Taller de Espacios Expositivos 2017

De Casiopea



Asignatura(s)Taller de Espacios Expositivos
Año2017
Tipo de CursoTaller de Etapa
TalleresDG 3º, DG 4º, DO 3º, DO 4º
ProfesoresMarcelo Araya, Herbert Spencer
AlumnosCatalina Cea, Bastian Rubio, Marcelo Delgado, Consuelo Carreño, Dominique Dallmeyer, Paul Peyrolle, María Ignacia Morales, Carolina Tapia, Javiera Martinez Guajardo, Monserrat Lucia Pacheco Sandoval, Doyma Henríquez Atlagić, Catalina Muzzio, Alejandro Marambio, Melisa Fuentealba, Javier Zambra
Carreras RelacionadasDiseño, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Interacción y Servicios

Exposición Artefactos y Creaturas


Componentes de Cada Unidad

  • Artefacto (Actor Reactor)
    • Sensor
  • Creatura
    • Cuerpo
    • Fuselaje menor (cuerpo) - gesto
    • Fuselaje mayor (mantos espaciales)
  • Espacio
    • Luz
    • Sonoridad

Proyecto Final

  1. Apropiación en dualidad de ritmos (Alumnos Alejandro Marambio)
  2. CAOS ARMONIOSO (Alumnos Paulpeyrolle)
  3. Descifrar en lo Próximo (Alumnos Javiera Martinez Guajardo)
  4. Despliegue Superpuesto (Alumnos Consuelo Carreño)
  5. Distar de lo Revelado (Alumnos Consuelo Ahumada)
  6. Distension en Amplitud Fragmentada (Alumnos Marcelo Delgado)
  7. Distensión figurada entrelazada (Alumnos Javier Zambra)
  8. Doble exposicion (Alumnos Sam Cordat)
  9. El Cobijo en lo Etéreo (Alumnos Dominique Dallmeyer)
  10. Interacción graduada (Alumnos Sofia Vasseur)
  11. Luz que hace los lugares (Alumnos Javier Jimenez)
  12. Módulo expositivo (Alumnos Bastián Maluenda)
  13. Planos constructivos del exponer (Alumnos María Ignacia Morales)
  14. Realce de la Sutileza (Alumnos Bastian Rubio)
  15. Reiteración de lo Elemental (Alumnos Catalina Cea)
  16. Ritmo Fragmentado, Carolina Tapia (Alumnos Carolina Tapia)
  17. Singularidad Entramada (Alumnos Melisa Fuentealba)
  18. Umbral lumínico en el cobijo (Alumnos Doyma Henríquez Atlagić)
  19. Una Versatilidad Momentánea (Alumnos Sofía Soto)


Entrega Lunes 2/10

Partidas Transversales Exposición

  • Maqueta Sala
  • Construcción artefactos (unidades actor-reactor) para montaje 1:1
    • Placa sensor
      • Carcaza visible (cubo)
    • Placa motor
      • Parrilla de anclaje
      • Cables
        • Motor
        • Final de carrera
  • Gráfica de la exposición
    • Paleta tipográfica
    • Paleta cromática
    • Ley gráfica
    • Formatos

Folleto Exposición Artefactos y Creaturas

Texto de Examen

Este taller avanza a lo largo de tres obras, tres hitos expositivos (La Exposición Artefactos y Creaturas, la Travesía de los Valles Calchaquíes y la Exposición 22 Columnas Luminosas bajo el Poema "Una Mujer". Lo que los une es indudablemente su carácter de obra colectiva que le imprime al taller. Cada una de ellas, de diferente modo, apela a lo “en común” o “hecho por todos” con diferentes matices y grados de complejidad. Si bien hemos tocado diferentes materias, soportes y lenguajes; creo que la lección de este taller radica escencialmente en este punto: lo colectivo como forma de abordar una obra.

Las exposiciones en general, si las pensamos como una obra total, más allá de las particularidades que contengan, son proyectos editoriales-espaciales que exigen consistencia y coherencia. Las unidades expuestas, cada una de ellas más particular e idiosincrásica que la anterior, deben necesariamente articular un discurso único y final, o más bien, proponer una lectura pensada y diseñada de antemano. Tal vez por esta misma razón los curadores y comisarios de las exposiciones hayan adquirido un rol tan protagónico, incluso más que los mismos artistas. El mundo contemporáneo siempre se permite —o exige permitirse— una mirada más retirada, más lejana que permita encuadrar el gran panorama. Exponer, entonces en su acepción actual, significa justamente urdir (o jugársela) por ese gran discurso. Aquí lo plural adquiere vital importancia, y articular plurales es lo que debemos observar y diseñar. Y aunque no lo hagamos, acontecerá. Si no se piensa, será una resultante no anticipada, pero acontecerá de todas formas.

En esta escuela solemos afirmar que la dimensión de lo “en común” es algo ganado, fundamentalmente desde las travesías. Permítanme poner en duda este punto. No es algo ganado sino algo por conquistar, cada vez.

Por ejemplo, en la primera experiencia del taller, a exposición “Artefactos y Creaturas”, requirió configurar cada cuerpo como un sistema articulado por múltiples lenguajes (el plástico - gestual, el mecánico - kinético, el técnico electrónico y su algoritmo de programación); sobre esto, cada cuerpo desde su valor intrínseco a su valor como parte de un total, unificando su lenguaje material (chasis metálico, esqueleto de alambre, fuselaje de papel y pesos y contrapesos de piedra) inscritos es un espacio común sujeto a una ley de iluminación y sonoridad. El total (como todo sistema) es mucho más que la suma de las partes, por lo que a las partidas individuales se suman las partidas longitudinales que debían unificar el discurso espacial de la exposición. La división natural de tareas no basta porque debe estar vigilante del total, y para esto se requieren objetos fronterizos para construir acuerdos y planes a seguir. Esta disciplina es la que trabajamos, con distintos grados de éxito para lograr esta exposición. La segunda experiencia en la obra de travesía se dio de forma homóloga. El espesor entre lo individual y lo en común es el espacio que debimos solidificar, desde el dibujo de cada cual al relato que expone, pero también en los tiempos y dependencias que cada partida impone. Nuevamente la invitación de la obra es desde una épica a la cual sólo se llega trascendiendo lo individual y asumir lo común como propio.

Al preguntarle al taller qué le pareció la experiencia de esta etapa, apelando a su sentido crítico, nos dicen que intentamos abordar demasiado, que los proyectos fueron ambiciosos en todas las dimensiones que tocamos. Esto, según el taller, produjo desorganización y caos...

un buen cálculo implica la memoria ∏ la atención al detalle ∏ la cabeza épica muy diferente de la cabeza lírico-elegíaca todo lo retiene ∏ capaz de vasto panorama histórico ∏ pero justa desconfía de las interpretaciones ∏ siempre azarosas ∏ que no juegan nunca su todo por el todo ∏ rehusando la apuesta que juega al fracaso ∏ sobre el rechazo de una precaución mantiene su ley (su máxima) ∏ su propia regla por ridícula que parezca a la gente del país que atraviesa ∏ porque la diversidad de las leyes del país que la epopeya atraviesa en viaje ∏ si se tratara de respetarlas ∏ una a una nos dejarían cada vez sin munición ∏ sin experiencia ∏ arruinados por la versatilidad

Amereida, pág. 85

El reclamo es por la exigencia, por preferir una orden clara para ejecutar al vértigo de lo abierto por la aventura. Y ella es no exenta de equívocos, es más, desde el equívoco se aprende y el mejor lugar para equivocarse es el taller. Pero es en la persistencia que se avanza. La lección fue la de la hospitalidad recíproca, la que da lugar a diversos constructos, lenguajes y artefactos que nos permitieron visibilizarnos en el lenguaje del proyecto, a los que llamamos “objetos fronterizos”: planimetrías, códigos, plantillas, esquemas, reglas tipográficas de proporciones, etc. La lección fue la del trabajo convergente, horizontal y reflexivo. Reflexivo porque junto con avanzar va pensando al mismo tiempo las reglas que lo contienen, y actualizan el estado de cosas a los demás.