Escuela Cusqueña Reproducción - Carolina Olivares

De Casiopea
Revisión del 12:59 2 sep 2014 de Caroolivares (discusión | contribuciones) (La Catedral)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)



TítuloEscuela Cusqueña Reproducción - Carolina Olivares
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveescuela, cusqueña, arte, barroco, americano, reproduccion
Período2014-2014
Asignatura2º DO 2014, Presentación 2ºDO 2014
Del Curso2° DO 2014, Presentación 2ºDO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Carolina Olivares Rivera
ProfesorDaniela Salgado

Silleria Catedral Antigua del Cusco

El Coro

La catedral perteneció a la Universidad de San Marcos. Antiguamente, los alumnos recibían sus grados académicos aquí. Preside el altar una imagen de la Virgen del mismo nombre (de mediados del siglo XVI), patrona de la Universidad desde 1627, y destacan dos estatuas de madera, de San Marcos y Santo Tomás de Aquino. Las columnas del retablo están pintadas con colores distintos, simbolizando cada una las primitivas facultades de la Universidad.

Frente al Altar Mayor se halla el Coro de la Catedral que es una obra maestra de tallado en madera que a decir de algunos historiadores es obra del sacerdote Diego Arias de la Cerda, en realidad este sacerdote hizo la administración de recursos y posiblemente también diseño el coro, mas fue un equipo de expertos artistas indígenas que hizo posible su materialización. El Coro está tallado en cedro con estilo barroco bastante complicado y contiene las imágenes talladas de 42 Santos de la iglesia católica de todo el mundo, y encima 38 Santas y Vírgenes. Tiene dos niveles de sillería, el inferior consta de 24 sitiales mientras que el superior de 40, los sitiales tienen coderas anchas, planas y horizontales que además servían para allí colocar los candeleros; hacia abajo, esas mismas coderas presentan figuras femeninas con facciones indígenas que muestran sus pechos desnudos y el vientre abultado a manera de un ojo que según la tradición representan la “Pacha Mama” o “Madre Tierra” del Inkario. El asiento de los sitiales tiene una parte plegable ajustada con bisagras que es conocida como “misericordia” porque al tener ceremonias bastante largas esa parte movible permitía a los asistentes pararse y estirar las piernas. En lo alto de la sillería, finalmente, hay panelillos esculturados con santos que aparecen sólo de la cintura para arriba.

La Catedral

Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 12.52.04.png

Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 12.52.11.pngCaptura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 12.52.18.png

La Catedral del Qosqo es sin duda uno de los monumentos coloniales más notables de América, su estructura es renacentista en esencia, su planta interior tiene la forma de una cruz latina, con cruceros que comunican con sus dos iglesias laterales: la “Iglesia del Triunfo” hacia el este y la “Iglesia de la Sagrada Familia” hacia el oeste; tiene tres naves: una central, la “Nave de la Epístola” hacia el este y la “Nave del Evangelio” hacia el oeste. Hoy para visitar el monumento, se ingresa por la puerta de la “Iglesia del Triunfo” que se encuentra precisamente en el mismo lugar de la antigua iglesia mayor hecha sobre el “Suntur Wasi”.

Cabe indicar que a pesar que la mayor parte de los trabajos de arte que aquí se encuentran han sido hechos por la misma época, los estilos o escuelas son diferentes y más aún son entremezclados en muchísimos casos; la razón para ello es que fueron ejecutados principalmente por artistas indígenas, quienes no tenían una larga tradición ni escuelas definidas para realizar obras requeridas por el catolicismo. Además, en pintura aquí se desarrolló la célebre “Escuela Cusqueña” reconocida en todo el continente; los europeos trajeron sus técnicas, estilos y escuelas que fueron enseñadas a los Inkas o sus descendientes, quienes empuñaron el pincel o la gubia para ejecutar casi todos los trabajos de arte colonial que se encuentran en la región.

Los sitiales tienen coderas anchas, planas y horizontales que además servían para allí colocar los candeleros; hacia abajo, esas mismas coderas presentan figuras femeninas con facciones indígenas que muestran sus pechos desnudos y el vientre abultado a manera de un ojo que según la tradición representan la “Pacha Mama” o “Madre Tierra” del Inkario. El asiento de los sitiales tiene una parte plegable ajustada con bisagras que es conocida como “misericordia” porque al tener ceremonias bastante largas esa parte movible permitía a los asistentes pararse y estirar las piernas.

Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 12.52.27.png