San Francisco - Banquete - Antonia Martínez

De Casiopea



TítuloSan Francisco - Banquete - Antonia Martínez
Tipo de ProyectoProyecto de Taller, Proyecto de Curso
Palabras Clavesan francisco, Agape
Período2016-2016
AsignaturaTaller Diversión del Hábito, Taller Diversión del Hábito 2016
Del CursoTaller Diversión del Hábito 2016
CarrerasDiseño, Diseño Industrial
Alumno(s)Antonia Martinez
ProfesorRicardo Lang, Manuel Toledo


Construcción del Banquete de San Francisco

Lo Previo

Hacer un acto e celebración donde se montan estructuras, se hacen cuencos comestibles, se sirve comida, postre y bebestibles, requiere un esfuerzo y dedicación inmensa, son miles de detalles que no se pueden olvidar, porque cada uno de ellos contribuye a que el acto funcione y salga bien. Es por ello que todo el taller debe ser parte de esta gran cabeza pensante y ayude a cubrir cada detalle.

HIGENE

El trato con comida es un tema que hay que abordar con mucho cuidado ya que al fin y al cabo un error higiénico puede ocasionar en casos extremos la enfermedad de otro. Por esto fue necesario la compra de utensilios de aseo como guantes quirúrgicos, desinfectantes, aspersores, detergente, paños, esponjas, virutillas, bolsas de basura, toalla nova, entre otros; de esta forma se mantuvieron superficies limpias para la cocina de cuencos comestibles y la comida servida.

ARENADO Y PREPARACIÓN DE OLLA

Como la olla no se usaba hace tiempo, se encontraba muy oxidada, de manera que fue necesario que pasara por un proceso de arenado para dejarla en óptimas condiciones para su uso. Una vez lista, fue llevada a la escuela, en donde la lavamos, aceitamos y cubrimos con papel mantequilla para mantenerla en buenas condiciones hasta el día del acto.

EMBALAJE

Para transportar las estructuras y cuencos comestibles requirió de buena organización para en primer lugar, poder encontrar las cosas cuando las necesitáramos una vez en el Ágora de los Huéspedes, y en segundo lugar, para que llegara todo intacto y no perder masas o palos.

EMBALAJE DE ESTRUCTURAS

Se agruparon los palos de igual medida, las estacas y los marcos listos, se enrollaron las telas, se cargaron los taladros y se llevaron los tornillos, todo para un montaje rápido y sin inconvenientes. Además se llevaron listones extra en caso de que alguno se rompiera en el traslado o montaje.

EMBALAJE DE CUENCOS COMESTIBLES

En 8 cajas de 40x60x55 cm de cartón corrugado se colocaron 60 masas de la siguiente manera: En la parte de abajo se puso medio pliego de papel mantequilla, y sobre el, 6 montones de masas apiladas de 5 en 5. Para que entre montones no se toparan, se pusieron tiras de cartón corrugado de 16 cm de alto, encima de ellas se ponía un rectángulo de cartón de 59x39, y nuevamente medio pliego de papel mantequilla sobre el cual se colocaban los montones de masa, finalmente se cubría con otro papel mantequilla y se sellaba la caja.

EQUIPAMIENTO

En cada estructura modular existía un equipamiento básico para servir la comida a los asistentes al acto: - Bowl de 7 litros para las lentejas. - Molde de queque rectangular para el postre de manzana. - Fuente de Celebra Design para el queso rallado. - 50 vasos plásticos transparentes. - 50 cucharas de madera. - 50 servilletas. - 2 pares de guante quirúrgicos - 2 cucharas grandes (ensaladeras) par servir el postre. - 1 cucharón para servir las lentejas. - 2 cucharas para servir el queso rallado. - 6 botellas de vinos tintos. - 2 botellas de vino blanco - 4 botellas de jugo y agua

Implementos para cocinar los alimentos

Para realizar la preparación de lentejas se requirió lo siguiente:

- Olla de 140 cm de diámetro y 20 cm de fondo - 1 tapa para la olla - 2 barras que se encajaban en la olla y servían para moverla y sacarla del fuego. - 6 patas que sostenían la olla desde las barras - 4 paletas para revolver - Guates de cuero para no quemarse al agarrar las barras y transportar la olla. - Cucharón para probar el sabor. - Fogón y leña.

Ingredientes para cocinar los alimentos

Además para cocinar las lentejas se requirió una faena previa de picado de verduras, aliños, aceite y por supuesto, las lentejas. Estos fueron los alimentos que se compraron para preparar la comida, además de las masas previamente elaboradas:

MASAS: - 75 kg de harina - 13 lt de aceite de maíz - 4 kg de azúcar - 3 kg de sal - 8 kg de chocolate de cobertura

LENTEJAS - 1 zapallo - 1 saco de cebollas - 35 pimentones rojo/ verde/ amarillo - Zanahorias - 20 espinacas - 10 acelgas - 1 apio - 10 perejil - 20 zapallos italianos - 10 ajos - 10 cilantros - Orégano - Pimienta - Merquén - 5 lt. de aceite - 2 kg de queso rallado - 3 kg de quínoa

POSTRE: -10 mantequillas - 5 cajones de manzana

BEBESTIBLES: - 40 botellas de agua - 40 botellas de jugo - 85 botella de vino - 10 café - 2 paquetes de té - 5 cajas de azúcar en cubos - Vasos de café - Palillos


El día del Banquete

Nos juntamos temprano en la parte baja de la Ciudad Abierta donde se dividió el taller en dos: unos subieron a la parte alta en donde se realizaría el acto y otros se quedaron en este lugar para realizar las faena de cocina. Esta consistió en lavado y cortado de verduras: zanahoria, zapallo amarillo, zapallo italiano, apio, cilantro, perejil, pimentón rojo, verde, y amarillo, cebolla, ajo, acelga y espinaca. Luego, se pusieron en distintos bowls, y se taparon con papel mantequilla para transportarlos en camioneta hasta la parte alta de la Ciudad Abierta. Las lentejas que se estaban remojando desde el día anterior se colaron y también se subieron a la camioneta. Una vez arriba, bajamos todas las verduras y las dejamos bajo la sombra.

Paralelo a esto, nuestro grupo se dirigió a la parte alta en donde algunos se dedicaron a poner y tensar las telas (se pusieron este día para que no se ensuciaran o estiraran y se mantuvieran pulcras), otros a juntar leña para el fogón, traer agua y en mi caso, me dediqué a terminar las bandejas de listones en donde iría el bowl y el resto de los contenedores con el postre y el queso rallado, ya que sufrió modificaciones a último momento.

Desde un comienzo se había pensado que el aderezo y postre irían ya puestos en el plato montado en la estructura a la hora de servir, porque éste quedaría de manera horizontal sobre la curva de cartón que lo sostenía. Pero cambios en la forma del plato, que en un comienzo tendría de igual tamaño los dos contenedores más pequeños, y luego varió a dos tamaños por que no se encontraron la suficiente cantidad de éstos moldes para realizar las matrices, hizo que la manera de posarlo cambiara, tendiendo mas a una diagonal que a una horizontal (por eso fue necesario el hilo de nylon que se puso en la parte superior). De este modo, el aderezo y el postre debieron pasar a servirse junto con las lentejas, por lo que hubo que pensar en incorporar nuevos pocillos a la bandeja. Para poner el postre se compró un molde para queque rectangular, el cual se puso a un costado de la bandeja agregando un trozo de listón y un elástico que lo afirmaba. Y para el aderezo, que fue queso rallado, se engrapó a la estructura modular, una fuente de la línea de platos de Celebra Design.

Otra faena que se realizó durante el día, fue habilitar una zona de café y té, cercano a la olla y los fondos con agua hervida, donde habían vasos de plumavit y cubos de azúcar. El agua se serviría con cucharón directo al vaso.


Cocina de Lentejas

Luego del almorzar sándwiches con todo el taller, comenzamos a cocinar las lentejas. Hervimos agua en unas cocinillas a gas en dos fondos, luego pusimos la olla en el fogón y se calentó alrededor de 5 litros de aceite. Una vez caliente se hizo el sofrito con cebolla, zanahoria, pimentón y el ajo. Luego de un rato de revolver y que las verduras se cocinaran, se empezaron a tirar el resto de verduras: zapallo, apio, zapallo italiano, espinaca, acelga y el perejil. Se revolvía constantemente para que nada quedara pegado al fondo y se quemara. Lo siguiente fueron el agua y las lentejas, lo que se aliño con abundante sal (casi 1 kilo) orégano y merquén. Casi al final se echó la quínoa y por ultimo el cilantro, para que no se cocinara tanto y perdiera su sabor. La olla se dejo reposar fuera del fuego y se volvió a poner en el al momento de calentar para servir.

Montaje de Cuencos comestibles

En cada estructura se montaron 50 cuencos, sumando un total de 400 dispuestos en los marcos superiores de cada módulo. Se posaron sobre el cartón curvado, afirmándose con un hilo de nylon.


EQUIPAMIENTO DE LA ESTRUCTURA MODULAR

Cada estructura se equipó con todo lo necesario para servir la comida a los asistentes. Se puso la bandeja de listones con el contenedor del postre y el bowl de las lentejas a la que se le añadió las servilletas sujetas en el elástico del contenedor del postre. A la estructura modular se le engrapó el planto en el que iría el queso rallado, además de un vaso plástico en cada listón de las esquinas del plano en donde de servía, para poner las cucharas de madera y el resto de los vasos plásticos. Para servir las lentejas se puso un cucharón, para servir el postre dos cucharas grandes tipo ensaladeras, y para el queso, 2 cucharas de mesa. Además en la parte baja de la estructura, en el listón de 4x1 que unía los dos marcos laterales, se pusieron en hilera 6 botellas de vino tinto, 2 botellas de vino blanco y al costado 6 botellas de jugo y vino. Los vinos fueron descorchados antes del acto.

SERVIR

Al momento que se acabó el acto de danza contemporánea, se comenzaron a servir las lentejas, previamente calentadas, en los bowls, los cuales fueron llevados a cada módulo por personas con guantes de calor, para evitar quemarse. En cada módulo se ubicaron de dos a tres personas para servir las lentejas, la compota de manzana, el queso rallado y algo para tomar. En mi caso, me agrupé con una compañera que se encargo de los bebestibles, de manera que mientras yo tomaba el plato de la estructura, servía las lentejas, la manzana y el queso, ella preguntaba al asistente qué quera tomar, lo servía, y al momento de entregar el plato, ponía en vaso en el hoyo predispuesto para eso. La gente sola comenzó a organizarse en filas y esperaba paciente su turno para recibir el plato. A medida que los cuencos comestibles se comenzaran a acabar, la gente retiraba por su cuenta el cuenco para no quedarse sin uno, pero sin alterar el orden de la fila. La bowl de lentejas y la fuente con el puesta fueron rellenadas ambas una sola vez, además de la primera. Luego de que se acabaran los cuencos comestibles, cada módulo funcionó un rato más repartiendo repeticiones de lentejas y manzana, pero ya pasado el tiempo, solo la olla principal siguió sirviendo comida hasta casi acabarla. Paralelo a esto, se sirvió café y té en la parte trasera de las estructuras y la olla.

RESULTADO

La atmosfera del lugar era de absoluta celebración, después de un largo día de actividades la gente recibió agradecida y maravillada el cuenco con toda la comida, que realmente quedó muy sabrosa, según lo comentado y mi apreciación personal. Además a la hora que fue servida la comida, cuando ya empezaba a disminuir la temperatura, un planto de lentejas caliente hace feliz a cualquiera. Los cuencos fueron en su mayoría comidos por completo, las personas llegaban a repetirse comida con la mitad del plato comida. Además la gran cantidad de asistentes generó que escasearan cuencos, de modo que la gente los terminó compartiendo. El diseño del plato funciono bien, aunque quizás le falto legibilidad, debido a que a muchas personas les pasó que rompieron el brazo que envolvía al vaso, quedándose con este en la mano. Quizás la mayor causa de este problema, fue que al servir los platos, muchos los entregaron sin el vaso puesto, de manera que las personas no alcanzaban a percatarse de que el “cachito” no era para romperlo inmediatamente sino para posar el vaso. El detalle del baño de chocolate en el contenedor de la manzana fue un detalle que muchos agradecieron ya que acompañaba muy bien el sabor de la manzana aunándolo con la masa que lo contenía, generando un bocado dulce completo. El pre picado de la masa para romper el primer contenedor y comerlo (el del queso) no era tan notorio, debido a la falta de luz a esa hora del día y su poca visibilidad, por lo que si algún asistente se dio cuenta, fue por coincidencia al intentar romper el cuenco.

Archivo:Captura de pantalla 2016-11-14 a las 9.35.35.png