Taller Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2019 - Desarrollo Proyecto - Catalina Bravo

De Casiopea


TítuloTaller Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2019 - Desarrollo Proyecto - Joaquín Fernández
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavedesarrollo proyecto
Período2019-2019
AsignaturaTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y riesgos en el borde costero
Del CursoTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y riesgos en el borde costero
CarrerasArquitectura
ProfesorFelipe Igualt, Joaquín Fernández



TítuloTaller Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2019 - Desarrollo Proyecto - Catalina Bravo
AsignaturaTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y riesgos en el borde costero
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Catalina Bravo


Ciclo I: Observación

La delicadeza del estar

Profundizando en croquis de gaviotas pude relacionar su accionar con lo delicado y preciso, cada movimiento que se ve a primera vista como algo mecanizado cada vez que lo volvía a ver caía en la cuenta de la fineza del cálculo de sus movimientos, sus alas no chocaban con barandas y al uno acercarse el vuelo que preparaban siempre tenía buen resultado. Esta delicadeza y precisión me la volví a encontrar en las iglesias con su condición vertical. La luz de la nave central era rodeada por una penumbra lateral, esos huecos de las naves laterales hacían que la luz no incidiera de golpe dentro del espacio más cercano el suelo (central y sobre todo lateral), la estancia de las personas complementaban la delicadeza de la caída de la luz indirecta que rebota antes de llegar al interior que las personas llegan a ocupar, esta complementación se daba por los movimientos lentos y con cuidado que las personas ejercían, la contemplación se hacía desde una postura de sensibilidad y solemnidad. Un elemento clave para que se de en las iglesias la instancia de relacionarse con algo tan personal como la creencia y la fe, es la intimidad que nace gracias a la levedad de la luz que se esparce por el suelo de la iglesia; una luz que no expone el accionar de las personas, le da la delicadeza y sensibilidad posible para estar y entregar lo personal en un plano en común.


Croquis

Al aterrizar en un lugar las gaviotas agitan las alas como para controlar dónde caen, estiran sus patas y se posan. Es "controlar" suena como un movimiento por inercia, preciso y cae en la delicadeza de que se cumpla bien la maniobra, esas maniobras las cumplen siguiendo la forma del espacio.
WhatsApp Image 2019-08-23 at 12.09.58 (1).jpeg
El gesto mínimo del abrazo. Hay una comodidad en un espacio que da cabida para el afloramiento del sentir.


Ciclo II: Abstracción

Habitar contenido a la proximidad del afuera

El habitar orientado al exterior presenta un leve umbral transparente o invisible.

Las ventanas amplias de la casa no limitan ni separan como una pared, sino que abren la vista para la persona, el comedor se orienta de modo de aprovechar la vista gracias a la proximidad a las ventanas, se puede estar sentado dentro con la vista orientada en lo lejano del exterior o en el próximo del mismo. En el metro esa proximidad al exterior siendo que es efímera es atendida por la vista del pasajero, el pasajero va moviendo los ojos según los árboles y casas que pasan en vez del adentro propio de su estar. En el boulevard el umbral cambia un poco poe su materialidad, ya no es un vidrio, sino que es un vacío, aún así, las envolventes de las paredes hacen que el interior conserve su forma; a pesar de este cambio de materialidad el habitar sigue orientado al exterior, pero ya de forma de luz.

El exterior se asoma al habitar del interior gracias a esta característica de transparencia y apertura, y esta misma característica se puede decir que da una continuidad de lugares, quedando una separación leve.

Las ventanas como herramienta para conectar el acto de estar dentro con el de estar afuera atencionalmente.
El exterior se ve próximo con respecto al interior, esto gracias a lo oscuro del interior, hace destacar el afuera como si fuera parte de lo cercano. El asomo del exterior en el interior, la misma transparencia de las ventanas permiten una contraluz por la luz de fuera y la luz de dentro.
La atención está en el afuera, las personas más próximas a la ventana tienden a estar más fuera que dentro, la amplitud de la misma ventana permite que destaque el dinamismo del afuera con respecto al interior.
Estas sombras me hacen ver qué les permiten, veo el cielo del lugar y es abierto, en vez de techo hay una gran abertura que da cabida a lo exterior en lo interior. Ambos espacios se vinculan y pasan a ser continuos.