Rocío Manzanares: 2º trimestre 2012

De Casiopea

FOSIS

Un grupo del taller se enfocó en el estudio y posterior propuesta de proyecto de auto sustentación del FOSIS. El objetivo es poder proponer mejoras desde el ámbito del diseño para las obras que el FOSIS traba, tales como gallinero, horno de barro e invernadero. Para esto se trabajó en una primera instancia, en una investigación de los requerimientos de cada cosa, para posteriormente proponer intentando abarcar todas las variables de la mejor manera.

Horno de barro

Gallinero

Gallinero y sus ventajas

Un gallinero es un lugar de refugio, un retiro seguro para los pollos y un lugar donde las gallinas pueden poner sus huevos. Los gallineros se construyen para proporcionar una vivienda seca y libre de corrientes para pollos en todas las etapas de desarrollo. Protegen a las aves de las temperaturas extremas y de los depredadores. Su diseño está pensado para minimizar el daño a las gallinas. Los gallineros varían mucho en tamaño y diseño, debido a la gran variedad de razas de gallinas, la diferencia de climas y la disponibilidad de materiales de construcción. Las aves crecen y se multiplican muy fácilmente sí se las compara con otras especies de animales. Su crianza no demanda grandes costos de inversión, de mantención ni de espacio y representa una buena alternativa para la producción familiar, rápida y permanente, de se caracterizan por ser muy sencillos y funcionales. Para que podamos obtener todos los beneficios que las aves nos pueden dar, debemos proporcionarles cuidados, alimentación, sanidad y alojamientos adecuados. Muchas personas, tanto campesinos como pobladores urbanos, tienen la costumbre de criar algunas aves aprovechando el patio de sus casas. Hacen eso para obtener huevos y carne que mejoran la calidad de la alimentación ahorrando el dinero que significaría comprarlos.

Factores externos para la construcción de un gallinero

La ubicación del gallinero debe permitir el ingreso del sol. De esta manera las aves aprovechan la luz del día que necesitan para vivir y el piso se mantiene seco, sin humedad. Además la ubicación debe ser accesible, ya que se necesita entrar y salir para alimentar y controlar a las aves. Para que las gallinas produzcan más huevos es importante de que se sientan en un buen ambiente, que no exista elementos perturbadores, como animales de rapiña que puedan asustar a las gallinas, tales como hurones, gatos, ratones. etc. Otro factor importante en las gallinas es el ruido. Si en el espacio para el gallinero hay sonidos o bullicio, la calidad como la cantidad de huevos que producirán las gallinas tendrán una merma considerable. Ruidos persistentes y molestos ocasionan en la gallina temor, y por tanto no pueden producir los huevos como se espera. Las gallinas son animales muy ariscos y nerviosos, que de cualquier movimiento brusco como un sonido estridente y repentino las saca de su habitual estado de tranquilidad. Por eso procura siempre alejar sonidos molestos, como bocinas, música a alto volumen y estridente, maquinarias con sonido perturbador, etc. El gallinero tiene que estar ubicado donde no se inunde de agua. Por esto se debe evitar construirlo en lugares bajos con mal drenaje. La parte expuesta al sol debe estar orientada hacia el norte. La ubicación con respecto a los vientos dominantes es de vital importancia, dado que éstos y las corrientes de aire enfrían a los animales y predisponen a la aparición de enfermedades. Los costados del gallinero que enfrenten los vientos deben estar cerrados. Las gallinas y los pollos son activos durante el día, por lo tanto, sólo cuando hay luz comen, se emparejan e interaccionan con el grupo. Además, la luz, y más concretamente la duración de ésta (fotoperiodo), condiciona su reproducción. Así, un fotoperiodo creciente (aumento de la duración del periodo de luz) estimula su reproducción y la puesta de huevos. El efecto de la luz no sólo viene dado por su duración sino también por la intensidad y el color. La intensidad de luz en un gallinero oscila entre 5 y 20 lux (penumbra para una persona), ya que las aves son capaces de percibir intensidades de luz muy bajas. Respecto al color, las aves son más sensibles a longitudes del espectro que corresponde a coloraciones entre el rojo y el amarillo. Si se va a depender de la luz natural, el diseño debe estar dispuesto para puertas y ventanas. La luz eléctrica es una buena opción, ya que no enciende sólo el gallinero, pero también ofrece la calidez y el confort durante la noche y durante el invierno. Se debe evitar la humedad en el patio y al interior de las construcciones, para contrarrestar el desarrollo de gérmenes y de contaminación. La humedad es la peor enemiga de las aves. La temperatura en el interior del gallinero debe fluctuar entre los 20 y 22ºC. Tanto el frío como el calor excesivo son muy perjudiciales para las aves. Las construcciones deben permitir el fácil acceso a los animales. La ventilación es muy importante donde se crían las aves, porque de esta manera se suministra a las aves el oxígeno necesario y se eliminan los gases tóxicos producidos en el gallinero. El aspecto más importante del diseño del gallinero es la higiene, debe contar con disposiciones para una limpieza fácil y rápida. Se debe limpiar rutinariamente para evitar condiciones que puedan causar enfermedades. El tamaño será en relación a la cantidad de gallinas que se va a criar. Un gallinero pequeño limitará la cantidad de animales que puede albergar. Se debe calcular que cada gallina debe tener al menos 2 a 3 metros cuadrados de gallinero y 4 a 5 metros cuadrados de espacio exterior para correr. Por ejemplo, para dos animales, necesitarás construir un gallinero de 2 x 3 metros con un espacio exterior de 2 x 5 metros. Esto dará a cada animal un espacio de 3 metros cuadrados de gallinero y

ELEMENTOS DE UN GALLINERO

PISO

El piso es de tierra, donde previamente se limpió y removió toda la maleza, suciedades, piedras, etc. Se recomienda que el suelo tenga un desnivel de un 3% para evitar posibles inundaciones. Sobre la tierra se pone algún material absorbente (cama) como viruta de madera, trigo, paja o arena. La cama tendrá una altura de 10 a 15 cm. y su material se renueva cada 2 a 3 meses. Otra alternativa es mezclar cal apagada con la cama. La cal ejerce un efecto desinfectante y mantiene bajos los niveles de humedad. Esta operación se repite cada mes, adicionando en ese momento. Después de 2 a 3 meses (cuando la cama alcanza una altura de 30 a 35 cm.) se saca totalmente.

ZÓCALO

Son paredes que protegen a las aves de las corrientes de aire. Se construye a 40 – 60 cm. del suelo. Se puede utilizar tapas de madera, tablas viejas, trozos de pizarreño, etc.

MALLA

Sobre el zócalo, en el frontal del gallinero, se pone una malla con un biscocho de hasta una pulgada con el fin de evitar la entrada de aves silvestres que comen el alimento y traen enfermedades.

TECHO

Debe tener la suficiente inclinación para permitir el fácil escurrimiento del agua. Tiene que tener un alero de 1 metro de largo para impedir que las lluvias mojen el interior. Debe garantizar la debida ventilación, especialmente cuando son galeras grandes, ya que las pequeñas no tienen este problema. Se puede construir con materiales locales y de desecho, como totora, tablas, fonolas, pedazos de pizarreño, etc.

CORTINAS

Para controlar los vientos fuertes y las temperaturas bajas, en especial cuando hay pollitos es necesario poner cortinas en los costados o laterales, estas pueden ser plegables y pueden estar hechas de sacos, totora, cartones, etc.

IMPLEMENTOS DEL GALLINERO

COMEDEROS

Los comederos son un implemento muy importante, ya que si están bien construidos evitan que se desperdicie y contamine el alimento. Debe considerarse comederos con capacidad para que todas las aves puedan comer tranquilas y no compitan por el alimento. Pueden construirse con madera, latón (sin bordes cortantes), etc. Se deben diseñar de tal manera que las aves no se metan dentro de él para que no desparramen, no se pierda el alimento o lo ensucien con sus excretas. Se calcula un espacio necesario de 10 cm. lineales por ave. Se pueden construir con un balde, botellas de bebida, tarros de plástico, etc. Hay que evitar que los animales boten el agua, se mojen, humedezcan la cama y la ensucien.

PERCHA O DORMIDERO

Tienen como objetivo proporcionar descanso, ayudando que las aves puedan dormir encaramadas. Con esto se logra que depositen la mayor cantidad de estiércol en un lugar determinado. Para que las aves descansen y duerman se ponen percheros que son listones separados a 25 cms. y al mismo nivel para que no peleen ni se ensucien unas con otras. Debe estar a 60 cms. del suelo. La parte necesaria de percha varía entre 15 a 35 cm por ave según la raza. Idealmente las perchas deben ser desmontables para facilitar la mantención de la limpieza.

NIDOS O PONEDEROS

Los nidos son los lugares donde las gallinas ponen sus huevos y anidan para poder reproducirse. Los nidales tienen por objeto proporcionar a las gallinas un lugar en penumbra y semioculto para que efectúen la postura cómodamente y eviten que las aves contraigan el vicio de picar los huevos. Para que las aves estén confortables el interior debe ser cómodo, espacioso, oscuro, fresco, e higiénico. Se construye un nido por cada 4 aves. Medida: 30 cm. de alto frente y profundidad. Espacio mínimo necesario: Pollos en engorda: 6-8 animales por m2. Gallinas ponedoras y pollas: 3-4 por m2. Potrerillo o corral de alimentación con espacio de 1 a 2 m2 por ave.

TIPOS DE GALLINEROS

GALLINERO SIMPLE

Este tipo de gallinero es completamente cerrado con malla de tumbado y cuya principal ventaja es de proteger contra el frío, el calor y los depredadores. Se tendrá buenos resultados en cría de las gallinas, pollitos y la producción de huevos, porque los animales duermen seguros y también la incubación se desarrolla en un lugar bien protegido, en el día los pollitos están encerrado durante las tres primeras semanas de vida y los animales adultos están sueltos buscando su alimentación complementaria en el campo, todos los animales se soltarán en la mañana y el gallinero se usará para dormidero, postura, para darles la alimentación básica y hacer tratamientos preventivos y curativos.

GALLINERO CON CORRAL

Este es otro buen sistema para la cría de gallinas y pollitos, que consta de un galpón cerrado, que brinda protección contra el calor, la lluvia, el frío y de los depredadores, además tiene un corral abierto donde los pollitos se quedan a pastorear y no salen con sus madres, evitándose de esta manera pérdidas por extravío o por ataque de otros animales. El resto de las aves adultas salen al campo en busca de su alimento.

GALLINERO FIJO

Las ventajas que un gallinero fijo incluyen la posibilidad de proporcionar fuerza eléctrica a equipos automatizados. El gallinero también puede ser grande en tamaño porque no se mueve. Los gallineros fijos se abren al corral para proporcionar acceso afuera, y las aves son generalmente encerradas en el gallinero por la noche. Una gran desventaja de este sistema es que a menos de que las aves sean cambiadas de un terreno a otro, el acceso al mismo corral es continuo. Cuando las aves están en el mismo terreno dañan la vegetación y vuelven el terreno a tierra o lodo. Una forma de dejar descansar o alternar la pastura es la de un “corral doble” subdividiendo el corral en dos con una cerca y alternando la bandada entre los corrales. Este es el sistema recomendado, de esta forma las gallinas disponen de un espacio verde siempre, ya que mediante un sencillo sistema de división se reparte el espacio del corral en dos, y solo tienen acceso a uno de ellos dejando recuperarse al otro.

GALLINERO MÓVIL

Los gallineros móviles o portátiles son por necesidad más pequeños que los gallineros fijos, puesto que son fabricados para ser movidos regularmente a una nueva ubicación. Los gallineros móviles pueden tener ruedas o rieles para facilitar su traslado con un tractor, camioneta, vehículo de todo terreno, o muchas veces a mano entre una o dos personas. Los gallineros móviles varían, de muy modestos y pequeños hasta bien construidos con aislamientos más elaborados y dimensiones cercanas a las de un gallinero fijo. Moviendo el gallinero por lo menos una vez por semana se evita que la pastura bajo el gallinero se muera. Se recobra más o menos en un mes, dependiendo del clima. Si el gallinero se queda en el mismo lugar por más tiempo de una semana, las plantas de forraje situadas debajo del gallinero pueden tener que ser resembradas y puede tomar bastante tiempo restablecer la nueva pastura en este lugar. La ingeniosa solución de los gallineros móviles es una herramienta de bajo costo, que permite mantener a las aves cercanas a los espacios de vacunos o de parcelas para las siembras. Aprovechando las heces de las gallinas se acumulan y y se usan como compost o abono natural. Este sistema controla además parásitos de las heces de los vacunos y las aves comen insectos y generan residuos orgánicos. Resumiendo, sus ventajas radican -Las gallinas tendrán acceso a hierba fresca en forma constante. De allí sacarán parte de su alimentación controlando malezas e insectos y fertilizando el suelo con sus deyecciones. Podrán además, escarbar el terreno, esponjarse las plumas en el polvo, tomar sol y con ello gozarán, sin duda, de buena salud. -Pondrán los huevos en nidales de fácil acceso, pero protegidos de las ratas y animales domésticos. -Se puede controlar fácilmente la alimentación suplementaria mediante comederos y bebederos de fácil manejo desde el exterior. -Finalmente, las aves no tendrán acceso a la huerta, a los jardines y almacigueras. Tampoco a los alrededores de la casa. Un gallinero móvil de este tipo consta de dos partes independientes acopladas entre sí 1.- Corral de picoteo: Consiste en un pequeño corral cerrado, con dimensiones variables y es donde las gallinas permanecen durante sus actividades diarias. Consiste en un armazón con malla por los lados y el techo. Un extremo debe ir abierto para así adosar la caseta con los nidales. Su dimensión debe estará limitada por la transportabilidad de este y por la dimensión del terreno. Debe poseer una facilidad de manejo. 2.- Caseta o cobertizo: Es un recinto cerrado, donde las gallinas se protegerán del frío, el viento y la lluvia. También lo usarán para dormir y poner los huevos. Por su portabilidad debe ser liviano, pues debe transportarse con la gallinas en su interior. Los nidales deben ser de fácil acceso para recoger huevos mantenerlos limpios y con paja seca. También la puerta de acceso al corral de picoteo se debe cerrar desde el exterior para mantener a las gallinas dentro durante el traslado. Para proceder a un traslado, debe definirse un lugar apropiado (según las características del terreno, luz, etc). Se cierra la caseta con las gallinas dentro de ella. Y así se procede a cambiar de ubicación el corral de picoteo, posteriormente se traslada la caseta con cuidado y se adosa al corral de picoteo, ya estando adosado se procede a abrir el acceso, cuando el sistema ya está instalado. TIPOS DE GALLINERO GALLINEROS Loreto Jara - Carolina Espinoza - Rocio Manzanares Tipos de comederos: - Comederos de tolva redondos: Son con depósitos que pueden almacenar varios kilogramos de alimento. Este baja desde el depósito hasta el canal de alimentación donde se mantiene al alcance de las aves. -Comederos rectos de madera: Son los comederos más comunes debido a su fácil construcción. Se construyen normalmente en forma artesanal, lo que hace bajar los costos. Tipos de bebederos: - Bebederos de canal: Pueden ser construidos de cualquier material que no sea contaminante para las aves, por que los de metal sueltan sustancias dañinas para la salud. Los bebederos que se hacen de tubos de PVC 4x4 son muy eficientes y no dificultan su construcción. -Bebedero unido a la pared: Son fáciles de construir con una botella invertida en un plato. Para sostener la botella a la altura deseada sobre el fondo del plato, se fija a la pared y genera espacios para beber. Tipos de dormideros: -Dormidero tipo escalera: Es sencillo de construir. Estas perchas a distinta altura son recomendables solo si hay problema de espacio, ya que además de ensuciarse unas a otras provocan conflictos de jerarquía ya que las mas dominantes suelen ocupar las perchas mas altas. -Dormidero tipo caballete: Este dormidero también es sencillo, funcional y práctico. -Dormidero tipo parrilla: También es sencillo y funcional A/ FACTORES EXTERNOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UN GALLINERO La ubicación del gallinero debe permitir el ingreso del sol. De esta manera las aves aprovechan la luz del día que necesitan para vivir y el piso se mantiene seco, sin humedad. Además la ubicación debe ser accesible, ya que se necesita entrar y salir para alimentar y controlar a las aves. Para que las gallinas produzcan más huevos es importante de que se sientan en un buen ambiente, que no exista elementos perturbadores, como animales de rapiña que puedan asustar a las gallinas, tales como hurones, gatos, ratones. etc. Otro factor importante en las gallinas es el ruido. Si en el espacio para el gallinero hay sonidos o bullicio, la calidad como la cantidad de huevos que producirán las gallinas tendrán una merma considerable. Ruidos persistentes y molestos ocasionan en la gallina temor, y por tanto no pueden producir los huevos como se espera. Las gallinas son animales muy ariscos y nerviosos, que de cualquier movimiento brusco como un sonido estridente y repentino las saca de su habitual estado de tranquilidad. Por eso procura siempre alejar sonidos molestos, como bocinas, música a alto volumen y estridente, maquinarias con sonido perturbador, etc. El gallinero tiene que estar ubicado donde no se inunde de agua. Por esto se debe evitar construirlo en lugares bajos con mal drenaje. La parte expuesta al sol debe estar orientada hacia el norte. La ubicación con respecto a los vientos dominantes es de vital importancia, dado que éstos y las corrientes de aire enfrían a los animales y predisponen a la aparición de enfermedades. Los costados del gallinero que enfrenten los vientos deben estar cerrados. Las gallinas y los pollos son activos durante el día, por lo tanto, sólo cuando hay luz comen, se emparejan e interaccionan con el grupo. Además, la luz, y más concretamente la duración de ésta (fotoperiodo), condiciona su reproducción. Así, un fotoperiodo creciente (aumento de la duración del periodo de luz) estimula su reproducción y la puesta de huevos. El efecto de la luz no sólo viene dado por su duración sino también por la intensidad y el color. La intensidad de luz en un gallinero oscila entre 5 y 20 lux (penumbra para una persona), ya que las aves son capaces de percibir intensidades de luz muy bajas. Respecto al color, las aves son más sensibles a longitudes del espectro que corresponde a coloraciones entre el rojo y el amarillo. Si se va a depender de la luz natural, el diseño debe estar dispuesto para puertas y ventanas. La luz eléctrica es una buena opción, ya que no enciende sólo el gallinero, pero también ofrece la calidez y el confort durante la noche y durante el invierno. Se debe evitar la humedad en el patio y al interior de las construcciones, para contrarrestar el desarrollo de gérmenes y de contaminación. La humedad es la peor enemiga de las aves. La temperatura en el interior del gallinero debe fluctuar entre los 20 y 22ºC. Tanto el frío como el calor excesivo son muy perjudiciales para las aves. Las construcciones deben permitir el fácil acceso a los animales. La ventilación es muy importante donde se crían las aves, porque de esta manera se suministra a las aves el oxígeno necesario y se eliminan los gases tóxicos producidos en el gallinero. El aspecto más importante del diseño del gallinero es la higiene, debe contar con disposiciones para una limpieza fácil y rápida. Se debe limpiar rutinariamente para evitar condiciones que puedan causar enfermedades. El tamaño será en relación a la cantidad de gallinas que se va a criar. Un gallinero pequeño limitará la cantidad de animales que puede albergar. Se debe calcular que cada gallina debe tener al menos 2 a 3 metros cuadrados de gallinero y 4 a 5 metros cuadrados de espacio exterior para correr. Por ejemplo, para dos animales, necesitarás construir un gallinero de 2 x 3 metros con un espacio exterior de 2 x 5 metros. Esto dará a cada animal un espacio de 3 metros cuadrados de gallinero y BEBEDEROS Los recipientes que se utilicen con este fin deben ser fáciles de lavar y tener la capacidad suficiente para el número de aves. El recipiente debe evitar que el agua escurra, y por ende evitar la formación de charcos. Un bebedero de cinco litro es suficiente para 10 o 15 gallinas. El uso de éstos ayuda a evitar la contaminación del agua, permite mantener agua limpia y fresca a las aves, además evita el desperdicio de medicinas puesto que el uso de estos

Particiones de estudio

VENTILACIÓN

El gallinero debe poseer una buena ventilación, sin embargo siempre debe evitar las corrientes de aire, así se mantiene bajos los niveles de dióxido de carbono y amoniaco, y además se reduce el polvillo en el ambiente. Las corrientes de aires se producen cuando el sol calienta masas de aire. El aire caliente tiende a subir, dejando un vacío, que debe llenarse de algo, aire frío contiguo, pero este aire frío a abandonado su lugar, y es sustituido por el aire caliente que había subido antes, así se genera un rotación. La ventilación trae aire fresco a los gallineros y retira el calor, humedad, y gases. Los diseños de la ventilación pueden ser naturales o mecánicos. La mayoría de los gallineros en producción avícola alterna, dependen de ventilación natural, porque las puestas generalmente están abiertas para proporcionar acceso al exterior. Ahí puede haber entradas de aire adicionales, cortinas a un lado, o ventanas grandes que puedan ser abiertas para permitir más ventilación en tiempo de calor. Las ventilas de canalete en el techo o las ventilas del ventilador rotativo permiten que el aire caliente escape. Un techo de por lo menos seis pies de altura permite que el aire frio entre a través de aperturas bajas y que el aire caliente escape. Además existe la ventilación mecánica, en la cual no ahondaremos, pues nos es de interés los métodos naturales. La velocidad del aire en el proceso de la ventilación debe ser bien regulada. Una ventilación natural pobre puede ser insuficiente para remover la totalidad de gases nocivos, quedando zonas en la caseta altamente cargadas de estos, lo que puede afectar la salud de las aves. En este caso, será necesario aumentar la ventilación natural con métodos artificiales, tales como ventiladores, extractores de techo, etc. Por el contrario, una ventilación excesiva, puede causar corrientes de aire, cambios bruscos en la temperatura dentro del gallinero, polvo, partículas de la cama que afectarán los ojos y el sistema respiratorio de las aves. Es difícil establecer normas precisas de ventilación para los gallineros, pues estas varían según la época del año, la temperatura y humedad del ambiente, la estructura y diseño del gallinero, la densidad de aves que contiene, la edad de las aves, etc. Uno de los mejores indicadores de una pobre ventilación es la presencia de amoniaco, el cual es percibido fácilmente por el avicultor, dado su olor característico. Los niveles de amoniaco nunca pueden exceder las 20 p.p.m. dentro del gallinero. Esto se puede medir con sencillos aparatos de fácil uso creados para tal efecto. Una prueba sencilla que nos permite apreciar en ciento grado la ventilación de un gallinero es producir humo en el interior de este. El humo, menos denso que el aire, tiende a escapar hacia arriba o hacia los lados de la caseta, actuando en forma similar al aire caliente que se produce cuando la caseta está poblada de aves. La velocidad de salida del humo de la caseta nos puede dar una idea del grado de ventilación de la misma. Si este no se eleva y sale con rapidez y por el contrario, se queda estacionado e inmóvil a media altura entre el piso y el techo, o tiende a queda a nivel del pico, nos indica que la ventilación en la caseta es menos que insuficiente.

HUMEDAD

Es la cantidad de vapor de agua presente en el aire comparada con la cantidad que el aire podría potencialmente retener a una temperatura determinada (en tanto por ciento) a. Cuando el aire se calienta, aumenta su capacidad para contener humedad, es decir, la humedad relativa aumenta. Situaciones peligrosas para las aves pueden darse cuando la temperatura es alta y la humedad relativa aumenta, pues esto interfiera con la capacidad fisiológica del ave para regular su temperatura corporal a límites normales, máxime cuando la ventilación es deficiente. Para las aves criadas en casetas abiertas, se considera adecuada una humedad relativa entre 60 y 70%. Menos del 50 % puede causar problemas, pues aumenta la producción de polvo en la cama y áreas cercanas a la caseta, lo que afecta desfavorablemente el sistema respiratorio de las aves.

TEMPERATURA

La temperatura del cuerpo de un pollo adulto fluctúa entre 40.6 a 41.7 ºC. La zona termo neutral (temperatura crítica inferior, y superior) fluctúa entre los 18 – 24 ºC lo cual permite que las aves mantengan su temperatura del cuerpo. Si la temperatura es más alta que esta zona, el calor debe de ser desalojado de alguna forma. Los pollos no tienen glándulas para sudar, por lo tanto para disminuir su temperatura reducen lo que comen durante el tiempo de calor, disminuyendo así su peso, ya que comiendo les aumenta la temperatura del cuerpo. Los pollos empiezan a palpitar a 29.4 ºC para disipar calor y beben más para evitar la deshidratación. La combinación entre altas temperaturas y humedad es un problema porque las palpitaciones no bajan su temperatura corporal. En los meses de más frio las gallinas para capearlo comen más, pero es más conveniente lograr una temperatura adecuada, ya que de alguna manera sería más económico. Para modular las temperaturas, el aislamiento bajo el techo es importante en cualquier clima; el aislamiento en las paredes también ayuda. Durante el tiempo de calor el aislamiento impide que el calor entre y durante el tiempo de frío impida que el calor salga. Las gallinas no poseen un mecanismo eficiente de termorregulación, por lo que la temperatura ambiental es el factor de mayor importancia, ya que su efecto es determinante para el bienestar de las aves. Las temperaturas ambientales que varíen entre 18 y 30 ºC se consideran adecuadas si la ventilación de la zona es apropiada. Una temperatura promedio 23ºC podría considerarse óptima. En áreas en que la temperatura máxima exceda con frecuencia los 37ºC, debe pensarse en la construcción de caseta de ambiente semi-controlado, o bien, totalmente controlado.

ILUMINACIÓN

La iluminación tanto natural (luz solar), como artificial, es una factor de mucha importancia, primordialmente por su influencia estimulante y reguladora del ritmo vital de las aves. La luz actúa sobre los sistemas nervioso y hormonal que rigen el metabolismo del ave. Un avicultor que conozca el manejo del factor iluminación puede lograr que sus aves empiecen a poner huevos a la edad más adecuada, mas de acuerdo con la madurez fisiológica de las mismas. También, incrementando las horas de luz que se les da a las gallinas en postura, se logra estimular una mayor producción de huevos. Este estimulo debe darse en momento adecuado y de acuerdo con la fase de producción en que se encuentre el ave. En el pollo de engorde los más usual es proporcionar luz constante durante 23 horas continuas, dejándolo una hora si ella, solo para acostumbrarlos a la oscuridad y que no se sobresalten en caso de falla de la energía eléctrica. Estos largos periodos de iluminación estimulan al pollo a consumir mas alimento de manera que engorde más rápidamente. La luz solar es la fuente de iluminación más barata que existe, por lo que debe ser aprovechada al máximo. En la avicultura moderna, la iluminación, sea esta natural o artificial, es un factor considerado más importante en la eficiencia productiva del ave. En zonas muy nubladas, de poca luminosidad solar, o bien en casetas o galerones muy oscuros, se hace necesario un mayor uso de la iluminación artificial, lo que aumentan los costos de producción. Es conveniente recordar, que las horas de luz solar diarias varían de acuerdo con la estación del año. Estas variaciones son más pronunciadas en los sitios más alejados del Ecuador.

FORMA

ORIENTACIÓN Y UBICACIÓN

MATERIALIDAD

USO Y MANTENCIÓN

Invernadero

Panel de botellas pet

Bitácora Archivo:Bitacor111a.pdf

Lámina Final Archivo:LAMINA FINAL2.pdf

Planos Finales Archivo:PLANOSFINAL2.pdf