Título 1 - Marcos Benavides

De Casiopea


TítuloIlusión espacial: Encuadre en el teatro de títeres
Tipo de ProyectoProyecto de Titulación
Período2021-
AsignaturaTaller de Titulación - Segundo Semestre 2021 - Andrés Garcés
Del CursoTaller de Titulación - Segundo Semestre 2021 - Andrés Garcés
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Marcos Benavides
ProfesorAndrés Garcés

Memoria Ciclo 1

Archivo:Memoria.Titulo1.MB.8.10.21.pdf

Carta ámbitos de interés

Andrés Garcés Paula Olmedo

Desde que tengo uso de razón me he sentido atraído por el ámbito artístico-creativo; desde dibujar, esculpir, hasta actividades más producidas como la animación digital o la realización audiovisual.

Mi ímpetu en realizar estas actividades van de la mano con una auto exploración mental, una suerte de desahogo social en el cual genero una actividad íntima, mía y de mis pensamientos al estar ocupado en acciones que pueden ser consideradas mecánicas, o más bien son intuitivas. En esas instancias tengo toda la concentración puesta en mi cuerpo y en mi mente para alcanzar el objetivo de lo que esté desarrollando, así realizar la creación.

Actualmente mi acercamiento a la creación artística se ve reflejada en la construcción de títeres, particularmente de réplicas de personajes de los Muppets. El objetivo máximo de la réplica es hacer un objeto similar al original, por lo que esta tarea de observación tiene un desenlace conocido. Me gusta esta mecánica de creación ya que, al tener una meta a realizar sabida, permite que el desarrollo sea una resolución de problemas más que una búsqueda expresiva, por lo que el trabajo se basa en una aplicación de las técnicas. Esta resolución de problemas en sí misma es una búsqueda creativa, puesto que da pie a la experimentación con distintos materiales y formas en su aplicación, para así generar un método de trabajo.

Esto es lo que busco particularmente con un proyecto, la aplicación de las técnicas aprendidas para así realizar una obra de carácter profesional, que la intuición se logre concretar en conocimiento y que la repetición se convierta en experiencia. Con esto, por supuesto, no hablo de erigir una obra con un método conocido y dejar apartado lo holístico de la creación; sino que potenciar esta veta creativa, poder pulirla y madurarla generando una obra de calidad, así concluir con el correcto desarrollo del proyecto.

Marcos Benavides

Cápsula de presentación

Etimología de Títere

Richard Hunt y el uso de monitores para visualizar la escena. En el plano superior ocurre el acto, en el inferior el titiritero trabaja con una imagen invertida de lo que está mostrando, genera un movimiento espejo.

Concepto documentado en castellano desde 1560, pero de origen incierto.

Dada la existencia de los sinónimos catalán titella y provenzal titè o titì, es probable que sea onomatopeya de la voz aguda ti-ti que con su lengüeta presta el titiritero a sus muñecos. Era un pito que sonaba “ti-ti”, lo soplaban los titiriteros para llamar al público. También puede venir del verbo griego tytizo (cantar las aves). El concepto también se puede encontrar en el Quijote:

-Éste es un famoso titerero, que ha muchos días que anda por esta Mancha de Aragón enseñando un retablo de Melisendra, libertada por el famoso don Gaiferos, que es una de las mejores y más bien representadas historias que de muchos años a esta parte en este reino se han visto.- El Quijote[1]

A su vez, se asume un origen relacionado al concepto onomatopeyo “tir-tir”, el cual deviene en tiritar. Por lo que el concepto de títere está de la mano con los movimientos intuitivos, o sin pensamiento previo.[2]

Marioneta: Edad Media. Proviene del Francés Marionnette, un doble diminutivo del nombre “Marie” (María). Se llamaba a los adornos religiosos que representaban a María, hechos con yeso y madera y colocados en las fachadas de las casas. Posteriormente tomó sentido dentro del teatro, asignándose a los personajes de contra cultura en las farsas.

El conductor está constantemente mirando hacia abajo, pareciera una desconexión de la escena, pero la está viendo en una pantalla. Es desdoblarse para la interpretación.
Se aprecia la cantidad de personas necesarias para la puesta en escena, en algunos casos un personaje requiere 2 personas para moverse.
Los cuerpos extendidos en la llanura se mimetizan con su entorno. Pareciera que el acto de estar acostado es completamente distinto a lo que ocurre por sobre sus cabezas. La posición de sus torsos está en extremo contraste (perpendicular) al estiramiento de sus brazos. El muñeco funciona y cobra vida en su contraste de ejes. Sin embargo, aun en su estado erguido, la postura de este objeto se encorva, es una falsa verticalidad.
Según el libro “The art and work of Jim Henson” (titiritero), una escena típica de su estado productivo era estando acostado. ¿Será acostumbramiento; evocar un momento creativo que se tuvo? Su lado izquierdo es el que posee la tensión, es el que muestra movimiento. Esta postura habla de la reducción máxima de la presencia. La forma horizontal es el no estar presente, o no estar en escena, por lo que una disrupción de esa forma llana toma protagonismo.

Croquis

El estar acostado parece ser una de las posiciones preferentes al mover títeres. La reducción de la presencia escénica se logra al no estar erguido. Dicho lo anterior, la vertical está presentada por los personajes, ellos son protagonistas de la escena pese a no ocupar la mayoría del cuadro. A su vez, se puede notar la escala de los títeres, del tamaño de un infante, casi un brazo de altura.
Brazos estirados para mostrar a los personajes. El cuerpo por un lado se estira, pero por otro se recoge en función del brazo principal, da cuenta que el centro del acto existe solo en el cuadro que se muestra, al final de la mano. La proximidad de los cuerpos da cuenta una reducción espacial, por ser títeres de carácter mediano el estar en escena supone hacer caber multitudes dentro de un mismo cuadro reducido.
Desde la altura se manejan estas marionetas. A diferencia de los títeres de mano, existe una lejanía con el personaje, un espacio inmaterial donde el conductor puede ver lo que está proyectando. Es estar en acto en tercera persona, casi un desdoblamiento del movimiento. El tomar distancia transforma al marionetista en ejecutor y espectador de su propia obra.
Comparativa del tamaño humano ante la construcción escenográfica para títeres de mano
Utilización de títeres corpóreos, con cuerpo por sobre el controlador. El cuerpo se mueve en dos franjas, la erguida que sostiene y la extendida que muestra el acto. La relación entre ellas da vida a la ocupación del espacio escénico, dejando de ser el cuerpo físico lo relevante, sino que la gestualidad y el movimiento.

Títeres del mundo.

El sonido siempre ha sido parte fundamental de la creación de marionetas. Desde su sonido (tir tir), hasta la implementación de cascabeles sonoros, amplifican y marcan el movimiento que realizan.

Categorización

Tamaño

La escala del personaje se entiende en relación al tamaño respecto de su titiritero.

  • Pequeños: Más pequeño que la mano del controlador. (Lambe lambe, títeres de dedo)
  • Mediano: Corresponde a personajes que van desde el tamaño de la mano del controlador, hasta su altura. (títeres de mano, ventriloquía)
  • Grandes: Más grandes que el cuerpo de quien o quienes lo controlan. (títeres corpóreos, marionetas

Mecánica

  • Marionetas: Operadas a través de cuerdas atadas a las extremidades del personaje que le proporcionan movimiento, usualmente los marionetistas se encuentran sobre el acto escénico. El actor tiene visión completa de lo que está en escena)
  • Bunraku[3]: Originaria de Japón, el títere es manipulado entre dos o más personas detrás del acto escénico, usualmente vestidos de negro. Se combinan técnicas como varillas, manos y cuerdas para darle movimiento.
  • Lambe lambe: Teatro a pequeña escala, es presentado dentro de una caja escénica (40x30cm) acompañado por una música y/o voz. Posee una corta duración y representan situaciones teatrales para uno o hasta tres espectadores por vez. El público se coloca audífonos y observa la obra a través de una ventanilla. El actor/manipulador al lado opuesto de la caja, pone en escena la obra manipulando la iluminación, el sonido, utilería, los muñecos y/o objetos. El Teatro Lambe Lambe se inició en Brasil en 1989 gracias a Denise Santos e Ismine Lima quienes, inspiradas en los antiguos fotógrafos de plaza de Brasil llamados fotógrafos Lambe Lambe y en Chile Minuteros, crearon su primera obra llamaba “La Danza del Parto”.
  • Títere: Los titiriteros se encuentran bajo el acto escénico, ya sea en un pozo o a través de una ventana en escena.

De este se logran desprender algunos tipos de mecanismos específicos:

  • Varilla: Operado a través de alambres o varillas que afirman al personaje y le dan movimiento, usualmente los titiriteros se encuentran bajo el acto escénico, ya sea en un pozo o a través de una ventana en escena. [4]
  • Mano: Su boca es manejada directamente desde la mano del titiritero. Las extremidades del personaje obtienen movimiento a través de varillas o de la utilización de guantes que simulan las manos del títere.
  • Sombra: Figuras usualmente planas, montadas sobre varillas (o actuadas con las manos) que se colocan detrás de una pantalla semitransparente y que se muestran al espectador a través un foco de luz
ORGANISMO1 TITULO1 20.8.21.png
Catastro títeres6.png
5924f36f305e52d81409f50187d5cdd4.jpg

Y la mayor diferencia espacial entre un espectáculo acondicionado para el uso de títeres contra una presentación callejera es la altura. Los set diseñados para esta implementación teatral tienen muros altos, altillos para el desempeño de distintas disciplinas, así el titiritero puede estar erguido. En el exterior la dinámica del cuerpo pasa a segundo plano, es el fondo de escena imperceptible pese a que tiene movimiento; el muñeco es la presencia en el acto.

La puesta en escena del títere solo funciona cuando se encuentra contenido o en referencia a un próximo. No existe una marioneta callejera sin la vista de quien lo controla, así en espacios hechos para su funcionamiento, genera una dimensión real del objeto. Los títeres en una pantalla se ven condicionados por el tamaño de esta, como la pequeña gigante por la ciudad y la gente pequeña en relación a esta.[5]

Escenario de caja para títeres de mano. Ideado específicamente para Punchy and Judy, sus ventajas es la facilidad de traslado.
4bb369b2d3b10311770f4c89040e83e3.jpg

Con el uso de títeres se crea una ilusión de movimiento. Si bien el movimiento existe, es visible, no tiene fuerza ni peso, es un movimiento condicionado por un tercero, y es la convención en el acto de códigos; el espectador interpreta los movimientos de acuerdo a características predeterminadas, entiende la ficción pero se hace parte de ella.

Oficina 31 Minutos [6]

En este caso, se plasman los pormenores de la realización, cómo es este espacio contiguo y funcional para la puesta en escena. Se destaca la eficiencia en su construcción, la traslucidez de sus paredes y la disposición entre cada elemento. Se comprende la relación simbiótica, del estar en contacto con cada departamento involucrado en la realización.


  • Proyecto: Oficina 31 minutos
  • Arquitectos: Tidy + Cáceres + Lazo Architects (TCL)
  • Equipo de diseño: Albert Tidy, Gabriel Cáceres, Daniel Lazo
  • Colaboradores: Sebastián Cruz
  • Ubicación: Santiago de Chile
  • Superficie total: 600 m2
  • Superficie construida: 110 m2
  • Año de construcción: 2013
  • Materiales: Listones de madera de pino de 2×4”, 4mm. Policarbonato grueso, láminas de nido de abeja, tableros de madera contrachapada de 2mm

Ubicada en Santiago, Chile, las estructuras desechables se construyeron en tan solo tres días. Los recintos varían en tamaño para adaptarse a las diferentes necesidades del programa. La primera caja contiene las oficinas administrativas y ejecutivas, la segunda caja, que es la de mayor tamaño, se utiliza para las oficinas de los guionistas, y la tercera caja funciona como los talleres de construcción, donde se fabrican los títeres. Construido a partir de listones de madera de pino que luego se recubren con láminas translúcidas de policarbonato de 4mm de espesor. La estructura utiliza vigas prefabricadas que cubren todo el tramo, mientras soportan el peso del techo. El resto del galpón queda libre para uso de almacenamiento, así como para el estudio de filmación.[7]

El paralelismo de la disposición de las cajas se rompe deliberadamente para crear tensión y puntos de vista entre ellas, en referencia a obras como las “Metaesquemas” (1958-1959) creadas por el artista brasileño Helio Oiticica. El espacio entre las cajas está pensado como pequeñas salas de ocio donde pueden suceder eventos más informales.

Proyecto Teatro Museo del títere y el Payaso

Fundadores: Víctor Quiroga y Paulina Beltrán (compañía el Faro). El 25 de julio del 2007 se inaugura El Teatromuseo del títere y el payaso en la antigua capilla San Judas Tadeo ubicado en la Plaza Bismark del cerro Cárcel de Valparaíso. Del 2008 al 2010 se crea el Colectivo Teatromuseo del Títere y el Payaso, organización informal que reúne a titiriteros y payasos de Valparaíso y de Chile, su objetivo es el fortalecimiento y valoración de ambos oficios artísticos, a través de la asociatividad, la formación, mantención y promoción de crecientes audiencias que descubran en el arte de la risa y la animación, un espacio de participación cultural. [8]

Espacios: El Colectivo logra crear, implementar, mantener y habilitar un espacio cultural, que cuenta con una sala de Teatro para 100 personas, espacio de exposiciones, una pequeña biblioteca y dos salas-talleres.

El 2011 se crea la Fundación Teatromuseo del Títere y El Payaso,

Se han realizado a la fecha 5 ANIMATE y 5 UPA CHALUPA encuentros internacionales de titiriteros y payasos, espacios de intercambio y cooperación entre compañías nacionales e internacionales. En el departamento de TEATROESCUELA se han realizado más de 80 talleres de profesionalización, formación de nuevos exponentes del arte del títere y el payaso, para adultos, jóvenes y niños en varias comunas del Gran Valparaíso y ciudades de Chile.

  1. Cervantes, C. C. V. (s. f.). CVC. Antología de la crítica sobre el «Quijote» en el siglo XX. George Haley. El narrador en «Don Quijote»: el retablo de Maese Pedro. cvc.cervantes.es. Recuperado 8 de octubre de 2021, de https://cvc.cervantes.es/literatura/quijote_antologia/haley.htm
  2. deChile.net. (2021). Títere. En etimologias.dechile. http://etimologias.dechile.net/?ti.tere
  3. El bunraku tomó su nombre de Uemura Bunrakuken, un artista nacido en la isla de Awaji que en los primeros años del siglo XIX se mudó a Osaka, donde comenzó a organizar sus espectáculos de títeres, disfrutando de un buen éxito y reviviendo el sector que no se había recuperado del fuerte declive. Uemurà morirá en 1810, y en 1872 el teatro que fundó se mudará a Matsushima y se le cambiará el nombre en Bunraku-za.
  4. Quiroz Guajardo, J. (2016, enero). Diseño de empuñadura para la manipulación de los brazos del títere mano-varilla. Universidad de Chile FAU.
  5. Henson, C. y Muppet Workshop. (1994). Muppets make puppets. New York: Workman Publishing Company
  6. Casals, P. (2013). > 31 Minutos Office - | pablo casals-aguirre A/VF |. pablocasals.cl. http://pablocasals.cl/31-Minutos-Office
  7. Divisare. (2013). Tidy Arquitectos, Studio Cáceres Lazo, Pablo Casals Aguirre · 31 Minutos. https://divisare.com/projects/344486-tidy-arquitectos-studio-caceres-lazo-pablo-casals-aguirre-31-minutos
  8. Valenzuela, C. (2021). Historia Teatromuseo. Teatromuseo. https://www.teatromuseo.cl/historia