 
eléctrica    esto implica no sólo la luz sino el taladro    nos 
vemos en la necesidad de reemplazar las perforaciones por 
otras soluciones    en apollinaire se hacen canaletas en las 
vigas y cesan la mayoría de las goteras    se está más cómodo 
a la espera de una solución definitiva    hoy vimos el sol    la 
visión ha durado exactamente medio minuto    apareció 
también un fragmento del arco iris    la nieve se acerca    está 
a unos cien metros sobre nosotros y en todas las cumbres del 
fiordo    sigue lloviendo aunque más levemente 
algo que decir    llevamos aquí casi una semana    si uno se 
queda sin hacer nada    simplemente perece    hay que 
abocarse casi ciegamente al trabajo    a cualquier labor    el 
sólo hecho de detenerse y quedar con la mente en blanco 
implica el riesgo de caer en un estado de naufragio sin 
remedio    como un extraviado en el desierto o en el caos  
 pero es necesario guardar un cuidado porque el trabajo por sí 
solo y en sí mismo no redime    debe haber algo anterior algo 
primigenio    es necesario y justo volver a la poesía    pues 
son sus indicaciones las que nos han traído y nos seguirán 
trayendo hasta estos mares 

miércoles veinte de julio 
ha llovido casi toda la noche    amanece con frío 
continúan las faenas iniciadas ayer    la nivelación del baño 
dos y el alcantarillado del baño uno    llega al aula espora el 
grupo que instala los bidones de docientos litros    penosa 
faena    nos encontramos con una roca inamovible  hay que 
desviar la tubería    se pulen limpian y pintan las estructuras 
del baño dos    en el baño uno siguen las conexiones  
 pareciera ser que la lluvia se detiene    volvemos a ver 
brevemente al sol    pero luego sigue el agua    caemos en la 
cuenta que cada faena que realizamos en tierra resulta 
infructuosa difícil    la selva no debe ser subestimada    esta 
tierra entrampa y engaña    y eso lo sabemos de sobra  
 resulta paradógico saberlo y aún así no asimilarlo del todo  
 la extrañeza reside en este mar que mudamente es testigo de 
nuestros esfuerzos    hacia él queremos llegar    en él ha de ser 
nuestra fundación    un barco para trapananda    único modo 
de accederla e iluminarla    y nosotros hombres de la ciudad y 
los campos casi no podemos abstenernos de realizar obras en 
la tierra    sobretodo si creemos que así llegaremos a construir 
nuestra embarcación    sabemos también o es menester saber 
el precio a pagar por tales costumbres    hoy continuamos sin 
el generador y continuamos revisándolo y sobretodo 
aprendiéndolo    es una máquina vieja que ha tenido mucho 
uso y desgaste    la cena es con velas    la noche es muy clara 
y fría    entre las nubes de pronto aparece la luna    está casi 
llena    sigue lloviendo    hemos leído a baudelaire    pasajes 
de amereida    a octavio paz    luego de la cena largas 

martes veintiséis de julio 
como siempre    ha llovido en la noche    hoy amanece 
lloviendo 
luego de nuestro acostumbrado desayuno comienzan las 
faenas    primero y conforme a lo de todos los días se corta 
leña    se lava limpia y entrega la cocina al siguiente turno y 
se realiza el aseo general que es ordenar el interior de la sala  
 barrer y botar la basura limpiar lámparas pañol etc    luego el 
trabajo del día    se construye un toldo con los andamios y 
plástico de la antigua membrana    hay que limpiar las piezas 
de la nueva carpa ya que el día del oleaje las llenó de barro y 
óxido    continúan desarmando las torres    hay que cortar los 
pernos    no tenemos el dado preciso    se hace un inventario 
de cables bridas y grilletes    en apollinaire se arreglan las 
muchas goteras y filtraciones del baño    está prácticamente 
listo para ser pintado    se inaugura el uso del w c    en espora 
se está conectando el agua a la red del baño además de los 
fittings    ha llovido todo el día    el generador no funciona  
 ahora está bien el sistema eléctrico y falla el carburador  
 viene la cena    respecto de nuestros alimentos hay que decir  
 como somos el primer grupo hemos constatado las fallas de 
esa planificación    hay algunas cosas que se nos hacen pocas 
   el café la mermelada el aceite las verduras y las frutas duran 
poco el tocino está incomestible    de otras cosas hay mucho 
avena azúcar quaker huevos    pero en general nos hemos 
alimentado muy bien 
después de comer conversamos    tapia habla 
como estamos en el día quince desde nuestra partida    cabe 
una reflexión aún cuando resulte larga para el ámbito de esta 
bitácora    han pasado dos semanas desde nuestra llegada  
 estamos a mitad de nuestra estancia    ha llovido casi todos 
los días y las noches    ya sabemos el rigor de un trabajo    de 
los tiempos y engaños de esta tierra    de la mudez    de un 
mar que aún nos resulta lejano y adverso    vinimos a 
construir una embarcación para habitar el mar de aysen    el 
nuevo mar    sin embargo aún nos encontramos entrampados 
en su selva y ella nos cobra rudamente nuestros modos y 
costumbres    la risa a pesar de todo no nos abandona    todos 
los rostros se han transformado    también las almas    también 
las almas    poco a poco vamos siendo el mismo    el único  
 el insobornable cuerpo múltiple que todo lo hace y todo lo es 
como el vuelo de la gran mariposa hacia la luz de su estrella  
 la luz que nos hará cenizas    el vuelo quebrado que nos 
enraíza con el anhelo original    aquí se es un nuevo pueblo  
 casi sin remedio    no sabemos del mundo    no tenemos 
noticias    y sin embargo estos mares nos regalan una realidad 
a la que prácticamente no le cabe más libertad    aquí es el 
verdadero mundo    el que no sólo amenaza    sino cumple 
rigurosamente    el vértigo de un tiempo de abismo    vértigo 
como el terror de toda musa    que anula incluso toda voluntad 
de arrojo    es sin opción    estamos ya en un fondo 
inconfesado de los jardines intocables de la creación    aquí 
no hay responsables    sólo paseantes profundos que danzan y 
danzan infinitas formas interminables    dioses y magníficas 
voluptuosidades    aquí no han de reinar los juicios    sólo las 
labores irrepetibles    irrenunciables    así el testimonio de la 
belleza    el atestiguarse como la humanidad    es cierto    hoy 
hablamos siendo todos los hombres    aún en el desvío    aún 
en los sueños    ese deber se nos encarga y nuestra espalda 
como el surco espantoso donde florecen y germinan todas las 
cosas    aquí dependemos de saber la hermosura de los errores 
   su hendidura feroz en la gentileza de las manos 
la vida entera aquí es dependiendo ya no de la constancia ni 
de los apegos    ya no de la esperanza ni de la soledad    más 
bien    este vivir le cobra íntimo sentido a la fidelidad con 
nuestro origen    con sus signos y con su incesante pregunta  
 con el misterio inviolable de su melancolía y toda la oscura y 
bella tiniebla que siempre nos espera    siempre    allí    donde 
ha estado la residencia de muchas soluciones    allí donde 
hemos cantado y cantaremos    en verdad decimos que en 
estos mares todo es posible de repensarse    de rehacerse    de 
revivirse    aquí nuestra orientación es volver    volver a no 
saber    aquí pasado y futuro no significan nada    todos los 
elementos conocidos y los por conocer    todas las relaciones  
 comparecen al unísono    mostrándose y ocultándose  
 apareciendo y desapareciendo en las sombras y fulgores de 
un mismo instante    todo lo que nace y lo que muere    las 
carencias y los desprendimientos    los opuestos y los iguales  
 la salvación y el aniquilamiento    aquí emergen y se 
sumergen simultáneamente    aquí somos la fiesta    el gran 
acto y gesto de otro modo del tiempo    un presente puro  
 cuya dimensión es apenas pensable - como la de los ángeles  
 que no existe -    cuyos dones no pueden ser demostrados 
racionalmente    porque es ésta la fiesta de lo inalcanzable  
 de las fronteras que atravesamos y nos atraviesan    a pesar 
de su evidente distancia la fiesta consoladora de una venida 
que es siempre venida    sin llegar jamás    de esa única 
presencia que es misterio y ausencia    comprender esto  
 vivirlo    sin importar dónde cómo o con quiénes    es 
acercarse a la santidad que nos ha elegido con su llamado y 
bajo cuyo estigma saludable habremos de fundar una gloria 
que nos convierta y nos resucite 
martes nueve de agosto 
ha llovido durante la noche y amanece lloviendo    con mucho 
frío    más que ningún otro día 
mañana es el día oficial del inicio de la embarcación por lo 
que la carpa debe estar lista    se aceleran estas faenas    todas 
las manos a coser la malla se aseguran con cable y bridas las 
unidas en que hay cadenas    y se construye la red exterior de 
cordel y alambre    el frío es fuerte    las manos no responden  
 y los pies no se sienten    además llueve    sin embargo ha 
quedado todo prácticamente listo para levantar las membranas 
al día siguiente    en los baños se sigue con la pintura de los 
terciados y la instalación de un lavatorio interior 
en la noche continúa el frío    toda nuestra leña está muy 
mojada por lo que cuesta encenderla    ahora con la 
motosierra tenemos mucha leña    pero toda mojada 
después de la cena volvemos a la tradición de nuestras 
conversaciones y es boris quien habla 
miércoles diez de agosto 
amanece lloviendo    aunque durante la mañana tiende a 
disminuir - no a cesar - la intensidad de la lluvia

se unen los conos y el manto central de malla rachel y se 
coloca sobre la estructura    en esto hemos demorado toda la 
mañana    después de almuerzo se une la otra malla y la 
colocamos después de la membrana intermedia de polietileno 
   esta faena es lenta    deben subirse varios a los arcos y 
ayudar a deslizarla sobre ellos    además de los cordeles con 
que se trata desde el otro costado 
luego viene la colocación de la red exterior de cordel y cable 
que la asegurará contra las fuerzas de succión    esta faena 
resulta ser la más lenta y complicada de todas    pero 
finalmente acaba    es casi de noche    estamos cansados  
 pero la carpa ha sido levantada    está prácticamente lista  
 muy tensa y muy asegurada    nos vamos a cenar con alegría  
 después será gonzález r  quien hable 

jueves once de agosto 
dejarse atravesar    atravesar    este día nos comenzamos a dar 
cuenta que aún no somos oficiantes en el tema de las carpas y 
mantos    ser oficiantes implica el dejarse atravesar y atrapar 
en sí el rigor que nos propone en este caso la naturaleza    el 
viento    hoy comenzamos a oficiar y la abertura no la damos 
nosotros la abertura la dio un signo 
hoy se cumple un mes desde que salimos de viña    amanece 
lloviendo    
durante la madrugada han soplado algunas ráfagas de fuerte 
viento    antes de ir a desayunar algunos de espora van a ver 
cómo va la carpa 
lo que vimos y sentimos casi no tiene palabras    dos de los 
arcos están en el suelo    la carpa se ha caído    ha durado una 
sola noche    el arco central y las cumbreras de un arco-cono 
están completamente retorcidos    como si fueran del más 
delgado de los alambres    los cables no se han movido de sus 
posiciones    la membrana de plástico está intacta y el viento 
la azota con violencia 
en ese momento cede la cumbrera del otro arco-cono y 
amenaza con desplomarse    el espectáculo es desolador  
 nada que hacer    simplemente irse a desayunar 
la noticia es recibida con asombro y consternación 
decidimos que lo primero es encastillar las maderas    una vez 
en la playa se decide que la embarcación será construida al 
lado del taller de don checho    y ahí se comienza a encastillar 
en la mañana las tablas se transportan caminando y al hombro 
   son pesadísimas y hay que andar sobre piedras resbalosas y 
atravesar un río    en la tarde trasladamos la quilla 
aprovechando la marea alta    luego la roda    y luego se 
inventa un sistema de correa sin fin para pasar las tablas de a 
una y por el agua    el rendimiento aumenta 
espectacularmente 
pasamos casi una por minuto    al final del día estamos muy 
cansados    pero hay algo que finalmente nos sostiene 

dejarse atravesar    dejarse atravesar    es la durísima consiga 
que      en nuestros oídos    pero esa voz    esa música    nos 
mantiene con coraje y vida    cosas como las que sucedieron 
hoy son la verdadera prueba que una travesía regala    el dolor 
y sacrificio    la fidelidad a toda prueba para mudar lo adverso 
en favorable    la caída de la carpa habrá de tornarse 
invariablemente en una bendición    no hay otra posibilidad  
no hay otra alternativa 

¿por qué fue importante haber hecho estas crónicas? ¿por qué es importante leerlas hoy? ¿a quién está dirigido el relato de lo que sucediera, en un rincón perdido del archipiélago más bello del mundo, hace ya 10 años?

Por un lado sabemos que la historia quisiera ocuparse de los hechos, de los personajes, de los sistemas y situaciones que existieron a través de todas las épocas. Y así puede enseñarnos y educarnos y hasta hacernos mejores hombres y mejores mujeres. Pero la historia no puede contar algo que no ha oído jamás y que tampoco llegará a oir nunca. Me refiero al origen. El origen no es una cuestión que verdaderamente le incumba a la historia porque lo originario no existe ni como hechos ni como personajes ni como sistemas. Lo originario no existe para ser enseñado ni para inculcarle educación a nadie. Tampoco se preocupa de las épocas ni de los períodos ni de ninguna de las estructuras formales que utilizan los hombres para separar y reordenar sus asuntos a favor de la comprensión y del conocimiento. Lo original depende de la creatividad, de lo creativo, de lo siempre nuevo y desconocido. De ahí que ser original –tener origen- implica al regalo del presente. Volvemos al origen porque allí está la residencia eterna de las claves secretas que ya habíamos olvidado; aquellas voces que nos indican hacer que lo estamos haciendo hoy: Eso que hacemos simplemente y sin reparar en ello. Y que lo hacemos sin saber por qué lo hacemos. Esas claves musicales que en cuanto voces tienen la forma de murmullos apenas audibles, apenas perceptibles, y que, querámoslo o no, se han introducido en nuestra más profunda intimidad para guiarnos en el proyecto entero del ser. Lo que cada uno de nosotros es, ese ser que siempre al final es sólo puro anhelo del ser, proviene de aquel jardín secreto que tantas veces hemos entrevisto a mitad del recorrido entre la vigilia y el sueño. Y para ser conducidos hasta allí oimos a la poesía cuando nos cuenta y nos canta todas las leyendas.

Clase 3

Tercera clase del 30 de marzo de 2004

Carta


Sabrá usted, que aquello comenzó a diez y siete dias del mes de Junio de mil y quinientos y veintisiete, cuando partimos del Puerto de San Lúcar de Barrameda, mandados de vuestra majestad para conquistar y gobernar el cabo de la Florida. Con la armada de cnco navíos llevábamos seiscientos hombres, yo Cabeza de Vaca, por tesorero y alguacil mayor.

Toda la aventura por Gloria de nuestro Señor resultó extraña si usted quiere, por toda la peripecia acaecida. Todo el mundo sabe que naufragamos y que los pocos y desperdigados sobrevivientes anduvimos extraviados muchos meses, hasta que estuve solo sin cristiana compañía. Sufrí hambrunas que no se pueden volver a contar, caminé dieciochomil kilómetros desnudo ya no en busca ni del oro ni de la gloria, sino sólo apenas intentando hallar algún signo de neustro Señor Salvador. Fui esclavo de indios paganos que apenas me vestían o me daban porquerías para comer. Durante mucho tiempo no pude escapar dellos porque no podía valerme de mi siquiera para comer en aquellas ciénagas, selvas y desiertos. Pero luego me convertí en médico y anduve curando a los enfermos de los poblados y las tribus. Y fui personaje muy respetado. Pero todas las atenciones bárbaras y paganas no disminuyeron la soledad que tantas veces me empujó hacia la locura. Sólo la eterna misericordia de nuestro Señor pudo tenerme despierto aún cuando ya no existían las esperanzas. Nunca vi otro oro más que aquel soñado malamente en noches de fiebres mortales ni tuve otra familia que esos amos del infierno. Tampoco conquisté tierra alguna y, lo que es lo peor de todo, no pude convertir a ningún salvaje a ver la luz divina de Dios. En todo ese tiempo hallé tantas lenguas que que no aprendí más comunicación que unas cuantas palabras ni pude tampoco hacerme entender más allá que los elementales signos que apenas reconocería un hombre civilizado.

Diez años transcurrieron desde el naufragio hasta que hallé cristianos otra vez. Diez años que yo no sabía cuántos eran hasta que el capitán dellos me dio la fecha feliz.

Pero ya ve usted, me volví a embarcar en capitulación de su Majestad Carlos V como gobernador, adelantado y capitán general del Río de la Plata…

Dejo ahora una pregunta. ¿Por qué Alvar Nuñez Cabeza de Vaca volvió a embarcarse después de todo esto?

Capítulo treinta y tres.

Cómo vimos rastro de christianos.

Después que vimos rastro claro de christianos y entendimos que tan cerca estávamos dellos, dimos muchas gracias a Dios Nuestro Señor por querernos sacar de tan triste y miserables cautiverio, y el plazer que desto sentimos júzguelo cada uno cuando pensare el tiempo que en aquella tierra estuvimos y los peligros y trabajos por que passamos. Aquella noche yo rogué a uno de mis compañeros que fuesse tras los christianos, que ivan por donde nosotros dexávamos la tierra assegurada, y avía tres días de camino. A ellos se les hizo de mal esto, escusándose por el cansancio y trabajo, y aunque cada uno dellos lo pudiera hazer mejor que yo, por ser mas rezios y mas moços, mas, vista su voluntad, otro día por la mañana tomé conmigo al negro y onze indios, y por el rastro que hallava siguiendo a los chistianos passé por tres lugares donde avían dormido, y este día andava diez leguas. Y otro día de mañana alcancé cuatro chistianos de cavallo que rescibieron gran alteración de verme tan estrañadamente vestido y en compañía de indios. Estuviéronme mirando mucho espacio de tiempo, tan atónitos que ni me hablavan ni acertavan a preguntarme nada. Yo les dixe que me llevassen adonde estava su capitán, y assí fuimos media legua de allí donde estava Diego de Alcaraz, que era el capitán, y después de averlo hablado me dixo que estava muy perdido allí porque avía muchos días que no avía podido tomar indios y que no avía por donde ir, porque entre ellos començava a aver necessidad y hambre. Yo le dixe cómo atrás quedavan Dorantes y Castillo, que estavan diez leguas de allí, con muchas gentes que nos avían traído. Y el embió luego tres de cavallo y cincuenta indios de los que ellos traían y el negro volvió con ellos para guiarlos, e yo quedé allí y pedí que me diessen por testimonio el año y el mes y día que allí avía llegado y la manera en que venía, y ansí lo hizieron. Deste río hasta el pueblo de los christianos, que se llama Sant Miguel113, que es de la gobernación de la provincia que dizen la Nueva Galicia, ay treinta leguas.

113 Culiacán, fundada por Nuño de Guzmán en 1530 con el nombre de San Miguel. El territorio de Nueva Galicia comprendía las tierras de los mixtecas, Michoacán, Ycanarit, Jalisco y Sinaloa. Su capital fue primero Compostela y más tarde, ene 1533, Guadalajara, fundada por Juan de Oñate.

Clase 4

Martes 6 de abril de 2004.


La vez anterior terminé con una pregunta: ¿Por qué Alvar Nuñez Cabeza de Vaca volvió a embarcarse después de haber pasado inenarrables penurias durante diez años de naufragio en la Florida?

Propongo una respuesta: Lo hizo simplemente por la Aventura.

No quiero definir esta palabra, prefiero indagar sencillamente en ella para vislumbrar aquello en que nos toca y que viene al caso para el tema de este taller.

Alvar Nuñez escribió todo lo que le sucedió en esos diez años. Hizo las crónicas en un libro que se llama Naufragios. La proposición entonces es que toda crónica es el relato de una aventura.

Por otro lado, nosotros tenemos una estrella nombrada y posada sobre el océano pacífico; a una de las cuatro estrellas de la cruz del sur la hemos llamado aventura y es en virtud de ese nombre que llamamos mar interior a toda la vasta extensión del continente americano. De alguna forma, para nosotros, América es sinónimo de mar. Y por lo tanto sinónimo de aventura. El por qué asociamos al mar con esta palabra es una cuestión que trataré en otra ocasión.

Ahora bien, para vivir una aventura se requieren en verdad pocas cosas. Casi basta con imaginar –ni creer ni pensar- que todo cuanto sucede a nuestro alrededor es susceptible de convertirse en una.

Una aventura no es sólo la maravilla de la peripecia desenacadenada a cada instante, mostrándose por doquier incansablemente, renovando el espíritu humano.

No es sólo el ansia de conocimiento, la búsqueda insaciable del la verdad del universo o la demostración de un mundo que, en tanto naturaleza, se extiende y se abre ofreciendo sus dones.

No es sólo la tensión del peligro constante, desbocada a flor de piel abrazándonos como una droga, plena de necesidad, que nos impulsa a intentar alcanzar extremos cada vez más extraños.

No es sólo el anhelo de la soledad que nos quita de la realidad como una fiebre para conducirnos hacia los lugares ignotos y lejanos donde no hay huella humana que nos testimonie en la dulzura de la compañía.

No es sólo el amor profundo a lo desconocido cuando nos invita, soplando un viento frío y libre sobre el rostro, a decir siempre “adelante”, a partir por partir en todo momento tras horizontes siempre inalcanzables que van convirtiéndose, uno tras otro, en el destino.

Ni siquiera basta comprender ni amar la sed que alimenta el vuelo de la mariposa hacia la luz de la estrella.

Alvar Nuñez volvió a embarcarse porque en la aventura se halla y se posee el reino de los cielos (y no importa aquí de cual religión o credo). No se trata de ser aventurero sino bienaventurado.

Clase 5

Clase 6

Clase 8

Clase 9

Trimestre 2

Clase 3

Clase 4

Clase 5

Clase 6

Clase 7

Clase 8

Clase 9

Clase 10

Trimestre 3

Clase 1

Clase 2

Clase 3