Ciclo 3, 1º Semestre 2019, Bastián Muñoz

De Casiopea
Revisión del 19:50 22 ago 2019 de Bastián (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)



TítuloCiclo 3, 1º Semestre 2019, Bastián Muñoz
Palabras Claveciclo 3
AsignaturaTaller del Acto y el Vacío - Tamaño Arquitectónico del Interior: 1° Semestre 2019
Del CursoTaller del Acto y el Vacío - Tamaño Arquitectónico del Interior: 1° Semestre 2019
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Bastián Muñoz Basulto
ProfesorRodrigo Saavedra, Filippa Massa

Jardín Estancias de Luz

Acto: Jugar en interacción, que permite el desarrollo

Se dio el encargo de proponer una unidad mínima de educación preescolar tipo CECI, una relación Aula – Espacio Lúdico, en el Jardín Los Molinitos en Villa Alemana, anexado por juegos y una cancha.

La propuesta mantiene elementos que dan identidad al lugar como el muro de dibujos de los niños y los árboles plantados por ellos.

Se mantuvieron los juegos y la cancha del lugar, creando un atravesar entre los juegos y el nuevo espacio lúdico propuesto, al estar a distinta altura.

El espacio lúdico propuesto da lugar al acto de “jugar en interacción que permite el desarrollo”.

Primero, se construye un interior para el juego en la arena y el juego dentro de una casita en miniatura. La forma rectangular de estos espacios da cabida a que los niños se concentren en este lugar y se dé esta interacción.

También se acogió el juego de andar de un lugar a otro, ya sea a pie o en un vehículo pequeño (más un espacio tipo bodega para guardar estos vehículos u otros juguetes) alrededor del espacio anterior y un desnivel como desafío de este andar. Un muro, además, mantiene este tránsito adentro, pero también permite ver los juegos en frente.

Se ubicó un parapeto que cierra el espacio lúdico, además de permitir a los padres vigilar a los niños dentro.

El interior del aula está orientado al norte, con una cubierta y muros que crean estancias de luz tenue, por sus aperturas traslúcidas. Creando una continuidad, en el espacio lúdico también se aprecian estancias de luz, pero más directa, al tener una cubierta con aperturas transparentes. Estas estancias de luz amenizan el juego y la interacción.

Además, hay una continuidad visual entre ambos espacios dada por otras aperturas transparentes en la pared del aula.

Los colores propuestos fueron rojo para el HEPI, por su carácter activador; rosa para el aula, por su naturaleza relajante y se brindó más continuidad y una luz más intensa al poner lucarnas amarillas en ambos espacios.