Sede social ágora, vivienda cooperativa y turismo sustentable

De Casiopea



TítuloSede social ágora, vivienda cooperativa y alojamiento turístico sustentable en el Barrio Puerto
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claverestauración, rehabilitación, patrimonio, vivienda colectiva, turismo, sede social, junta de vecinos, barrio puerto, valparaíso, plaza echaurren
Período2017-2017
Del CursoTaller Conjunto Colectivo y Patrimonio 2017
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Amelia Montt, Marta Moya, Marianne Welzel, Leonardo Maldonado, Macarena Monroy
ProfesorIván Ivelic, Antonia Scarella


Valoración del Inmueble I

Valores, propósitos y criterios de intervención

Esquema de valores, criterios y propósitos. Cada atributo conduce a un criterio a considerar para la intervención, a su vez que estos se plasman en propósitos que sirven como ejes fundamentales del proyecto. De este modo, no se interviene de manera arbitraria, sino que basado en la realidad del barrio y el inmueble.

Valoración del Inmueble II

Aspectos socio-económicos

Las juntas vecinales son la base de la organización y orden barrial, generando el encuentro y la comunidad. Es por esto que al hablar de cerro, nos encontramos con una vecindad organizada, donde cada cerro posee su propio espacio de encuentro vecinal, cosa que no existe hasta el día de hoy en el plan del Barrio Puerto.

Proponemos una sede que además de acoger al barrio que le es destinado, recoja estas agrupaciones provenientes de los cerros, sirviendo como vínculo organizacional.

Sobre la sede

Organismo y modelo de gestión


La agrupación Somos Barrio Puerto busca vincular los distintos actores sociales del barrio y sus cerros aledaños, para poder gestionar de forma unificada los problemas, soluciones y actividades del Barrio Puerto.

Basándose en el éxito de esta propuesta, autogestionada y sin fines de lucro, se piensa en tomar su ejemplo para el modelo de gestión de la sede vecinal.

Programa del proyecto

Sobre el campo espacial

Fundamento y propósitos

Screenshot 20.png

En el taller, nos encontremos tres dimensiones. Una primera aproximación al Barrio Puerto (el espacio) desde la observación, una segunda etapa de levantamiento de información (los habitantes) y una tercera etapa de reconocimiento de un hito (el inmueble).

En esta progresión, se revela la condición de nodo urbano del barrio, con la Plaza Echaurren como eje. Un barrio que unifica la vecindad de los cerros aledaños y cuya plaza es apropiada por sus habitantes. El proyecto ofrece la posibilidad de intervenir un inmueble colindante a la Plaza Echaurren. De esto, tomamos el potencial de extender el espacio público hacia un interior, en un lugar donde los espacios que se abren a la comunidad son escasos.

Acto: Reunir lo ajeno en lo común

Forma: Apertura vertical graduada en lo diagonal

A. El ochavo, eje de lo común

El ochavo relaciona plaza e interior, a la vez que la diagonal articula el tránsito intercomunal y local entre Cochrane y Clave [1].

Se toma el ochavo como eje de lo colectivo, realzando el encuentro común en su vertical, mediante la apertura de su vertical [2 y 3].

B. Desfases desde el suelo construído

Screenshot 22.png

Se construye el suelo para lograr un leve desfase, siempre regido por la altura de los vanos de la fachada como nivel base [5].

Así, se separan los espacios, se tiene a golpe de vista el total del interior y se logra gobernar la amplia vertical interior (cuatro metros) dando espacio para almacenamiento en el espacio entre desniveles [4 y 6].

C. Una luz vertical que vela por la reunión común

El interior conforma sus espacios mediante vacíos verticales luminosos: una lucarna y un patio de luz, que a la vez se conjugan con la luz diagonal del ochavo abierto.

No es una luz directa y constante, sino que descienden en cada planta con una figura que rota o se retranca, dependiendo de la situación actual del inmueble y la demanda programática. Esto requiere trabajar la caída de la luz, de modo que no sea desparramada, sino que una luz que es conducida a la diagonal y es tamizada, no directa.

Croquis de obra habitada