Diferencia entre revisiones de «Sociedad y Pensamiento. Transición que dio paso a las vanguardias - Cristóbal Cifuentes Varela»

De Casiopea
Línea 3: Línea 3:
 
|Número=1
 
|Número=1
 
|Asignaturas Relacionadas=Presentación de las Vanguardias a la Contemporaneidad
 
|Asignaturas Relacionadas=Presentación de las Vanguardias a la Contemporaneidad
|Cursos Relacionados=Presentación de las Vanguardias a la Contemporaneidad 2020-Andrés Garcés
+
|Cursos Relacionados=Presentación de las Vanguardias a la Contemporaneidad 2020 - Andrés Garcés
 
|Carreras Relacionadas=Arquitectura
 
|Carreras Relacionadas=Arquitectura
 
|Alumnos=Cristobal Cifuentes
 
|Alumnos=Cristobal Cifuentes

Revisión del 08:55 13 oct 2020



TítuloEnsayo 1-2ºS 2020
AsignaturaPresentación de las Vanguardias a la Contemporaneidad
Del CursoPresentación de las Vanguardias a la Contemporaneidad 2020 - Andrés Garcés
CarrerasArquitectura
1
Alumno(s)Cristobal Cifuentes

Sociedad y Pensamiento.

Transición que dio paso a las vanguardias

Vamos a tomar tres casos en este ensayo, tres enfoques los cuales relacionaremos en una línea temporal entre hechos y acontecimiento previo, como también dentro de las vanguardias para comprender su origen, cómo y por qué se produjeron. Nuestra primera aproximación al pensamiento, que viene a mutar hacia este entonces, y que ahondaremos con mayor énfasis, lo podemos observar y reflexionar en el filósofo Nietzsche, donde analizaremos su posición ante la afirmación hecha en el libro a “La Gaya Ciencia” (Nietzsche. 1882). Donde afirma que “Dios ha Muerto” y su referencia en el nihilismo adquirido por una sociedad la cual viene como culmino de una época en donde se ha llegado hasta ahí, con un mismo pensamiento clásico transmitido. Esta afirmación ya nos habla de un cambio, una ruptura, el comienzo de un cuestionarse por qué seguir como viene siendo todos los órdenes, y donde este será punto de partida para un nuevo pensamiento, uno distinto, original. Relacionaremos en una segunda dimensión histórica y política, enfocados en el comienzo de manifestaciones, empezando una ideología vista por el manifiesto comunista de Karl Marx, el cual da paso y es producto de una reflexión y controversia con la estructura política de las elites que vienen tomando el poder y que próximamente, erradicarán con la caída del imperialismo, y un nuevo surgimiento de clase, la clase media. En el ámbito artístico nos vamos a las vanguardias, acercados más a la actualidad, donde recogemos la premisa de Kandinsky sobre el Arte “El arte debe de valerse de sus propios medios” Reconociendo así el cambio del arte en el cual deja a un lado la intención de <<retrato fotográfico>> (figurativo), lo que delimita al arte según Kandinsky, en el reproducir un realismo de orden clásico, y comienza una transformación en la cual el idealismo se apodera de las expresiones de las artes y en este caso la pintura. Concluyendo así la relación del cambio mundial en los distintos ámbitos que llevaron y llegaron a puerto en el vanguardismo, donde pasamos desde un desenlace primero filosófico, luego, histórico, político (ideológico), para detonar en este cambio de pensamiento en la sociedad, reflejado en el arte.

Enfoque Filosófico

Comenzamos analizando y trayendo a presencia al filósofo Friederich Nietzsche el cual tuvo gran repercusión sobre la sociedad a finales del siglo XIX y comienzos del Siglo XX, y su importancia radica hasta hoy en la actualidad. En el siglo XIX, nuevos pensamientos vinieron a reinventar su presente en post de un nuevo futuro, la estructura y valores clásicos de la época, proveniente y transmitidos de la antigüedad, comenzaron a ser tal vez por primera vez fuertemente criticados, y es Nietzsche quien aplica ante la estructura social y pensamiento de aquel entonces , su filosofía del martillo, la cual derrumba la cultura occidental, sosteniendo la caída de toda estructura presente desde la mención socrática y platónica, quienes separan las virtudes y elementos Apolíneos de las Dionisiacas, es decir lo moderado, ordenado y de la razón de la persona( provenientes del espíritu de Apolo), de lo osado, la embriaguez, lo irracional y el éxtasis de la persona (proveniente del espíritu Dionisiaco). Encerrando Sócrates con su ética al humano en los valores Apolíneos, desplazando lo Dionisiaco en post de una vida Racional y Moderada, llegando a la metafísica de Platón la cual expulsa lo real generando parámetros impropios de la vida según Nietzsche, valores del bien, del mal, de la justicia, etc.

“Pero yo sufro y he sufrido con ellos: prisioneros son para mí, y marcados. Aquel a quien ellos llaman redentor los arrojó en cadenas: - ¡En cadenas de falsos valores y de palabras ilusas! ¡Ay, si alguien los redimiese de su redentor!” (Nietzsche,1885.)[1].

Valores que no existen, que son ficticios, que vienen a intentar delimitar las acciones humanas en respuesta de lo Apolíneo, culpando a la moral del cristianismo, y que llevó a la ocupación de la desvalorización terrenal y la apreciación de lo infra terrenal divino, la cual no nos pertenece como personas, ni responde a nuestra naturaleza, es a este pensamiento el cual critica el filósofo y entrega una nueva concepción, una intención de lo nuevo. Este pensamiento viene a expresarse en la oración Dios ha muerto citado en el libro de la Gaya Ciencia.

“¡Dios ha muerto! ¡Dios permanece muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado!”. (Nietzsche,1882.)[2].

Al afirmar el concepto de Dios ha Muerto, le permite al hombre cortar las cadenas de lo sobrenatural, nos libera del sufrimiento y resignación de la iglesia, formados por falsos valores y falsas ideas de lo nocivo del Cristianismo. Así se adentra en su presente, visionario al igual que otros pensadores de la época como Comte y Marx, quienes piensan en el futuro y un cambio (tal vez un poco alejado de la percepción de ese entonces en lo posible), pero que no son ni hacen nada más que pensar y estar presentes en su presente y hacerse dueños, aterrizando sus pensamientos y aforismos en su ahora, su historia y su crisis. Podemos relacionar así como el comienzo de una ideología que va a decantar luego en el nacimiento de las vanguardias artísticas, arte el cual no estaba desligado completamente de Nietzsche, donde la persona artista va a venir a mostrarnos la sociedad y ser parte del espíritu Dionisiaco. Según Nietzsche y gracias a todo esta limitación de la persona, en pensamiento y ser ha quedado un hombre occidental enfermo de nihilismo. El nihilismo que deja viene a desvalorizar los valores ya dictados, y al estar cansados de sus valores falsos e inadecuados de su mundo ocurre un negativismo donde existe una falta de metas y pérdida de la fe, junto con una cultura sin sentido, cual decadencia destructora de la base Occidental de manera radical y absoluta. Pero no se debe entender de manera negativa el nihilismo ni simplemente una filosofía de creencia en nada, sino que es entrar a este mundo de manera cruda y desencantada, y al aceptar esta vida y seguir adelante, comprendemos que la verdad la tenemos que volver a escribir, nos liberamos de las cadenas para entender que darle sentido a la vida, cuando ya anda tenía sentido es la tarea que recae en nosotros las personas, apareciendo así el superhombre.

El Übermensch (o supra-humano), es la evolución siguiente del hombre según Nietzche, quien logra construir sus propios valores y es dueño de su propia verdad al haber abandonado la moral del rebaño y que decide abrazar la vida. La evolución hacia este nuevo ser, lo encontramos en el libro de así habló Zaratustra, donde comienza a predicar a los hombres que se encontraban en el mercado, la necesidad de que se liberen y se unieran a él no como su súbditos ni seguidores, sino como sus iguales que se comprenden en la tarea de darle valor a la vida, suprimiendo al hombre occidental del momento ante la evolución. Esta evolución Nietzsche (mediante la imagen de Zaratustra) la comprende en un proceso de tres fase: La primera el Camello, que resiste todo el peso esclavizador y está impregnado en la moral del rebaño. El león quien se levanta contra la moral de esclavos y logra revolucionarse contra la estructura dictaminada. Y finalmente el niño, como el ser más puro e incrédulo representado por la infancia, que en un nuevo comienzo genera la nueva tabla de valores.

“Con todas estas cosas, las más pesadas de todas, carga el espíritu de carga: semejante al camello que corre al desierto con su carga, así corre él a su desierto. Pero en lo más solitario del desierto tiene lugar la segunda transformación: en león se transforma aquí el espíritu, quiere conquistar su libertad como se conquista una presa y ser señor en su propio desierto... Pero decidme, hermanos míos, ¿qué es capaz de hacer el niño que ni siquiera el león ha podido hacer? ¿Por qué el león rapaz tiene que convertirse todavía en niño? Inocencia es el niño, y olvido, un nuevo comienzo, un juego, una rueda que se mueve por sí misma, un primer movimiento, un santo decir sí. ”. (Nietzsche,1882.)[3].

Llegando así el Übermansch al amor por la vida y la tierra, donde se convierte en un ser de dominio de su voluntad y la de los demás. Condenando la estructura social política y de vida para construir nuevos valores.

Enfoque Histórico-Político

Abrimos paso al enfoque en la reflexión del pensamiento político y social, en su contexto histórico, referente a Karl Marx, alemán proveniente de Prusia, que se desenvuelve en la crítica hacia su entonces, un imperialismo en post de la revolución industrial, separaba jerárquicamente ambos extremos de las clases propias de esa sociedad en una desigualdad total, las cuales se comprendían en una codependencia económica. Marx es quien habla por primera vez de la diferencia de clases, separando así en su teoría dos clases sociales, la burguesa y el proletariado, que solamente pueden relacionarse entre sí mediante la lucha de poder. Esa lucha inspiró los ensayos de la revolución en el siglo XIX y determinó la política de Lenin en 1917 al frente de la revolución rusa. Siendo este personaje con su obra el origen de un pensamiento, movimiento y revolución. Su obra contiene elementos de filosofía e historia, economía, derecho y política, En ella se sostiene que la historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases, surgidas con la aparición de la propiedad privada. Y plantea que el capitalismo está caracterizado por el trabajo asalariado de la clase obrera y la obtención de la plusvalía por parte del empresario o dueño de los medios de producción, quienes vienen (a modo de producción) a ser la clase explotadora, como en la época feudal fueron los “señores” y la clase explotada los siervos, dividiendo burguesía y proletariado. Según las tesis de Marx, el desarrollo del capitalismo conducirá necesariamente a una nueva etapa histórica, el socialismo, caracterizada por la abolición de la propiedad privada y por la paulatina desaparición de las clases sociales. En esta crítica Marx también hace cargo a la religión, de manera similar a Nietzsche, como un mal que justifica la explotación y la cual su utópica sociedad futura no la necesita.

”La religión es el sollozo de la criatura oprimida, es el significado real del mundo sin corazón, así como es el espíritu de una época privada de espíritu. Es el opio del pueblo.” (Marx, 1844.)[4].

Así entendemos el contexto histórico y social de la época donde los movimientos comienzan a generar revueltas sociales y manifiestos los cuales son producto de un colapso de la estrategia y paradigma de la época, como un cambio que luego va a tener mucha influencia mencionada previamente en las guerras y las vanguardias.

Pintura “EISENWALZWERK”, DE ADOLPH MENZEL (1872-1875). Muestra la Industrialización. Fuente:http://www.bifurcaciones.cl/2014/09/l-s-lowry-el-pintor-de-la-industrializacion/.

Enfoque Artístico

En lo que respecta al arte, a comienzo del siglo XX nacen las vanguardias un nuevo movimiento artístico que relacionado con los enfoques anteriores ya expuestos, viene a romper con los parámetros y estructuras previas a su tiempo, viene a proponer una ruptura de los órdenes clásicos a los que la sociedad y el arte aún respondían hace algún tiempo. Cabe destacar al impresionismo como un movimiento previo a las vanguardias que también tomó importancia ocurrida la revolución Francesa y la revolución industrial, dejando atrás al Romanticismo. Las vanguardias así vienen del término “Avant garde” que respondía a un término de combate como la parte más avanzada de un ejército, queriendo así representar que eran ellos los que van a la cabeza de la historia y el arte, lo nuevo. El artista Kandinsky fue uno de los más influyentes e importantes pictóricos del movimiento, en él observamos la transformación de sus obras donde va tomando un sentido más abstracto y caótico, representando el entonces de esa época. El artista concuerda con hartas características del movimiento como la experimentación de los estilos, pasando del figurativo a uno abstracto. Su postura ante este movimiento es muy importante y necesaria de comprender, ya que a ella nos vamos a referir en el estilo que va tomando el movimiento, reflexionando sobre sus manifiestos, y tomando sus libros y afirmaciones para tal. El tiempo de creación del artista disminuye, el valor viene en el sentido de la pintura que quiere transmitir, el trazo rápido ya nos dicta sobre una jerarquía e intención del artista, quien disfruta y es, gracias al arte y la pintura. Kandinsky nos habla en su libro “De lo espiritual al arte” (Kandinsky, 1911). sobre su premisa más importante respecto al arte, afirmando que esta debe valerse de sus propios medios para la expresión, escribiendo así:

”Este qué es el contenido que únicamente el arte puede tener, y que únicamente el arte puede expresar claramente con los medios que le son propios en exclusividad.” (Kandinsky. 1911).[5].

Este nuevo pensamiento busca romper con el paradigma artístico que se venía disponiendo, en una cierta transición para dejar atrás todo orden clásico y expresión figurativa, para así valerse el arte de sus propios medios como dice él, en cuanto al color, el sentimiento las líneas y los puntos en la pintura. Proponiendo así una nueva teoría y manifiesto artístico pictórico que no queda ajeno a los demás movimientos que están revolucionando el mundo, pues para él la pintura refleja su sentimientos, emociones y vida, vida la cual se encuentra dentro del contexto mundial. Así sus pinturas se muestras caóticas, donde existe un alto contraste, transmitiendo así la esencia del mundo.

“Los elementos en la pintura son las huellas materiales del movimiento, que se hace presente bajo el aspecto de: 1. tensi6n, 2. direcci6n.” (Kandinsky. 1926).[6].

Pintura “Improvisación 7”, de Wassily Kandinsky (1910). Muestra el caos y sentimiento del artista y la sociedad. Fuente:https://www.wassilykandinsky.net/work-74.php.

Conclusión

Podemos concluir entonces que tanto el aspecto filosófico como el político e histórico, fueron punto de partida de un quiebre, donde se propone tácitamente una ruptura del paradigma hasta la época (si bien existen muchos acontecimientos, pensamientos y movimientos los que dieron pasos a los referidos Nietzsche y Marx, encontramos en ellos y en su época una importancia radical que le da fuerza y empuja a la sociedad a un cambio, cambio que culmina con el paso a la contemporaneidad e inicio de las guerras, que da paso y a una clase media como tal, y termina con el imperialismo y ordenes clásicos, llegando a nacer la posibilidad del ateísmo dentro de la sociedad. Así el arte aparece, inmerso en este cambio, donde no se desprende sino que se potencia, tomando rol y protagonismo más que importante para la época, llegando a reflejar en sus obras a la sociedad, y que a comienzos del siglo XX se hace presente.

  1. Friederich Nietzsche. 1885. Así Habló Zaratustra. Buenos aires, Argentina: Ediciones Lea S.A.(2012)
  2. Friederich Nietzsche. 1882. La Gaya Ciencia. Caracas: Monte Avila Editores, (1990).
  3. Friederich Nietzsche. 1885. Así Habló Zaratustra. Buenos aires, Argentina: Ediciones Lea S.A.(2012)
  4. G W. F. HEGEL, Karl Marx. (1968). Filosofía del Derecho por Hegel F. Buenos Aires: EDITORIAL CLARIDAD , S. A.
  5. Wassily Kandinsky. (1911). De lo Espiritual en el Arte. México: Premia editora, S. A. (1989).
  6. Wassily Kandinsky. (1926). De lo Espiritual en el Arte. Colombia: Editorial Labor S. A. (1989).