Una Propuesta Física y Emotiva para la Religión Interactiva

De Casiopea



Título
AsignaturaPresentación 4.5 ARQ 2013
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Florencia Henriquez

Hipótesis

¿Será la intención de proponer una interacción física del hombre con el arte, empapándolo de emotividad, a través de lo rimbombante de sus estímulos sensitivos, la primera esencia del arte barroco?

Introducción

El objetivo principal del estudio es encontrarnos con el origen del barroco, observando cómo se da en distintos ámbitos, y en distintas manifestaciones. En cada caso referenciado nos remontamos al origen del estilo, analizando obras incipientes barrocas, que traen un estilo marcado anterior, e influenciadas por esta nueva corriente, van abriendo directrices de la esencia mencionada, pudiendo observar interesantes mezclas y transformaciones. La temática barroca es una respuesta al movimiento clásico del renacimiento y una culminación artística a los primeros indicios de osadía del manierismo. Pues se manifiesta como resultado de una evolución artística que apunta hacia una liberación colectiva de las formas y los cánones propuestos anteriormente por el renacimiento.

A Principios del siglo XVII, En tiempo de monarquías absolutistas; una fuerte crisis económica en Europa, y el acontecimiento de la contrarreforma, tiene lugar el concilio de Trento. Que surge como una Reivindicación de la Iglesia Católica con nuevas propuestas de evangelización, y cabe a lugar la propulsión del arte, Proliferación de la imaginería, y aumento de la construcción de Iglesias, en Italia. Situación clave en la transformación del arte de la época. Pues se desarrolla entonces un nuevo estilo artístico conforme a la situación histórica-socio cultural. De lo que se venía gestando en el renacimiento: armonía, ideal de belleza, proporción, cuerpo humano. La victoria, los opuestos -el bien/ el mal, masculino/femenino, recto/curvo-. Ocurre una primera transformación significativa con el Manierismo: Cuerpos más alargados o deformes, expresiones en los rostros, situaciones mostradas más cotidianas, humanas. Y luego el Barroco: manifestación de algo más instintivo, y emotivo. El lado humano que aún no se había mostrado, la emoción liberada. La inclusión del habitante al arte en general. El artista y el observador- que ahora experimenta con mayor intensidad la obra. Para graficar mejor lo dicho anteriormente, nos acercamos a la disciplina de la escultura, tomando 5 ejemplares a modo de estudio, 2 renacentistas, 1 manierista, 2 barrocos. Donde nos hayamos con que las temáticas que motivan la obra de escultura van siendo transformadas poco a poco en la que será la barroca. En primera instancia con la figura del David, de Miguel Ángel, vemos que la intención artística es mostrar un hombre ideal, empapado de triunfo, erguido, proporcionado, y esculpido según los estándares de las proporciones clásicas de Grecia Antigua. Luego observando la figura de la “Pietá”, vemos una segunda temática, esta vez religiosa, de los opuestos planteados también en la antigüedad. Entonces la pieza es fría pues se queda en el ejercicio de la teoría de los contrastes, ángulos vs curvas, masculino vs femenino, y ambos cuerpos con las miradas y rostros bellísimos y a proporción, interactuando casi simbólicamente en su postura. Ambos descansan sobre un pedestal, hechos para ser rodeados al contemplarles. Más expresiva la obra número 3, es “El Rapto de las Sabinas” de Giambologna consigue transformar el canon de un rostro en una expresión particular, donde el conjunto de personajes comienza a narrar una historia simbólica, a modo de resumen, desde sus gestos menos rígidos que las obras anteriores y con posturas bastante más poco usuales. Ejemplar del Manierismo.

El Martirio de Santa Cecilia, 1600, obra de Maderno, aun que en tiempos y emplazada en una obra del renacimiento, presenta rasgos de una novedad particular. Es una pieza sencilla, sin pretensiones de transmitir un ideal, sino más bien empapar el observador de una sensación paralizadora de una forma increíblemente sutil. De acuerdo a los convenios artísticos de la época, esta no era una representación inmaculada de un santo, sino una expresión gráfica de un cuerpo incorrupto que revela su postura. Pues el cuerpo muerto de una santa, es encontrado incorrupto en su tumba, y la obra intenta dar con esa naturalidad con que el cuerpo yace, con esa expresión corporal del descanso eterno, A través de una atmósfera construida, (en este punto se haya su primera propuesta de nuevos recursos artísticos) narrando con el complemento de elementos secundarios, como lo son un nicho, oscuro, espesor de apoyo, esculturas de yeso, con ángeles custodios, luces tenues, y un oratorio. En tal caso, existe un buen indicio de la propuesta de interacción con la obra que comienza a nacer como estilo Barroco. Donde se crea una unidad de la arquitectura, la pintura y la escultura. El oratorio por ejemplo, a metros de la obra propone en cierta medida un acercamiento directo con la situación mística, situando al hombre como individuo participativo. Estímulos sensitivos, tales como la luz que baña la pieza, y el fondo negro que le da el color contrastado y la presencia de ángeles dorados a su alrededor, son primeros indicios de las puestas en escena que se irán desarrollando con mayor fuerza teatral posteriormente. A modo de apoyo, a esta esencia antes nombrada y dando con cualidades barrocas, Como el dramatismo, y la muestra de una situación narrativa es la obra; “El éxtasis de Santa Teresa”. Con la propuesta de una escena completamente teatral, con la protagonista, santa teresa viviendo una experiencia mística, rozando la intimidad, y la presencia de espectadores, elemento a destacar, dándole una connotación más teatral aún, presenciando la situación. Pareciera que se quiere dar con una interacción del espectador con la situación.


Entonces con esto dejamos fijados algunos recursos artísticos como primeros indicios de la expresión que llamaremos Barroca. Y mostraremos a continuación 2 casos referenciales de arquitectura, en materia similar, a la obra de Santa Cecilia: el origen del estilo. De acuerpo a los preceptos planteados en la hipótesis

San Antonio de los Alemanes

San Antonio de los alemanes fue fundada como iglesia custodia de un hospital de Enfermos, en 1606, En Tiempos de Felipe II, en España. Cedida desde Portugal, a una colonia de Alemanes Católicos Residentes en España. Tiene como novedad, ser la primera Obra barroca con planta elíptica en España. Y aunque es barroca, está en medio de dos estilos arquitectónicos. Sucede que en esos tiempos, Surge un estilo complementario al renacentista o gótico, acostumbrado a realizar por los arquitectos, llamado Herrariano, con encargo del “El Escorial”, Proyectado por Juan de herrera, arquitecto montañés. Que será causa de muchas edificaciones en la época y marcará una tendencia e identidad en las obras Españolas. El estilo Herrariano, fue un estilo marcado por su sobriedad, que hallaba sus bases en el rigor geométrico, su relación matemática entre los distintos elementos arquitectónicos, creación de los volúmenes limpios, el predominio del muro sobre el vano y una ausencia casi total de decoración. La Fachada, se caracteriza por su austeridad, creándose todo un contraste al entrar al mundo imaginario, de ilusión barroca del interior.

Dentro de sus elementos más importantes, está su planta elíptica, figura que había sido utilizada en algunas construcciones anteriores como complemento, no como única propuesta o planta principal. Y que estudios de distintos arquitectos, acerca de esta forma geométrica plantean distintos motivos de porqué se hace uso de ella, en una construcción. “Alternativa a ambas posiciones entre la planta centraliza (cruz latina) y la axial dirigida hacia la capilla mayor, el esquema ovalado o elíptico”. Vignola “Curvas- femenino- Honor Virgen María”. Federico Zuccar. “Bien proporcionada, adaptada a los ministerios de la Compañía –cómoda para la celebración de la misa, la audición de las confesiones en un espacio abierto y perfectamente visible, la nave ovalada sirve a la predicación porque está libre obstáculo – entonces la palabra del predicador llega limpiamente sin producir eco “. Charpentras

Mide aproximadamente 30 metros de largo, por 25 metros de ancho, con un altar principal y 6 altares secundarios, equidistantes entre sí, bordeando todo el interior. Lo que tiene esta forma de distribución de los espacios es que construye una unidad entre los extremos de la entrada y el altar principal, como un eje de procesión, en donde las paredes curvas acogen la peregrinación. Pues entre el eje central y los muros se han dispuesto bancas para presenciar la misa. Entonces se construyen dos instancias, la colectiva, y la personal, dados por la forma elíptica de la planta. Como elemento a destacar, están los 6 altares que contornean el centro. Presentando una propuesta múltiple al habitante-seguidor, pues hay muchas posibilidades de acercarse de forma más directa a dios o a los santos, a través de estos espacios no predilectos del cura, como lo es el altar principal. Y en compañía a dicha situación, como los muros completos están pintados al fresco, sucede que en cada lugar de la iglesia se puede establecer una conexión con la temática de una forma personal - esencia rescatada como barroca- pues ella, está por todas partes, sin dejar descanso visual. Complemento también de los contrastes de luz y oscuridad construidos como elemento característico y primordial de “ilusionismo barroco” propio de esta iglesia.


La cúpula por ejemplo es encamonada, lo que quiere decir que está hecha con elementos livianos, como madera y yeso, y se dice que es una semiesfera falsa, pues no tiene relleno. Ella, en el centro, construye un eje vertical, trayendo un poco de luz natural a través de sus ventanas. El fresco en su centro, muy atractivo por su espectacularidad, muestra la Apoteosis de San Antonio, patrono de la iglesia, por el pintor Juan Carreño Miranda. En tonos cálidos, colores brillantes, y formas figurativas, que a la distancia parecen verdaderas ondulaciones, como flores en un jardín celestial, emotivo y con cierto toque romántico y devocional, con un centro despejado pintado amarillo, como centro de luz.


San Xavier de Chiquitos, Misiones en Chiquitos, Bolivia.

Cita 1: “Misiones a chiquitos “A causa de un modo desordenado y bárbaro de vivir y del estado salvaje que acabamos de describir, esta gente no es capaz, por lo menos al comienzo, de una enseñanza religiosa, de comprender un razonamiento. Debemos, por lo tanto de buscar otros métodos de implantarles el conocimiento, la adoración y el temor de dios, es decir, debemos hacer uso de cosas exteriores que salten a la vista, que halaguen su oído, y que puedan tocar con las manos, hasta que su mente se desarrolle en ese sentido. Por eso, tratamos que tengan, en su remoto país de naturaleza salvaje, lo mismo que hay en el mundo civilizado, ante todo esa casa prodigiosa en la cual nos reunimos y podemos conseguir todo lo que necesitamos si lo pedimos al dueño de casa, es decir a Dios. Hemos logrado este objetivo – sigue diciendo el misionero- y las iglesias que construimos en los pueblos de nuestros indios son tan hermosas que quedarían muy bien en cualquier país europeo”.

    1. En HOFFMAN, Werner, Las misiones jesuíticas entre los chiquitanos. Fundación para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Buenos Aires, 1979. p.170.

Cita 2: Se recurrió a los términos didácticos que “halagan los sentidos” como la palabra, la música, la imagen el teatro. Sin lugar a dudas uno de los recursos más usados en la evangelización americana y también uno de los más efectivos es la imagen plástica, tanto en pintura como en escultura. La explicación de los sacramentos o de algunos principios de la doctrina cristiana o la existencia del cielo y del infierno, que es el caso que nos ocupa, resultaba mucho más sencilla y daba ocasión a un diálogo más participativo si se hacía delante de un cuadro alusivo al tema."

    1. PAREJAS MORENO, ALCIDES, ENTRE CIELOS E INFIERNOS (MEMORIA DEL V ENCUENTRO INTERNACIONAL SOBRE EL BARROCO , FUNDACIÓN VISIÓN CULTURAL, LA PAZ, BOLIVIA 2010. P. 213

Cita3: En las reducciones, los sermones solían ser cortos, claros, teológicos, sin argumentación, fáciles de comprender y de memorizar para los indígenas…

    1. TOMICHÁ CHARUPÁ, ROBERTO, LA PRIMERA EVANGELIZACIÓN EN LAS REDUCCIONES DE CHIQUITOS, BOLIVIA (1691-1767) PROTAGONISTAS Y METODOLOGÍA MISIONAL.. PONTIFICIA UNIVERSIDAD GREGORIANA. ROMA 2000. P. 317


Particularmente esta iglesia basa sus motivos decorativos en el Templo salomónico de Jerusalén.

A Imagen del templo de Jerusalén Importante es la columna salomónica, utilizada en este templo como elemento estructural. En tiempos del Barroco, Dichas columnas no fueron utilizadas como elemento estructural en las construcciones, sino más bien como elemento decorativo, en sagrarios, retablos, portales y fachadas, capillas y campanarios. A excepción de las misiones de chiquitos y mojos, donde justamente las columnas soportan el techo de la nave, del pórtico y de los corredores de iglesia y casa parroquial. Misionero, arquitecto y músico. Menciona en una carta acerca de la construcción de sus iglesias. Describe las columnas de las iglesias como “grandes y gruesos troncos de árboles muy bien labradas, como columnas salomónicas. Según la leyenda, unas columnas torcidas romanas, conservadas en la basílica de San Pedro en Roma son restos del famoso Templo a Salomón, y por esta razón se llaman salomónicas.


Sucede que a causa de la Evangelización Interactiva, propuesta por los misioneros, se desarrolló el barroco en diversos ámbitos. Surgió la música barroca, mezcla con algunas tradiciones autóctonas de la gran chiquitanía, conocida como “ópera chiquitana”. Hasta el día de hoy se celebra el festival de la música renacentista y barroca de Chiquitos. Vivían en una estructura modular, con una amplia plaza de entorno, se concentraban la Iglesia, el cementerio, las escuelas, los talleres y las viviendas. Y se celebraban fiestas de peregrinación a lo largo de la aldea, por esto las aldeas eran distribuidas con hitos de la religión católica, adecuando el estilo de vida de los aborígenes completamente al catolicismo. La analogía entre el pueblo misional y Jerusalén no se limitó a la Iglesia. La topografía sagrada de los caminos procesionales se transformó todo el pueblo misional en una imagen de Jerusalén.

Cita4: En la entada principal de cada pueblo de Chiquitos se encuentra una capilla de Betania, recordando el lugar donde Jesús resucitó a Lázaro su último y más grande milagro y de donde se fue el domingo de Ramos a Jerusalén. Así cada evento importante de la semana santa tiene un lugar y espacio en el pueblo misional. TOMICHÁ CHARUPÁ, ROBERTO, LA PRIMERA EVANGELIZACIÓN EN LAS REDUCCIONES DE CHIQUITOS, BOLIVIA (1691-1767) PROTAGONISTAS Y METODOLOGÍA MISIONAL.. PONTIFICIA UNIVERSIDAD GREGORIANA. ROMA 2000. P. 317



Conclusión

Las temáticas vienen ya más humanas, en las pinturas por ejemplo los cuerpos más naturales que idealistas, y las situaciones planteadas, por ejemplo en la escultura, rozan ya la expresión conceptual de alguna emoción terrenal. Los santos, no son seres mostrados como superiores, sino a veces en la expresión del sufrimiento. Los conceptos del cielo, del infierno y del purgatorio de hacen presentes firmemente, por ejemplo el concepto del castigo, y el premio, el lugar del alma, y el recibir recompensa por las obras realizadas en la tierra. Se abren lugares físicos de adoración, como altares secundarios, oratorios, estableciendo una cercanía con el objeto de devoción, y asimismo una conexión sin intermediarios.

La Mezcla de elementos que observamos en el siguiente estudio, logra mostrar de alguna manera como va naciendo el barroco en las distintas disciplinas. Y cómo su manifiesta va teniendo una injerencia en el habitante, creyente, sobre todo en La Religión Católica (específica de este estudio) Los lugares físicos se desarrollan como pequeños escenarios vivenciales, evocando alguna emoción a través de la imagen, el color, los materiales o la luz. Lo cual invita al acercamiento, la conexión directa con la espiritualidad planteada. Con estas referencias apoyamos la hipótesis de que se propone en el barroco una forma interactiva de habitar el arte. Por un lado hace parte al cuerpo, y por el otro traspasa la razón, evocando emoción y sentimiento. Donde Los modelos referenciales en los cuales se apoyan los creadores de las obras referenciadas en este estudio son el sentido mismo de acercarse exageradamente al seguidor/habitante/creyente/aborigen, etc.