Tomas ortega "El presente en lo creativo"

De Casiopea



TítuloEl presente en lo creativo
AsignaturaTaller Amereida 2014, Taller Amereida V
CarrerasDiseño Gráfico
Alumno(s)Tomás Andres Ortega Araya

El presente en lo creativo

El oficio que llevamos es el de arquitectos y diseñadores, nuestra principal labor es el crear, el crear se entiende por el acto de entrar en un proceso creativo para llevar una idea a la luz, entendiendo también esto como que la idea llegue a un otro, lo creativo comienza de la idea, la idea que nace de la propia condición humana. ¿cómo hago aparecer algo en lo creativo?, ¿desde donde comienzo para hacer aparecer? La creación siempre tiene un contexto espacio-temporal, es el aquí y el ahora, el aquí lo puedo entender como el contexto espacial de donde se construye la idea, el ahora es el momento, el instante donde se llevara a cabo la idea, el momento es importante porque no puedo crear algo creado, haciendo un referencia a lo creado en un momento pasado, pero puedo crear algo que estará en el futuro, el momento de la creación o mejor dicho el momento de la idea nada entre el hoy y el mañana (desde hoy construyo el mañana) , el hoy también llamado presente, da cuenta de lo temporal, pero también da cuenta de algo que es regalado, algo que es gratuito y que aparece sin ser esperado.


Los creativo comienza cuando me hago cargo del presente y cuando me hago cargo de mi oficio (yo creo ahora), el oficio es algo que se ejercita durante la vida, algo que se realiza por gusto, que produce el gozo en el ejercicio, nuestro oficio crea y da gozo al crear ¿pero de donde surge el gozo?, el gozo es la emoción que se puede desprender del amor un sentimiento que carece de la razón no tiene un objetivo , no tiene un fin, solo es, y existe, al existir pertenece al presente. Me hago cargo de mi oficio cuando lo disfruto, pero ¿cuando me hago cargo del presente?, el ahora da lugar al oficio, al espacio y al objetivo.El espacio lo puedo tomar como un lugar, el sitio donde la creatividad traerá a presencia algo, se puede referir también a traer al presente algo, y como se definió antes, presente se entiende como un regalo, por lo que nos podemos referir a traer un regalo a presencia . “Zeus termina la construcción de un mundo. Todos los dioses están presentes. Sobreviene un admirable silencio, estupor ante la belleza de lo construido. Entonces Zeus pregunta a los dioses si falta algo para que la construcción sea perfecta. Los dioses convienen que algo falta. ¿Qué? Falta la palabra, pues sólo la palabra elogia. Y entonces Zeus crea las Musas.”En el relato la palabra es originaria de las Musas -se trata pues de todas las artes-. En seguida su función primordial es el elogio(hay que ser absolutamente moderno. Godofredo iommi), el elogio se refiere a traer las cosas buenas de algo, las cosas que destacan, las cosas que le dan un carácter único, y traer a presencia lo bueno del mundo “traer el regalo de los dioses a presencia”.¿ Cuando un lugar es un regalo? Un regalo es algo que se entrega sin más razón que entregar, es algo que se le aparece a uno sin ser esperado, históricamente América aparecía ante Colon sin ser buscada. “Puede pensarse –y así lo hacen no pocos– que América es una modificación integrada al rapto inicial de Europa que en la fecha asomó desde Castilla y Sagres, o viceversa, otros pretenden que el mytho-mundo de los precolombinos incluiría al nuevo continente. Pero ni los desarrollos ni las indicaciones que ofrecen esos trabajos, pese a sus finuras, dan cuenta de un hecho: AMERICA. Antes bien son discursos ricos en sugestiones, mas no enfrentan esta existencia o inexistencia de Mytho.En el intento, pretenderemos permanecer cara a cara a la sencillez del hecho recibido y tal como nos fue dado.El resultado, nos parece, produce de hecho una real mutación en la cadencia de Mnemosine. La aparición mera, cuya nota es ser precisamente aparecida como una expansión que no cupo en cálculos ni en expectaciones, semejante a un súbito "aquí estoy", y que por esa razón, con delicadeza, hemos llamado: saludo. El saludo, de hecho, supone el hallazgo e implica subsiguientemente un reconocimiento, pero de tal modo que ese presente se acentúa más como regalo que como inminencia y con ello cual gratuidad insospechada, es decir, mero hallazgo” (Introducción al Primer Poema de Amereida), el aparecer de algo que no es buscado es un regalo en sí mismo, y nos tenemos que hacer cargo de los regalos si queremos crear, ¿cómo nos hacemos cargo del regalo o mejor dicho como nos hacemos cargo de América?


A la medida en que las cosas se aparecen podemos entender que existen, el labor de que algo aparezca solo se le deja a la ruta a algo que es a pesar de uno, ese “solo se le deja” viene acompañado de una intención, de un estudio y de un oficio (un amor por el ver aparecer), pero de todas formas sin ruta no hay aparición, la ruta es más que solo un camino se trata de comenzar algo (comenzar un viaje, comenzar una observación), y comenzarlo una y otra vez en cada observación y en cada recorrer , recomenzar a observar el continente del regalo para poder llegar a un elogio . Si algo existe significa que está en el presente (nuestro presente), cada vez que se observa se esta cayendo en la cuenta de la existencia de algo nuevo, es el primer paso de lo creable, el traer a presencia en la idea, para traer a presencia en el regalo. ¿Con que objetivo traigo a presencia el regalo? Como se analizo anteriormente el oficio viene del gozo de ejercer, del amor, el sentimiento sin razón ni objetivo, y junto a esto el regalo como el hecho de entregar algo por el mismo hecho de lo hecho, el traer a presencia en su máxima expresión comienza de un sin objetivo, es traer a presencia un regalo desde lo gratuito, para que el “otro” lo pueda ver, para que el otro se apropie de lo traído. La ruta que se cruza para llegar al existir, debe venir acompañada de un ¿Para quién?, con el fin de que en lo gratuito el regalo sea entregado y que desde este llegue a un alguien distinto del creador, una idea que no es expresada o no es comunicada es una idea que no existe, por lo tanto si una idea que traigo a presencia no existe no está en el presente del otro, a su vez el objeto de creación pasa a ser un objeto vacio.


Para apropiarnos de la América hay que cruzarla y recruzarla, para observarla , darnos cuenta de la existencia de esta y traerla a presencia, traerla a un presente , en ideas, en objetos, en palabras y desde esto construir el presente y el futuro del “otro” comunicando el regalo “de los dioses” a través de la gratuidad de un oficio que crea a partir de una presente, a partir de unas musas que nos permiten asombrarnos en la observación de la ruta, y que aprecia lo que aparece sin ser buscado, como la primera vez que colon se encontró con un continente que no existía.