Rodrigo Torreblanca: Discurso de la Investigación

De Casiopea






TítuloLa Investigación: Modo propio de reunir lo disperso, construir relaciones y hacer aparecer lo oculto
Año2011
AutorRodrigo Torreblanca
Tipo de PublicaciónEnsayo, Inédito
PDFArchivo:TFinal MI RTC.pdf
Carreras RelacionadasCiudad y Territorio

Reflexión propia sobre el significado de la Investigación

Basado en una comprensión propia del concepto de investigación, se inicia el presente texto, reconociendo una mirada a partir del propio desempeño profesional actual como supervisor de programas sociales, la cual se va complementando con los conocimientos adquiridos en cada clase de este curso.

En primer lugar, parto por reconocer que la investigación, se inscribe en el marco de un “proceso” cuyo origen es la necesidad del “conocer”. Un conocer, que muchas veces surge a partir de una pregunta o interrogante sobre un objeto de estudio, el cual tiene la condición de ser multi-escalar, dependiendo de su radio de acción e incidencia. Con esto me refiero a que la investigación puede ser aplicada tanto a situaciones cotidianas, como para la elaboración de estudios mayores.

Ahora bien, se reconoce la investigación como un proceso, en cuanto la necesidad de conocimiento, ya sea por el solo hecho de conocer o dar respuesta a una pregunta, se construye en base a la información, tanto del propio objeto, como de aquello que dice relación con él, y para ello se hace necesario un conjunto de pasos o acciones organizadas y relacionadas.

En estos pasos es en donde se va recopilando, reuniendo aquello que está “disperso”. Es así como se mira el total, luego se toma, se deja, se va tamizando, bajo un método propio, a partir de relaciones o diálogos entre los elementos informativos dispersos y así es como se va construyendo el sentido, una respuesta a la interrogante. Una recopilación que tiene un punto de partida y de término muy personal, en cuanto existe una forma propio de abordar, de aproximarse al conocimiento, al problema o la interrogante sobre el objeto de estudio.

La forma de abordar, para reunir lo disperso, es lo que determina el modo. Un modo que se inscribe en un proceso, al ser necesario una serie de pasos que van poniendo de manifiesto lo inicialmente oculto.

Es en este momento cuando surge el “conocer”. Un conocer que se representa y luego se muestra para que pase a formar parte del mundo de lo disperso “para otro” que está en el acto del reunir para dar respuesta quizás a otras interrogantes.

La investigación en el ambito laboral

En cuanto a mi desarrollo laboral, me he podido dar cuenta que la investigación, como proceso que da pie al conocimiento a partir del recopilatorio de información, es una constante que se ha visto reflejada en cuatro líneas de acción:

  1. Las inducciones técnicas a los municipios.
  2. Evaluaciones de proyectos comunales.
  3. Resolución de nudos críticos en la ejecución.
  4. Fortalecimiento del trabajo territorial o en red.

En la primera línea, la investigación se vuelca a un proceso “exploratorio y de profundización” del conocimiento, ya sea a partir de fuentes bibliográficas, institucionales, estadísticas y sobre todo, del conocimiento adquirido en la práctica, en las salidas a terreno y visitas a las familias beneficiarias. Este proceso de exploración y recopilación no es más que una sumatoria de pasos que se transforma en un reunir, acumular, organizar, sistematizar, elaborar, presentar y transmitir. De esta manera uno traspasa conocimiento a otros para que estos últimos lo tomen, lo apliquen y lo transformen nuevamente.

En la segunda línea, la investigación se vuelca a un proceso “retrospectivo”, es un proceso que se realiza una vez finalizada la ejecución y que lleva consigo una mirada hacia atrás, al proceso del proyecto para determinar el real significado o valor de la intervención. En este proceso se reitera la recopilación de información por etapas, análisis de los principales facilitadores y obstaculizadores, el carácter innovativo de las intervenciones, beneficio real entregado, etc. Una serie de elementos que refuerzan el conocimiento del proyecto en su totalidad. Se suma a lo anterior no solo el carácter investigativo del proceso mismo del proyecto, sino también, se explora, por ejemplo, en las intervenciones de años anteriores bajo antecedentes estadísticos.

Con todo este material, nuevamente se amalgama la información, se organiza, interrelaciona, para finalmente generar un producto, un resultado que será la evaluación como tal, la cual es un eslabón del conocimiento que sirve para mejorar las ejecuciones posteriores.

En la tercera línea, la investigación se vuelca a un proceso de análisis de “causa-efecto” en el sentido de que, al existir un nudo critico, entendido como problema, lo primero es realizar un proceso recopilatorio de información para determinar en primer lugar, el real problema. Luego las causas que lo originaron y los efectos. Aquí la determinación de las causas también surge a partir de una recopilación de antecedentes, y es importante ya que estas causas serán las que finalmente se transformaran en acciones concretas tendientes a la solución del problema. Esta investigación que voy a definir de “causa-efecto” es aplicada también en la formulación de programas, en donde el análisis es mucho más complejo y en donde, previo al establecimiento del problema, se debe realizar una investigación temática con antecedentes bibliográficos, estadísticos, estudio de casos. Una vez establecido el problema se procede a la determinación jerárquica de las causas y efectos. Las causas se transforman en acciones en distintas líneas o niveles que se podrían materializar perfectamente en un eventual programa de inversión social.

En la cuarta línea, la investigación se vuelca a un “reconocimiento territorial” de los actores incidentes. Se levanta información sobre oferta pública y privada para establecer posibles relaciones que permitan fortalecer el trabajo en red. Este tipo de investigación se traduce en acciones concretas en los programas, y en herramientas graficas o mapas de actores en el territorio con su respectivo orden jerárquico. Este material queda abierto a quien lo pueda tomar y modificar, establecer nuevas relaciones, por lo tanto también pasa a ser un eslabón del conocimiento a nivel territorial.

Bajo la mirada anterior, es que se logra determinar, dentro del desempeño laboral, cuatro tipos de investigaciones:

  1. Exploratoria y de profundización.
  2. Retrospectiva
  3. Causa – efecto
  4. Reconocimiento

Ahora bien, cada una de estas líneas de investigación, y tal como se menciona al principio del texto, van acompañadas de una mirada propia, de una forma de abordar, de aproximarse a al conocer para luego ejecutar. Para ello se pueden establecer caminos que van desde lo muy teórico, hasta la práctico y que se pueden medir tanto en el resultado material como inmaterial, este último medido en cuanto a niveles de satisfacción y seguimiento ex-post, el cual busca conocer si los resultados cumplen con el objetivo del programa.

Esta forma propia de abordar el conocer, generalmente surge de cuestionamientos y necesidades, de ahí que la investigación, pasa ser el proceso mediante el cual, se recopila, se reúne lo disperso con el fin último del conocer y dar respuesta. Una respuesta que luego debe ser reportada, transferida a partir de una representación. La transferencia como un elemento muy importante ya que el nuevo conocimiento debe pasar a formar parte del mundo de lo disperso para que cualquier persona lo pueda tomar en su acto de recopilar y hacer de éste un eslabón para la construcción propia de un nuevo conocimiento.

Notas

Esta reflexión es construida en base a la experiencia propia de aplicacion de la investigación en el campo laboral, en conjunto con los conocimientos adquiridos en este curso.