Tras-paso Senoidal

De Casiopea


TítuloTras-Paso senoidal
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveonda, geometría, valparaíso
Período2016-2016
AsignaturaTaller del Habitar,
Del CursoTaller del Habitar 2016,
CarrerasDiseño, Diseño Industrial
Alumno(s)Antonia Martinez
ProfesorMarcelo Araya, Carlos Chávez

Ensayo

Cada ciudad posee aspectos característicos que las definen en cuanto a su estructura, funcionamiento y modo de habitarla, aspectos que influyen directamente en la llamada esencia o alma que otorga una vida única a esta ciudad.

La esencia de una ciudad se construye a partir de una suma de múltiples elementos ubicados en un pasado y futuro que se combinan en un presente continuo; toda la historia, lo edificado, y lo dicho forman parte de un presente sin pausas que se mantiene en constante metamorfosis gracias al tiraje de un futuro incierto, aunque definitivamente distinto. Las condiciones geográficas e históricas, la disposición de cada elemento construido, los trazos de los caminos, las personas, la economía, entre muchos otros factores, serán decisivos en este panorama general de la esencia de una ciudad.


Cabe preguntarse, bajo que condiciones se percibe la esencia de una ciudad. No basta con mirar postales típicas o escuchar relatos para generar una idea completa de un lugar determinado, solo se generaran muchos conceptos quizás aislados que serán difíciles de relacionar. De esta manera, se concluye que para lograr percibir la esencia pura de un lugar, es necesario estar presentes e inmersos en el, recorriéndolo y observándolo, volviéndonos parte de su ritmo continuo y variable, el mismo que une estos conceptos aislados previamente descritos.

Luego, surge una nueva pregunta, ¿por qué se dice que la ciudad posee un ritmo? y básicamente se debe a que todo lo posee. La definición de ritmo alude a que corresponde a la forma de sucederse y alternar una serie de cosas (movimientos, palpitaciones, acontecimientos etc.) que se repiten periódicamente en un determinado intervalo de tiempo. El universo funciona de esta misma manera, en base a movimientos y ciclos, lo que no es mas que ritmos variantes a diferentes escalas que se particionan y se dan en distintas circunstancias, por ejemplo, la rotación de la tierra, o el ciclo del agua. “El universo es un sistema bipartido de ritmos contrarios, alternantes y complementarios” (Octavio Paz, El arco y la lira) “El ritmo es inseparable de nuestra condición humana: es la manifestación más simple, permanente y antigua del hecho decisivo que nos hace ser hombres: ser temporales, ser mortales y lanzados siempre hacia «algo», hacia lo «otro»: la muerte, Dios, la amada, nuestros semejantes” (Octavio Paz, El arco y la lira). Los humanos y los seres vivos, de igual manera somos rítmicos, establecemos ciclos y patrones que ayudan a organizar nuestra existencia, por ejemplo, la manera en que funcionamos o la forma en que habitamos los espacios y construimos ciudades. “El ritmo somos nosotros mismos expresándonos” (Octavio Paz, El arco y la Lira). Valparaíso posee una estructuración muy característica y emblemática, la cual se dio de manera espontanea gracias a las condiciones geográficas del lugar y su construcción improvisada y desregularizada ante el crecimiento de la población que lo habita. A grandes rasgos, se puede decir que en primera instancia, se encuentra el mar, plano y parejo que limita con un primer tramo de suelo firme, recto y organizado, el cual al comenzar el ascenso por las quebradas y laderas rompe su orden cuadriculado y tiende al caos visual el que va disminuyendo cada vez más al acercarse a las zonas planas de las cimas. En la búsqueda del ritmo de Valparaíso, se plantea la interrogante de cual es la unidad geométrica básica que compone esta ciudad en su totalidad, involucrando su mar, el llamado plan, laderas y cimas, y cómo esta unidad al relacionarse consigo misma en distintas intensidades puede generar el ritmo característico de Valparaíso y a su vez su esencia. Para lograr esto se requiere de generar un amplio recorrido que abarque la mayor cantidad de lugares que componen en su totalidad la ciudad y un elemento característico que comparar, presente en todo el recorrido. Los espacios de transito y detención públicos dan a Valparaíso un carácter único sobre otras ciudades, debido a la variedad de maneras de recorrer que existen. Por un lado esta el plan con sus calles rectas, planas y organizadas, y por el otro se encuentran las curvas, las pendientes, los muchos tipos de escalones y descansos improvisados de los cerros. Por lo tanto, el objeto de estudio se concentra en los caminos que determinan distintas maneras de recorrer la ciudad, y de esta manera un ritmo compuesto por distintas intensidades. La unidad básica capaz de abstraer estas distintas intensidades del recorrer es la onda senoidal. Esto se debe a que el conjunto de ondas generan un ritmo continuo (tal como lo es un recorrido), y en la variación de la amplitud y la longitud de este conjunto de ondas se generan diferentes ritmos que se asocian a diferentes modos de recorrer. En el plan de Valparaíso, se observa una manera bastante única de recorrido: la gente transita en una pendiente casi nula, en trayectos rectos y por la vereda, lo que genera una homogeneidad en el modo de recorrer este sector. A medida que el paso llega a las quebradas y laderas del cerro las opciones se multiplican: ascensores, caminos planos que se curvan por el cerro para amortiguar su pronunciada pendiente, escaleras continuas infinitas, escaleras con planos horizontales amplios para el descanso, escalones altos y bajos, etc. Ir en subida o en bajada ya involucra un ritmo mas rápido o lento que en una planicie horizontal, y dentro de esta pendiente se insertan otros tipos de ritmos. Para aclarar lo anterior y dejar expuesto el fenómeno de ondas que se inscriben en otras, un ejemplo: en una misma calle con una pendiente definida, desciende por el lado derecho una persona por una escalera y por la izquierda otra persona desciende por lo plano empinado. Las personas llevan ritmos distintos en una misma pendiente. Además, como el humano habita en lo horizontal, la pendiente del cerro se ve muchas veces fragmentada por plazas, o zonas de recreación pública. Por ultimo, al llegar a las cimas de los cerros la ramificación de caminos que existen para subir tienden a disminuir y ordenarse, la pendiente se vuelve casi nula al igual que en el plan, y a pesar de que no existe ese orden recto y único que hay abajo, el caos de la ladera desaparece y se distingue un orden de fácil y único transito. De la manera que se da esta estructuración de ondas ligadas a los caminos, de igual forma ocurre en el orden de edificación de Valparaíso. El plan se caracteriza por un orden lineal y casi homogéneo, donde muchas veces manzanas completas se componen de construcciones continuas; además se limitan muy bien los espacios comunes de los privados. Luego, en las quebradas se amontonan las casas sin un orden aparente, de manera que es difícil identificar líneas definidas que entreguen una estructura, además los espacios públicos y privados también tienden a confundirse por la falta de espacio. Por último, en la cima el caos de aglomeración de casas de las quebradas tienen a distenderse, ordenarse y limitarse. Finalmente, en la unión e interacción de estos distintos tipos de ondas senoidales: grandes, pequeñas, rápidas, lentas y hasta unas inscritas dentro de otras, se puede apreciar un plano general del ritmo de Valparaíso, y si al organizar estas ondas se generan segmentos mas alborotados y otros mas ordenados se podrán apreciar las distintas partes (plan, ladera, cima) que conforman la esta ciudad. “Cada ritmo es una actitud, un sentido y una imagen del mundo distinta y particular” (Octavio Paz, El arco y la Lira) Absolutamente todo en este universo es ritmo, hasta la partícula más inmóvil al interactuar con su entorno genera un ritmo único. Resulta un método eficiente analizar nuestro entorno de esta forma ya que lo esencial, el alma de lo que se observa, llega a su abstracción máxima en una sucesión de sonidos, que a pesar de ser simple, no pierde sus particularidades y cada aspecto de lo observado se hace presente.

Estudio Previo

Encargos de observación

1.Características particulares de Valparaíso: su gente y geografía.

Archivo:Salidacro1.1.jpg
La continuidad de la ciudad construida sobre cerros, se rompe al enfrentar la pendiente pronunciada de su ladera generando vacíos que demarcan limites entre ellos.
Archivo:Salidacro1.2.jpg
1.Las personas habitan en lo horizontal oponiéndose a la pendiente natural del cerro, debido a que es más fácil desplazarse de esta manera. 2.La cancha en su gran dimensión se vuelve un punto localizado de reunión de gente, ya que su horizontalidad propicia el ambiente para desarrollar todo tipo de juegos.
Archivo:Salidacro1.3.jpg
La condición empinada de Valparaíso hace necesaria la consolidación de escaleras y terrazas que contrarresten las pronunciadas pendientes, generándose así sitios donde la gente permanece en descanso; lo cual corta el flujo continuo que se genera en los peldaños.

2.Cómo se habita Valparaíso: contraste entre dibujos desfigurados con el reflejo de una bola y dibujos lineales

Archivo:Salidacro2.1.jpg
1.En la altura, la privacidad se pierde al observar la quebrada que se enfrenta, ya que desde este punto el cerro contrario se revela de igual manera desde su base hasta su cúspide, tanto lo exterior como lo interior (en menor parte), mostrando lo que hacen, dicen y escuchan la gente que lo habita. 2.En la lejanía el cerro se homogeneiza y se pierde en su forma general las particularidades de cada casa.
Archivo:Salidacro2.2.jpg
1. A medida que aumenta la altura, la vegetación y el suelo natural del cerro se deja entrever, liberando más espacio. Las calles se vuelven menos transitadas de manera que hacen más evidentes los límites de los sectores públicos y privados. No así al descender hacia el Plan de Valparaíso. donde los espacios públicos se entremezclan con los privados. 2. El abundante follaje de la cúspide del cerro hace desaparecer las casas en sus sombras. Su tono se va atenuando a medida que se desciendo y se disminuye la presencia de vastas zonas de vegetación.

3. Descubrir la ley geométrica de Valparaíso: técnica tinta china desformada

Archivo:Salidacro3.1.jpg
Escalones altos, escalones bajos y la pendiente continua permiten el paso por el cerro, difiriendo en el ritmo con el que se transita.
Archivo:Salidacro3.3.jpg
La caracteística inclinada y particular del cerro habitado genera grandes densidades de casas que se aplilan una sobre otra, generando un descanso o cambio de ritmo en las calles que cortan la continuidad del tránsito.
Archivo:Salidacro3.2.jpg
Los amplios escalones permiten un descenso pausado o bien, utilizar las planicies como sitios de descanso que se contrastan con el descenso continuo de la pendiente lineal.
Archivo:Salidacro3.6.jpg
Los techos escalonados muestran que dentro de la pendiente del cerro se generan espacios lineales y horizontales que permiten que la gente lo habite.
Archivo:Salidacro3.5.jpg
Entre las amontonadas y escalonadas casa de los cerros, se abren espacios amplios y horizontales que permiten el desarrollo de la vida recreativa dentro del barrio y el descanso o pausa de los habitantes.
Archivo:Salidacro3.4.jpg
La subida al cerro caminando se genera por medio de escalones que se intercalan con planicies en modo de descanso cada vez más presentes al acercarse a la cima. Esto implica que la subida no se de de manera uniforme si no que posee ritmos que disminuyen o se aceleran.



Encargos de construcción

1.Construir la ley geométrica y unidad discreta de Valparaíso

Archivo:Cajononda2.png
Vista frontal, lateral y trasera del objeto

2.Construír una lámina que relacione la unidad discreta para generar un ritmo

Archivo:Laminasenoidal1.jpg
Lámina 1: construida a partir de la reiteración de una onda senoide.
Archivo:Laminasenoidal1.1.jpg
Detalle de la construcción de las ondas inscritas dentro de otras.

3.Entrega final: Reconstruir la lámina, poniendo especial cuidado el el ritmo generado, además generar un sonido que acompañe el ritmo de lectura de la lámina

Archivo:Laminasenoidal2.jpg
Lámina 2: Entrega final del módulo

Link del ritmo que acompaña la lámina https://soundcloud.com/anto-martinez-christie/anto-senoidal-5