Fernanda Little - Encargo 1: Ciudades Griegas, Romanas, Medievales

De Casiopea
Revisión del 21:03 3 sep 2015 de Fernandalittle (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)



TítuloFernanda Little - Encargo 1: Ciudades Griegas, Romanas, Medievales
AsignaturaPresentación 2ºB ARQ 2015
Del Curso2ºB ARQ 2015
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Fernanda Little

LA EVOLUCIÓN DE LAS CIUDADES

La ciudad corresponde a una morfología conectada con la sociedad, no es nunca independiente de las etapas que pasó en su evolución: es la actualización de ellas y su proyección al futuro. Así, según las necesidades se construía, se urbanizaba, siendo en ocasiones un orden azaroso el de las calles, "así aquellas antiguas ciudades que al principio solo fueron villorrios y se convirtieron, por la sucesión de los tiempos, en grandes ciudades, están por lo común tan mal compuestas, que al ver sus calles curvas y desiguales se diría que la casualidad, más que la voluntad de los hombres usando de su razón, es la que las ha dispuesto de esta manera" [1]

Ciudad Griega: Atenas, Grecia

El hombre griego entendía que la ciudad no debía ser demasiado grande para que sus miembros pudieran participar en la gestión de la misma. Atenas se trataba de una ciudad de traza irregular, ya que los griegos debieron preocuparse de la defensa y de las facilidades de comercio más que de la regularidad y la estética de su ciudad. La acrópolis, por consiguiente, se trataba de un núcleo estratégico ubicado en la parte más alta por razones de seguridad y a partir de esta se desarrollaba el crecimiento urbano. El ágora, centro de la vida política, era un lugar abierto normalmente rodeado de los edificios más importantes.

Atenas, Grecia Antigua

Ciudad Romana: Caesaraugusta, Zaragoza actual, España

La ciudad romana es heredera directa de la griega, pero esta tuvo un desarrollo gradual e ininterrumpido durante el imperio. La fundación de la ciudad romana trataba de un ritual etrusco, los cuales pensaban que el mundo se articulaba en torno a dos ejes que se cruzaban en un punto. Entonces, la ciudad aparecía al trazar con un arado sus bordes donde luego se pondría una muralla y en el interior estaría atravesada por dos vías perpendiculares: el Cardus Maximum que atravesaba de norte a sur y el Decumanus Maximus que atravesaba la ciudad de este a oeste. Luego se atravesaban más vías perpendiculares a estas dos creando un plano urbano ortogonal. Los romanos fundaron una multitud de colonias en las tierras que dominaron siendo en estas el entorno urbano gran preocupación. Buscaban que fueran lugares dignos para vivir desarrollando alcantarillados, acueductos, fuentes, puentes, termas públicas, baños, pavimento, servicio de incendio y policía, todo pensado para mejorar la salud pública.

Caesaraugusta, Zaragoza actual, Durante el Imperio Romano

Ciudad Medieval: Barcelona, España

Al caer el imperio romano el hombre se vio indefenso frente al medio, la población ya disminuida de las ciudades se vio obligada a dispersarse e busca de una nueva forma de vida que devolviera la seguridad perdida irrigándose por toda la zona rural abandonando las grandes concentraciones. El comercio y la industria mueven la sociedad de esta época, siendo el feudalismo un sistema de protección. Las ciudades poseen un orden agrupándose en torno a sedes religiosas, siendo estas ejes centrales de crecimiento urbano, y, por necesidad, comienzan a aparecer ciudades en las rutas comerciales como puntos de conexión entre burguesías.

En Barcelona se logra distinguir un centro amurallado que correspondía exteriormente a una ciudad romana, con su cardus y decumanus, pero a diferencia de las ciudades anteriores esta crece en torno a las muchas sedes religiosas, las cuales seguían a un santo en particular y se emplazaban a lo largo de toda la ciudad, no acopladas en un lugar específico.

Barcelona, España, durante el Medioevo

Referencias Bibliográficas

  • Breve Historia del Urbanismo. Fernando Chueca.
  1. Discurso del método. Segunda parte. Descartes. Breve Historia del Urbanismo. Fernando Chueca. Pág 27