Travesía San Felix, Valle de los españoles

De Casiopea



Cargando el mapa…
Travesía San Felix, Valle de los españoles, 2017
2017/10/28 - 2017/11/11
DestinoSan Feliz, Región de atacama.
ProfesoresRicardo Lang, Manuel Toledo, Nicol Arce, Alejandro Garretón
AlumnosNicolás Astorquiza, Jaime Morales Salazar, María Jopia, María José Muñoz
TalleresDG 3º, DG 4º, DO 2º

WhatsApp Image 2017-12-04 at 11.47.54.jpeg

DSC 0372.JPG IMG 20171109 195459.jpg

Extracto Examen Taller Diversión del hábito, 2017.

Iniciamos el segundo periodo de estudio que corresponde a la travesía con todas sus particularidades. Direccionamos nuestra brújula al norte. Recibimos de las recientes diseñadoras tituladas un kit completo de travesia: mesas plegables, pisos armables mesones de cocina,mobiliario de guardado, bajo un manto de sombra,incorporando una franja luminosa de 12m. de largo por tres de ancho 48 m.cuadrados de cobijo más implementos para cocinar y comer para 25 personas. Cocina que de verdad corresponde a una nueva versión de la expuesta en la última bienal de diseño - cocina de emergencia- la cual preparar no basta, sino, lo importante es dar lugar -situar- convocar para recibir a la comunidad que en esta ocasión no está bajo un estado de emergencia sino de estudio en donde el restauro de cada jornada tiene plenitud al igual que la palabra.Quiero extender lo recién escuchado a Rodrigo sobre la definición de Fabio Cruz de arquitectura- a los diseños- ...los quehaceres de los hombres se dan en celebración o fiesta. Nuestro norte es la localidad de San Félix poblado situado en el valle de los españoles a 65 km. de la ciudad de Vallenar. El equipamiento o kit está pensado para ser transportado en camioneta forma que adopta al viajar y otra al ser almacenada. Nuestro número de estudiantes,sumados al del taller de Tipografía de Alejandro Garretón y Nicole Arce cumplia en plenitud la capacidad de este equipamiento, nunca antes verificado.Lo significativo de este encuentro no es el calce o número de personas sino la realización de una obra en común. Al igual que el comienzo del trimestre en esta etapa de travesía hay que poner las manos a pensar. El regalo- que se realizó para las misiones de la ead- fue nuestra seña. Desde un plano troquelado y plegado conforma el objeto símbolo de la cristiandad ,la cruz de cristo. Un cuadrado de cartón es nuestro origen cuyos troqueles y plegados conforman un cuerpo, las propuestas individuales son válidas tanto para declarar los NO como sus aciertos,las próximas entregas incorporan la movilidad como requisito,un doble movimiento, una exigencia. De modelos de cartón a prototipos de metal, de uno a varios. La producción simplificó la elección, las variantes las darán los trazos coloridos ,la diversidad, su vinculación a un eje, del eje a la justeza de la estructura, es asi como la obra adquiere la medida exacta esta estructura de madera erguida y ordenada alzará el juego de estas figuras . Esta figura abstracta con la voluntad de atrapar la brisa y vientos del valle tiene tamaño pero no lugar . Vladimir el joven presidente de la junta de vecinos Nº 11 nos permitió el único lugar posible sin trámites burocráticos, y ante nuestras explicaciones, siempre confirmaba con un si,si,si. Es el ángel protector que aparece en cada travesía. En la bifurcación hacia el pueblo y la carretera que conduce la la minera Pascua lama se funda el signo-lúdico. A 700 mt. de la plaza principal.Coincidimos sin saberlo lo que deseaban sus habitantes y rogaban a las autoridades. Alejandro con su taller remarcaron el sentido colocando allí el nombre del poblado San Félix y su ubicación Valle de los Españoles. Seducimos a un pequeño grupo de residentes abandonando sus labores para que nos acompañen en la formalización de entrega de la Obra ,solo allí,en ese instante, el último día, pudimos escuchar en palabras y cantos, el lamento de un pueblo;su tierra la que ocupó la (cultura Molle) hoy contaminada sus aguas por las mineras multinacionales ponen en jaque a la ancestral cultura de la tierra. Hasta acá todos en la persistencia por el obrar en común, recojo también la afirmación de Herbert, lo en común no es algo ganado, sino por conquistar...cada vez.

Notas desde el taller de Tipografía a la Travesía San félix

La participación del Taller de tipografía en la travesía a San Félix fue en buena parte albergada por el taller de Ricardo Lang y Manuel Toledo, por cuanto ellos tenían avanzado sus preparativos cuando nos incorporamos a las faenas previas, desde las respectivas materias propias de cada taller. En el caso del Taller de tipografía el periodo previo a la travesía conforma un régimen de observación dirigido a conformar el fundamento para el diseño de una tipografía el cual se desarrolla a partir de la experiencia de dibujar en la ciudad con el pincel para poner en juego el potencial de carácter que puede alcanzar la linea. Esta linea de pincel en el dibujo de observación es cuestionada en su carácter asimétrico dado que el perfil de esa linea requiere ser construido según el borde que deja punta del pincel en forma simultánea al borde curvo en que el pincel se flecta, dependiendo de la velocidad y la presión. De esa manera, la forma de la linea se constituye en una extensa experimentación sobre los niveles de abstracción que se cuestionan entre el dibujo imitativo y la reflexión sobre el potencial de carácter que puede retener la linea en la construcción de su asimetría como principio de su vitalidad en función de las definiciones del contraste y la regularidad inherentes al diseño de un sistema de signos. Los casos de observación de los arboles mas o menos densos en la ciudad o la fruta mas o menos ordenada en la feria, abren las variables de la luminosidad a través de los perfiles descritos por la linea y desde ahí la posibilidad de encontrar y sacar desde el propio dibujo el genero de relaciones que recogen las particularidades que describen el carácter de la linea y fundamentalmente la vitalidad de este perfil en su caracterización de la superficie. Esta etapa de observación corresponde al periodo previo a la travesía y está en principio destinada a la fundamentación de una proposición para el diseño de una tipografía. Sin embargo la aventura propia de la travesía puso en relieve un contexto propio del lugar cual se fue conformando en la medida en que las tareas de la obra se tornaron sensibles a las conversaciones y las palabras con la gente del lugar. Nuestra disposición para oír a los habitantes de San Félix, cobró una relevancia mayor cuando en pleno acto de entrega de la obra, dos mujeres piden cordialmente la palabra para manifestar en primer lugar, que estamos dentro de una comunidad que intenta mantener viva su tradición pre-colombina, “en reconocimiento de nuestros antepasados Molles quienes caminaron en estos valles y montañas, varios siglos antes de la llegada de los españoles” y en segundo lugar a través del canto a capela, cuyo tema central es la vitalidad del agua considerada un valor ancestral en su cultura y actualmente amenazada por la explotación minera a gran escala. En estas dos voces vemos que afloran luces del ha lugar al que se dirige toda Travesía, pues ellas cantan a su manera el presente de una comunidad, en la cual cobra sentido pertenecer a una tradición que aún se resiste a abandonar la tierra de sus ancestros (condición relevante tanto para descendientes nativos como europeos). En este sentimiento de perseverancia en el apego al lugar, vemos que se manifiesta una doble temporalidad si tomamos en consideración la diferente amplitud que toma la condición ancestral en este contexto, denotado por ellos mismos cuando reconocen y distinguen dentro de su propia comunidad los apellidos españoles y nativos como testimonio de una historia en que su pasado se desdobla en dos temporalidades que debemos considerar. Esta condición patente aflora cuando la palabra Molle es pronunciada por boca de sus habitantes -en medio de un acto que celebra el ha lugar propio de la travesía- para decirnos que nuestra propia perseverancia al encuentro del aquí y ahora de San Félix, trajo a presencia que el presente en América está compuesto de dos pasados. Al término del primer poema de Amereida se nos advierte como en San Félix que

                         “......allí el tiempo nace de la guardia
                         ¡ oh desapegos que uno mismo ignora
                         antiguas gentes nocturnas 
                         a quienes el peligro abre sus ofrendas
                         y la primera tumba inútil
                         donde con gracia 
                         comenzar otro pasado!”

Así la palabra Molle que aflora en el acto de entrega de la obra en la Travesía a San Félix hace resonar y desvela los profundos “desapegos que uno mismo ignora” para decirnos con sus propias palabras y cantos sobre sus ancestros y que para ellos también “el tiempo nace de la guardia” si entendemos como formas de cuidado lo que ellos han hecho evidente, así podemos reconocer que las palabras propias del lugar, trajeron a la Travesía una doble temporalidad, condición que nos permitiría volver y nombrar la obra como un signo que señala un aquí y ahora “donde con gracia comenzar otro pasado”. La inmediatez propia de las palabras en acto iluminan la experiencia de travesía, y su resonancia más que su mero registro, trajo a la materia del taller una perspectiva renovada sobre su propósito inicial en el contexto del diseño tipográfico; esto es porque uno de los vestigios más relevantes que se conservan sobre la cultura Molle está reflejado en el testimonio de su intensa actividad pictográfica, la cual desde nuestra perspectiva en el estudio de la tipografía, constituye un estado elocuente de abstracción llevado a cabo a través del dibujo. Esta es una característica común a todos los sistemas de escritura, de modo que las pictografías Molle que se estudiaron a la vuelta de la travesía se constituyeron en una referencia que puso en contexto las etapas previas del taller correspondientes a la observación del carácter de la linea en el dibujo como fundamento del diseño de una tipografía. Tales referencias permitieron reconocer que dichas etapas de observación estaban más cerca del dibujo que de la escritura y por esa razón y en concordancia con la posibilidad de llevar a obra la experiencia de la Travesía, decidimos redirigir el objetivo del taller, para diseñar un sistema de pictografías destinadas a los contenidos propios del poblado de San Félix y a sus requerimientos de una comunicación gráfica sin palabras y particularmente tomando como modelo los niveles de abstracción evidentes en la pictografía Molle. En consecuencia, la materia del Taller de tipografía -que se realiza esta vez en modo inaugural dentro del contexto de implementación del Cambio curricular- logró abordar un aspecto esencial al diseño de la tipografía como es el diseño de un carácter gráfico centrado en los niveles de abstracción del dibujo. A partir de ello cada alumno está convocado a vincular sus propias observaciones sobre la linea en la abstracción en el dibujo a la luz de los antecedentes Molle los cuales se constituyen en una verdadera lección sobre los niveles de abstracción que buscábamos al inicio del taller. Así el proyecto final de la etapa es redirigido a la proposición de un sistema pictográfico funcional a la actualidad de San Félix, en respuesta a lo observado a propósito de su doble temporalidad como una forma de responder al sentido que ellos aluden a nombre de sus ancestros.