Proyecto integral Habilitación Física San Rafael-Unida, Caracas/Alex Olazo

De Casiopea

Proyecto integral Habilitación Física San Rafael-Unida, Caracas, Venezuela.

Autor Nombre Silvia Soonets

Profesión Arquitecta Organización Proyectos Arqui, CA

Otros autores Isabel Cecilia Pocaterra, María Ines Pocaterra, Victor Eduardo Gastier. Inicio de la construcción: Agosto 2005


Venezuela.jpg

Proyecto descrito por el autor

El proyecto es parte del Programa Nacional de Habilitación Física de Barrios, financiado por el Gobierno Nacional y el Banco Mundial; con la meta de integrar los asentamientos espontáneos con la ciudad formal, haciendo énfasis en la mejora de los espacios urbanos, la accesibilidad y los servicios públicos. Comenzamos a trabajar en San Rafael-Unido en 1999, al ganar concurso para diseñar un Anteproyecto Urbano para la zona. “El Proyecto Integral” es la última etapa. Los proyectos detallados de construcción se realizaron durante el año 2004, y ahora se está comenzando la licitación para construir las primeras obras. San Rafael-Unido es la menor de las zonas en las que se dividió el asentamiento informal de la Vega, con área de 26 Ha; y 5000 hab. Tiene pendientes muy fuertes, y está aislada; relacionándose con otras zonas solamente a través de la Carretera Negra, rodeada por áreas no ocupadas de propiedad privada y parque nacional. El Proyecto Integral se realizó según los lineamientos del Anteproyecto Urbano que la comunidad aprobó en el 2000. El esquema urbano propone la construcción de un sistema vial en la periferia del sector, afectando la menor cantidad de viviendas. En estas nuevas calles se ubican edificaciones de uso público: instalaciones educativas y deportivas, nuevas viviendas para sustituir las que serán afectadas y zonas residenciales privadas. El sistema vial tiene tres funciones: permitir el acceso a las zonas altas, limitar el crecimiento del asentamiento, y proveer tierra adecuada para equipamiento urbano.

Se incluyó además el diseño de la vialidad peatonal, que es una red de escaleras públicas. El proyecto de una escalera está a medio camino entre un proyecto arquitectónico y uno de vialidad, y exploramos diversos procedimientos para diseñar escaleras confortables, que permitan el acceso a todas las viviendas, generando espacios comunes, e incluyendo canales de drenaje, tuberías de cloacas, acueducto e iluminación. Muchas veces el ancho útil es menor de 1,5 m; y la pendiente mayor de 50%: Encontrar la solución adecuada es un verdadero desafío. Representarlas apropiadamente fue otra dificultad, resuelta integrando los planos de arquitectura con los de servicios y tomando prestadas simbologías de varias disciplinas. Para resolver el contacto con Carretera Negra:, que presenta inestabilidad, acumulación de basura, falta de espacios peatonales y contaminación visual, proponemos el Frente Urbano, una edificación poco convencional, con estructura de ritmo fuerte y regular que sostiene una serie de plazas y pasillos a distintos niveles, sin intervenir el talud y los muros existentes. La construcción de este frente debe ayudar a impulsar el proyecto de habilitación reforzando la identidad del sector.

Puntos objetivos más importantes (por el autor)

Cambio sustancial y transferibilidad

El problema de los asentamientos informales es común a muchas urbes de Latinoamérica. Experiencias como la nuestra podrían replicarse en otras comunidades aunque los problemas físicos fueran diferentes. Los elementos innovadores de nuestro proyecto son los siguientes:

- La metodología que aplicamos, en particular en la relación a la solución de vialidades peatonales en altas pendientes.

- La solución no convencional de algunos espacios públicos, cuando debemos conjugar las limitaciones de área, pendientes, edificaciones existentes y carencia de recursos con la necesidad de proveer espacios de calidad y valor social.

- La definición de nuevos requerimientos mínimos para las limitaciones geométricas de la vialidad peatonal y vehicular y en relación a los materiales y diámetros de las tuberías.

Normas éticas y equidad social Ayudamos a un grupo excluido, de bajos recursos, a trabajar con un equipo interdisciplinario en el análisis y solución de los problemas del espacio construido, creando conciencia del deber de anteponer las necesidades comunes a los intereses particulares que ahora prevalecen. Este tejido social se consolidará a medida que avancen las obras, y existan los espacios adecuados para la interacción.

Calidad ecológica y conservación de la energía Ocupar una zona que no debió ser urbanizada resulta en graves riesgos y problemas sanitarios. El énfasis estuvo en frenar el avance de la degradación definiendo un borde construido y creando barreras con el movimiento de tierra. En el espacio ya ocupado la meta fue proveer un nivel de servicios urbanos acorde con los de la ciudad, flexibilizando las pautas vigentes para preservar el ambiente.

Rendimiento económico y compatibilidad

El proyecto incluye múltiples intervenciones. El establecer prioridades por consenso lleva a la optimización de los recursos. La comunidad puede entonces exigir al sector público los servicios urbanos en base a un proyecto lógico, lo que disminuye las erogaciones de emergencia del gobierno local. Aseguramos recursos propios derivados de la administración comunitaria de espacios productivos. Quedan por definir mecanismos de rendición de cuentas con la transparencia requerida para mantener el proceso de mejoras físicas. Como parte del proyecto se evaluaron también otras fuentes de financiamiento tales como la recuperación de zonas para su desarrollo por promotores privados, y la autoconstrucción de ciertas obras con ahorro de recursos y propiciando el fortalecimiento comunitario.

BIBLIOGRAFIA

http://www.plataformaurbana.cl/archive/2007/11/09/planificacion-urbana-en-caracas-venezuela-holcin-awards-y-el-desarrollo-sustentable/