Teoría del Diseño: El diseñador en busca de la personalización de los servicios

De Casiopea


TítuloEl diseñador en busca de la personalización de los servicios
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavediseño de servicios
Período2018-2018
AsignaturaTaller de Diseño de Servicios
Del CursoTaller de Diseño de Servicios 2018
CarrerasDiseño
Alumno(s)Antonia Escudero
ProfesorKatherine Exss
PDFArchivo:Ensayoae.pdf

EL DISEÑADOR EN BUSCA DE LA PERSONALIZACIÓN DE LOS SERVICIOS


El rol del diseñador ha cambiado, es un hecho innegable. Desde que se manifestó el concepto de diseñador, el cómo y el qué trabaja éste han sufrido distintas transiciones. Ha pasado del trabajo individual al multidisciplinario, de los productos a los servicios, entre otros. Sin embargo, en este ensayo nos preguntamos ¿Por qué se han generado estas transiciones? Esta disciplina siempre se ha encontrado ligado a la industria. Incluso hay quienes dicen que nació con la revolución industrial, o al menos que fue en ese entonces cuando se comenzó realmente a hablar de diseño. Es por esto que, a mi juicio, los principales orígenes de estas transiciones han sido las revoluciones que ha sufrido el mercado y la industria.

Es sabido que la revolución industrial generó diversos cambios en el mundo de los productos, fue necesario comenzar a pensar todo en torno a la producción en masa. Este fenómeno volvió todos estos productos más accesibles y de mejor calidad. Hasta aquí el diseñador se encontraba cómodo en el campo del diseño de productos, ya que era lo necesario de esa época. Sin embargo, se alcanza un punto donde distintas marcas fabrican el mismo producto sin diferencia alguna. Es aquí donde empiezan a aparecer los servicios, los cuales buscan otorgar un valor agregado a los productos de las distintas empresas, y así poder diferenciarlos de otro, por muy iguales que fueran. Todo esto considerando la definición de servicio del American Marketing Association, la cual aclara los servicios como actividades, beneficios o satisfacciones que están a la venta o son proveídas en relación a la compra de un producto.

William J Regan, en su artículo “La Revolución de los Servicios” menciona que estos al aparecer estaban dirigidos a una clase social más alta, ya que eran mayormente personalizados. Sin embargo, este aspecto se pierde paulatinamente con la masificación rápida de estos beneficios. Pero, ¿a qué se refiere la personalización? Yo creo, en realidad, que la personalización de un servicio se refiere a que este sea entregado a cada uno de los usuarios de tal manera que cada uno de ellos se sienta bien atendido por sí solo, a pesar de ser parte de una masa de gente que espera recibir el mismo servicio. Ya sea lográndose a través de entregar más información, más y mejor personal de atención, etc.

Concibo pues, que la personalización es un concepto clave para analizar los cambios que ha sufrido el rol del diseñador. Su papel cambia un poco con cada transformación que sufre la industria y el mercado, ya que se generan nuevas necesidades. Al masificarse los servicios, se produce la necesidad de traer de vuelta la personalización. Esto abre nuevas puertas al diseñador, ya que debe encontrar nuevas herramientas para lograr este objetivo, puesto que los métodos anteriores de diseño de productos parecían no estar muy relacionados a esta área.

Es a partir de estas necesidades que el diseñador tiene la obligación de empezar a analizar y acercarse más al usuario de lo que diseña. Este acercamiento se empieza a ver de a poco, con el diseño centrado en el usuario, por ejemplo, pero existe una gran diferencia entre lo que uno puede suponer que siente el usuario al recibir un servicio, a lo que realmente siente y piensa al tener que recibir el servicio al mismo tiempo que otras cien personas. No obstante, se puede notar que a medida que pasa el tiempo, se ha intentado ahondar más y más en lo que el usuario puede pensar o sentir al recibir un servicio. Por ejemplo, es muy distinto el modo en que un adulto joven y un anciano pagan sus cuentas. Y si lo pensamos, el darse cuenta de ese simple hecho es parte de la personalización. Pero no se llegaría a eso sin pensar en el usuario, y hay que considerar que ese conocimiento es de lo más básico. Existen ahora procesos mucho más avanzados para acercarse al usuario, a cómo piensa y a que siente, tal como el diseño participativo, por ejemplo.

Es con todo esto que puedo concluir que, el rol del diseñador ha cambiado porque se ha visto en la necesidad de acercarse a la gente para otorgarle una mejor experiencia, y así más su atención. Lo cual se ha ido logrando a través de distintas metodologías que incluso trabajan con el mismo usuario. Mientras más cerca del usuario este el diseñador, más personalización se logra. Más se acerca a sus necesidades o deseos.