Estudio de los archivos - Rosario Muñoz Araya

De Casiopea
Revisión del 21:05 12 nov 2021 de Muñozarayarosario (discusión | contribs.) (→‎A propósito de nombrar)
(difs.) ← Revisión anterior | Revisión actual (difs.) | Revisión siguiente → (difs.)



TítuloEstudio de los archivos - Rosario Muñoz Araya
AsignaturaEstudios Independientes: Asignatura Electiva
Del CursoEstudios Esenciales del Archivo Histórico José Vial Armstrong 2021
CarrerasArquitectura, Diseño, Magíster
Alumno(s)Rosario Muñoz Araya

Del que hacer en la obra

Los materiales para la obra

"...He pensado en una escultura rápida.
La rapidez pensada tanto como forma y como medir de hacer.

Pero para esto lo necesario, tener conciencia
de la máxima posibilidad, esto quiere decir que ha
mayor habilidad y conocimiento de la materia que se va a
trabajar y de las herramientas que se van a usar, más
perfecta será la relación entre idea y forma.

Es importante considerar entre los factores de una
ejecución rápida, integral, el hecho de hacer la escultura
ahí con las herramientas, que el ahí permita. De esta manera
el escultor que más habilidad tenga en esa situación, el hacer
una escultura con (herramientas) picota, golpear, doblados,
escobilla, latas de café, teteras, alfombras, barro y alfalfa,
más grande y bella va a ser su aproximación, he considerado,
aquí solamente el caso de la herramienta separado del material,
los que están siempre unidos."

Bitácora José Balcells 1974

En el año 2018, el taller de Espacios Expositivos realizó un trabajo pre-travesía que consistía en representar cartografías del valparaíso antiguo junto al Valparaíso moderno, con diferentes tecnicas de representación, croquis a lapicera o tinta china, xilografía o fotográfias. La intención de la obra era reconocer y reobservar las diferencias del paisaje, pero la continuidad del espacio construido, así como la forma de los cerros continuaba tras cientos de años. Involucrase en la obra, aproximarse a ella para entregar la experiencia como tal, del habitar Valparaíso, fue el desafío del oficio en los alumnos.

Al momento de tener que reconocer el dibujo, ocurre un salto hacia la materialidad del asunto, hacia la construcción tangible y palpable de Valparaíso, una forma de representación, que te hacía sentir las quebradas de los cerros y la imponencia de los edificios, una experiencia de aproximación como dice José entre la herramienta y el material trabajado. Puede no ser una escultura, pero el proceso que llevo tallar el material, pintar y llenar con tinta sus recovecos, trasladarlo a un papel con un uslero y espátula, conecta los utensilios tal como hace la obra de la escultura. Tiene otra dimensionalidad, otra profundidad pero la experiencia del hacer y reconocer la materia conecta profundamente con las practicas de Balcells.

Exposición Taller de Espacios Expositivos 2018

El negro sobre blanco

Mientras escribía estas líneas sobre esta hoja blanca,
me preguntaba, ¿por qué siempre el negro sobre blanco?
El argumento de que sobre blanco, el negro se destaca mejor
me pareció débil. Ya que puedo pensar de este momento en
varias posibilidades más eficaces en ese sentido.

¿Quizá un símbolo de fuerza o seriedad si
le damos valores semánticos?

¿O será que el blanco representa todas las
posibilidades, una generosidad de recibir?

Con este tipo de razonamiento se puede seguir ad libitum,
pero hubo un punto que me llamó la atención.
Pensé en la hoja blanca como el espejo del ojo mientras está
inmaculada, refleja un ojo ciego sin pupila, todo blanco.

Trazo sobre esta hoja una linea cualquiera y aparece
un ojo con todo su poder de proporciones, medidas,
recuerdos y herencias.

Esta manera de mirar el blanco no permite pensar en otro,
y el cual ya no es el ojo ciego, sino que es capaz de vislumbrar
en el parpadeo la luz cegadora, como se vislumbra el mito.

A esto le llamamos trabajar el blanco. Y es de esta manera
y no otra como la letra, carácter apoyada por un blanco vidente
se pone en juego tal que es capaz de llegar a una trasgresión.

Pienso que esta es la posibilidad que abre el taller,
un blanco tal que es capaz de dar una que transgresión como
decía Godo, que decía Claudis "CAPACIDAD QUE LE PERMITE
A CADA EDICIÓN SU CADA VEZ" Este cada vez le permite
a cada cual su manera distinta de llegar a la obra.


Bitacora sobre la observación del color, José Balcells 1983

Reiterando en el taller de Espacios Expositivos, este extracto de una bitácora de José del año 83'señala como el blanco en el papel permite las posibilidades al ojo y en como este puede atraer al negro a su presencia, como da forma, lenguaje y vida a la hoja. si tomamos esta representación de lo que podría ser el dibujo, es como el negro sobre blanco o blanco sobre negro atrae la representación de un vislumbro mental. Es la expresividad del ser y el traspaso de las ideas a un otro. Es la forma o contenedor de la expresión humana.

Al momento de comenzar los grabados y utilizar los materiales como una extensión de nuestras manos, de nuestro arte empezaron a aparecer trazos que no dibujamos pero que la gubia permitió al combinar su canal con la tinta. las sombras se volvieron luz y las luces sombras, era ver el negativo de una imagen, pero la representación de un mismo concepto. Hubo que repensar la forma de dibujar para que este negro sobre blanco se comunicara de la misma manera que un blanco sobre negro. Al trabajar tallando todo se vuelve un reflejo de lo que realizas, si piensas luego plasmarlo a través de tintas aparecen y desaparecen rasgos que pueden ser fundamentales para la estructura de tu obra, pero la cuestión es como el blanco de tu material al tallarlo conversará con el blanco de tu papel al plasmarlo y como la tinta unificará esa conversación.

Travesía Montevideo 2018
Travesía Montevideo 2018

De la observación y del color

Mucha gente, cada cual cobra su propia visión y esta es desarrollada como una expresión del mundo. El acto es visto desde las miradas:

a) la mirada objetiva que es capaz de ver partes en razón de una completitud y relacionarlas.

b) Una visión subjetiva que nace desde la observación que es capaz de darle a esa completitud un sentido propio y original.

Del color:

Pensar el color como una experiencia distinta a la habitual; Normalmente el hombre piensa la construcción del color, como una aplicación, un acto posterior a la forma, dos razones de esta situación son muy completas y probablemente tienen que ver con un asunto cultural. (Aquí es necesario hablar del blanco, el negro de la hoja, de la disponibilidad de la hoja blanca en las librerías.

Pero en la naturaleza el color es constructivo de la forma, el mundo es con el color, ¿Por qué entonces esa afinidad que tiene el ojo con el papel blanco y la línea negra?

Se piensa entonces que una manera de mirar el color, para que no sea un asunto agregado, es pensar como un cuerpo sumergido en el agua poco a poco de esta manera de entregarnos simultáneamente color y forma.

Así se pueden distinguir distintos niveles de transparencia a decir:

- Nivel donde apenas la figura se distingue, los colores tienden todos a una cierta homogeneidad.

- Nivel donde la figura entrega sus partes fundamentales y los colores ya se distinguen entre los mas oscuros y los más claros.

- Nivel donde la figura adquiere pormenores y aparecen colores que lo caracterizan.

- Nivel donde la figura entrega su complejo total y todos sus colores.

Pero todos ellos permanecen presentes a través de la transparencia.

Bitacora sobre la observación del color, José Balcells 1983

Cuando dos tipos de expresión gráfica se juntan podemos hablar del trazo y en como este acapara el blanco de la página, el color es algo similar, intenta dar profundidad y horizontes, señalar objetos o centrar la información a un punto. Pero cuando hablamos del trazo y de esta línea sobre el negro o blanco caracteriza y representa todos los niveles a los que refiere godo. Continuando con la travesía, el como la obra se observaba en su contraste con el elemento creador, patrón de figuras o estructura de contenido como era la pieza de xilografía versus el dibujo a pluma y mano alzada de un Valparaíso antiguo trae a presencia donde épocas en dos trazos, en tonalidades y pormenores que caracterizan una obra y la terminan unificando.

Travesía Montevideo, Valparaíso Itinerante 2018
Travesía Montevideo, Valparaíso Itinerante 2018
Travesía Montevideo, Valparaíso Itinerante 2018

A propósito de nombrar

A menudo, cuando una escultura está terminada
me sorprenden con la siguiente pregunta
¿Cuál es su nombre?
Pareciera ser que, por el que mira, una obra de
carácter abstracto es indispensable que se le ponga
un nombre. Una especie de necesidad básica de incluirla
en el mundo conocido a través del acto de nombrar.

Pero para mi es todo lo contrario. Justamente el hecho
de trabajar en las formas no figurativas me autoriza para
quedar fuera del juego de las identificaciones que parecen
mero consuelo. la aventura sucede en el mundo de las formas
por lo tanto cualquier nombre es una claudicación.

Esto parece un juicio temerario porque hay nombre y nombres.
Aquel nombre que trata de identificar la cosa hecha reciente
con otra hecha antes es un consuelo, pero si se trata de un
nombre que en el lenguaje provoca de alguna manera las mismas
secuencias que la forma sugiere, entonces podemos hablar
de la escultura.

Esto esta bien, pero ¿hablar de escultura quienes?
creo que los que no son escultores, para mi como escultor,
hablar de escultura o mejor nombrarla, será decir algo así:

Resulta que en el lago general carrera me encontré
con un mármol que misterio bajo el agua lo había... esta.

Contar la historia completa de como la obra se generó.


En ocasiones la necesidad de nombrar queda relegado a la ejemplificación o a la explicación de lo que se muestra, el ser humano, por su naturaleza curiosa ha tenido la manía de nombrar todos los actos y acciones de la vida como un ejercicio de la comprensión propia. Pero como reflejas aquello que no puedes nombrar pero lograr reconocer de manera natural. Conocemos la evolución, conocemos nuestro entorno, pero como defines la identificación de un territorio reflejado en otro, como defines a dos polos opuestos pero que de alguna manera se comunican. Esto sucede un poco con las relaciones humanas, uno no conoce a la persona antes de entablar conversación pero si logra entenderla de cierta forma solo con su presencia, uno juzga o uno entiende, pero no necesitas saber el nombre de aquella para poder entenderla. La obra, la escultura y el dibujo funcionan de la misma manera, uno se involucra en ella y la comprende, no necesitas encasillarla en un nombre para poder comprender su expresividad.

En la travesía a Montevideo, se expuso Valparaíso Itinerante, una abstracción de el Valparaíso antiguo y el moderno, recogiendo algunas partes icónicas del puerto y en sus semejanzas a nivel cartográfico con su paralelo continental Montevideo, en varias ocasiones las personas se acercaban creyendo que era su ciudad uruguaya pero al observar lograban reconocer independiente de lo nombrado que era un similar, un igual pero no el mismo. El trazado jugaba con la observación y mimetizaba los espacios, pero el reconocimiento hacia la diferencia y explicaba la obra en sí.

Travesía Montevideo, Valparaíso Itinerante 2018
Travesía Montevideo, Valparaíso Itinerante 2018
Travesía Montevideo, Valparaíso Itinerante 2018
Travesía Montevideo, Valparaíso Itinerante 2018

Todos los pasos que conforman una obra, el reconocer los materiales, los trazos que surgen en el blanco, el como se observa y como se nombra estructuran la expresión del oficio, no esquematizar en una especie de guía didáctica sino descubrir todos estos momentos al mismo tiempo que se descubre la obra, es el legado que deja José Balcells. Él no define un estándar para la obra en sí, sino que siempre observa el propósito de lo que se construye o aparece ante sí mismo. Si la obra tiene un propósito, tiene comunicabilidad y si logra expresar, tiene un oficio detrás.