Travesía Melimoyu 2022

De Casiopea
Cargando el mapa…
Travesía Melimoyu, 2022
2022/11/18 - 2022/12/03
DestinoMelimoyu, Comuna de Cisnes, Región de Aysén
ObraPlaza de Melimoyu, Escultura Doble Encallada
ProfesoresJaime Reyes, David Luza, Iván Ivelic
AyudantesGabriela González Canessa, Maximiliano Olea, Marie Pirard (UCLouvain)
AlumnosLuciana Araya Gonzalez, Sofia Carrasco Rivera, Fernanda Ciudad Perez, Omar Avaria Aguilar, Alvaro Espinosa Ferreira, Alfonso Fuentes Lufer, Constanza Gallardo Castillo, Diego Garmendia Fernandez, Thiare Garrido Rojas, Anette Gonzalez Pozo, Josefa Herreros Cardenas, Maximiliano Irribarra Paimilla, Carolina Maldonado Weber, Macarena Mallea Gonzalez, Martina Mellado Valenzuela, Felipe Miranda Orrego, Antonia Morales, Catalina Morales Zuñiga, Catalina Muñoz Castro, Mario Navarro Servan, Josefina Pozzo Astele, Cristobal Reitze Simian, Anais Rodriguez Rojas, Federico Tealdo Latorre, Roberto Tobar Gonzalez, Martin Toledo Saurines, Benjamin Torres Navarro, Ismael Valdes Alicera, Cristobal Valenzuela Flores, Nicolas Vallejos Hiriart, Catalina Vega Perez, Esteban Aguilera Maldonado, Katherine Bustamante Soto, Sebastian Campos Rivera, Vicente Fernandez Carmona, Pilar Flores Alballay, Nicolas Flores Martinez, Cynthia Fuentes Leiva, Vicente Guzman Baquedano, Jose Herrera Núñez, Francisca Kemp Villarroel, Lisa Mair, Eva Monteiro Veloso, Carolina Olivares Rojas, Tomas Ortega Retamal, Danae Pirce Badillo, Nicolas Quevedo Briceño, Bastian Quiroz Cabello, Maria Paz Quiroz Salazar, Bastian Santibañez Wormald, Mishki Silva Arancibia, Sofia Tobar Mori, Camila Torres Cisterna, Camilo Torres Monsalve, Cristian Valdivia Sandoval, Catalina Valenzuela Mena, Carolina Varela Giesecke, Alejandro Vera Donoso, Barbara Vera Espinoza, Francisca Ñancucheo Tapia, Irati Azkue Zaldua, Alejandro Cordoba Martinez, Jose Mercado Rodriguez, Gonzalo Urrutia Astudillo, Nicolás Cortés-Monroy Guajardo, Marcos Arredondo, Sebastián Rubilar Gutiérrez, Josefa Herreros Cárdenas, Anais Rodríguez, Francisca Blanco, Francisca Faúndez Soto
TalleresARQ 3º, ARQ 4º, ARQ 5º

Pre Travesía

Presentación Poesía y Obras

Archivo:Presentación Obras&Poesía (low).pdf
load PDF

Presentación Escultura y Obra

Archivo:Presentación Escultura&Obra (low).pdf

Travesía

Fotos y Videos de la Travesía

Flickr de archivo-escuela.

Obra de Travesía

Láminas finales expuestas en Sala América

load PDF load PDF

Textos del Examen de fin de año de los profesores

Iván Ivelic
Esta travesía a Melimoyu se inscribe en un grupo de lugares del archipiélago pertenecientes a la comuna de Cisnes, región de Aysén, que hemos visitado en travesías anteriores: el 2016 Puerto Cisnes, 2017 Puerto Gala, 2018 Puerto Raúl Marín y 2019 Melimoyu lo cual se postergó a este año producto de la pandemia. A partir de la relación con nuestro ex alumno Alejandro Delpino, Director de Obras del Municipio, logramos que las obras en Cisnes, Gala, Marín y Melimoyu fueran financiadas con fondos municipales. Con este aporte es posible realizar travesías de 15 días a Aysén, considerando que el presupuesto establecido alcanza solo para financiar el viaje y la alimentación. El lugar debe su nombre al volcán Melimoyu, nevado referencial desde la lejanía. El poblado de 18 habitantes se emplaza junto al camino de 5 km que vincula dos embarcaderos, el principal en seno Melimoyu y el secundario para embarcaciones menores, en Seno Gala. Lugar de colonización tardía a fines de los 70, promovida por el estado, el poblado concentró a los habitantes dispersos en canales y fiordos para dotarlos de servicios básicos. El lugar de la obra está destinado a la Plaza. El lugar al que llegamos fue un claro de 15 x 30 metros en medio del bosque húmedo que caracteriza a la región. Concebimos la obra como un paseo que se interna y retorna, se mira a sí misma y al que la recorre. Es un desvío del camino, un ensanche transversal y detención al interior de Melimoyu. Cálculo y Planificación; Improvisación y Ajuste. Todo lo calculamos, cubicamos y cotizamos. Todo lo que se lleva es conocido. Está clasificado, tiene responsables. Transporte, Dineros, documentos, Alimentación, Implementos, Ámbito, Herramientas, Materiales. Más allá del cálculo, los acontecimientos se dan de forma distinta. Se produce el descalce, entre lo planificado y la realidad. El tiempo en Travesía es un ajuste permanente en busca de la forma. El cuerpo colectivo del taller cobra forma con el paso de los días, así como los materiales cobran forma en el lugar. Una correspondencia de tamaños y energías

Gabriela González
Toda travesía amerita un trabajo previo, una coordinación que poco a poco va construyendo las distintas dimensiones que nos sostendrían por 15 días en el extremo sur del país. Se trata del cálculo de las proporciones en grandes cantidades, de aquello que parte como una unidad menor y se multiplica, que adquiere un peso y un volumen considerable que nos acompañará durante todo el recorrido. Se deja de ser uno para pensar en el habitar de muchos. Son este conjunto de operaciones al que se abocaron estudiantes y profesores durante la pre travesía, un tiempo imprescindible que dice no sólo del cálculo, sino también de un saber hacer, pues se trata de proyectar dimensiones que también son parte del oficio. La coordinación en la cantidad de madera a utilizar en la obra no es más importante que el cálculo en la cantidad de fruta y verdura necesaria para la alimentación del grupo. Ellas quedan en iguales niveles de importancia y que además son necesarias de anotar, tabular, itemizar. En este sentido, la conformación de grupos y la comunicación entre ellos dicen del éxito que se tendrá ante los imponderables del viaje y la estancia. De esta manera cada estudiante se transforma en una pieza clave, adquieren un rol y una responsabilidad que deben sostener hasta el término de la travesía.

Max Olea
Sobre el viaje y sus transiciones. Otra dimensión que recogemos es la del viaje, la de atravesar el continente en los distintos modos de transporte y ser testigos de un habitar que transita durante poco mas de 1 día y medio, casi un cuarto de la travesía ida y vuelta. La postura del cuerpo que se recoge y se adapta incómoda al asiento del bus, la mirada que va observando las transiciones del recorrido. También son dimensiones que van preparando, aquilatando el ánimo en su llegada al destino. Se recorre de Viña hasta Pargua en bus por 24 horas. Se acaba el continente, y la transición insular de Chiloé nos prepara para navegar las 12 horas que separan Quellón de nuestro destino. Embarcamos en el Queulat, aparecen los mares y las lluvias y con ello la faena de descargar el bus, sostener el peso de las mochilas, disponernos nuevamente en el embarque, para cruzar el maritorio que nos tocó conocer y atravesar. De a poco se van registrando en las bitácoras esas transiciones (para muchos de nosotros vistos por primera vez) de aquellos relieves y los paisajes en el mar de Aysén. La medida de la distancia y los tamaños vienen dados por los traslapes entre las islas y volcanes que rodean el archipiélago, y el último que se nos aparece es el volcán que da nombre al lugar, hay que atravesarlo para internarse en un mar manso y tranquilo. Hemos llegado a Melimoyu.

Obra de Travesía. Plaza de Melimoyu

David Luza
Obra plaza de Melimoyu (plaza del paso umbral) Las plazas fundacionales de las ciudades en sus orígenes buscaron lo plano, no en razón de una accesibilidad como sería hoy la premisa sino que para asentar la visión cultural e utópica de lo público, cuyo tamaño debía ser el apropiado para emplazar los edificios principales para el ejercicio del poder y celebración. En esta plaza que también es fundacional, lo plano no se busca, hay que construirlo, no al modo de establecer un solar, sino un borde, borde frontera, a modo de un breve paseo, borde que su ensanchamiento permite la residencia, es un primer paseo para consolidar un primer momento de un próximo parque, para los otros paseos, por tanto no es plaza para emplazar edificios sino recorridos, así esta plaza umbral, reúne suelo y mobiliario a la vez, o mobiliario, es una forma que esplende en ser forma en transición. Dado el contexto natural de la zona, donde la presencia del agua, en varias de sus versiones, da origen al término maritorio, podríamos indicar que es una plaza que consolida un ecotono arquitectónico, pues se da en tensión entre dos sistemas, el suelo, que en Melimoyu es el o los caminos principalmente, y el agua, no solo los ríos, cascadas, canales y fiordos, hay que incluir el fango, así, esta plaza, su plano es estar en esa transición. La materialidad es la madera, ello permite adoptar la prefabricación de los elementos, módulos y corredores. Se trata de ocupar una las propiedades que da la arquitectura, trabajar con lo seriado para que en su conjunción aparezca la singularidad. Lo regular, largo ancho y alto, es un espacio cúbico que es también un espacio de hospitalidad y de transición a ser extendido por cada paseante que ingrese al futuro Parque que enmarcará la obra.

Escultura "Doble Encallada"

Enlace a Escultura Doble Encallada

Esta escultura fue diseñada para la Travesía de 2019 que no pudo realizarse. Desde entonces estaba a la espera. La escultura está construida con madera de pino impregnado de 2x8" (5x20 cm) cepillada. Alcanza una altura aproximada de 4,5 mts. Las conexiones entre las piezas son de tarugos de madera encolados. Se fijo a su base también con tarugos.

Maqueta escultura Melimoyu.jpg 20221129 - Travesía Melimoyu - escultura Doble Encallada - 208.jpeg

Poema de la Travesía

Juego de las Cartas

El poema de la Travesía fue hecho por todos en un acto en el muelle de Melimoyu. Se realizó en base a dos juegos de cartas de Phalène. El primer mazo: Cartas de la Phalène (Travesía Vodudahue) fue realizado por estudiantes de diseño gráfico para la Travesía de Vodudahue de 2015. El segundo mazo fue realizado especialmente para esta Travesía: Cartas de la Phalène (Travesía Melimoyu).

Poema "Bajo la lluvia"

Y bajo la lluvia un campo sale
de la cabeza este paisaje en los ojos
del insecto de la degradación del bosque

entonces la distorsión del universo en punto
de fuga a los frutos rosados
en un bosque la cruz del sur
en puntos la división del planeta
y en dos mundos vamos cociendo América
                          y descubriendo Melimoyu

en barco con bosque
            en el cielo hasta la lluvia
del colibrí el viento junto a un gran árbol
recorrer en sequía un sendero hacia el sol
allí el Partenón en una noche
estrellada de manos frente al pasar
en la ventana de la muerte
              de las letras
que se plasman en un ciclón
y desde llamas emerger
y desde el haz de luz una madre
escalando un árbol cual barco encallado

así bajo el humo la mujer
equilibrada esta América y colonizada
esa mujer gritando luz
          navegando islas puntiagudas
       aquel bosque punteado
hasta el vacío quebrado
de un color de una constelación
de ojos sobre el valle estrellado

y tú caminante del sendero
sombrío tu mundo sobre grandes manos
tu bandada que persigue la estela
del agua del bosque iluminado
entre nubes con lágrimas del mar
sin raíces al interior de la tierra

aquella parte de una cartografía
con rascacielos de rocas
con países que acogen
entre nieblas un islote helado

y tú mujer
guitarra y capilla
quemándose en colores
cuya cascada de telas coloridas
y superpuestas como cáscaras
almendras como pájaros
volando sobre el mar
abierto a las manchas
cual pintura de pared
        rota en el bosque
            de piedras y aguas

Es América del Sur con el pasar
del tiempo en aquella doble noche
cuando un hombre caminando
hacia las nubes que de monstruos
bajo el precipicio de esferas de lana
en llamas las aves volando sobre el mar
y abierto el bodegón de Melimoyu la palabra
       así ahogada la palabra
           en un vaso
              en un beso