HundertwasserHaus,Friedensreich Hundertwasser,Viena, Austria

De Casiopea
Revisión del 09:45 9 abr 2011 de Mirg (discusión | contribuciones) (BIOGRAFÍA DEL AUTO)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
FH.jpg


ANTECEDENTES OBRA

UH.jpg
  • Proyecto: Casa Hundertwasser.
  • Ubicación: Esquina Kegelgasse N°34-38/ Löwengasse 41-43, 1030 Viena, Austria.
  • Arquitecto-Pintor: Friedensreich Hundertwasser.
  • Arquitectos Colaborantes: Joseph Krawina, Peter Pelikan.
  • Mandante: Ayuntamiento de Viena.
  • Propietario: Ciudad de Viena.
  • Fecha de Construcción: 13 de agosto 1983 a 15 de octubre 1986.
  • Fecha de Apertura: 01 Marzo 1986.
  • Tipología: Complejo de departamentos. Viviendas Sociales.
  • Superficie Terreno: 1.092 m2.
  • Superficie Construida: 3.556 m2, alrededor de 24 m2 por persona.
  • N° Departamentos: 52
  • Servicios: 4 locales comerciales, 1 Cafetería, 1 Consultorio.
  • Equipamientos: 16 terrazas privadas, 3 terrazas comunes, 2 Áreas de Juegos Infantiles, 1 “Jardín de Invierno”, 250 árboles y arbustos.
  • Área total de las terrazas: 920 m2.
  • Espacios de Acceso y Circulación: 440 m2.
  • Peso de las Terrazas: 900 toneladas.
  • Peso del Edificio: 12.400 toneladas.
  • Residentes: 200 habitantes.
  • Costo: € 7.122.000 (valor de 1986).


BIOGRAFÍA DEL AUTOR

F.Hundertwasser
Las 4 Estaciones en la Hundertwasserhaus

Nacido como Friedrich Stowasser en 1928, este pintor vienés fue un rabioso opositor al Estilo Internacional, que caracterizó las unidades de vivienda construidas en Austria de la postguerra, ya que las consideraba faltas de humanidad, forzando a los seres humanos a vivir en cajas de zapatos. Fue además un temprano promotor de la defensa de la ecología, llegando a protestar desnudo contra las armas nucleares. Proponía el extenso uso de vegetación en las viviendas, para así devolver a la naturaleza parte del terreno utilizado en una edificación. Más que ser ambientalmente eficiente, la obra de Hunterwasser buscaba ser provocadoramente llamativa y dar un mensaje ambientalista efectista que cualquier persona pudiera entender. Esta protesta y su ideal de volver a la naturaleza fue plasmada en todas sus obras, pero fundamentalmente en su estilo de vida. No aceptó pago por su trabajo en la Hudertwasserhaus, y cuando murió en Nueva Zelandia fue sepultado, de acuerdo a su deseo, envuelto sólo con un lienzo. Sobre su tumba se plantó un árbol como símbolo de que su vida continúa.

CONTEXTO HISTÓRICO

Maqueta del Proyecto
Casa recién Inaugurada

En 1977 el alcalde de la ciudad Leopold Gratz ofreció a Hundertwasser un predio en la ciudad donde pudiera llevar a cabo sus ideas con libertad, apostando por el arte en el momento de construir éstas viviendas sociales. El alcalde contrató a los arquitectos profesionales Peter Pelikan y Josef Krawina para que desarrollaran el proyecto básico de arquitectura.

Con el primer diseño de Krawina, Hundertwasser quedo horrorizado ante la fría geometría arquitectónica propuesta, lo que provoco la separación de ambos. A finales de 1981, Hundertwasser finalmente encontró a su aliado de arquitectura, Pedro Pelikan, quien se unió al proyecto y rápidamente ayudo a Hundertwasser a convertir su visión original a la realidad, en lugar de tratar de imponer una nueva idea sobre el artista.

El día de la inauguración de la apertura oficial de la casa se celebro a lo largo de dos días en Septiembre de 1985 para dar cabida a las 70.000 personas que querían verla. Los inquilinos se mudaron el 01 de marzo 1986, y muchos de ellos todavía son residentes.

En septiembre de 2005, la Hundertwasserhaus celebró su 20 º aniversario de proporcionar un espacio único para el pueblo de Viena. Se sigue destacando como uno de los monumentos arquitectónicos más vibrantes del siglo 20, en honor tanto al mundo natural como a los rebeldes de la arquitectura.

La Casa Hundertwasser es hoy uno de los puntos de referencia de Viena, uno de los lugares más famosos y el tercer sitio más visitado en Austria.


DESCRIPCIÓN DE LA OBRA

Casa Hundertwasser con con fachadas adyacentes
Esquina Casa Hundertwasser
Fachada Casa Hundertwasser

La casa se ubica en la esquina de las calles Löwengasse y Kegelgasse, en el Tercer Distrito vienés. La volumetría de la edificación, aunque en un estilo diferente, mantiene la altura del edificio adyacente, pero se descompone en la esquina. Aunque el objetivo del diseño era “complejizar la sencillez”, una idea tan contradictoria como el hombre mismo, resultó ser de un carácter tan experimental que finalmente formuló una tensión urbana interesante.

Es un diseño muy orgánico con suelos irregulares y flora abundante, que se puede describir como una “estridente epidermis” que recubre un edificio convencional, y que logra reflejar las ideas de Hundertwasser al llamar a la vivienda “la tercera piel” humana (siendo la primera nuestra piel y la segunda el vestido). Su techo cubierto de hierba y los árboles crecen asomándose por las ventanas, eran la visión del artista de crear un espacio " eco-friendly ", vital para la población de Viena.

Los 52 apartamentos que componen el grueso de la construcción se aprecian como un esquema de unidades, aparentemente apiladas unas encima de otras, como un pueblo de casas construidas en la ladera de una colina. La casa está construida en su totalidad por 2.800 toneladas métricas de ladrillo, sin estructura interior de hormigón, se trata de la combinación más intrigante de ladrillos, mortero y elementos naturales jamás reunidos. En particular, son las terrazas las que refuerzan aún más la naturaleza orgánica del proyecto, donde los árboles que crecen dentro de la estructura son visibles para los transeúntes.

Mientras se visualiza la estructura, se podría pensar que el trabajo implicado en dicha construcción habría sido tedioso y difícil para los hombres y mujeres que participaron en la tarea, pero la motivación de los trabajadores de la construcción era completamente diferente, ya que fue como construir un castillo en el que cada ventana es diferente, algo muy distinto al de un edificio normal, donde todo está estandarizado y prefabricados y estéril.


ELEMENTOS ARQUITECTÓNICOS

Terrazas Casa Hundertwasser
Terrazas Casa Hundertwasser

TERRAZAS Y TECHO VERDE

Rebosantes de “arboles inquilinos”, otorgan a la vegetación un rol importante desde el punto de vista ambiental (purificando el aire y mejorando el microclima), estético (ofreciendo un colorido follaje estacional que esconde su protagonismo sólo en invierno) y propagandístico (como evidente mensaje ecologista). Hundertwasser quería que los espacios del techo fueran lo más natural posible, por lo que tuvo que plantar arbustos, hierba y árboles que crecen en el techo y al interior de las casas para cumplir esa visión.


Terrazas Casa Hundertwasser

FACHADAS

Es en la fachada donde el artista llevó a cabo sus ideas, buscó que cada departamento se difiriera del otro, buscando su individualidad dentro del conjunto, y para ello se valió de diversos colores, texturas, mosaicos, formas y posición de ventanas, etc. Cada apartamento individual es pintado en el exterior con un color distinto, de azul, rojo, blanco o amarillo, logrando un todo que es mayor que la suma de sus partes. Los colores fueron impuestos por cada usuario ya que tenían derecho a pintar su fachada libremente desde su ventana, hasta donde le alcanzara el brazo. Una parte de la fachada reproduce el antiguo edificio que existía en el solar, pero aparece como si hubiera sido rasgado, como quien remueve una vieja capa de pintura. Además de sus variados colores, está ornamentada con columnas, cúpulas acebolladas, imágenes de bolos y leones (el solar está ubicado en la esquina de las calles Löwengasse y Kegelgasse, que significan Calle del León y De los Bolos respectivamente) y otras alegorías.

Terrazas Casa Hundertwasser
Terrazas Casa Hundertwasser
Terrazas Casa Hundertwasser

VENTANAS

La diversidad de Ventanas de diferentes formas y tamaños, logran lo que el artista esperaba, que transmitiesen una sensación de "bailar" a los espectadores. Ventanas y azulejos de mosaico con ángulos torcidos, no se establecen en una red, pero si una forma orgánica más lúdica.


COLUMNAS

Las columnas que se pueden ver recuerdan los árboles pintados de Hundertwasser. Se pueden ver en cada lado del edificio, ya que son estructuras de apoyo y piezas decorativas de arte. Las Torres Cebolla son la tarjeta de visita personal de Hundertwasser y la " coronación "del edificio. Ninguna columna es igual a la otra, con sus bultos y anillos tan irregulares.


PISOS E INTERIORES

Llama la atención la topografía ondulante del piso y es que busca recrear el desnivel de los suelos de los bosques. "Un piso ondulado es una melodía para los pies", solía decir el pintor. Los pisos han sido trabajados con ladrillos reciclados, mosaicos e incluso trozos de lápidas. Delante del edificio se encuentra una plaza presidida por una fuente donde el agua cae sonando una melodía natural, casi surrealista. Frente a la pileta se ubica un portal que conduce hacia un patio interior. Curiosamente, encima de él, en vez de rellenar la bóveda, se utiliza su desnivel como parte del salón de juegos. Al interior, las zonas comunes, como salas de juego, pasillos y escaleras fueron detalladamente decorados por el pintor. Incluso los baños han sido trabajados de forma especial. Los mosaicos y la tejas, dispuestos en ángulo incongruentes, capturan y arrojan luz en todas direcciones a pisos y paredes desiguales. Las superficies curvas fueron puestas intencionalmente para recordar a los ocupantes de caminar sobre un suelo natural, con sus propias curvas y con variaciones en la suavidad y la altura. Por lo demás, el artista dio libertad a los usuarios no sólo de pintar sus fachadas y el interior de sus casas, si no también, de sus pasillos.





Bibliografía:

http://www.hundertwasserhaus.info

http://www.phototravels.net/vienna/vienna-hundertwasser-photos.html