Diferencia entre revisiones de «Paula Andrea Olmedo Latoja. EAD 4610. Tarea 1»

De Casiopea
((3) Ocupación del nicho)
((1) Delimitación del nicho)
Línea 12: Línea 12:
 
====(1) Delimitación del nicho====
 
====(1) Delimitación del nicho====
  
La propuesta para esta investigación es la búsqueda de metodologías, herramientas y/o procesos sobre la capacidad instructiva y de influencia de la danza en el aprendizaje de la arquitectura.
+
La propuesta para esta investigación es la búsqueda de metodologías, herramientas y/o procesos sobre la capacidad instructiva y de influencia de la danza contemporánea en el aprendizaje de la arquitectura.
  
 
Si atendemos las palabras de la coreógrafa y bailarina Martha Graham:  
 
Si atendemos las palabras de la coreógrafa y bailarina Martha Graham:  

Revisión del 19:29 27 oct 2020



TítuloPaula Andrea Olmedo Latoja. EAD 4610. Tarea 1
AsignaturaIntroducción a la Investigación Proyectual
Del CursoIntroducción a la Investigación Proyectual 2020 2S
CarrerasArquitectura, Magíster, Formación y Oficio
1
Alumno(s)Paula Andrea Olmedo Latoja

La danza contemporánea como medio de conocimiento para la arquitectura

I

(1) Delimitación del nicho

La propuesta para esta investigación es la búsqueda de metodologías, herramientas y/o procesos sobre la capacidad instructiva y de influencia de la danza contemporánea en el aprendizaje de la arquitectura.

Si atendemos las palabras de la coreógrafa y bailarina Martha Graham:

“Dicen que las dos artes primigenias fueron la danza y la arquitectura. La palabra "teatro" fue verbo antes que sustantivo: una acción, luego un lugar. Eso significa que has de hacer el gesto, el esfuerzo, el auténtico esfuerzo por comunicarte con otro ser. Y también has de tener un árbol para resguardarte del sol y de la tormenta. Siempre existe ese árbol, el impulso creador, y siempre hay una casa...”(Graham, 1995, p.8)[1]

La visión de la arquitectura, a lo largo de la historia, se ha presentado como un hecho condicionado por un determinado contexto, pero también como un territorio influenciable por otras prácticas. La integración de las artes entendida como interdisciplinariedad va a llegar incluso a academias de formación en arquitectura, con claros ejemplos, como la escuela de la Bauhaus en Alemania a comienzos del pasado siglo, el Black Mountain College en Estados Unidos durante los años cuarenta, y cabe considerar también, la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV con la introducción del Curso de Cultura del Cuerpo de la mano de los torneos en los años setenta, que plantea que “el objetivo principal es vincular al alumno con su espacio a través del cuerpo. Considerando que el oficio de la arquitectura evidentemente tiene una relación cercana con la ocupación del medio, el cual crea. Este método corresponde a una estrategia educacional que esta escuela ha desarrollado desde sus inicios y tiene que ver con aprender en gerundio: se aprende a dibujar, dibujando. se aprende a observar, observando. se aprende a entender el espacio, ocupándolo.”[2] Todos estos casos referidos a espacios docentes experimentales, de crecimiento personal y profesional, en el que arquitectura, diseño, artes visuales, poesía, música y danza colaboraron conjuntamente para desarrollar un nuevo proceso educativo y en donde la metodología docente busca situar al estudiante en un contexto fenomenológico.[3] El objetivo es que sea la propia experiencia corporal y relacional la que le conduzca hacia la comprensión del espacio arquitectónico.

(2) Creación del nicho

Sin embargo, dentro del ámbito de los trabajos interdisciplinares académicos en arquitectura a nivel local, poco se ha reflexionado, escrito y divulgado sobre la danza y sus intersecciones con la arquitectura. En el contexto de búsqueda de antecedentes al respecto, se presenta la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca[4], que considera una parte del Taller de Obra dedicado a la temática del cuerpo, en el que utilizan la danza como herramienta de aproximación creativa. Y también, la Universidad Austral de Chile, que plantea dentro de sus cursos iniciales, un enfoque denominado Arquitectura Performativa.[5] Según María Auxiliadora Gálvez [6], profesora de la Universidad San Pablo C.E.U de Madrid, quien explora los territorios compartidos por la danza y la arquitectura, plantea como necesaria una inmersión en procesos espacio-temporales, en el movimiento, teniendo como centro de estudio, el cuerpo humano, razón y causa de ambas disciplinas. Y desde el cuerpo, la relación con el medio, que realizamos mediante la percepción y la acción o movimiento.

Una característica habitual a este tipo de reflexiones es la que señala Juhani Pallasmaa[7], arquitecto y teórico nórdico cuyos últimos trabajos se centran en la arquitectura de la experiencia y los sentidos. Este autor pone de manifiesto que prácticamente todos los intentos que se están haciendo desde la arquitectura por abordar el tema del cuerpo se realizan desde la intelectualidad pero casi nunca desde la práctica o la experiencia. Y es precisamente aquí donde entra la danza como referente ineludible del uso del cuerpo en su sentido más estricto.

(3) Ocupación del nicho

Entonces la danza, en este ámbito, aparecería como una disciplina clave desde la mirada arquitectónica, como un laboratorio, donde indagar con total libertad los conceptos que nos interesan con relación al sistema cuerpo y espacio.(Gálvez, M. 2012)[8] Ofrece la posibilidad a la arquitectura de investigar con el cuerpo y desde el cuerpo y no con la idea de cuerpo. Y para adentrarse en ese campo de intersecciones se propone estudiar las siguientes cinco escalas de vinculación entre cuerpo, espacio y movimiento, ligadas a un autor y/o creador en particular:

  1. cuerpo y envolvente (Oskar Schlemmer-Bauhaus)
  2. cuerpo y geometría (Rudolf Laban)
  3. cuerpo y paisaje (Anna Halprin-BMC)
  4. cuerpo y cartografía (William Forsythe-Universidad de Ohio)
  5. espacio somático (María Auxiliadora Gálvez-Universidad San Pablo C.E.U. de Madrid)


A través del estudio de estas cinco escalas, se propone investigar en relación a la comprensión del espacio desde el propio cuerpo y en lo relativo a la generación de diferentes espacialidades desde lo corporal. Aspectos como la memoria corporal, la consciencia del cuerpo, el pensamiento corporal, el desarrollo de una idea a través del cuerpo, entre otras cuestiones, parecen haber pasado desapercibidas en el campo de la docencia en arquitectura, y se pretende develar su potencial repercusión directa.

II

(1) Pregunta de investigación

  1. ¿Constituirá la práctica de danza contemporánea, a través de la experiencia corporal, una disciplina capaz de aportar metodologías, herramientas y/o procesos para el conocimiento de la arquitectura?
  2. ¿Cuáles son los componentes que configuran las metodologías, herramientas y/o procesos que la danza contemporánea aporta al conocimiento de la arquitectura?
  3. ¿Es posible proponer metodologías, herramientas y/o procesos desde la danza contemporánea que potencien el aprendizaje de arquitectura en la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV?

(2) Hipótesis

Las experiencias educativas en las que se integran la arquitectura y la danza contemporánea, potencian el aprendizaje y posibilitan un mayor grado de asimilación de contenidos y conceptos referentes a ambas disciplinas, mediante un proceso que conecta el cuerpo con la percepción y la cognición.

(3) Objetivos

Objetivo General:

  1. Identificar metodologías, herramientas y/o procesos que aporta la disciplina de la danza contemporánea en el conocimiento de arquitectura dentro del contexto de las vanguardias históricas y la contemporaneidad.

Objetivos Específicos:

  1. Describir el proceso de formación de arquitectura en la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV.
  2. Diseñar e implementar una propuesta de laboratorio que permita vincular y experimentar las intersecciones entre danza contemporánea y arquitectura en la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV.
  3. Comprobar que la experiencia corporeizada en el aprendizaje de arquitectura potencia la integración de los conocimientos adquiridos y mejora la calidad de su aprendizaje en la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV.

III

(1) Mapa Conceptual

(2) Estructura General Marco Teórico

Referencias

  1. Graham, M. (1995) Martha Graham. La memoria ancestral. Barcelona: Circe.
  2. Cita textual extraída del programa de la asignatura Cultura del Cuerpo impartida de forma anual y obligatoria en las carrera de Arquitectura y Diseño Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV. Recuperado de: https://wiki.ead.pucv.cl/index.php?title=Atributo:Descripci%C3%B3n&limit=100&offset=0&value=&from=&until=F%C3%ADsica+de+los+Materiales
  3. Merleau Ponty, M. (1994) Fenomenología de la Percepción. Barcelona: Planeta de Agostini.
  4. Román,J. (2020) Eje A: Contenidos mínimos en el primer año [Archivo de video]. Recuperado de:https://www.youtube.com/watch?v=TF1Alq4igso&t=1079s
  5. Ihle,C. (2020) Eje A: Contenidos mínimos en el primer año [Archivo de video]. Recuperado de:https://www.youtube.com/watch?v=TF1Alq4igso&t=1079s
  6. Gálvez, M. (2012) Materia activa: la danza como campo de experimentación para una arquitectura de raíz fenomenológica. Tesis Doctoral. Universidad Politécnica de Madrid. Recuperado de: http://oa.upm.es/19714/
  7. Pallasmaa, Juhani (2012) La mano que piensa: sabiduría existencial y corporal en arquitectura. Barcelona: Gustavo Gili.
  8. Gálvez, M. (2012) Materia activa: la danza como campo de experimentación para una arquitectura de raíz fenomenológica. Tesis Doctoral. Universidad Politécnica de Madrid. Recuperado de: http://oa.upm.es/19714/