Tarea 2 documento 2500 palabras oscar cardozo poetica general

De Casiopea



TítuloRio Magdalena, puerta de oro de Colombia
AsignaturaPoética General
Del CursoPoética General Mg 2T 2015
CarrerasNáutico y Marítimo
Alumno(s)Oscar Cardozo

Rio Magdalena, la puerta de oro de Colombia

Cuando se evoca el concepto de puerta, se puede referir esta como un elemento que da paso a un ser sintiente a un espacio que posee características propias, que estimulan los sentidos y enriquecen el conocimiento, generando la oportunidad de llevar a cabo una idea y/o actividad a partir de la observación, entendimiento y apropiación del mismo espacio.

De la misma manera puede entenderse esta definición cuando se está navegando las aguas cálidas y calmas del mar Caribe y en frente se puede observar y sentir las aguas color ceniza de la desembocadura del rio Magdalena que da paso a ese espacio de cordilleras que poseen múltiples climas, diversos paisajes, innumerables especies de seres vivientes y pueblos con culturas y tradiciones que se pueden ver y entender desde la fluidez de este rio.

Así, el rio Magdalena se ha abierto paso como un elemento que abre el espacio a la convergencia de la sociedad colombiana como una colectividad inclinada hacia el comercio de sus diferentes productos agrícolas tradicionales como el algodón, arroz, maíz, tabaco, café, entre otros, a diferentes regiones del país y otros países de la región caribeña y del atlántico norte. Se puede entender como una puerta de oro hacia la riqueza que se generaba desde las familias más pudientes de los pueblos aledaños al rio hasta sus peones a lo largo de la cadena productiva a la que el rio daba vida.

La historia misma del rio Magdalena da cuenta de la construcción de la nación, que surge a partir del reconocimiento de su geografía, cultura y sociedad únicas que se gestaron en parte debido a un desarrollo económico que giraba en torno al rio.

Este majestuoso atributo natural colombiano que se origina a partir del levantamiento de la cordillera oriental, nace a 3685 metros en el macizo colombiano en el páramo de Las Papas, desembocando en el mar Caribe después de recubrir el territorio con más de 1540 km, mostrando al mundo sintiente su diversidad esplendorosa de ecosistemas de agua, tierra y aire; elementos de vida que están presentes durante su recorrido y que enriquecen al territorio influyendo a poblaciones que se encuentran en su borde como en la periferia de su cuenca. Demostrando así un rango de influencia fuerte y determinante para el desarrollo de una nación entera, pues sus brazos de agua cubren más del 23 % de la superficie total de Colombia, en el cual habita el 80 % de la población y se realiza el 85 % de la actividad económica del país acompañando el desarrollo de más de 128 municipios.

A lo largo de su recorrido es evidente como se abre una puerta la cual muestra la vasta variedad de biodiversidad expresada en una diversidad de especies de flora y fauna pasando por diversas muestras de culturas míticas y determinantes como la de San Agustín en la zona en donde nace el rio o los Muiscas ubicados en la zona media del rio o los Tairona que fueron privilegiados con la desembocadura del rio y de ahí sacaron sus mitos y leyendas que hasta hoy viven en la memoria de los Colombianos.

Más allá de hacernos ver y pensar sobre la fundación, arraigo y diferentes vestigios que dejaron los grupos indígenas gracias a este rio, el Magdalena es permeable a las actividades colectivas de los pescadores que a lo largo del rio han alimentado a sus pueblos de origen y han dado para abastecer pueblos y ciudades más allá de las cordilleras a partir de una piragua, un par de remos, y la atalaya que es su red típica de pesca. La riqueza y misticismo del rio han dado para que dichos actores que en la madrugada y el día son pescadores y en la tarde y la noche son compositores y músicos, usen instrumentos típicos de la región como una guacharaca, una flauta y un acordeón, y se tornen en las plazas de los pueblos y muestren a su gente, como el rio como fuente de inspiración, da para componer unos versos que juntos se trasforman en canciones de cumbia o vallenato que hablan sobre el amor y arraigo de la gente de estos pueblos comerciantes rivereños del rio y como este influye en su forma de ser con el mismo y entre su gente.

Alrededor de este “alboroto” que forman estos vallenateros se desprenda la llamada “rumba”, y que converge en una reunión o fiesta acompañada de un buen licor destilado y anisado como el conocido “aguardiente”, hacen que su gente por unos minutos pierdan la noción del tiempo y del día y se entreguen al baile y el sentimiento de alegría de compartir esto con la gente cercana y querida.

El rio que alimento a los rivereños con sus bagres, truchas y caracoles de barro, abrió su puerta llena de misticismo para crear una tradición que se expandió por su cuerpo entero así como por sus brazos, permeando su cuenca y así mismo a la gente que la habita, dándole un carácter distintivo a la sociedad colombiana de una fiesta propiciada por unos versos llenos de pasión, así como un baile que es la transmutación de los movimientos indígenas y con el de los negros que llegaron a Colombia en época de la conquista por medio de las “panteras”, y la única forma de liberarse de la esclavitud propiciada por el hombre blanco fue por medio del movimiento del cuerpo el cual era propiciado por tres instrumentos musicales.

Quien se imaginaria que lo que en algún momento se convirtió como una costumbre de un selecto grupo de pescadores, daría pie para forjar una costumbre y tradición de la sociedad colombiana en donde desde niños se nos enseña que bailar es lo más importante, pues bailando se olvida uno de la vida cuadrada y sufrida, se descubre el misterio del romance, el amor y conseguir pareja y da pie para alegrar aúnmás cada reunión que se forma con familiares y amigos. Lo que hoy considera un colombiano como costumbre y tradición de celebrar una fiesta y mover las caderas, fue gracias a que el rio a lo largo de sus 1540 km y su cuenca, abrió la puerta del misticismo y la fiesta entorno a una celebración que trae versos de lo másíntimo de él, ya sea como “la piragua de Guillermo Cubillos”, “Una canción en el rio Magdalena” o “la tierra del olvido”.

Entendiendo el papel del rio en la sociedad colombiana se puede afirmar que el rio magdalena es una puerta de oro que dio paso no solo a tradiciones y costumbres sino también al desarrollo económico, entendiendo el desarrollo como un bastión que ha regado de poder y riqueza a varias capas de la sociedad colombiana.

El rio significo desde la época de conquista algo tan vital para los españoles, que sabían que debían conectar la ciudad puerto de Cartagena con el rio Magdalena, pues allí llegaban no solo las embarcaciones españolas para sus diferentes travesías, sino que partían los productos agrícolas de la región para el viejo continente. Por ello, de la mano de los indígenas y negros cimarrones, a puro pulso y con baldes, excavaron la tierra para conectar la arteria fluvial con Cartagena por medio del “Canal del Dique” por el cual pasarían las barcazas, piraguas y champanes que proveerían y enriquecerían al reinado español de algodón, tabaco, plata y oro.

Pasando del Caribe a la zona andina, una de las ciudades que se constituyó a partir del rio fue Girardot.Esta se formó como una de las ciudades más importantes de Colombia a partir de su emplazamiento como uno de los puertos más importantes del rio magdalena. Durante la segunda mitad del siglo xixsu posición geoestratégica enmarco una comunicación fluvial de la zona sur del país con la zona centro donde queda ubicada la capital del país y al norte con barranquilla.

El rio abrió sus puertas a esta ciudad, y genero al riquezasuficiente para que los gobiernos de la época del siglo xix tuviesen el poder de construir y dirigir un tren férreo desde esta ciudad hasta Bogotá, lo que significo abrir el comercio, el turismo y control político pues quien gobernaba el rio gobernaba la nación.

El rio se configuro como un centro de convergencia entre los comerciantes y resto de la población, medios y modos de transporte y como forjador de una cultura orientada a la explotaciónde las materias primas y la comercialización de productos, en el caso del Magdalena medio, productos como el arroz, maíz y tabaco fueron los primeros en comercializarse con la región y hasta con Europa. El café vendría a ser uno de los últimos cultivos por descubrir pero fue el que más reconocimiento le dio al país, pues hasta el día de hoy dicha materia prima oscura y amarga que se cosecha en el Huila y eje cafetero es considerado como el mejor del mundo no solo por venir de dichas tierras sino por su manera de cosechar de forma manual.

En el caso del café, su boom dio tanta bonanza y riqueza que se dio la oportunidad para construir bodegas puerto, centros de comercialización, hoteles y boutiques de ropa y abrió el espacio para que luego llegasen ingleses y alemanes desde Barranquilla hasta Girardot, Mariquita y Honda con la idea de explotar, transportar y comercializar café, tabaco y oro, los cuales se transportaban a lo largo del rio con destino a tierras en el Atlántico norte.

El carácter comercial de lugares como mariquita o Girardot que se catapulto gracias a la facilidad del transporte fluvial por medio del rio magdalena llevo que las poblaciones se aumentaran, se dedicaran al comercio y floreciera una etapa comercial de bienestar para ese territorio que en un inicio no tenía ninguna vocación.

Un poco más retirado de Girardot y Mariquita, se encuentra la ciudad de Honda, fundada por españoles que llegaron a través del rio desde el Caribe he hicieron de esta ciudad “la ciudad de los puentes”, pues al ser levantada en una zona geográficamente deprimida, su arquitectura se basó en puentes que conectan diferentes partes dela misma ciudad dándole un carácter único de la región y el territorio nacional. La influencia de la arquitectura no solo se quedó en levantar el pavimento en forma de arco sino de privilegiar a sus habitantes con lo más bello del paisaje que era el rio, por ello, las casas y negocios, tienen sus ventanas apuntando hacia este cuerpo fluvial, con un techo en barro y paja que sobresale en un voladizo para generar una sombra en la aceras y poder ubicar las “sillas mecedoras”, con el único objetivo de hacerse frente al rio para ver el atardecer mientras se hablan cosas típicas del pueblo con la comadre o cosas laborales y políticas con el compadre.

El rio másallá de ser la arteria que comunica el caribe con la zona andina de Colombia, es una cuerpo de agua que a pesar de ser un rio joven, se ha alimentado de las cordilleras por siglos, posando sedimentos, nutrientes y elementos a su alrededor como lo son los recursos energéticos no renovables como el carbón y petróleo.

Una vez más el rio abrió la puerta, esta vez del desarrollo mediante la explotación del petróleo. La riqueza fue tan grande que de sus tierras se fundó y levanto un puerto refinero llamado Barrancabermeja, conocido hoy como la refinería más importante de Colombia.

Se rumora en los pueblos del viejo Magdalena medio, que don JoaquínBohórquez, un empresario que tenía una empresa de navegación, al ver disminuida su productividad en el comienzo del siglo xx, decidió explorar los bosques para la extracción de caucho y tagua, pero lo que encontró fue la primera fuente de petróleo que brotaba naturalmente del suelo. Posterior a esto encontraría más evidencia confirmando que la zona estaba cubierta por brea o betún. Una vez confirmado el descubrimiento se hizo la concesión para su explotación y llegaron “los gringos”, con la compañía Standard Oil Compañy y la subsidiaria Tropical Oil Compañy (TROCO). Ya en 1951 la TROCO entrego sus vapores e instalaciones al gobierno nacional y se constituyó la Empresa Colombiana de Petróleos, ECOPETROl, la cual sería la empresa emblema de la nación, pues de esta nace el primer sindicato de trabajadores, con lo cual da paso para la regularización de las normativas de los empleados junto con sus deberes y derechos. El rio una vez másabrió y regalo la posibilidad de mejorar la calidad de vida de las personas por medio de una empresa estatal que se dedica a la explotación de los hidrocarburos y redestino el futuro de un país agrícola con un norte que apunto y se la jugo por un país petrolero como lo es en la actualidad.

El oro negro que hoy en día entrega la mayor riqueza a Colombia, en el pasado entrego de la misma manera esa riqueza y prosperidad a los gobiernos de la época, dando el poder de construir puertos ribereños como Puerto Nare, Puerto Wilches, Puerto Berrio y Gamarra. Ciudades puerto que por medio del transporte multimodal de la época, abastecían a las ciudades como Medellín, Tunja y Bucaramanga con los productos agrícolas y ganaderos de la región. Las oleadas migratorias que hubo por parte de la población hacia estos puertos ciudad surgieron a partir de la navegación de los barcos de vapor, pues la demanda de puestos de trabajo hizo que el gobierno destinara hectáreas de tierra para la gente que quisiese vivir y asentarse allí, trazando vías férreas, iglesias, bodegas y plazas para la población.

Esta puerta dorada que le dio identidad, tradición, riqueza y poder al país, se le dio la espalda y se cerró a mediados de mitad del siglo xx, debido a que los gobiernos centralistas le empezaron a dar más prioridad a la comunicación entre ciudades por medio de la vía terrestre, lo que impulso el transporte terrestre de carga y genero un sindicato camionero tan fuerte y consolidado al igual que una industria metalmecánica enfocada a este, que opaco el transporte fluvial y férreo del país. Los intereses económicos de unos pocos cerraron la puerta de aquel rio que durante la conquista y antes a esta, dio a los pueblos aledaños la oportunidad de enriquecerse de este de manera incondicional, aquel rio que forjo el carácter no solo de un sistema económico sino de su gente y tradición.

Actualmente la puerta dorada la cual se oxido y estropeo por el paso de los años y su nula mantención, quieren volverla a reabrir por medio de una concesionaria China, la cual no ve ni entiende el significado que tiene el rio para el país colombiano, pues pretende adecuarlo y dejarlo en condiciones óptimas para que el rio vuelva hacer tan majestuoso y rico como aquellos siglos xviii, xix y comienzo del xx, pero poniendo los intereses económicos sobre los factores ambientales y sociales, arrasando con los múltiples ecosistemas acuáticos por medio de un macro dragado que afecta la tradición artesanal pesquera del país así como de las ciudades que se abastecen del rio para beber y bañarse con sus aguas.

Retomando la historia desde la conquista hasta los comienzos del siglo xx, puede denotarse como la apropiación del rió, partiendo por la búsqueda, observación y entendimiento del mismo así como de las tierras aledañas a este, dio paso para abrir esa puerta que entrego una riqueza incondicional a su gente para levantar desde sus aguas una prosperidad económica así como una condición cultural y de tradiciones sociales que identifican a la población. Cabe resaltar que todo esto surgió del amor y del respeto por este cuerpo fluvial, y que en algún momento de la historia por los intereses económicos de unos pocos se le cerró los ojos a este majestuoso cuerpo hídrico. Por esto mismo es evidente y necesario volver a darle la importancia al rió que tuvo en algún momento, pues con esto no solo se redestinaría nuevamente el futuro de un país si no se habría nuevamente esa puerta que nos ha regalado su riqueza, misticismo y ha sido crucial para forjar la identidad de un país.

Referencia Bibliográfica

1. Río Magdalena, Navegando por una Nación, Museo Nacional de Colombia, Segunda edición, 2010

2. MINISTERIO DE CULTURA (2002). Premio Nacional Vida y Obra 2002. Ministerio de Cultura: Bogotá.

3. MUSEO NACIONAL DE COLOMBIA (2006). El Caribe de la nación colombiana: Memorias. X Cátedra anual de Historia “Ernesto Restrepo Tirado·”. Museo Nacional, Observatorio del Caribe Colombiano: Bogotá.

4. BANCO DE LA REPUBLICA (1963). Acuarelas de Mark: un testimonio pictórico de la Nueva Granada. Banco de la República - Biblioteca Luis Ángel Arango: Bogotá.

5. ACEVEDO L. Eduardo (1981).El Río Grande de la Magdalena: apuntes sobre su historia, su geografía y sus problemas. Banco de la Republica.- Biblioteca Luis Ángel Arango: Bogotá.