CICLO 1: Teoría de consolidación de Barrios en Valparaíso

De Casiopea
Revisión del 03:46 22 abr 2013 de Nachi perez (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

Anfiteatros de intimidad compartida y contenida:

EL ENCUENTRO CASUAL Y COTIDIANO PARA QUE EXISTA BARRIO

El encuentro en Valparaíso, específicamente en el área estudiada se convierte en uno de los factores mas importantes para que exista barrio ya que es el momento en donde se produce el reconocimiento del vecino, de las personas que viven próximos a ti, y se produce el saludo o la conversación de puerta a puerta. Este encuentro puede ser de dos maneras:

  1. HORIZONTALES ASOMADAS Y EXPUESTAS: Encuentro público y expuesto
  2. HORIZONTALES HUNDIDAS Y PRIVADAS: Encuentro íntimo y privado

Estas dos afirmaciones revelas dos condiciones de encuentro dentro del cerro. La primera, de manera EXPUESTA, en donde luego de la observación por los ejes estructurantes y más públicos del área a estudiar, se le llama “Horizontal Asomada y Expuesta” a la Avenida Alemania, por su magnitud y grado de exposición ante Valparaíso en escala urbana, y como a pesar de esa condición, de igual manera reúne al tener centros de convergencia en cada uno de los cuatro cerros estudiados. Estos centros están dados por un conjunto de servicios reúnen al habitante y producen el encuentro casual y cotidiano. El negocio, el colegio, una plaza (verde o dura) y sedes de tercera edad, clubes deportivos o de junta de vecinos, al estar todas reunidas o muy cercanas crean un centro de convergencia importante dentro del cerro, donde aparece este saludo y el reconocimiento de los habitantes dentro de un radio de influencia que sería el barrio de cada cerro.

A mayor ritmo, menor grado de intimidad. Centro de lo público, convergencia de circulación. Servicios en el “centro” de cerro monjas (Av. Alemania con calle Valenzuela)
Archivo:Croquis detención íntima.jpeg
Estrechez que genera intimidad de pasaje, enfrentamiento de puertas resguardo de intimidad contenida.

Por otra parte se encuentran las Horizontales Hundidas y Privadas, las que corresponden a los descansos que existen en escaleras y pequeños espacios residuales que existen entre las escaleras y los accesos de las casas. Estas son pequeñas horizontales que aparecen de forma intermitente a través del cerro sin una ley ni una razón, simplemente como consecuencia de la circulación peatonal de los cerros de Valparaíso, y que dan cabida a los encuentros casuales y cotidianos debido al enfrentamiento y proximidad de las casas. En escaleras y pasajes cada habitante conoce a sus vecinos en un radio determinado ya que se encuentran a menudo en el habitar cotidiano, y son capaces de comunicarse a través del grito sin necesidad de salir. Estas horizontales íntimas, por la estrechez y la exposición de la casa en el exterior, son espacios de permanencia para todo tipo de habitantes: para la tercera edad es la permanencia de despejarse, tomar algo de sol y sentir el viento ya que es la única salida desde su casa, para jóvenes otro tipo de permanencia, permanencia en conjunto, social, y para los niños, simplemente un juego.

Esquema 1
Planimetría de servicios a través de Av. Alemania. La magnitud y desarrollo de cada centro da cuenta de la consolidación de cada cerro.


LA CELEBRACIÓN DEL ENCUENTRO EN PENDIENTE: La permanencia en los anfiteatros del cerro

El fin de semana Santo en muchas localidades es un sinónimo de ritos y tradiciones que dan cuenta del lugar y la idiosincracia de sus habitantes. En los cerros estudiados el habitar de la gente y sus encuentros se reflejan de alguna manera en el recorrido del Vía Crucis. Este se desarrolla a través de en un recorrido que desciende por la pendiente del cerro, deteniendose en estaciones, transformando esta detención en pequeños anfiteatros inmersos en la pendiente y entre las casas, donde el cuerpo se dispone en torno a un centro, las escaleras se transforman en asientos y el fondo es el punto mas bajo de la pendiente en el lugar que se permanece. Así es como esto se da de la misma manera en la cotidaneidad del cerro, el encuentro casual cotidiano es un encuentro en forma de anfiteatro, habitando la pendiente escalonada, y donde los descansos y remates de escaleras y calles son los fondos y centros de anfiteatros.

Descansos anfiteatros en escaleras y pasajes del cerro La Cruz
Archivo:Vía Crucis MIP.jpeg
Segunda estación del Vía Crucis, Pendiente del cerro se habita como anfiteatro en torno a un centro de interés común

Finalmente se plantea una teoría que se basa en tres argumentos: EL ENCUENTRO CASUAL Y COTIDIANO

HORIZONTALES ASOMADAS Y EXPUESTAS: Encuentro público y expuesto HORIZONTALES HUNDIDAS Y PRIVADAS: Encuentro íntimo y privado LA CELEBRACIÓN DEL ENCUENTRO EN PENDIENTE: La permanencia en los anfiteatros del cerro.

Afirmaciones que nacen de la mixtura entre la observación y referencias a través de los encargos a lo largo del todo el ciclo. Es asi como esta teoría da cuenta de una parte del habitar del cerro, donde definiendo y nombrando con afirmacines, se sintetizan, se comprende de mejor manera y sirve para compararse con otras teoría en el siguiente paso.


Esquema de relaciones

ARCHIVOS FOTOGRÁFICOS PERSONALES

Los cerros en estudio y Recorrido del Vía Crucis cerro Monjas-Mariposa