Taller Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2019 - Desarrollo Proyecto - Cristóbal Jorquera

De Casiopea


TítuloTaller Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2019 - Desarrollo Proyecto - Cristóbal Jorquera
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavedesarrollo proyecto
Período2019-2019
AsignaturaTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y riesgos en el borde costero
Del CursoTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y riesgos en el borde costero
CarrerasArquitectura
ProfesorFelipe Igualt, Joaquín Fernández



TítuloTaller Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2019 - Desarrollo Proyecto - Cristóbal Jorquera
AsignaturaTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y riesgos en el borde costero
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Cristóbal Jorquera


Ciclos

Ciclo 1 : Destellos en contención en estrechez

Croquis conducentes

El estar de pie de la persona iluminado por luces abrazantes, trasera y de costado, en el pasillo que genera una intimidad entre él y la figura a quien le reza por acotarse el espacio.
La iluminación que ingresa se reparte contraria, generando un paralelo de luz, siendo lo que choca con el suelo y la que se refleja en la mesa e ilumina el techo, interrumpiendo con su luz las sombras de estos dos lados contrarios.
La dirección en torno a la adoración, la persona se dispone en concentración, vista al frente en la dirección que guía la forma angosta en relación a la altura del lugar en que es iluminada en dispersión desde esa misma dirección.
La luz ilumina la fuente y la envuelve parcialmente en sus bordes por el lado inferior de sus curvas sobresalientes con una luz degradante en cada nivel del escalonamiento de los niveles de la fuente.

La direccionalidad en la contemplación se da en la atracción propia de ese algo que genera en la persona, que dirige su totalidad en el acto, mostrando características y rasgos del espacio y luz que inciden en él, en la manera de su habitar y que se puede dar en una iglesia, en un lugar de adoración, dejando a la persona ensimismada al alero del acotamiento que le da una especie de intimidad.

La luz definida como paralelo de luz se debe a la separación de la luz en partes contrarias que se genera por la incidencia de la luz exterior en el la superficie interior del piso que entra directa, y la luz que se refleja en la superficie de vidrio de la mesa que la proyecta en dirección ascendente al cielo de la habitación.

Las situaciones de reflejo ocurren en todos los lugares en que haya una superficie lo suficientemente pulida para reflejar, tanto como imagen o como luz en destellos enceguecedores. El reflejo de luz envolvente en curvatura de la fuente, se debe a la luz superior que baja y no logra iluminar del todo el revés de ella, llegando solo a iluminar los bordes de las partes sobresalientes de las ondulaciones de cada escalonamiento de la fuente, siendo mostrada esta situación por el mirar ascendente que brinda el espejo.

El vacío, angostura que expone frontalidad es la profundidad canalizada hacia un fondo que guía más que el mirar, dejando ver la direccionalidad intencionada de la disposición del espacio en la iglesia centrándose en la adoración.

En esta propuesta de luz y vacío interior con un reflejo, se representan estos fenómenos del espacio y luz en el habitar para dar una forma alargada en proyección con paredes cambiantes y curvas que atrapan la luz convirtiéndola en una luz envolvente en curvatura al interior del paralelepipedo en el que el espejo atrapa y refleja una luz bifurcada, generando un paralelo de ella.

ACTO :
Destellos en contención en estrechez

LUZ :
Paralelo de luz

VACÍO :
Angostura expone frontalidad

REFLEJO :
Curvatura de luz que envuelve

Polígono de relaciones

Poligonociclo1destellosencontenciondeestrechez.png

Ciclo 2 : Mirada en recorrer de los vacíos cambiantes en su traspaso


Cuerpo1delespaciociclo2miradaenrecorrerdelosvacíoscambiantesensutraspaso.png
Cuerpo2delespaciociclo2miradaenrecorrerdelosvacíoscambiantesensutraspaso.png

El mirar de la persona que se posiciona en el vacío exterior, se dirige hacia lo profundo adentrándose al vacío interior y de su iluminación atenuada en el traspaso desde el afuera al adentro que genera una leve penumbra interior dotando a esta profundidad de lo llamativo a la observación y que moldea la disposición del cuerpo con ese gesto de adentrarse en ese vacío interior dando un traspaso.

Los cambios que se producen en el habitar al pasar de un vacío interior a uno exterior, que se centran en la direccionalidad del mirar con la persona en el vacío interior, y el jugar del niño en el vacío exterior, siendo el cambio en la iluminación del exterior con el interior el que dirige también a la persona en cada vacío y condiciona orientando sus acciones, como lo es en el vacío interior de leve penumbra, y la atención que captan las vitrinas iluminadas, en contraposición de la gran iluminación descendente que cae en el exterior generando un iluminar vertical, estando en el recorrer de las personas el traspaso de vacíos.

El traspaso entre vacíos se da por una unión que forma el borde que los conecta y caracteriza al generar una transición de la iluminación.

La profundidad de la extensión en el vacío exterior que observa la persona al mirar en detención hacia el callejón se limita, llamando su atención por un rato con este mirar y que el tránsito de gente por el callejón responde a que tiene salida, limitando en su visión el traspaso y salida del lugar por la frontalidad de donde mira la profundidad que se fuga.

En el descanso en el entre se da un traspaso guiado hacia afuera por la claridad de este abierto, pasando de un vacío, sin moverse a otro, contenedor de su estar.

Siendo el traspaso entre vacíos cambiantes en que se produce al recorrer con el mirar.

Croquis conducentes

La persona mira en profundidad el callejón que se construye limitando el vacío en una extensión frontal hacia lo lejano, lo que captura el mirar por el efecto de verse sin salida por su limite en el fondo, pero que no lo es, por el transito de personas que presenta.
Cambio en el vacío modifica la forma de habitar, como es el recorrer bordeante del niño por la fuente en el vacío que se abre al exterior de donde proviene la luz descendente que cae en este centro, y el recorrer pausado que ocurre lindando con las tiendas bajo esta penumbra leve interior.
Vacío exterior rodea el interior formando un borde contenedor de la persona que lo transita, captando su atención tirando su cuerpo hacia adelante queriendo ver más en apoyo mayormente en un pie para retornar su camino luego de esta detención breve.
Exterior envuelve la totalidad, en donde está apoyada la persona, en fijación desde el exterior con una posición tirada hacia adelante, adentrándose en el vacío interior con la mirada en esa profundidad.


Acto :
Mirada en recorrer de los vacíos cambiantes en su traspaso

Vacío envolvente :
Profundidad de extensión frontal fugada en borde

Vacío interior :
Vacíos encausados que se abren verticalmente

Vacío del abajo :
Vacío profundo acostándose con penumbra al adentrarse

Reflejo :
Luz descendente, iluminar de la vertical






































Ciclo 3: Contemplación segmentada en privacidad dada por la altura


Croquis conducentes

El borde cambiante que deja la ola al entrar a la playa modifica el pasar de las personas que transitan paralelo al mar y en extensión hacia la profundidad de la playa, haciendo que cada recorrido sea diferente y que una entrada mas fuerte del agua haga variar la dirección y el ritmo constante que lleva la persona.
Desaparición de la barrera que es el muro, ingresando la luz por ese tramo que es un puente y que deja libre la vista haciendo que la persona que transita por este borde de estrechez sombrío se dirija hacia ese abierto con un vistazo en andar por el cambio de luz y vista que da.
Permanencia inmersa en la semi-sombra estando sentado de forma estirada en reclinación bajo la proyección de sombra con traspaso de luz irregular que cae en la amplitud de la plaza, generando un equilibrio que da paso al permanecer ahí.
Desnivel hace una separación entre el pasar del permanecer delimitando los cambios de ritmos del habitar, siendo prolongados en las terraza y que al estar sentados y con la altura propia de la terraza no se cruzan por la visión directa, generando la altura un estar en privacidad.
Detención ante la propuesta marca en decisión el ingresar o continuar el camino de las personas, que se detienen en la estrechez llenando la vereda de forma rodeante al que hace la propuesta de almuerzo.
Las personas contemplan la vista directa en amplitud que da la azotea del edificio, posible por su altura no tan elevada pero lo bastante para sobre pasar la obstrucción de vista a la playa que dan los restaurantes y edificaciones que dan al borde de la playa.


El acto es conformado por la diferencia de altura entre el pasar con respecto al permanecer dándose una diferencia que recae en el que permanece y que generando una privacidad, donde el permanecer es acogido de forma que se prolonga, y donde la vista se segmenta en visión hacia el abierto de forma parcial sin impedir la mayor parte del traspaso visual y lumínico hacia el abierto y de modo que desde el otro lado esta segmentación parcial sea un complemento a la privacidad que da la altura, pero sin desentenderse de lo próximo quitando la conexión con su entorno cercano.

De esta manera el acto se da por la elevación del restaurante y la transparencia presente en sus ventanales, barandas y celosía, y que dado por el vacío interior y la envolvente dirigen la visión hacia el abierto que se esquina por la mayor amplitud que se presenta en ese lado, teniendo un cielo más alto, dejando pasar más rango de visión hacia la amplitud, siendo de esta misma forma que el lado más amplio de la terraza sea donde está la mayor altura de la amplitud vertical interior y que los cuerpos sólidos como los pilares cubren de forma mínima la gran vista transparente, segmentandose por ello y por la celosía en la baranda frontal dejando siempre este traspaso visual en virtud de la vista y que da privacidad en este estar elevado, todo esto conectado primeramente con el entre que está abajo, siendo el nexo de conexión con el piso superior, donde se da el estar y la espera, acogiendo esta permanencia por el escalonamiento y parapeto que por su forma no dificulta el paso o la espera, con una luz descendente que cae por la abertura en la sexta fachada, en donde los bordes exteriores van disminuyendo a medida que llegan a la abertura de luz superior.

ACTO :
Contemplación segmentada en privacidad dada por la altura.

VACÍO INTERIOR :
Escalonamiento ascendente hacia un interior que se abre.

ENTRE :
Amplitud con suelo escalonado con incidencia de luz descendente.

VACÍO EXTERIOR/ENVOLVENTE :
Amplitud esquinada en traspaso de la visión directa.


Organismo

Organismo2ciclo3contemplacionsegmentadaenprivacidaddadaporlaaltura.png


Maqueta

Frontis Restaurante Escala 1/50
Frontis Restaurante Escala 1/50


Croquis de Obra Habitada

Vista sexta fachada
Vista total propuesta
Vista interior


Planimetría

Corte C - C’
Corte B - B’