El Borde escénico constituye el espacio teatral -Luckas Gajardo

De Casiopea
Revisión del 17:15 6 sep 2020 de Luckazg (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)



TítuloEnsayo 1-2ºS 2020
AsignaturaTaller del Programa y Forma de la Edificación
Del CursoTaller del Programa y Forma de la Edificación 2º Semestre 2020
CarrerasArquitectura
7
Alumno(s)Luckas Gajardo González

El Borde escénico constituye el espacio teatral

Cuando vamos a un teatro distinguimos el escenario, el fondo y las gradas, todos ellos como un elemento distinto, pero al apreciarlo como un total se ve armónico. Es así como se genera una distinción de los espacios, siendo el BORDE ESCÉNICO el límite que enmarca la escena al percibirla de manera frontal, determinando un AFUERA y un ADENTRO que ayuda a contar la historia al jugar con la interacción con el público y los límites del espacio escénico. Yo propongo que este borde constituye el espacio en donde transcurre la escena, dándole un límite y un lugar, aquí es donde se desenvuelve el actor, además de ordenar el acto teatral al distinguir los vacíos que se generan desde el frente, el borde es quien da origen al espacio teatral.

Si no existiera un borde que enmarque y limite a la escena, el espectador no sabría distinguir el adentro del afuera, siendo más disperso el foco que capte la atención del observador. Esto se puede ver en los shows de artistas callejeros, en donde la ronda que hace el público se conforma como borde escénico, dándole un espacio determinado a la acción del artista, uno ya sabe por donde se va a mover el actor por lo que se respeta ese límite imaginario que se construye al seguir al otro, al inconscientemente sumarse a la sucesión que arma el borde y se hace distinguible el foco en el cual se debe direccionar el mirar, donde aparece el vacío interior de la escena. Si luego decido dejar de observar el show, dejo de ser parte del borde y le doy frente a mi caminar. Entonces el borde además implica un mirar hacia adentro del espectador y a su vez un mirar hacia dentro y fuera del actor. Cuando se deja la ronda, el frente se transforma en lo que viene hacia mi mientras camino a mi destino y la escena del actor queda atrás, transformándome en el actor de la obra que acontece ante mí, siendo la ciudad el espacio escénico y al distinguirse lejanías y cercanías, se construye una imagen de fondo y una acción detallada en lo próximo al igual que en el teatro.

El BORDE, constituye y orienta una direccionalidad en la forma de apreciar la escena, marcando el frente y dándole jerarquía al sostener el vacío interior que contiene el fondo, en este vacío es donde transcurren las acciones teatrales de los actores.

Lo Observado

Croquis del Autor, desde casa
Croquis del Autor, mirando por la ventana

Al llevar estos conceptos a la observación en el hogar, ocurre que al mirar por mi ventana, el límite lo determina la muralla que tengo próxima, distinguiendo también adentro de afuera y el marco de la ventana direccionando el mirar del espectador. Aquí podemos observar la misma cualidad que da el borde en el teatro, de origen de la escena a partir de la distinción de interior - exterior construida por relación vacío - lleno.

Un caso que ocurre en las obras teatrales sería cuando el borde no se traspasa físicamente, la acción ocurre en el interior determinado del escenario, siendo los sonidos, luces, música y diálogos los que rompen con el límite de la escena, construyendo la atmósfera que ayuda a adentrarse en la obra, haciendo más fácil el comprenderla, pues de una forma sensorial se nos permite sumergir en ella y empaparse con las emociones que se quieren transmitir, así la experiencia es mayor y memorable con el pasar del tiempo.

Otro caso que encontramos es cuando el límite escénico se rompe por los personajes, llamando de manera más potente la atención del espectador al salir de lo convencional y jugar con lo inesperado. El espacio escénico pasa a ser de una dimensión mayor, todo el teatro se convierte en el espacio escénico y el límite pasa a ser las paredes que contienen el interior del edificio teatral.

Casos De Teatros

Teatro de Dioniso, Atenas [1]

Si nos fijamos en los teatros griegos, encontramos que el borde escénico encierra a los actores en la SKENÉ y otro borde distingue ORKESTRA de público en las gradas ascendentes. La SKENÉ se eleva, marcando un arriba y un abajo que le da poder de jerarquía a la escena que transcurre arriba. El paso de SKENÉ a ORKESTRA es abrupto, hay un escalón que separa los espacios y rompe con la continuidad de cada uno. La ORKESTRA está en el abajo, en el centro de la circunferencia del edificio (24 metros de circunferencia), por lo que lo que acontece en su vacío queda en el punto donde se intersecan las miradas de los espectadores. Su tránsito lo determina el borde, redondo para dar palabra al actor en el dialogo con el que observa desde cualquier ángulo, la escena se percibe de manera circundante al fijarse en la ORKESTRA. En cambio, la SKENÉ se percibe solo frontalmente, sin una espalda, siendo estrecha (3 metros app.) y larga hacia los lados (13 metros más o menos) en el espacio, su tránsito por ende se mantiene en el interior que construye el fondo con el borde de la Skené.

Show de Drake, escenario en el centro [2]

Otro teatro que me gustaría traer a presencia es el “Teatro de Arena”[3] o “Teatro en la ronda” que al igual que un acto callejero en circunferencia, el público rodea al actor, dejando su acción dramática en un espacio determinado, en el delante de la audiencia. Aquí el fondo se pierde o transmuta a ser el otro, pues al completar la ronda que rodea al actor, quedamos enfrentados al otro espectador en lo lejano. Esto deriva a que haya una mayor potencia en la comunicación del relator y el que oye, puesto que el vínculo es de 360°, dejando sin revés a lo que acontece, sin un frente fijo, solo cambia con el movimiento del actor/ actores.

Lo mismo ocurre en los desfiles o procesiones con el borde, este delimita los espacios para el público y para los actores, también dando un orden al que obedecer a la hora de posicionarse para ver el espectáculo. Por el contrario, en los pasacalles no hay un espacio determinado en donde transcurran las acciones escénicas o que sea tangible y estricto como en un teatro, pues la dimensión es mayor, a nivel ciudad, están por todas partes, haciendo que nos sumerjamos como espectadores y nos transformemos en cómplices del acto o actores. En este caso el borde es mayor, se determina por el límite que construyen las calles y que guía el recorrido al seguir al otro a su través.

Si llevamos lo planteado a la ciudad me doy cuenta de que al mirar el mar se distinguen tierra y agua, siendo el borde quien trata en la relación de estos elementos. Es además el punto en donde crece la ciudad de Valparaíso como espectador del mar, el barco que viene entrando a puerto se transforma en actor. Entonces el borde separa, limita el habitar de la ciudad, dándole un lugar en el espacio al saber bien sus límites. Si uno se acerca lo más posible al borde / orilla, se tiene una visión cercana y lo sensorial del encuentro con el mar como actor aparece, su sonido nos comunica algo que tiñe la atmósfera con sensaciones que hacen más ameno el estar. Y a medida uno se aleja del borde y comienza a ascender hacia los cerros, la vista se transforma en una panorámica que distingue claramente lejanías, cercanías, borde urbano y orilla, armando una imagen del total.


Si tomamos las cualidades del BORDE, ya sea urbano, natural y escénico, encontramos elementos en común como la distinción que hace de los espacios al limitarlos, permite que sea claro su campo espacial, tangible, dando un lugar en donde transcurre una acción en su interior y en paralelo en el exterior. Además, permite dar un orden que se configura al seguir el recorrido de este borde. Si lo observamos en el edificio teatral estas cualidades se cumplen de igual forma. Al requerir de un espacio en donde ocurran las acciones, el límite sirve para sostener un vacío, por ende, construye un interior habitable que nace a partir de este límite escénico, pues si no estuviera, las acciones teatrales no tendrían un lugar o la dimensión seria intangible, sin medida próxima al abarcar un tamaño que nos envuelve como espectadores y nos transforma en actores. La importancia de límite no tiene raíz en un sentido de restringir, si no de dar un orden que permita jerarquizar los espacios para distinguirlos de una forma clara. En la Obra de Teatro es indispensable distinguir que es parte de la escena y que no, pues el mensaje que se quiere entregar con los diálogos de los personajes no se da solo con palabras, las dimensiones sonoras, lumínicas y fondos están para aglutinar cada elemento y vincularse con el otro, algo parecido a lo que pasa al unirnos a la ronda de un espectáculo callejero, el borde nos ordena y comprime, unificando al público y al espacio escénico.



Referencias

  1. [Teatro de Dioniso, Atenas]. (2006). Teatro Griego. Recuperado 6 de septiembre de 2020 http://teatro-griego.blogspot.com/2006/01/el-espacio-teatral-y-recursos-escnicos.html
  2. Legato, S. (2018, 30 agosto). Drake’s New Tour Is Worth Seeing for the Stage Alone [Fotografía]. Vulture. https://www.vulture.com/2018/08/drake-aubrey-and-the-three-migos-tour-review.html
  3. Teatro en la ronda - Theatre in the round. (s. f.). QWE WIKI. Recuperado 3 de septiembre de 2020, de https://es.qwe.wiki/wiki/Theatre_in_the_round#Theatres_in_the_round