Permanencia en la interrumción, Edición: Así de Simple

De Casiopea



TítuloPermanencia en la interrupción, Edición: Así de Simple
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras ClaveAsí de simple
Período2016-2016
AsignaturaTaller de la Ocasión Editorial 2016
Del CursoTaller de la Ocasión Editorial 2016
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico
Alumno(s)Katherine Nicol Piñones Zuleta
ProfesorTeresa Montero, Nicole Arce

Tabla de Contenidos

Estudio del texto

Se trata de un texto de Godofredo Iommi inédito hasta el presente trimestre, el traspaso de manustrico a texto digital fue realizado por la profesora Teresa Montero y Nicole Arce y es el que se presenta a continuación:

Así de Simple

Así de simple:

Iba caminando para estirar las piernas y me detuve al borde de la solera, un grupo de diez o quince árboles ocupaba el aire. Las ramas, no ha mucho podadas, formaban una trama compleja, vista como un conjunto. Apenas una brisa tocaba las hojas pero lo que me dejó admirado era esa fuerza de trama, allí, así en pleno 8 Norte en Viña del Mar andando hacia la calle Libertad. La trama de un bosque, y la emoción era la trama, enlazada al ojo pero no enlazado en su ramaje. Arriba se veían manchas del día, una luz sin sol directo como día ligeramente nublado. Y en vez de continuar mi marcha, me quedé mirando y me gustaba. Pensé velozmente en una fuerza que une el cielo con la tierra, esta tierra que se ha hecho calle con asfalto entre veredas. Y me preguntaba. ¿Por qué? Pero alejé toda pregunta.

Hay tantas respuestas que vienen de letras, libros de cuentos, de ciencia, imágenes de aventuras, en bosques, presencia del hacedor que llamaron dioses y dios. Y como buen creyente murmuré para mi coleto un Jesús José y María de alabanza, pues tenía y me seguía el gusto. Otros captarán el hecho concretándolo en un dibujo o en un cuadro, pero mi gusto era estar ahí, así sin más, así de simple. Claro que muchas evocaciones merodeaban la imaginación y casi de imagen en imagen tejía una historia que a base de recuerdos y evocaciones me echaba a perder ese simple estar ahí por gusto. Cerré los ojos un momento para ahuyentar tanto querer con la mente y el corazón hilar, deshilar, tejer, entramar ¿quién sabe qué historia? Así no trataría de cobrar forma de cuento, que por las vías más elásticas y rigurosas del género cuento pudieran producir en un lector o a mi propia relectura el gusto que me daba estar allí simplemente. Pasé mi mano por la frente. Di algunos pasos atrás después otros hacia delante. Pero caí en la cuenta que cualquier movimiento imaginativo o físico me quitaba la absoluta simplicidad del mero gusto. Tuve que esforzarme para no oír recuerdos ni proyectar historias. Y permanecí así simplemente; eso sí a veces con parpadeos. Sumido en el gusto que a mi mismo me formulaba diciendo Jesús José y María, que daba placer.

Ganas me dieron de compartir con un paseante al azar -parar a la persona que acertase a pasar junto a mi, por ejemplo- Pero no. Y no sé bien por qué no lo hice pues no estaba tan embobalinado por la situación. Pero no lo hice. Vaya que no es fácil tratar de dejarse estar simplemente. Y no sabré jamás si eso es bueno o malo porque eludo toda clase de pregunta sobre el caso. Ya que me quedé quieto y silencioso en el elogio a ese momento de gracia. Así de simple, formulando el elogio y nada más, Jesús José y María.

Pero heme aquí ante el hecho y describiéndolo. Que describo, puesto que lo estoy haciendo. Describo el amor, el amor que se expande doquier, entre bocinazos, discusiones en la bomba de bencina, llanto de niños, pasos apresurados, y una radio que suena hablando de guerras, de vidas y que sé yo de cuanta cosa más. El hecho es que esto se expande. Es el gran secreto del eros del que es mero eros en el puro ser. El gran secreto expansivo.

Pero de hecho lo leo aquí, eso es también cierto. No puedo juzgar el valor o no valor ni tampoco qué mueve a leer… y ser oído. ¿Podrá sostenerse el caso así sin mas? ¿Podrá un instante guardarse como tal o inscrito en el tiempo recurre a permanecer como recuerdo en un escrito? No lo sé. Claro que lo sé, Claro que sé la ventaja de este intento ¡oh paradoja este no querer saberlo! Y sin embargo he aquí que lo abro a otros. No me pesa ni me alivia. Simplemente se dio así y así lo remito. Lo real -aquí- es que puedo seguir parpadeando antes de volver a echar a andar. Y ahora sí camino y dejo el momento solo, soñando que no lo llevo conmigo. Rara paradoja de la alabanza y del saludo.

Hasta más ver.


Análisis

"Y me preguntaba. ¿Por qué? Pero alejé toda pregunta."

En esta frase, Godofredo se decide a no divagar en sus pensamientos y quedarse ahí, en el solo momento que estaba sucediendo y se da a la batalla de alejarse de su pensamiento y de las preguntas que ahí aparecían.

"Otros captarán el hecho concretándolo en un dibujo o en un cuadro, pero mi gusto era estar ahí, así sin más, así de simple."

Con esto abre el texto y lo entrega a terceros para ser editado y representado en una imagen que trate de igualar lo que presencia en ese momento que continúa, en esa simplicidad que es compleja de descriir y de mantener, y reitera que su tarea es es hecho de estar ahí.

"Claro que muchas evocaciones merodeaban la imaginación y casi de imagen en imagen tejía una historia que a base de recuerdos y evocaciones me echaba a perder ese simple estar ahí por gusto."

"casi de imagen en imagen tejía una historia", ésto ya me acerca a una representacion visual de la escena, como un conjunto o superposición de visiones que entraman lo que sucede. Y al mismo tiempo reafirma su lucha por mantener lo simple.

"Di algunos pasos atrás después otros hacia delante. Pero caí en la cuenta que cualquier movimiento imaginativo o físico me quitaba la absoluta simplicidad del mero gusto."

A mi parecer, intenta entender el momento moviéndose en el espacio y en sus pensamientos, viendo otras perspectivas y ángulos de lo que ocurría. A pesar de esto decide quedarse en lo simple, en la quietud y estático de lo que esta sucediendo.

"Jesús José y María"

Me parece que ésta afirmación que pronuncia como alabanza es también una repetición que utiliza para alejar de su mente los demás pensamientos mas elaborados, de esta manera se mantiene en el asombro al menos mientras pronuncia éstos nombres.

"Ya que me quedé quieto y silencioso en el elogio a ese momento de gracia.Así de simple, formulando el elogio y nada más, Jesús José y María."

Acá confirma de alguna manera lo que postulo anteriormente. Utiliza esta alabanza para rehuir de sus pensamientos.

"el amor que se expande doquier, entre bocinazos, discusiones en la bomba de bencina, llanto de niños, pasos apresurados"

Aquí integra a su momento de quietud elementos que parecieran no pertenecer a éste, pero que en realidad son parte fundamental, ya que hacen posible este quiebre de su rutina y permite que aparezca de manera impresionante lo que Godofredo esta intentando retener.

"¿Podrá un instante guardarse como tal o inscrito en el tiempo recurre a permanecer como recuerdo en un escrito?"

"inscrito en el tiempo recurre a permanecer" con ésta frase en particular me animo a nombrar el rumbo de mi proyecto apropiándome de la palabra permanecer para intentar hacerla notar de aquí en adelante.




Primera abstracción y trabajo de observación

Como primer acercamiento a la ilustración que acompañaría la edición final nos dimos a la tarea de salir a dibujar con un objetivo específico y yo me decidí a observar cómo el cableado eléctrico se combina e irrumpe en el follaje de los árboles para interrumpir esa trama con la propia y a la vez formando lo que es real que es esta unión de ambas.

En esta primera parte me dirijo a la Av. Libertad en Viña del Mar, citando el texto de Godofredo, y me encuentro con dos tipos de líneas que se entraman, la primera, de la que parece hablar el texto, es la curvada y continua forma de las ramas en otoño, que varían en grosor y se separan y juntan en patrones dados por la naturaleza haciendo aparecer profundidades, distancias y confundiendo la vista a primeras; y el segundo es un conjunto de trazos duros, rectos y paralelos que poco variaban en su grosor. Me refiero al de los cables, que se presentaban oponiéndose a los trazos anteriores.

Un rasgo importante de éste entramado es el movimiento permanente de las ramas versus la rigidez de los cables, y la sensibilidad que tiene a la perspectiva debido a la distancia a la que se encuentra de uno. Al más mínimo movimiento la imagen completa se transforma y se convierte en otra pero no deja de ser esa trama.

Nombre del proyecto

Permanecer

Luego de analizar el texto me quedo con la palabra permanecer, que engloba la lucha de Godofredo por mantenerse en lo simple. En definitiva traduzco gran parte del texto en un permanecer y lo difícil que ésto puede llegar a ser cuando el momento al que se refiere tiene una complejidad diferente a los momentos de la vida cotidiana.

Interrupción

Me refiero a este "momento" como una interrupción ya que se aparece y produce un asombro calmo y gradual, no es una interrupción que choca sino una que se muestra suavemente, pero que a medida que Godofredo se fuerza a mantenerse ahí ésta interrupción se va haciendo cada vez mas notoria, incluso nombrando los elementos externos que le frenaban y a la vez eran parte del instante.

Realización de la ilustración

Primer acercamiento

Estudio sobre el cubismo

Collage

Archivo:Collage simple1.jpeg

Decisiones editoriales

Formato

Escogí el formato de 160x150mm ya que la doble página me quedaba holgado en un pliego de papel tradition, que es el que ocupé finalmente, y busqué lo mas similar a un cuadrado ya que me pareció coherente con la simpleza del texto y cómodo a la mano.

Distribucion del texto

Dividí el texto en ocho páginas y medio de ellas ubiqué las ilustraciones entre blancos que las presentan para no romper tan bruscamente con la lectura pero si interrumpirla sutilmente en un momento de detención.


1

Así de simple: Iba caminando para estirar las piernas y me detuve al borde de la solera, un grupo de diez o quince árboles ocupaba el aire. Las ramas, no ha mucho podadas, formaban una trama compleja, vista como un conjunto. Apenas una brisa tocaba las hojas pero lo que me dejó admirado era esa fuerza de trama, allí, así en pleno 8 norte en viña del mar andando hacia la calle libertad. La trama de un bosque, y la emoción era la trama, enlazada al ojo pero no enlazado en su ramaje.

2

Arriba se veían manchas del día, una luz sin sol directo como día ligeramente nublado. Y en vez de continuar mi marcha, me quedé mirando y me gustaba. Pensé velozmente en una fuerza que une el cielo con la tierra, esta tierra que se ha hecho calle con asfalto entre veredas. Y me preguntaba. ¿Por qué?. Pero alejé toda pregunta. Hay tantas respuestas que vienen de letras, libros de cuentos, de ciencia, imágenes de aventuras, en bosques, presencia del hacedor que llamaron dioses y dios.


3

Y como buen creyente murmuré para mi coleto un Jesús José y María de alabanza, pues tenía y me seguía el gusto. Otros captarán el hecho concretándolo en un dibujo o en un cuadro, pero mi gusto era estar ahí, así sin mas, así de simple. Claro que muchas evocaciones merodeaban la imaginación y casi de imagen en imagen tejía una historia que a base de recuerdos y evocaciones me echaba a perder ese simple estar ahí por gusto. Cerré los ojos un momento para ahuyentar tanto querer con la mente y el corazón hilar, deshilar, tejer, entramar ¿quién sabe que historia?

4

Así no trataría de cobrar forma de cuento, que por las vías más elásticas y rigurosas del género cuento pudieran producir en un lector o a mi propia relectura el gusto que me daba estar allí simplemente. Pasé mi mano por la frente. Di algunos pasos atrás después otros hacia delante. Pero caí en la cuenta que cualquier movimiento imaginativo o físico me quitaba la absoluta simplicidad del mero gusto. tuve que esforzarme para no oír recuerdos ni proyectar historias.


Pausa

5

Y permanecí así simplemente; eso si a veces con parpadeos. Sumido en el gusto que a mi mismo me formulaba diciendo Jesús José y María, que daba placer. Ganas dieron de compartir con un paseante al azar - parar a la persona que acertase a pasar junto a mi, por ejemplo. Pero no. Y no sé bien porque no lo hice pues no estaba tan embobalinado por la situación. Pero no lo hice. Vaya que no es fácil tratar de dejarse estar simplemente.

6

Y no sabré jamás si eso es bueno o malo porque eludo toda clase de pregunta sobre el caso. Ya que me quedé quieto y silencioso en el elogio a ese momento de gracia. Así de simple formulando el elogio y nada más. Jesús José y María. Pero heme aquí ante el hecho y describiéndolo. Que describo, puesto que lo estoy haciendo. Describo el amor, el amor que se expande doquier, entre bocinazos, discusiones en la bomba de bencina, llanto de niños, pasos apresurados,

7

y una radio que suena hablando de guerras, de vidas y que sé yo de cuanta cosa más. El hecho es que esto se expande (Es el gran secreto del Eros del (me es) en el puro ser. El gran secreto expansivo. Pero de hecho lo leo aquí, eso es también cierto. No puedo juzgar el valor o no valor ni tampoco qué mueve a leer… y ser oído. ¿Podrá sostenerse el caso así sin mas? ¿Podrá un instante guardarse como tal o inscrito en el tiempo (recurre) a permanecer como recuerdo en un escrito?

8

No lo sé. Claro que lo sé, Claro que sé la ventaja de este intento ¡oh paradoja este no querer saberlo! Y sin embargo he aquí que lo abro a otros. No me pesa ni me alivia. Simplemente se dio así y así lo remito. Lo real - aquí es que puedo seguir parpadeando antes de volver a echar a andar. Y ahora si camino y dejo el momento solo, soñando que no lo llevo conmigo. Rara paradoja de la alabanza y del saludo. Hasta mas ver._


Tipografías y papel

Cuerpo

Helvética Light 10p

Colofón

Helvética Light 8pt

Folio

Garamond Regular 7.5pt


Portada

Se imprimió en Hilado 9 y se colocó en papel murillo negro.

Cuerpo

Se usó impresión láser en papel Tradition Blanco Nórdico de 90gr

Presentación del resultado final