Proyecto 2 "Puente de Charing Cross", Carolina Tapia

De Casiopea



TítuloAbstracción Luminosa 2- Fauvismo André Derain
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveabstracción, luz, color, proyecto 2
Período2016-2016
AsignaturaTaller del Color
Del CursoTaller del Color 2016
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico, Diseño Industrial
Alumno(s)Carolina Tapia
ProfesorHerbert Spencer, Pedro Garretón

LUZ CENITAL EN CONTRASTE

Matisse.jpg

André Derain - “El puente de Charing Cross” (1906, óleo sobre lienzo, 81 x 100 cm, Museo d’Orsay, París)


Análisis y Abstracción de la Escena Pictórica

En esta pintura se puede observar en toda su expresión la explosión del color que caracteriza al movimiento artístico del Fauvismo. André, en esta obra, es capaz de expresar la luz por medio de lo frío o cálido de los colores. Ya no hay un foco luminoso establecido ni sombras provocadas en consecuencia como en la pintura clásica, si no que podemos identificar como foco de luz al área de la pintura en donde se encuentra el color más brillante, el cual obtiene un peso en el ojo del observador causado por su vibración. Las formas son simples, ausentas de realidad y estructura, ya que lo importante es el color.


Uno de los principios del fauvismo fue la importancia que se le daba a este, por ello un colega de Derain, Henri Matisse dijo “Observación y sentimiento. Me limito a elegir un color adecuado a mi sensación que quiero transmitir”. En este caso el color ademas de ser sentimiento, expresa una luz cenital provocada por el atardecer, ya que es el centro de la pintura en donde el amarillo se roba el protagonismo y establece el sector de mayor luminosidad. Esta luz cenital se degrada hacia los lados generando un cambio drástico en los colores, el cual llega a ser exagerado, ya que pareciera que el sector amarillento no fuera lo mismo que el que aparece en azul, por ejemplo. Lo plano del color es protagonista, ya que se generan brechas entre cada cambio luminoso cambiando radicalmente los colores cuando la luz disminuye.



Trazado de Zonas Luminosas

Al establecer un grado de abstracción, se trazaron las áreas de mayor relevancia de la obra y se definieron colores planos para cada sector. La obra carece de perspectiva, por lo que el espacio en donde se desata esta luz es más bien plano, ya que los elementos lejanos y cercanos al ojo del observador no tienen grandes diferencias en su tamaño, y la luz no tiene matices de proximidad y lejanía.


Tal como se dijo anteriormente, la pintura goza de simplicidad en sus formas, por lo que las figuras abstractas que se construirán posteriormente seguirán la linea de sencillez. A través de esas formas que se generan después del trazado, se produce la luz de la escena, la cual tiene como foco luminoso al centro de la obra donde se concentra el amarillo. En este caso personal el foco no es el puente, si no que el atardecer, debido a que este se roba el protagonismo porque por medio del color el pintor es capaz de lograr una sensación de temporalidad de la luz sin la necesidad de dibujar sombras ni utilizar colores realistas. A través de la vibración del color y anteponiendo cada uno de ellos con un gran contraste y brecha, Derain caracteriza a la luz sin tener que mezclar colores y difuminarlos para entender en que momento del día el estaba pintando al puente de Charing Cross.





Paleta Cromática

Para establecer una paleta de colores no fue necesario un grado de abstracción alto ya que las obras fauvistas presentan colores planos y no utilizan la técnica de difuminado y fusión de colores. Se seleccionaron los colores más fundamentales de cada zona luminosa de la pintura: la división de colores en el mar (amarillo y azul), la playa (rojo) y la ciudad (verde y azul). Con estos cuatro colores Derain fue capaz de formar un perfecto atardecer por medio solo de la energía del color. El amarillo es el color más energético que utiliza en la composición y lo presenta de forma central de tal manera que se vuelve el foco de la escena. Esta luz cenital presentada por medio del amarillo se contrasta enormemente con lo que pasa a su alrededor, ya que el pintor logra retratar eso que ocurre en un atardecer de una manera muy abstracta: la luz más brillante se apodera de la energía de lo que la acompaña, la absorbe, concentra y direcciona, formando así un solo foco luminoso, opaca a los otros colores. Con solo esto el pintor logra la sensación de este momento del día, sin realismo y sin dibujar el sol escondiéndose.


Colores planos seleccionados para el Elemento Abstracto de papel volantín.



Construcción del elemento abstracto

Para comenzar con la construcción del elemento abstracto se tomó en cuenta en análisis anterior sobre las relaciones contrastadas de colores y la potencia y saturación del color que caracteriza al fauvismo. Para esto se seleccionaron tipos de papel (de los colores anteriormente mencionados: azul, amarillo, verde y rojo) para generar la luz de la escena.

Como se puede ver en la obra, los colores no son puramente planos (en el caso del mar), si no que el pintor utiliza una técnica de puntos que forman un color sin matices. Por lo tanto, la luz que se quiere producir no debe ser puramente homogénea, si no que lo que se quiere lograr es mostrar la naturaleza del papel que otorgue este efecto en las zonas de mayor luminosidad. Por ejemplo, el foco de la pintura es la luz a la que le llamamos "cenital" y esta aparece con un punteado muy notorio, a diferencia de las otras zonas luminosas en las que los puntos no aparecen tan relevantes y en el color es totalmente plano. Este efecto se pretende lograr con la luz que afecta al papel el cual se posa por sobre figuras construidas con papel diamante, para facilitar el traspaso de la luz.


El primer papel con el cual se experimentó fue el celofán. Como podemos ver, este tipo de material es traslúcido y deja pasar la luz casi sin disminuirla. En este caso la luz sobrepasa al celofán posado sobre el papel diamante y no deja ver su fibra, le quita potencia al color creando el efecto contrario al que se quiere lograr.


Luego se experimentó con un papel delgado pero no transparente. En este caso fue el papel volantín, el cual tiene mucho pigmento de color por lo que se caracteriza por ser un papel muy saturado. Se puso el volantín sobre el papel diamante para que así la luz del LED se expandiera por las figuras. Al encender la luz se logro el efecto buscado: La luz logra revelar la textura del papel y crea esta luz imponente y energética que se concentra en un foco central de la escena pictórica, sin restarle potencia al color.


Luminosidad del Elemento Construido

Finalmente, se finiquita el Elemento Abstracto y se logra la luz Cenital en Contraste que se observa en la obra de Derain. La energía y concentración del foco luminoso se encuentra en una zona de la estructura que muestra esta centralidad y calidez de la luz del atardecer que, como se mencionó más atrás, absorbe la energía de lo que la rodea y pone toda la atención en un punto el cual no es la luz puramente si no que su reflejo sobre otro elemento, por lo tanto es la única zona de la obra en donde el color no es totalmente homogéneo, si no que tiene pequeños matices dentro de su mismo color.