1.2 Vierzehnheiligen, los 14 santos

De Casiopea
Revisión del 20:11 17 may 2010 de Helga scheel (discusión | contribs.)
(difs.) ← Revisión anterior | Revisión actual (difs.) | Revisión siguiente → (difs.)

BASÍLICA VIERZENHEILIGEN,Alemania

Johann Balthasar Neumann


Texto de descripción de la imagen


LA BASÍLICA

La iglesia de Vierzehnheiligen se construyó en honor de los catorce santos intercesores que según la tradición se habían aparecido junto al Niño Jesús en el siglo XV a un pastor. El abad del monasterio de Langheim encargó el proyecto de una iglesia de planta central, con el altar de los catorce santos en medio, al arquitecto protestante Gottfried Heinrich Krohne, pero el obispo de Bamberg, Friederich Karl de la familia Schonborn impuso al suyo, es decir, a Neumann.

Hizo éste un primer proyecto de planta de cruz latina cuya ejecución fue iniciada en 1743 por el referido Krohne, quien desvió la cabecera excesivamente al este. El efecto fue que el altar de los santos que debía estar en el centro del crucero quedaba situado en la nave. La respuesta ofrecida a este problema por Neumann en 1744 dio lugar a una de las iglesias más originales del arte alemán del siglo XVIII.

Texto de descripción de la imagen



EMPLAZAMIENTO

El santuario se encuentra ubicado en una zona rural, cerca del río main, caracterizada por frondosos bosques y moderadas colinas, cuyas condiciones de diafania es baja. La población es campesina (agricultores y pastores),

vive dispersa o agrupadas en pequeñas villas por lo tanto va ser necesario destacar el sitio del milagro para que sea distinguido desde lejos.

Texto de descripción de la imagen


HISTORIA DE LA BASILICA

El Abad Stefan Moesinger encargó la construcción de la iglesia al arquitecto Johann Balthasar Neumann que dirigió la obra desde 1743hasta su fallecimiento ocurrido en 1753. La iglesia se terminó en 1772 y el 14 de septiembre el obispo de Bamberg, Adam Friedrich von Seinsheim, la consagró. Después de la secularización de 1803, los frailes tuvieron que abandonar el monasterio. Las peregrinaciones, en esa época, también fueron prohibidas. En el curso de una revuelta, en 1835, los órganos, y la carpintería de las dos torres fueron robados. En 1839 el Rey Luis I de Baviera restableció las peregrinaciones e hizo reconstruir la iglesia. En 1897 el Papa León XIII elevó a la iglesia de Vierzehnheiligen a la categoría de basílica menor. Los trabajos de restauración fueron llevados a cabo durante todo el siglo XX.

Texto de descripción de la imagen



El 24 de septiembre, un joven pastor del monasterio franciscano, Hermann Leicht, vio a un niño que estaba llorando en un prado cercano al monasterio cisterciense de Bad Staffelstein, cerca de Bamberg. Mientras pensaba en si se aproximaba o no a él, el niño, sorprendentemente, desapareció. Un poco más tarde el niño volvió a aparecer en el mismo lugar con una vela a cada lado de su cuerpo. En junio de 1446, el niño se le apareció al pastor por tercera vez, en esta ocasión se veía una cruz roja sobre su pecho e iba acompañado por otros trece niños. El niño se dirigió al pastor diciéndole: "Nosotros somos los catorce intercesores y queremos que se construya aquí una iglesia en nuestro nombre.¡Si tú nos ayudas, nosotros te ayudaremos!". Poco después el pastor vio cómo dos velas encendidas descendían del cielo y se posaban en ese lugar. Milagrosamente también fue curado de unas heridas gracias a la intercesión de los catorce santos conocidos como Santos auxiliadores. Los monjes franciscanos instalaron una capilla en el monasterio que, de inmediato, atrajo a los peregrinos. Un altar fue consagrado en 1448.

Las peregrinaciones a Vierzehnheiligen se siguen afectuando actualmente entre los meses de mayo a octubre.

Texto de descripción de la imagen


DEL EXTERIOR

El exterior, como una basílica de cruz latina con fachada entre dos torres, no deja adivinar la riqueza interior. La planta está formada por tres óvalos de distinto tamaño en la nave y dos círculos formando el crucero, pero el punto focal no se encuentra aquí sino en medio del óvalo central en donde está el decorado altar de los santos. El resultado es un juego impresionante de interpenetraciones espaciales más complicado aún que el que se aprecia en el vecino monasterio de Banz. Allí Dientzenhofer había limitado las compenetraciones sincopadas a una planta longitudinal, aquí Neumann lo aplica a un organismo mucho más complejo en que se une un espacio elíptico centralizado con una cruz latina. La solución era la de un consumado arquitecto, muy diferente a las de los maestros de obras del sur de Alemania.

Texto de descripción de la imagen


DEL INTERIOR

El espacio interior fue además enriquecido por los frescos de Giuseppe Appiani, pintor del elector de Maguncia y los estucos de Johann Michael Feuchtmayer y Johann Georg Übelher. El gran altar del centro de la nave de los Catorce Santos fue diseñado por Jakob Michael Küchel, quien también supervisó la obra siguiendo las ideas de Neumann, pues no en vano había trabajado con él en la corte de Bamberg.

Texto de descripción de la imagen


Texto de descripción de la imagen

En el altar mayor de estilo rococó están las estatuas de los catorce santos y está situado en el mismo lugar en el que el pastor Hermann tuvo las apariciones. Está rodeado por un banco de comunión con forma de corazón cubierto con un baldaquino. Doce de los santos están dispuestos en tres pisos. Bárbara y Catalina están en las capillas laterales.

Texto de descripción de la imagen