Tarea 1 Poética general

De Casiopea



TítuloDel olvido del mar y la condición de lo lúdico y el ocio
AsignaturaPoética General
Del CursoPoética General Mg 2T 2015
CarrerasNáutico y Marítimo
3
Alumno(s)Alejandro Miranda


Del olvido del mar y la condición de lo lúdico y el ocio

Del olvido del mar

De vez en cuando, mas o menos cada 50 años, el Océano Pacífico se encarga de alertar que ese mar que Valparaíso mira desde sus cerros, es más que sólo un manto de agua en un movimiento constante, pausado e inofensivo; marejadas y fuertes temporales que destruyen viviendas, hoteles, restaurantes alertan a las autoridades locales, regionales y nacionales, el país entero se moviliza para luego de todos los movimientos político - mediáticos, seguir habitando el borde costero bajo las mismas condiciones previas a la destrucción, se edifica donde mismo, utilizando los mismos materiales, las mismas normativas y todo continúa su curso por otros cincuenta años. El habitante de Valparaíso se ha acostumbrado tanto a estar tras los contenedores, que ha olvidado que tras ellos se extiende el mayor volumen de agua del planeta.

El Océano Pacífico para muchos de los habitantes del puerto, es sólo una porción de agua que llega hasta el horizonte de Viña del Mar. El poeta Pablo Neruda escribe al respecto que,

…“El océano Pacífico se salía del mapa. No había dónde ponerlo. Era tan grande, desordenado y azul que no cabía en ninguna parte. Por eso lo dejaron frente a mi ventana”... [1]

Podríamos afirmar de acuerdo a lo indicado por Neruda y tomando además en consideración que Valparaíso se funda a partir de sus aguas, que esta ciudad existe y es, a partir de la inmensidad del Pacífico, Valparaíso se funda como un puerto de mar y de ahí la trama urbana se extiende hacia los cerros que permiten habitar una condición morfológica en pendiente. Esta condición de habitar la pendiente, ha generado que el mar sea hasta el día de hoy un espectáculo distante, un elemento del paisaje a contemplar desde lo lejano, sin la posibilidad de llegar a tocarlo al menos en la continuidad de la trama plana de la ciudad que alberga los mayores programas ciudadanos y de equipamientos urbanos.

Esta condición del océano como espectáculo en la distancia, sin tener noción del elemento agua como parte del paisaje fundamental de la ciudad desde su origen, es una negación al mar, una oposición al origen; condición que al día de hoy parece fortalecerse aún más con los grandes proyectos portuarios y de retail emplazados en el borde costero de los sectores de Barón y Bellavista, acentuándose el distanciamiento entre los espacios públicos y el agua. Paradójica y muy simbólicamente, los únicos monumentos cercanos al borde costero de Valparaíso y que se emplazan en espacios público ligados a la costa dan la espalda al mar, el monumento a los héroes de Iquique y al Capitán Arturo Prat emplazado en la Plaza Sotomayor, única plaza pública de la trama urbana plana de Valparaíso que llega al mar y la réplica de un Moai Pascuense emplazado en el Paseo Weelwright en la Avenida España entre Viña del Mar y Valparaíso, este último destrozado por las marejadas del pasado mes de Agosto del año 2015.

El borde costero y su trama Urbana se mantienen como testigos ausentes del agua como un elemento urbano fundacional. Gran contradicción.

134 años después del inicio de la destrucción de la relación habitante – mar, con la construcción en el año 1881 del trazado del ferrocarril y las instalaciones portuarias en el borde, hasta ese entonces público y abierto, [2] se sigue sin tener acceso al borde costero, salvo en áreas puntuales muy restringidas, privando a la ciudad y sus habitantes del goce de sus espacios públicos de mar.

Al día de hoy, esto se ve reflejado en los planes de la empresa portuaria EPV concesionaria del borde costero de la Bahía de Valparaíso, quienes impulsan el desarrollo de la Bahía de acuerdo a dos grandes planes, por un lado se pretende …“generar las condiciones para expandir la capacidad del puerto para así atender el buen estado actual de desarrollo del negocio de transporte marítimo en el país junto a la positiva evolución del mercado y por la otra, aprovechar los terrenos portuarios para desarrollar un nuevo polo de desarrollo, donde ejecutar un proyecto comercial e inmobiliario de gran tamaño con acceso de los habitantes a la costanera”… [3]

El acceso a la costanera ha estado siempre en discusión por parte de los habitantes de la ciudad, ya que el sólo hecho de acceder a un territorio actualmente negado, supone una apropiación de un espacio público que le fue arrebatado al habitante común, un espacio que enfrenta al mayor océano del mundo, con una posibilidad cierta de refundación a partir de lo que fue la ciudad en su origen, un puerto ciudad con su borde costero abierto y público en el que se volcaban las actividades recreativas de los habitantes del puerto. Vestigios de esto son las actividades en el propio mar que se realizaron hasta mediados de los años 80, con la utilización del molo de abrigo como lugar de pesca, o la utilización del borde costero de Bellavista como pista de los Clubes de Boga existentes en Valparaíso y que hoy, han tenido que desplazarse fuera de los límites urbanos de la ciudad hacia lagunas artificiales emplazadas en ciudades satélites cercanas al puerto. La gran diferencia entre Viña del Mar y Valparaíso, a pesar de poseer estructuras urbanas similares, con una parte plana y cerros que rodean este plan, es que por un lado la ciudad de Viña del Mar, nunca ha cerrado su borde costero, Valparaíso sí. Las autoridades de Viña del Mar han entendido que gran parte del ocio de la ciudad, está dado por la condición de poder llegar a tocar el agua y vincularse con el mar directamente, tales son los casos por ejemplo, de las actividades de los surfistas en las costas cercanas a la desembocadura del Río Aconcagua.

Respecto a la importancia del mar, el agua y el crecimiento del puerto de Valparaíso, Alberto Cruz nos recuerda a propósito del estudio de la Avenida del mar, desarrollado por la PUCV en los años 60 y 70 que,

..."Valparaíso ha olvidado el mar, por eso se construye y re-construye como una adaptación al plano en manzanas.

…Pero hubo de adaptarse por falta de terreno y las manzanas perdieron los patios, los patios de las casas que son la razón de ser de las manzanas. …Este olvido del mar hizo que Valparaíso olvidara también los elementos de su propio paisaje. Se trata de una paradoja:

Una ciudad sobre cerros frente al mar abierto que olvida los propios elementos que cada día ve nuevamente"…[4]

Este olvido de los elementos del propio paisaje, ha generado un olvido del contexto y, entre otras cosas, de la condición lúdica de habitar un borde costero dinámico y lleno de oportunidades para acoger los lugares del ocio, Valparaíso olvidó así su origen. Casos como los vistos en las mencionadas marejadas del mes de Agosto en la Avenida España, no hacen más que acentuar este olvido, un borde costero desprotegido, sin planificación alguna ni a corto ni largo plazo, un paisaje aún desarraigado de la ciudad. Lo lúdico del espacio mar radica justamente en la condición dinámica de la acción de las energías que revelan físicamente su acción sobre las infraestructuras naturales y artificiales emplazadas en la costa, develando así actividades humanas vinculadas a la creación y recreación. La condición lúdica del borde mar se relaciona de esta manera a la condición creativa del hombre, al aprovechamiento de las energías para acoger, como en el caso de los surfistas, una actividad lúdica. Lo lúdico asociado al mar, ha estado presente desde los tiempos en que los primeros exploradores marinos se aventuraron a descubrirlo mediante la implementación de ingeniosos prototipos de respiración o artilugios de medición de las condiciones del mar. Lo lúdico tiene que ver con el descubrir.

El arquitecto Christopher Alexander observa a propósito del contexto que,

…“El contexto es aquella parte del mundo que hace exigencias a la forma, la cual es una parte del mundo que está bajo nuestro control y que decidimos modelar en tanto que dejamos el resto del mundo tal cual es"... [5]

Las palabras de Alexander son explícitas respecto a la labor y sensibilidad al momento de proceder al acto de modelar. Para este caso particular de análisis, el acto de modelar la ciudad. Esta modelación es imposible desligarla de un contexto, por cuanto ésta debe responder primeramente a materias que son netamente propias del lugar, son las exigencias que se le hacen a la forma; esto también podríamos entenderlo como el arraigo, ...“el echar raíces”... [6], el contexto es todo aquello que incide en un modelamiento de las formas, las relaciones espaciales, condiciones geográficas, condiciones sociales o condiciones económicas entre otras. La observación en este sentido, se vincula al descubrimiento, de manera tal ser capaz de identificar aquello desconocido que nos hace las exigencias en el modelamiento.

Podría entenderse también de acuerdo a lo afirmado por Alexander respecto al contexto, que el término es, en cuanto a lo que significa la apropiación de los lugares, análogo al concepto de Maritorio propuesto por la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso,

..."el territorio como concepción de magnitud de mar, un concepto de área geográfica que conjuga la comunicación, la riqueza, la adversidad y las energías"... [7]

Se trata de habitar forma y contexto, simultáneamente.

Valparaíso ha olvidado la fragilidad y potencialidad de un territorio constantemente en movimiento, un dinamismo propio de la zona costera que es bañada por el Océano Pacífico. Ha intentado sólo dar respuesta a una variable, el negocio, primero con la implementación del ferrocarril en la zona costera y ahora 134 años después con el plan de desarrollo impulsado por la empresa EPV. Lo demás a nadie le importa.

Una de las condiciones tomadas del estudio del maritorio propuesto por la Escuela de Arquitectura de la PUCV, estipula que para definirlo se debe dar cabida, entre otras cosas al ocio, las palabras de Alexander adquieren mayor fuerza, al asociar esta idea de la fundación desde distintas variables, con la identificación a partir de la observación de las exigencias del contexto a la forma. La tesis de maritorio postula que no puede sólo fundarse desde una perspectiva única o con un solo fin, tal como lo ha planteado EPV en Valparaíso dando respuesta únicamente a la variable del puerto de contenedores, al negocio del puerto.

…“Para poblar hay que fundar en la complejidad del área –“Maritorio”– única manera de constituir ciudad. Fundar con un solo fin no es poblar...Solo nos conduce a establecer factorías o campamentos"…[8].

En el caso particular de Valparaíso y los proyectos de infraestructura urbano costera planteados por EPV en el Terminal 2 y Mall Barón, una de las exigencias no asumidas es la dotación de espacios públicos que den cabida al ocio, en un lugar que geográficamente vincula una actividad lúdica asociada a las energías que rigen los bordes costeros. La intervención del terminal 2 y Puerto Barón, acrecientan la segregación entre el ciudadano común y mar; por un lado se pretende generar una plataforma desprotegida de las energías que rigen los bordes costeros y por otro se pretende crear un espacio público a modo de espacio interior frente a la inmensidad del Océano Pacífico.

De la condición de lo lúdico y el ocio. El re-crear

Lo lúdico como adjetivo deriva del sustantivo ludus que, entre otras acepciones, significa juego.

Se derivan también del ludus el ocio, el entretenimiento, la diversión, el recreo y el pasatiempo, todos sustantivos; también designaba a la escuela primaria romana, el ludus literattor, en donde los romanos se educaban hasta los 12 años para luego pasar a los niveles gramático y oratoria. [9].

Lo lúdico tiene que ver con una condición, un estado del hombre que es parte de su condición natural. Se dice actualmente que hay que aprender desde lo lúdico, jugando, como niños.

Las leyes de India dictadas por el Rey Carlos II el año 1680, entre otras cosas, regulaban la vida social, política y económica entre los pobladores de la parte americana de la Monarquía Hispánica. Esta regulación generó la fundación de ciudades según la estructura de damero. La ciudad colonial de la América Hispánica, tal es la caso de Santiago de Chile, se conforma a partir de su plaza mayor, un gran vacío en donde se da lugar a un habitar lo público, situación heredada por los griegos y su Ágora, centro comercial, político y cultural de las ciudades estados [10]. Los vacíos mayores de ciudad, han sido habitados como lugares de manifestaciones culturales de todo el pueblo. Los espacios públicos y su contexto, han sido desde su origen el escenario de lo lúdico. La condición lúdica de un espacio público está dada por la relación entre forma, espacio y manifestación de las actividades espontáneas de la vida del ser humano. Ésto es una necesidad de la naturaleza del hombre que tiene que ver con su desarrollo como sociedad.

Según el Cubano José Martí,

..."Los pueblos, lo mismo que los niños, necesitan de tiempo en tiempo algo así como correr mucho, reírse mucho y dar gritos y saltos. Es que en la vida no se puede hacer todo lo que se quiere, y lo que se va quedando sin hacer sale así, de tiempo en tiempo, como una locura"[11].

Las palabras de Martí, se pueden asimilar a las palabras de Bronowsky al establecer en su texto el Ascenso del hombre, que hombre posee,

...“Un caudal de facultades que por sí solo, en más de tres millones de años de vida, le hizo creativo. Cada animal deja vestigios de lo que fue; sólo el hombre deja vestigios de lo que ha creado”...[12]

Esta creación, la de los objetos primeramente como elementos de supervivencia y caza, son parte de la condición lúdica del hombre en pos de la vida en sociedad. Lo lúdico tiene que ver con la vida en comunidad. El ocio por otro lado, puede entenderse como la manifestación de la condición lúdica de una determinada sociedad, ya que tal como lo definen los romanos el concepto del ludus, aborda no sólo una actividad recreativa, sino que tiene que ver con una manifestación de la expresión del hombre mas allá de una actividad asociada, por ejemplo al juego. Es la manifestación de una necesidad del hombre, mantenerse en sociedad, tal como lo menciona Matri, los pueblos son como niños.

Lo lúdico tiene que ver con una manifestación del estado creativo y re-creativo del hombre, el crear y volver a crear. Lo lúdico es la cualidad, el ocio se asocia a la acción la manifestación del acto.

Julio Arbelaez Pinto académico colombiano, expone que,

...“El espacio lúdico es en lo esencial; el ámbito de la expresión, de la confrontación y de la producción cultural esto es, artística, científica y política diversas formas de expresión de los intereses y concepciones de la existencia tanto material como espiritual del hombre”. [13]

En el caso particular de este estudio, la exploración del concepto de lo lúdico en la generación de los espacios públicos de mar, tiene como finalidad abordar al agua como un elemento central dentro de los lugares que dan cabida al ocio.

Conclusiones

El olvido del mar en el caso de Valparaíso, ha significado una serie de condiciones negativas que se han ido asumiendo con el tiempo y que relegan la condición lúdica de la naturaleza del ciudadano a la ocupación de ciertos sectores como quebradas, pendientes o el plan de la ciudad. Los juegos y su aprendizaje, está supeditados a desarrollarse en la tierra, sin posibilidad alguna de extenderse tal como lo hacían los primeros habitantes de Valparaíso, naturalmente hacia el mar.

Se trata de un contexto fragmentado, inconcluso, discontinuo. Esta cualidad de Valparaíso respecto a lo que se refiere el Borde costero que enfrenta al plan de la ciudad, han significado que los lugares de ocio en el borde mar, haya sido extinguidos por la necesidad de cierto sector de fundar sólo tomando en condiseración la dimensión del negocio.

El término del acto - ocio, asociado a la condición lúdica del hombre socialmente organizado, experimenta el desafío de responder y dar cabida a las actividades fundacionales de la ciudad puerto incluso hoy en día. Estas actividades han sido por siempre parte del paisaje mar, las actividades propias que se desarrollan en un borde costero, pasear, mojarse, refrescarse, nadar, etc. estarán siempre condicionadas en la medida que se asuman como parte de un pasaije, que en el caso de Valparaíso se ha olvidado.

Pero este olvido supone una oportunidad y es la de comenzar nuevamente.

..."También el olvido es bello, olvidar, por ejemplo, que el arrojo es la travesía y no la vida de un obstáculo, en este caso, el perro. Pero la hermosura cuenta menos que la ruta y esto sí que es difícil aprenderlo. ¿Qué es la ruta? Es sólo seguir partiendo siempre, es mantener el rumbo abierto. ¿Será un comienzo sin fin, como el amor? Hacer tal ruta, abrir tal rumbo, tal vez de tales cosas, interrogaba Kant a los capitanes de barcos balleneros, aquellos que Melville dijo que buscaban la ballena blanca y tal vez Ajab sea el nombre de la musa de toda pura travesía"...[14]

Y en efecto, la condición lúdica es por esencia un seguir partiendo siempre, un constante crear y re-crear tal como lo comenta Bronowsky en su texto "El ascenso del hombre" cuando indica que el éste posee ..."Un caudal de facultades que por sí solo, en más de tres millones de años de vida, le hizo creativo"... Creativo frente a las necesidades personales y sociales, creativo frente a las condiciones naturales y artificiales de un entorno dinámico y en constante movimiento, creativo frente a los bordes costeros y su mar. La creatividad es lúdica.

Referencias

  1. Neruda, Plablo. El Océano Pacífico.
  2. Canales, Macarena. La expansión hacia el mar en Valparaíso y la consolidación del borde costero. Plataforma arquitectura, 2008
  3. Andueza, Pablo y Aravena, Pablo. Valparaíso reclamado, Minuta ejecutiva. Presentación a evaluadores de la Unesco durante su visita a Valparaíso, 2013
  4. Fundamentos de la Escuela de Arquitectura, Universidad Católica de Valparaíso. Avenida del Mar. Escuela de arquitectura UCV, 1971
  5. Alexander, Christopher. Notes on the Synthesis of Form, Harvard University Press, 1966
  6. Diccionario etimológico. ARRAIGO. http://etimologias.dechile.net/?arraigo
  7. Fundamentos de la Escuela de Arquitectura, Universidad Católica de Valparaíso. Maritorios de los Archipiélagos de la Patagonia Occidental. Escuela de Arquitectura UCV. 1971.
  8. Fundamentos de la Escuela de Arquitectura, Universidad Católica de Valparaíso. Maritorios de los Archipiélagos de la Patagonia Occidental. Escuela de Arquitectura UCV. 1971.
  9. Diccionario etimológico. LÚDICO, http://etimologias.dechile.net/?lu.dico
  10. Wikipedia. ÁGORA, https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81gora
  11. Martí, José. Un juego nuevo y otros viejos. Revista "La edad de oro", Nº1, 1889.
  12. Bronowski, Jacob. El Ascenso del Hombre. Fondo Educativo Interamericano, 1987.
  13. Arbelaez, Julio. Espacio lúdico: una construccion social y comunitaria caso Bogotá. VII Congreso Nacional de Recreación - II ELAREL Cartagena de Indias Colombia, 2002
  14. Fundamentos de la Escuela de Arquitectura, Universidad Católica de Valparaíso. Amereida volumen II. Escuela de Arquitectura UCV. 1986.