Silvana Sarrocchi ¿Cuál es el límite del ser con el objeto dentro de un sistema?

De Casiopea


Título¿Cuál es el límite del ser con el objeto dentro de un sistema?
AsignaturaTaller de Diseño de Servicios 2019
Del CursoTaller de Diseño de Servicios 2019
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico
1
Alumno(s)Silvana Sarrocchi
PDFArchivo:Ensayofinal.pdf

¿Cuál es el límite del ser con el objeto dentro de un sistema?

Palabras clave

  • Personas
  • Interacción
  • Sistemas
  • Objetos
  • Conciencia

Introducción

El acto de crear está tan intrínseco en el ser humano, que el hecho que exista la tecnología es tan natural como el ser humano propiamente tal. Es increíble ver que todo a nuestro alrededor son artefactos creados por personas para el servicio de otras personas, desde el objeto más insignificante hasta el más útil de todos, sin embargo, ¿hasta qué punto la persona puede hacerse uno con el objeto? o en otras palabras ¿ser con el objeto? Pareciera que nuestra dependencia es tal que sin los objetos no somos o no funcionamos en el contexto del día a día, y es que ante todo problema buscamos soluciones cada vez más efectivas, facilitadas por los objetos diseñados. Así como Heidegger hablaba del Dasein, del “ser-ahí” y del “ser-ahí con” existe una dependencia tal que incluso nos define como identidad. Thomas Wendt en su libro Design of Dasein dice “Un artefacto sin personas relacionadas no sería más que un "pedazo de basura tirado por ahí". Se convierte en una tecnología solo en relación con las personas. Una tecnología es siempre una tecnología para ..., y esto para ... le da al artefacto su identidad. (...) La interacción va en ambos sentidos: los objetos le dan identidad al usuario y el usuario le da identidad al objeto.” [1]

Desarrollo

Es en la interacción donde ocurre la fusión o la unicidad con el objeto que se interactúa. En su esencia la persona es uno solo con el objeto para cumplir un cierto objetivo y eso podemos comprobarlo al observarnos nosotros mismos leyendo este ensayo, haciendo uso de las invenciones como el papel, el formato, el modo propuesto de leer, las letras e incluso la tipografía, para poder cumplir el objetivo de interpretar y comprender el texto de manera óptima. Thomas Wendt hacía mención de esto como el Present-at-hand (Presente en mano) y Readiness-to-hand (Listo para la mano)[2] siendo el ready-to-hand relacionado a la unicidad que ocurre mencionada anteriormente, donde la persona se mimetiza con el objeto en torno a un objetivo a tal grado que la persona pierde la conciencia de la cosa misma dejando de lado su concentración en el objeto y centrándose en el propósito final. El ser con el objeto; la interacción, está ligada directamente a la experiencia, y esta a la sensibilidad.


“Los sentidos son órganos a través de los cuales la criatura viviente par­ticipa directamente de los sucesos del mundo que lo rodea. En esta participación, la maravilla y esplendor variados de este mun­do se hacen reales para él, en las cualidades que experimenta. (...) La experiencia es el resultado, el signo y la recompensa de esta interacción del organismo y el ambiente, que cuando se realiza ple­namente es una transformación de la interacción en participación y comunicación. Ya que los órganos de los sentidos conectados con sus aparatos motores son medios de esta participación, cualquier derogación de ellos, ya sea práctica o teórica, es inmediatamente efecto y causa de una experiencia vital que se estrecha y se oscure­ce.” Dewey John, (1980) [3]

La persona en su naturaleza misma experimenta con el mundo mediante sus sentidos, pero se puede decir que a través de los objetos la experiencia se puede mejorar e incluso ser más eficaz, sobre todo ante los problemas o limitaciones humanas. Esta capacidad humana de superación mediante el ingenio es una gran ventaja, pero es aquí donde recae nuevamente mi pregunta, ¿Hasta qué límite? ya que podría considerarse una gran ventaja si y solo si la persona es la que tiene el dominio y control de la situación y no el objeto e incluso el sistema detrás del objeto.

Por ejemplo Thomas Wendt decía en su libro “El montón de materia que llamamos “automóvil” solo puede existir como tal en un contexto que incluye también gasolina, bombas, refinerías, carreteras, mecánica automotriz, plantas de fabricación de automóviles y así sucesivamente. Lo que existe en sí mismo es solo metal y material sintético. Solo los materiales que existen con sistemas de relaciones más grandes son significativos, ya que el acto de mediación es inseparable de la generación de significado. Esto se debe a que la mediación es un acto constitutivo, en lugar de una simple interacción entre sujeto y objeto (...)” [4] mediación es el concepto que Wendt define a la relación entre las personas y el mundo por medio de los objetos, pero es claro que además hace alusión no simplemente a la interacción sujeto-objeto, sino que habla además en relación a un contexto, es decir, a un sistema compuesto de objetos y servicios interrelacionados que otorgan una mayor importancia y significación al objeto en uso, debido a que tal interacción afecta a otra interacción. Podría decirse entonces que se trata de una malla de interacciones entre sujeto-objetos, lo que genera una dependencia mayor debido a lo que puede incidir esa interacción.

Conclusión

La persona que se relaciona con el mundo a través de sus sentidos mediados por los objetos, y tales objetos mediadores con el mundo, donde mundo en realidad podría entenderse como sistemas. Tal como se ha expuesto, el tema en cuestión no es que sea malo el hacer uso de objetos, al contrario, como se ha planteado, la capacidad de innovar y crear artificios es innata en todo individuo como también el uso de éstos. Los objetos son instrumentos, son parte de un servicio a las mismas personas, es vital y propio a la vez. Incluso tal capacidad de innovación siglo tras siglo es alucinante hasta hoy. El límite recae únicamente en la voluntad o más allá de la voluntad, en el hacer uso de los objetos de manera consciente dentro de un sistema. Las personas a su libre voluntad deciden hacer uso de los objetos dentro o no de un sistema, pero podría decirse que esa voluntad deja de ser libre cuando se hace uso del objeto inconscientemente, porque en ese caso es el sistema enseñoreándose de la persona mediante un objeto. “Hay un concepto de diseño que va mucho más allá de ser un signo de estatus. Si la cultura social del diseño sigue avanzando como hasta ahora, el buen diseño será un bien común, un commodity. Una determinada propuesta de diseño podrá ser diferenciadora pero no por el simple hecho de estar bien diseñada. El rol del diseño no estará tan centrado en la diferenciación de productos,​ o como herramienta de seducción, sino como un componente más de la sociedad del bienestar, un derecho del ciudadano.” [5]

Esquema

EsquemaPOS.png

Citas y referencias

  • 1.Wendt, T. (2015). Design of Dasein (pp. 91).
  • 2.Wendt, T. (2015). Design of Dasein (pp. 27).
  • 3.Dewey, J.(1980) El arte como experiencia, New York, USA, Perigee Books.
  • 4.Wendt, T. (2015). Design of Dasein (pp. 96).
  • 5.De Riba, P. (2013). El diseño invisible, Barcelona. https://foroalfa.org/articulos/el-diseno-invisible