Pensar y crear el mundo

De Casiopea
Revisión del 00:11 21 may 2014 de Isaías (discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Tarea |Título=Pensar y crear el mundo |Número=1 |Asignaturas Relacionadas=Taller de Amereida, |Cursos Relacionados=Taller de Amereida 2014, |Carreras Relacionadas=Arq...»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)



TítuloPensar y crear el mundo
AsignaturaTaller de Amereida
Del CursoTaller de Amereida 2014
CarrerasArquitectura
1
Alumno(s)Isaías de la Sotta

“Un hombre de nosotros en un cuarto a solas puede pensar el mundo” -Godofredo Iommi

Pensar el mundo, arreglar el mundo, crear un mundo, sentir un mundo, cosas que nos abocan al oficio y que nos dejan una claridad hacia lo que hay que hacer. Cada cual con sus respectivos quehaceres que nos encierran en una libertad del pensar hacia que puede ser mejor. Es esto lo que nos define, ser capaces de pensar el mundo, de tal forma que cada cual pueda llegar a la meta de una manera más conveniente. Así como Colón que llego a su descubrimiento pensando en una forma más fácil de llegar a las Indias y demostrativa en su recorrido, trazando un viaje a lo inesperado, viajando hacia la incertidumbre y lo desconocido, que para él era un mundo conocido en su mente, pero nuevo en sus sentidos. El pensar se refleja en nuestro cuerpo dando paso a como esto lo expresamos a lo que nos rodea, sintiendo lo que a veces queremos sentir, viendo lo que queremos ver, escuchando lo que queremos escuchar, discriminando una cosa de la otra para así llegar a lo propio de la idea pensada y dar paso a lo corporal de lo pensado, esto para Colón fue el viaje emprendido hacia su destino en el que vio lo que quiso ver, sentir lo debía sentir y enfocándose en que este era su lugar. Cuando Colón pensó en que América eran las Indias, hasta allí llego el pensar de su mundo, limitándose a un solo enfoque y no seguir pensando en que hay algo más allá que solo sentir un mundo con una pre concepción, si no crear un mundo nuevo, a partir de lo que veía sin una discriminación de lo que quería ver. Es por esto que pensar el mundo abarca la creación de algo nuevo que envuelva el más allá de los sentidos y que el pensar y crear sea lo imperante en nosotros.