Tarea 4 Módulo Investigación

De Casiopea



TítuloTarea Módulo de Investigación
AsignaturaMetodología de la Investigación
Del CursoMódulo Investigación T1 2015
CarrerasDiseño Gráfico
4
Alumno(s)Javiera Escudero


Metodologia del Co-diseño a escala barrial

  • Nombre: Javiera Escudero Zapata
  • Carrera: Diseño Gráfico
  • Profesor guía: Michèle Wilkomirsky
  • Fecha: 14 Mayo 2015


Diseño participativo de proyecto de reasentamiento en Asese, Nicaragua (fuente www.nuevasesperanzas.org)

Acerca del proyecto

El proyecto de titulo se enmarca en la metodología del Co-diseño o Diseño participativo, la cual busca hacer participe a la población en la toma de decisiones en torno a un objetivo en común el cual debe ser identificado por ellos mismos en jornadas y talleres cooperativos. Esta metodología permite empoderar a la población y hacerlos parte del proceso de diseño, de esta manera se puede garantizar que el producto final refleja el sentir de la mayoría de la población.

Para llevar acabo la metodología es necesaria la participación del Diseñador, quien va monitoreando y dirigiendo los talleres y jornadas de participación, la comunidad la cual va participando activamente desde las ideas y por ultimo el proveedor del servicio o producto en cuestión. En la actualidad, los ejemplos de esta metodología en los servicios de diseño son escasos, por lo que nos cabe preguntar ¿Por qué es relevante incluir a la población en el proceso de diseño?¿A quienes se incluyen realmente en este proceso?

Abstract

Hoy en día existen proyectos sociales destinados al desarrollo de barrios que se encuentren en una situacion de vulnerabilidad social y física, los cuales estan a cargo de un ente ejecutor quien se preocupa de implementar el proyecto en su totalidad en el barrio. En este sentido, el cerro Florida de Valparaíso fue uno de los barrios elegidos por el Municipio para ser intervenido bajo el proyecto social “Quiero Mi Barrio” el cual tiene una duración de 24 meses.  El oficio del Diseño puede aplicarse de variadas formas dentro del mercado y se desarrolla dependiendo de las exigencias que este tenga, en este escenario cambiante, el Diseño participativo, o más bien, el co-diseño, tiene como objetivo empoderar a los usuarios del servicio en la toma de decisiones en el proceso de diseño, haciéndolos partícipes activos desde sus experiencias, ideas, proyecciones, etc, para lo que ellos creen que es necesario mejorar.

Mediante distintas actividades, el diseñador puede canalizar el imaginario de la población y llevarlas a lo concreto, lo cual, no sucede en todos los casos ya que no siempre el proceso de creación está centrado en el usuario. Esta realidad suele verse en diseños, o metodologías de diseño empresariales y de negocios, las cuales satisfacen solo a una parte de los actores en juego.

El co-diseño cumple su función de involucrar a la población en el proceso para lograr un resultado que se acerque a la realidad del barrio, en contra posición a lo que sucede con otras metodología que defienden la condición del diseño como algo al servicio del mercado. Para analizar esta metodología es necesaria mirarla desde el punto de vista del usuario y de las herramientas que emplea el diseñador como facilitador y puente de comunicación, respondiendo las siguientes preguntas, ¿A quienes y como se involucra a la población en el proceso?, y ¿Por que es importante incluirlas?

Palabras claves

  • Diseño participativo
  • Co-diseño
  • Barrio
  • Metodologías

El rol del usuario en procesos de diseño a escala barrial implementado en programas sociales

En un mercado que se mueve y se transforma con rapidez, la profesión del diseño se mueve con ello, y es en este proceso donde van apareciendo distintas oportunidades de ejercer la profesión ya sea en el área artística, publicitaria, comercial, textil, etc. Y dentro de las diferencias que puedan dividir el oficio hay un punto que es igual para todos, tiene que ver con la capacidad de comunicar algo, una de las herramientas con la que trabajamos diariamente y que puede transformarse en una estrategia comunicacional, ya sea, para una empresa, para el cliente, para un barrio, etc.

Mefalopulos y Kamlonguera (2008) Define la estrategia de comunicación como una serie de acciones bien planificadas que propone lograr ciertos objetivos a través del uso de métodos, técnicas y enfoques de comunicación[1].. La estrategia comunicacional barrial debe contribuir a expresar de manera continua y reiterada a la comunidad, el objetivo estratégico e imagen del barrio que se pretende construir, destacando el objeto específico, los beneficios de las intervenciones que se realicen y el rol de los distintos actores en el proceso. Ahora bien, ¿A quienes se incluyen en el proceso de diseño?¿Es importante considerar a la comunidad en la toma de decisiones?.

Participación barrial en programas sociales

La regeneración urbana a escala barrial a través de los programas de recuperación de barrios es una de las nuevas politicas públicas del Ministerio de vivienda y urbanismo.

Al promover este modelo de trabajo, el programa establece que lo urbano debe ser entendido y abordado estratégicamente en su doble dimensión, tanto física como social. Esto permite promover una mirada integral y multidimensional sobre el territorio.

El programa “Quiero Mi Barrio” hace un real énfasis en la colaboración de todos los actores para tomar decisiones y llevarlas a cabo, en este sentido, los vecinos pueden expresar sus ideas, inquietudes y opiniones en jornadas de participación destinadas para ello, con la ayuda de profesionales que van recogiendo sus ideas e imaginario, sintetizandolas y llevandolas al campo de lo concreto.

Rojas y García (2013) tambien abordan distinas visiones del diseño inclusivo y afirman que es a partir de estos comportamientos y acciones en el habitar con los espacios y objetos-mobiliario, que los habitantes de los barrios de origen informal, desarrollan de forma individual y/o colectiva en el entorno próximo de la vivienda, un espacio público de uso colectivo, bien sea -la calle, la plaza o el parque-, al cual se integran los antiguos residentes, los nuevos residentes, los visitantes y los transeúntes.[2].

El rol del Diseñador es facilitar herramientas para la correcta implementacion de metodologias participativas al interior del barrio ejerciendo la disciplina desde el Diseño Participativo, como una acción proyectual comprometida con el desarrollo sostenible de las personas y las comunidades locales.

Sin embargo existen otros procesos de diseño en la realidad que continúan desconociendo la importancia de considerar las necesidades de las personas, e insiste en proyectar de acuerdo con las normas establecidas y las demandas del mercado aun cuando al establecer las normas tampoco se ha involucrado a los individuos que serán beneficiados con el servicio o producto.

La postura de Chavez (2006) es crítica frente a las nuevas demandas del diseño y afirma que nos guste o no, en el mundo en que vivimos hay que transformar al país en producto y, por lo tanto, dotarlo de una marca. A los olvidadizos conviene recordarles que ésta es una sociedad de mercado y, por ello, tal como lo vaticinara el maestro, todo ha devenido mercancía.[3].

Otro autor que nos brinda una palabra sobre una visión distinta al diseño participativo es Piazza (2006) quien habla sobre el diseño como un negocio el cual nos brinda un análisis conciso de la problemática de emprender la profesión del diseño vista como un negocio. Previene al futuro profesional de la necesidad de trazar estrategias y modificar el hábito de ser reactivo frente al mercado, por una actitud proactiva, sustentada en la especialización como herramienta primordial.[4].

Ambas visiones de diseño estan en contraste con metodologías inclusivas. El planteamiento de las políticas y el sentir de las personas generalmente han sido asuntos aislados, y en donde no se aprecia el valor de sus contribuciones como seres sociales a los diferentes procesos, surge la necesidad término más amplio que contenga el ámbito social.

Jornadas y Actividades asociadas al Co-diseño

Nos cabe entonces preguntarnos ¿Cómo incluimos a los usuarios en el proceso?, bajo que metodologías se aplica el co-diseño a escala barrial y cuales son las actividades asociadas al diseño participativo.

Uno de los métodos más antiguos es la Lluvia de ideas, herramienta de trabajo grupal que facilita el surgimiento de nuevas ideas sobre un tema o problema determinado, el objetivo es generar ideas originales en un ambiente relajado.

Por ejemplo, para el diseño web, los arquitectos de la información utilizan la técnica del Card-sorting la cual se basa en un conjunto de tarjetas con títulos relacionados con las categorías, sub categorías y contenidos individuales de las distintas secciones de la aplicacion y se les pide a los usuarios que las ordenen con grupos que tengan algún sentido para ellos y etiqueten o pongan nombre a estos grupos.

La metodología del Card Sorting se lleva a cabo mediante una herramienta web, que permite hacer la prueba en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Estas dos actividades son utilizadas por los diseñadores para captar el ideario de las personas involucradas, así las personas se van involucrando e incluyendo como actores principales en la estrategia de comunicación. Lo importante en estas jornadas de participación es tener una claridad y transparencia con los objetivos a alcanzar, no utilizar metas inalcanzables o que no se entiendan ya que pueden llevar a una frustración o decepción por parte de los participantes dificultando el proceso de co-diseño.

Los objetivos pueden cambiar de dirección si la situación lo amerita ya que las actividades y herramientas diseñadas no están cumpliendo con los objetivos o necesidades del grupo de participación, estas deben ser capaces de adaptarse a los cambios, asi tambien las discusiones y conflictos son naturales al trabajar en grupos, pero pueden surgir propuestas interesantes de diversas opiniones.

Por otro lado, la idea es fomentar el análisis de los participantes para conocer y desarrollar más a fondo su opinión a través de preguntar el por qué de sus decisiones, promoviendo la reflexión y el relato.

¿Como se aplica y se participa en el co-diseño?

Más allá del trabajo directamente con los participantes, hay que tomar en cuenta el momento previo y posterior del trabajo colaborativo. De esta manera, y según Buvinic (2014) el proceso de co-diseño se compone de cuatro etapas claves

  • Presentación del programa
  • Exploración de las oportunidades
  • Generación de propuestas en conjunto con los participantes
  • Proyección de resultados para darle cierre al trabajo realizado.

Cada etapa se compone de fases, estados sucesivos para llevar a cabo un mejor trabajo. Así mismo, cada fase es implementada en base a actividades que el equipo de trabajo considere más óptimas de acuerdo al contexto en el que será aplicado el proceso. Aún así, podremos observar que, a pesar de que las actividades cambien, los objetivos de cada fase no deberán cambiar.[5]

La sucesión en que está diseñada la metodología permite alcanzar un mayor grado de integración entre participantes y profesionales, implementando un nuevo lenguaje a través de las herramientas para mejorar la comunicación.

Un ejemplo de participación barrial es el Barrio Miravalle ubicado en la ciudad de Villa Alemana, allí se organizaron jornadas las cuales estaban diseñadas de la siguiente manera: Se realizaron 4 sesiones con la comunidad, en la que generalmente participa un universo de 20 a 25 personas.

  • Primera sesión: Se busca aunar el lenguaje entre los arquitectos y los vecinos, facilitando a la comunidad conceptos relativos a elementos urbanos. Se identifica la problemática de que el lenguaje utilizado se vuelve demasiado técnico y poco amigable para los vecinos.
  • Segunda sesión: Se realiza una visita al terreno barrial en busca de la identificación de los tipos de espacios urbanos y la comprensión de cómo se ocupan estos espacios, identificando las deficiencias que posee. Se utiliza la técnica de la lluvia de ideas para recoger la información. Esta técnica no resulta lo suficientemente óptima ya que al encontrarse en una escala real en el terreno, no permite a las personas visibilizar en su totalidad los espacios existentes en su barrio, de manera que la comprensión de estos espacios se vuelve más momentánea y no logra ser retenida verdaderamente por los participantes de la jornada. Además el reconocimiento en terreno de los espacios y la manera en que las percepciones quedan registradas, a partir de una lluvia de palabras que son escritas en un pliego, son dos dimensiones que se encuentran muy alejadas, por lo que el registro se vuelve demasiado abstracto y rígido y no permite visualizar conceptos / espacios de una misma vez.
  • Tercera sesión: se proponen nuevos usos para los espacios comprendidos por el Plan Maestro y se busca generar una propuesta en base, esta vez, a las potencialidades del lugar. Es decir, ¿Cómo se va a usar?, ¿Cuáles son los anhelos colectivos para el uso de ese lugar?
  • Cuarta sesión: Reunión se baja a la materialidad, es decir, a partir de los usos que se desea dar a los lugares, identificados en la reunión anterior, se define un catálogo de elementos que se utilizarán para darle el sentido deseado a cada lugar. Además, no sólo se escoge el mobiliario urbano, sino que también se busca determinar los detalles específicos de cada mobiliario.

Los Principales objetivos de estas primeras jornadas fueron:

  • Armonizar lenguaje técnico de los funcionarios del programa con un lenguaje más amigable para el conjunto vecinal.
  • Reconocimiento de los tipos de espacios y el sentido que tienen para la comunidad.
  • Generar propuestas de uso para esos espacios en base a los anhelos colectivos del barrio.
  • Priorizar espacios de acuerdo a los usos.
  • Reconocimiento de elementos mobiliarios para la construcción de esos espacios y su detalle y materialidad.

Reflexiones acerca de la participación barrial en procesos de diseño

Sin duda que la participación ciudadana en el proceso de diseño humaniza mucho más los resultados junto con el empoderamiento de los vecinos. Pinto (2011) ratifica que no hay pérdida alguna cuando hablamos de humanizar una empresa o un producto, cuando hablamos de bienestar social, todos somos parte de eso.[6]

Si bien el oficio ofrece una variedad de herramientas y metodologías para el desarrollo de la profesión en el mercado, no todos incluyen al usuario en el proceso lo cual es vital para alcanzar un resultado de mejor calidad y de acuerdo a sus expectativas y no al gusto del diseñador o del encargo. El diseñador se transforma en un canal, en un puente de información entre los usuarios (vecinos) y la empresa (Programa social). Este rol es de suma importancia para otorgar la sostenibilidad y sustentabilidad del proyecto

en el barrio ya que le da responsabilidad a los habitantes sobre su espacio que los identifica como tal. Dicho lo anterior, el desempeño de un diseñador en equipos multidisciplinarios no muchas veces es considerado, depende del profesional integrarse a la mesa de trabajo. Con la aplicación de procesos participativos puede demostrarse la importancia de un comunicador visual que canalice información de ambas partes para entenderse y hacer la experiencia del proyecto algo satisfactorio para el barrio.

Consideraciones finales

Estas primeras experiencias de Diseño Participativo, que surgen desde los procesos de enseñanza aprendizaje del diseño, requieren de nuevas instancias de reflexión y discusión, que permitan compartir experiencias, metodologías, que faciliten una praxis reflexiva sobre el Diseño Participativo y su potencialidad como estrategia didáctica en la enseñanza de la acción proyectual.

Fichas de lectura

Lectura 1

  • Título: Diseño participativo para una estrategia de comunicación
  • Autor: Paolo Mefalopulos y Chris Kamlonguera
  • Año: 2008
  • Capítulo: Los principios para el Diseño de una Estrategia de Comunicación

Resumen

El diseño participativo para una estrategia de comunicación es conducido generalmente por un equipo de facilitadores como psicólogos, trabajadores sociales, los especialistas en comunicación y de medios como la radio, la producción de video y los diseñadores gráficos.

Se puede definir una estrategia como una serie sistemática y bien planificada de acciones que combinan diferentes métodos, técnicas y herramientas, para lograr un cambio concreto u objetivo, utilizando los recursos disponibles, en un tiempo determinado

"Igualmente, una estrategia de comunicación es una serie de acciones bien planificadas que se propone lograr ciertos objetivos a través del uso de métodos, técnicas y enfoques de comunicación".

De esta definición se puede deducir que antes de empezar a pensar en la estrategia de comunicación se deben tener en cuenta objetivos muy claros. Estos objetivos ayudan a determinar el cómo enfrentar la solución de los problemas. Los objetivos son la base de la estrategia. Una vez que los objetivos están definidos, es necesario evaluar los recursos disponibles para perfeccionar la estrategia de comunicación. Esta estrategia debe ser:

  • Consistente con las conclusiones de campo y con el marco de referencia del proyecto
  • Viable con relación a los recursos disponibles y con el tiempo determinado
  • Efectiva, o sea que hace el mejor uso de los recursos disponibles para lograr todos los objetivos

Dicho esto, este capítulo trata de introducir metodológicamente la intervención por parte de un equipo multidisciplinario en el barrio, pasos a seguir a modo de manual para que el concepto de diseño participativo sea realmente participativo.

Lectura 2

  • Título: Diseño aplicado a iniciativas de Emprendimiento Social
  • Autor: María Hidalgo
  • Año: 2012
  • Capítulo: Diseñar es, en esencia, crear soluciones.


Resumen

Diseñar es, en esencia, crear soluciones, según este concepto, se debe revalorizar el diseño introduciéndolo en la sociedad para devolverle su verdadera función social. Diseñar para crear una solución a una necesidad, no diseñar para crear una nueva necesidad. Se suele relacionar con “sociedad de consumo” a la adquisición de bienes materiales sin valor significante, consumidores poco concienciados, y uso irresponsable de los recursos naturales. Actualmente consumir constituye el interés central de nuestra vida social y nuestros valores culturales.

“El objetivo del diseño social es crear soluciones positivas para el cambio social”

Esto quiere decir el diseño social es plantear una idea constructiva que nos ayude a comunicar y significar un proyecto, cual sea el actor que preste el servicio que posteriormente se pondrá a prueba en algun barrio. El objetivo primordial es facilitar el habitar en el barrio con soluciones en las cuales los propios vecinos participaron para que el resultado.

John Thackara escribió en In the bubble: designing in a complex world, un libro sobre la sustentabilidad. Dice Thackara “Las soluciones ya no pueden ser más técnicas, sino sociales”,es decir, hacer partícipe a la población en la toma de decisiones y dentro de su espacio, dejar que entren como actores en la teoría de la comunicación. El diseño desde su oficio ofrece el canal, el puente de la comunicación entre las partes, en este caso, los vecinos y el ente proveedor del servicio, público o privado.


Lectura 3

  • Título: De la identidad social a la representación visual, estrategias de intervención desde el diseño responsable
  • Autor: Maria Ximena Betancourt
  • Año: 2014
  • Capítulo: La identidad y el diseño gráfico

Resumen

Este documento se pregunta por la responsabilidad social del Diseñador Gráfico en el campo de la Identidad Visual más allá del impacto comercial que puedan alcanzar los identificadores en la sociedad de consumo. Se apoya en un marco conceptual compuesto por algunos estudios actuales de la Imagen Corporativa y el Branding; define como contexto la contemporaneidad y desde esta retoma el concepto de identidad y asume desde una postura política más que ideológica una responsabilidad social y ética del diseñador. Con este marco y un enfoque metodológico desde la semiótica peirceana que se apoya en algunos referentes situados en la filosofía del lenguaje, y en la sociología se propone la configuración y el diseño de nuevos símbolos de actores sociales que partan conceptualmente de comprensiones que permiten generar aportes significativos para la visibilización de problemáticas sociales complejas.

La Visualización de datos y la Infografía son herramientas con las cuales podemos darle otra forma a lo que se quiere comunicar, pueden ser parte de la estrategia comunicacional entre dos partes. Se trata de empoderar a la población en su entorno para que el barrios sea la imagen que los represente, si el lugar que habitan no responde a sus necesidades, si el entorno social y redes entre los vecinos está debilitado, el sentido de pertenencia se pierde y desfavorece la organización entre ellos. El Diseñador puede formar parte de la elaboración de esa identidad visual, transformar la la identidad del barrio a una representación gráfica.

Lectura 4

  • Título: Sentidos del diseño gráfico
  • Autor: Ángela Pinto Rangel
  • Año:
  • Capítulo: “De lo social”, no utópico

Resumen

En este capítulo el autor cuestiona la ética del Diseñador, ¿Para quién vamos a hablar? Tal vez, dice, sería más importante pensar en la gente que va a leer la información que mediamos y de acuerdo con lo anterior, los que más necesitan de información son estas personas, entonces, es urgente buscar también la respuesta a la necesidad de los habitantes, dilucidar sus valores, el concepto de un mundo más sostenible (de cuidados y respeto con todo), dignificar su esfuerzo diario, exaltar sus propias potencialidades, informarlos de todo lo que deben saber acerca del funcionamiento del barrio, informaciones acerca de la salud y bienestar, en lugar de focalizarnos en productos promocionales que no tiene un mayor impacto social en el barrio.

“No hay pérdida alguna cuando hablamos de humanizar una empresa o un producto, cuando hablamos de bienestar social, todos somos parte de eso”

Lectura 5

  • Título: El diseño como negocio. Un análisis conciso de la problemática de emprender la profesión del diseño, vista como un negocio
  • Autor: Jorge Piazza
  • Año: 2006
  • Capítulo:
  • Tipo: Libro

Resumen En este libro se aborda el diseño como una empresa, haciendo una panorámica del estado actual de esté, frente a los paradigmas del mercado. Su enfoque se direcciona hacia el diseño como un hecho comercial, un resultado de la sociedad mercantil y del crecimiento de la industrial empresarial que ve en el diseño una herramienta eficaz para alcanzar sus expectativas comerciales, posicionado al diseño como un actor relevante en la toma de decisiones para la estrategia empresarial.

El diseño como un negocio nos brinda un análisis conciso de la problemática de emprender la profesión del diseño vista como un negocio.

Previene al futuro profesional de la necesidad de trazar estrategias y modificar el habito de ser reactivo frente al mercado, por una actitud proactiva, sustentada en la especialización como herramienta primordial


Lectura 6

  • Título: El oficio de diseñar. Propuestas a la conciencia crítica de los que comienzan
  • Autor: Norberto Chavez
  • Año: 2006
  • Capítulo: Diseño, mercado y utopía. De instrumento de transformación social a medio de dinamización económica.
  • Tipo: Ensayo

Resumen El diseñador “comprometido” incurre frecuentemente en esta actitud: denuncia el carácter antisocial de ciertos usos del diseño; pero no indaga los orígenes profundos de las necesidades concretas que los motivaran que tiene que ver con la lógica de los respectivos encargos. En esa crítica de superficie se inscribe la amplísima mayoría de los textos dedicados a la reivindicación de la conocida frase “La función social del diseño”.

“Nos guste o no, en el mundo en que vivimos hay que transformar al país en producto y, por lo tanto, dotarlo de una marca. A los olvidadizos conviene recordarles que ésta es una sociedad de mercado y, por ello, tal como lo vaticinara el maestro, todo ha devenido mercancía”


Lectura 7

  • Título: Diseño inclusivo: La participación activa de las personas en las soluciones de diseño
  • Autor: Claudia Isabel Rojas, Henry Enrique García
  • Año: 2013
  • Capítulo: Diseño inclusivo y hábitat en el espacio público
  • Tipo: Articulo

Resumen Tres conceptos básicos orientaron la preparación de este documento: la inclusión, la participación y la transformación. El artículo, reflexiona y expone algunos proyectos de inves- tigación en los que la participación activa de las personas, permitió comprender de manera precisa los inconvenientes que desde sus expectativas poseen los sistemas o proce- dimientos al servicio de la sociedad. La participación, facilitó igualmente la evaluación tanto de los métodos como de las estrategias de trabajo aplicadas en cada una de las comuni- dades relacionadas con los proyectos, los cuales se ejecutaron bajo las directrices principales de la investigación etnográfica y la investigación acción.

La particularidad de esta propuesta inclusiva, radica en el acompañamiento y seguimiento de las personas participantes durante todo el proceso de investigación y diseño, que se valida especialmente en casos en donde los beneficiarios cor- responden a grupos con problemáticas sociales específicas, que abarcan desde limitaciones económicas hasta limitacio- nes cognitivas o físicas. Por esta razón, los proyectos referidos atendieron siempre pequeños grupos como sujetos de análisis, seleccionados de acuerdo con las particularidades de cada estudio. Finalmente, y a manera de conclusión se propone al diseño inclusivo como una estrategia de transformación social desde la cual se postula, que son únicamente las persona.

“Es a partir de estos comportamientos y acciones en el habitar con los espacios y objetos-mobiliario, que los habitantes de los barrios de origen informal, desarrollan de forma individual y/o colectiva en el entorno próximo de la vivienda, un espacio público de uso colectivo, bien sea -la calle, la plaza o el parque-, al cual se integran los antiguos residentes, los nuevos residentes, los visitantes y los transeúntes.”

Referencias Bibliográficas

  1. Paolo Mefalopulos y Chris Kamlonguera, 2008, Diseño participativo para una estrategia de comunicación, Los principios para el Diseño de una Estrategia de Comunicación
  2. Claudia Isabel Rojas, Henry Enrique García, 2013, Diseño inclusivo: La participación activa de las personas en las soluciones de diseño, Diseño inclusivo y hábitat en el espacio público
  3. Chavez Norberto, 2006, El oficio de diseñar. Propuestas a la conciencia crítica de los que comienzan, Diseño, mercado y utopía. De instrumento de transformación social a medio de dinamización económica.
  4. Piazza Jorge, 2006, El diseño como negocio. Un análisis conciso de la problemática de emprender la profesión del diseño, vista como un negocio
  5. Buvinic Paulina, 2014, Diseño para diseñar, Manual de co-diseño
  6. Pinto Rangel Angela, 2011, Sentidos del diseño gráfico, “De lo social”, no utópico.