Diferencia entre revisiones de «Macarena Caro Tarea 3 - Módulo Investigación T3 2015»

De Casiopea
(Página creada con «{{Tarea |Título=Macarena Caro Tarea 3 - Módulo Investigación T3 2015 |Número=3 |Asignaturas Relacionadas=Módulo Investigación T3 2015, |Cursos Relacionados=Módulo In...»)
(Sin diferencias)

Revisión del 22:55 25 nov 2015



TítuloMacarena Caro Tarea 3 - Módulo Investigación T3 2015
AsignaturaMódulo Investigación T3 2015
Del CursoMódulo Investigación T3 2015
CarrerasDiseño Industrial
3
Alumno(s)Macarena Caro

EL DISEÑO INVOLUCRADO EN LA HABITABILIDAD DE LAS AGUAS , EL NAVEGAR COMO PATRIMONIO CULTURAL

Macarena Caro Cortés Profesores: Marcelo Araya y Francisca Vidal ABSTRACT.: El siguiente caso aborda la conservación de patrimonio cultural, involucrado en la relación de las personas y las aguas, tales como ríos, lagos, mar . Este vínculo se ha establecido desde los pueblos originarios al Sur de Chile, utilizando la navegación como medio de comunicación y subsistencia. De esta manera se plantea una iniciativa que pretende valorizar esta tradición, que es parte de nuestra identidad y reincorporar la conexión de las personas con el territorio fluvial en nuestro estilo de vida, no tan sólo como un modo recreativo, sino cuya implicancia permita una calidad de vida. De esta manera surgen cuestionamientos sobre el rol del diseño para restablecer una relación del cuerpo con el territorio e involucrarlos. ¿Cómo a través del diseño hacer de las aguas un espacio habitable y promueva que la identidad? PALABRAS CLAVES: PATRIMONIO CULTURAL, AGUAS, HABITABILIDAD, NAVEGACIÓN DESARROLLO: Concebir la navegación como patrimonio cultural nos remota a nuestros orígenes, comprender desde la historia, para qué sirve y lo importante que es para entenderla como Patrimonio intangible. ¿Cuál es la importancia de conocer nuestro pasado? Independiente de los años que proceden desde nuestros antepasados, sus huellas aún operan en el presente, mostrándonos, cómo se conformó la ciudad, país o el mundo que habitamos.

Con la llegada de las comunicaciones de alta tecnología y las redes sociales las personas ya no tienen una identidad propia, puesto que sus gustos y preferencias ya no son influenciados por el lugar ni la cultura donde viven, si no por una mezcla de culturas y estilos de vida de todo el mundo (Reyes, 2013); desviando nuestro rituales, orígenes y costumbres. De esta manera nace la incógnita de ¿cómo beneficiarse de la tecnología y las nuevas posibilidades de materiales para potenciar nuestra cultura de navegación? Esta es una incógnita ni siquiera fácilmente demostrable, pero ciertamente sostenida por numerosos indicios, por hechos concretos, por experiencias ya realizadas. Antes de todo, es necesario precisar qué se entiende por navegación y luego indicar los elementos que se encuentran en la base de esta convicción de relacionar el hombre con el agua. La navegación es el arte y la ciencia de conducir una embarcación desde una situación de salida hasta otra de llegada, eficientemente y con responsabilidad. Para las civilizaciones antiguas, el mar era una fuente de alimento. Desde los pueblos originarios, principalmente en el Sur de Chile, la geografía impone maneras de habitar el espacio que se caracterizan por utilizar la navegación como medio de comunicación, a través de una gran fragmentación de tierra. No es menor entonces, que los pueblos originarios que poblaron esta particular geografía hayan compartido un modo común de vida: El Nomadismo marítimo. Emperaire, 1963, constató:

      En tiempos en que el nomadismo era todavía realmente practicado por los alacalufes, sucedía a veces     que los indios que desembarcaban en algún islote para cazar o para pescar cometieran la imprudencia de amarrar mal su canoa y que a ésta se la llevara el viento. Era casi siempre imposible alcanzarla a nado. No había entonces posibilidad ninguna de escapar a una muerte lenta y segura.

Se da sentido que la cercanía del hombre a las aguas que por un lado se ve involucrado por la necesidad de supervivencia, adquiriendo del mar diferentes animales y mariscos que el borde costero ofrecía, así mismo como medio de comunicación. El oficio es quien toma un rol primordial para que dicha relación pudiera establecerse, dando origen a diferentes embarcaciones que permitían su emplazamiento. Canoas, Dalcas, Huampus, son diferentes embarcaciones que sobreviven en la memoria de los alacalufes actuales, ellos saben saben de su existencia, sin embargo ninguno de ellos las vió jamás (Empaire, 1963) , un testimonio claro de la pérdida de dicha relación de las aguas en base a nuestra identidad.

Es posible darle un sentido positivo a las tecnologías desde la comunicación, podemos ser capaces de capturar aquellas conductas que fomenten nuestra cultura, tales como un deporte, por ejemplo. En el extranjero se han implantado variadas medidas para poder generar el encuentro de la comunidad con el agua . Probablemente crear dicha relación de las personas con el agua, desde el oficio del diseño se podría dar una enfoque desde la construcción de embarcaciones, darle el sentido desde su forma, y propósito. Lo que determinaría aquella diferencia de que su procedencia sea propio de nuestra idiosincrasia, por ende permitiría una identificación . El objetivo del diseño es unificar el pasado y el presente, para dar una identidad de lo que somos, beneficiándonos de la geografía de nuestro país.