Proyecto individual: "El acoger en diagonales opuestas que permiten la entrada de la luz"

De Casiopea



TítuloProyecto final individual
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavediseño industrial, 2ºDO
Período2014-
AsignaturaTaller de Diseño Industrial 3ª Etapa
Del Curso2º DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Agustina Fernandez
ProfesorJuan Carlos Jeldes, Daniela Salgado


"El acoger en diagonales opuestas que permiten la entrada de la luz"

Estamos en la búsqueda de la dignificación del habitar de una vivienda de emergencia, a través de un comedor. A partir de la observación de estas mediaguas, y un análisis de cada caso donde diseñamos y entregamos comedores, se indaga una acción, una particularidad que a través de estos muebles podamos resaltar esa voluntad que se quiere dar. Luego de esto, como segundo plano se integran las necesidades particulares como es el almacenar, el separar espacios, y darle un orden visual. Después del análisis que se hace y esa particularidad se llega a un acto el cual se concreta en una palabra, que identifica la observación fundamental. Este acto es el que direcciona la propuesta, y lo transforma en un rasgo formal. Todo esto va ligado a una coherencia con el lugar, que hace aparecer un orden, y tiene como función encontrarle sentido.

Datos

  • Dueña de la vivienda: Liliana Cajas Quintana
  • Dirección: Lorenzo Coronado 912 Cerro Merced, Valparaíso

Modo de habitar

La familia está compuesta por dos adultos, la mamá y el hijo. Dentro de la semana la señora vive sola, ya que su hijo trabaja en Santiago y los findes de semana vive con ella en la vivienda. Tienen una mediagua de 3x8 metros, ya que tienen una ampliación. La señora para empezar a definir los ambientes, construyó un muro, una separación a lo ancho en un extremo de la casa, donde irá situado el baño, y por el otro lado el espacio de cocina. Los principales problemas de equipamiento son la falta de baño, una mesa y sillas para comer, un lugar para poder ubicar la cocinilla de 2 platos (51x37x12 cm) que tiene a falta de una cocina, y un espacio para situar el cilindro de gas, y una forma de ordenar el espacio y guardar implementos. El objetivo principal de la señora con respecto a su vivienda es poder construir el orden, separando y definiendo estos lugares y momentos que si bien tienen relación, como el comer y el cocinar, son tiempos distintos, y es importante separarlos.

Propuesta

La propuesta va guiada hacia la importancia de la LUMINOSIDAD dentro de la vivienda, y cómo esta define espacios. La luz determina la intimidad del lugar y por tanto influye en la percepción del tamaño. Es importante ampliar visualmente el espacio reducido, a través de objetos que reciban la luz y la puedan acoger, que permitan esta entrada de luz. Las personas buscan ese “acoger” dentro de la luz en su casa, y penetrar en ella sobretodo en los momentos del comer y cocinar. La luminosidad es la que le da la jerarquía visual a este habitar. El acoger invita a permanecer. Esta luz externa es atrapada por la estructura, y deja que pase libremente. Tiene como fin otorgar el confort en las tareas de quien habita la vivienda. La luz crea una apertura, entra diagonalmente a la casa, definiendo estos espacios, dándole identidad.

El acto

A través de esta observación relacionada con la luz y como recibe el habitar a esta, el acto es llamado “El acoger en diagonales opuestas que permiten la entrada de la luz”. El acoger de esta luminosidad acentúa protagonismo en el espacio, le da una continuidad. También crea una combinación de intensidad y dirección adecuada para una actividad concreta como comer y cocinar. Las zonas luminosas sugieren espacios abiertos, esto le da una amplitud a lo limitado y el orden visual que se busca. Le da una identidad.

Observación

A partir de un análisis de los objetos al interior de esta vivienda, de las posturas en el habitar y relación persona- objeto, lo observado se enfoca a la luz, que da cuenta de la necesidad de las personas de buscar esa luminosidad dentro de la mediagua, y adentrarse a ella, es ahí donde se construye este habitar. El interior puede ser definido por los elementos que dan cuenta y cambian la luz. Los objetos y materiales pueden permitir el paso de la luz, lo que le otorga carácter al espacio. La gente busca estos sitios, busca cobijarse en la luminosidad dentro de la vivienda, y que contraste con la oscuridad del espacio. Puede ser a través de las ventanas que traen luz natural, o en la luz artificial. También se encuentra en los colores. La visión es estimulada a través de la percepción del interior.

Forma

Se quiere dar la intención de integrar y recibir la iluminación en la forma, y al mismo tiempo direccionarla como una jerarquía visual a espacios de comer y cocinar. La luz es el umbral que preside el paso de lo externo a lo interno. El rasgo radical que da cabida a la forma son los planos diagonales opuestos en desnivel, que permiten la entrada de la luz, otorgando jerarquía visual a través de esta. Esta entrada se logra por espacios abiertos que dejan que la luz entre con mayor facilidad al comedor, la diagonal le otorga dirección a la luz natural, la refuerza para persuadirla de que se acoja en el interior.

Las repisas van a una altura óptima de la vista, creando una apertura. Esto paralelamente genera orden visual dentro del espacio, además de la luminosidad que se puede ver reflejada en el blanco, por lo que la superficie de los muebles del comedor serán de este color. Una superficie de melamina, que es fácil de limpiar, debido a su superficie sin poros, la hace ser más higiénica, y además es resistente al calor. Al mismo tiempo es una superficie pulida, y actúa como difusora. La mesa, además de tener el rasgo de diagonales opuestas es plegable en una parte de la superficie, pero no desaparece, solo disminuye su dimensión para cuando no se le de el uso extendido de esta. En cuanto a la banca y banquillos tienen la misma cualidad de la entrada de la luz a partir de las diagonales, formando el comedor una continuidad dentro del rasgo de las diagonales opuestas.

Para que la estructura se sostenga de manera óptima, se hacen arreglos estructurales. En el caso de la plegabilidad, van bisagras en la extensión de la mesa, y abajo triángulos que sostienen la superficie, y que también se doblan cuando la mesa se pliega. En el caso de la cocina, al ser tan largas las repisas, necesitan una estructura que pase entre estas, además de las patas de los extremos que la sostienen. Para esto se hace un calado en la superficie de la mesa, y en el centro de las dos repisas.

Dentro de la forma, es importante tener en cuenta la necesidad de esta familia de poder situar dentro del mueble de cocina el cilindro de gas, ya que disponen de una cocinilla de 2 platos.

Proyección de procesos constructivos

  • Procesos en serie:

Luego de tener las piezas dimensionadas, se clasifican, y se comienza por cortar las patas en diagonal a partir de una matriz, en la sierra de banco. Para esto se marca la medida de la diagonal en la guía de madera, que es igual a la medida de la pata, y sobre esa línea se atornilla un listón de madera. Esta madera se encaja en una matriz que va fija a la sierra. Las patas anchas miden 13 cm de ancho y las angostas miden 10 cm de ancho. El corte en diagonal de las piezas de 13 cm, es de 8 cm en su lado mayor y de 5 cm en su lado menor; En las piezas de 10 cm, el corte es de 6,5 cm en su lado mayor y de 3,5 cm en el menor. Las patas de las bancas miden 41.5 cm de largo. Se cambia la medida de la matriz 6 veces, dependiendo del largo de cada pata. Las patas de las mesas y las del mesón de cocina miden 73.5 cm. Para el caso de las mesas, bancas y mesón cocina se encola y se atornilla la pata angosta con la pata ancha en forma de “L” (la pata angosta dentro de la ancha). Luego se cortan los marcos, con un ancho de 5 centímetros. Se atornilla el marco largo a cada par de patas, para luego, encolar todo el borde de la mesa, para poder así encolar la superficie, y atornillarla. Luego se cumple el mismo proceso de encolado y atornillado de las bancas.

  • Procesos unitarios:

Paralelamente a los procesos seriados, se comienza con el armado del mueble de cocina. Las patas que ya están unidas en forma de “L”, largas y cortas, se comienza con el armado del espacio de los estantes, que van abajo de la superficie de melamina. Para esto se atornillan unos cuadrados a las patas a los 25 y 50 cm desde el suelo, para apoyar las planchas de las repisas y atornillarlas. Para las repisas, se hace un calado en en centro de la superficie, y de las dos repisas, para que vaya encajada (encolada y atornillada) la parte angosta de la pata central. Proyectando el proceso de fabricación del comedor, tendría una duración total de 7 horas aproximadamente, con 4 personas trabajando.

Medidas y cubicación

Mesa plegable:

  • (1)90x70 cm: superficie melamina
  • (2)10x10 cm: triángulos soporte superficie
  • (1)64x10 cm: marco largo
  • (1)47x10 cm: marco corto
  • (2)73.5x10 cm: patas angostas
  • (2)73.5x13 cm: patas anchas

Cocina:

  • (1)60x100 cm: superficie melamina
  • (2)10x73.5 cm: patas angostas delanteras
  • (2) 13x73.5 cm: patas anchas delanteras
  • (1)10x120 cm: patas angostas traseras
  • (2)13x120 cm: patas anchas traseras
  • (1)25x100 cm: repisas
  • (1)100x10 cm: marco
  • (1)57x52 cm: estantes

Banca:

  • (1)35x70 cm: superficie
  • (1)10x32 cm: marco corto
  • (1)10x64 cm: marco largo
  • (2)10x43.5 cm: patas angostas
  • (2)13x43.5 cm: patas anchas

Banquitos:

  • (2)30x30 cm: superficie
  • (4)13x43.5 cm: patas anchas
  • (4)10x43.5 cm: patas angostas
  • (2)10x27 cm: marco largo
  • (2)10x24 cm: marco corto


Materiales y costo

  • 1 planchas de terciado moldaje de 15 mm: $ 14.190
  • 1 superficie melamina 100x55: $5.500
  • 1 superficie melamina 90x70: $ 4.600
  • 1 pack tornillos “Mamut” 6x1’’ (250u): $1.755

  • 1 Kl cola madera: $1.190

  • 2 Lijas no 80 “Isesa”: $154
  • 2 Lijas no 150 “Isesa”: $154

Total: $27.543.-


Fotos maqueta propuesta