Paula Sotomayor / Estudio del caballo

De Casiopea



TítuloPaula Sotomayor / Estudio del caballo/ galopar sinuoso
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveestudioanimal, gestoanimal
AsignaturaTaller de Construcción de Diseño Industrial 4
Del CursoConstrucción 4º DI 2017
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Paula Sotomayor
ProfesorMarcelo Araya, Herbert Spencer

Estudio del caballo

Introducción

El caballo (Equus ferus caballus)es un mamífero perisodáctilo domesticado de la familia de los équidos. Es un herbívoro solípedo de gran porte, cuello largo y arqueado, poblado por largas crines. A la hembra del caballo se le llama yegua y a las crías si son machos potros o potrillos, y si son hembras potras o potrancas. La cría y utilización del caballo por parte del hombre se conoce como ganadería equina o caballar, y su domesticación se remonta a unos 3600 a. C., en la región de Kazajistán.Los caballos se clasifican dentro del orden de los perisodáctilos, perteneciendo a la familia de los équidos, a la que también pertenecen los asnos (Equus africanus), el onagro o el kulán (Equus hemionus), el kiang (Equus hemionus kiang) y las cebras, en la que están estrechamente emparentados al pertenecer todos al único género superviviente, Equus.

Historia del caballo con lo humano

Desde los comienzos del arte, el caballo ha sido tema preferido y repetido a lo largo de toda nuestra historia.El ser humano siempre se ha sentido atraído por la gracia y la belleza del caballo. Aun en las épocas en que no era más que pieza de caza, la figura de los equinos fascinaba a los artistas primigenios. Domesticado seguramente en las llanuras de eurasia, su uso como animal de tiro se extendió por el medio oriente. Enganchado a carros de guerra, se convirtió en arma, en el primer tanque de guerra.

Captura de pantalla 2017-07-06 nvjhva las 1.59.34.png


Observemos la postura de los caballos en este grabado egipcio, irreal y forzada. Es de una belleza idealizada, y no pretende en absoluto representar un animal real.

Captura de pantalla 20jjsjsjs17-07-06 a las 1.56.03.png

A lo largo de toda la historia del arte, la dificultad de observar el movimiento real de los caballos, demasiado rápido para que los artistas lo apreciaran tal como era, hizo que siempre se pintara a los caballos en posturas forzadas, guardando equilibrios casi imposibles sobre sus patas traseras.

Captura de pantalla 2017-07-06 a las 1.55.07.png

Gericault firma la carrera que ves representada aquí arriba. Gran observador y amante de los caballos, aun no fue capaz de captar un movimiento convincente. Esto no sucedería hasta que el descubrimiento de la técnica de la fotografía no mostrase, por fin la realidad.

Son imprescindibles las series de Mulbright, en las que descompuso al fin el movimiento de diversos animales. El misterio de la locomoción del caballo quedaba al fin revelado.

Fenomeno-PHI.jpg

Movimientos del caballo

La columna vertebral del caballo es bastante rígida. En compensación el cuello es extremadamente flexible.

El caballo puede mover su cuello y cabeza con amplia libertad. Subir la cabeza, bajarla hasta el suelo para pastar y beber. Puede asimismo doblar el cuello a ambos lados del cuerpo hasta alcanzarlo. Veamos, sin embargo cuán limitado es el juego de su columna que solo puede curvarse ligeramente.

En cuanto a las patas, tanto en el hombro como en la cadera disponen de articulaciones semiesféricas que permiten una libertad total de movimiento en todos los sentidos, adelante, atrás y hacia los lados. Las patas delanteras solo se doblan hacia atrás, mientras que el juego de las patas traseras es más amplio, pudiendo flexionarse hacia delante y atrás.

La boca y narices del caballo son muy móviles, y le sirven para expresarse. También sus orejas, que puede mover en círculo, tensar para expresar interés o plegar para mostrar enfado.

Anatomía

Captura de pantalla 2NSJKNASKD017-07-03 a las 1.20.47.png
JFHJDHSFCaptura de pantalla 2017-07-03 a las 7.12.25.png

El tamaño de los caballos varía considerablemente entre las distintas razas, y también está influido por la nutrición. Según su porte las razas de caballo suelen dividirse en tres grupos:

pesados o de tiro; ligeros o de silla; ponis y razas miniatura.

Un caballo tiene 205 huesos.25 Su columna vertebral está compuesta por 51 vértebras. Una diferencia importante entre el esqueleto del caballo y el del humano es que aquel carece de clavículas, los miembros anteriores se unen a la columna mediante poderosos músculos, tendones y ligamentos que sujetan las escápulas.

Las patas y los cascos de los caballos también son estructuras únicas. La disposición y proporciones de los huesos de sus patas son muy diferentes a las de los humanos. Por ejemplo, la parte del cuerpo llamada «rodilla» en los caballos en realidad está formada por los huesos del carpo, que se corresponden con la muñeca humana. Mientras que el corvejón contiene huesos equivalentes al tobillo humano. Los huesos inferiores de la pata del caballo se corresponden con los huesos de la mano o el pie humanos, y los denominados nudillos del caballo son los huesos sesamoides entre la caña (un único hueso equivalente al metacarpo) y las falanges proximales de los dedos, es decir los nudillos humanos. En las extremidades delanteras, el cúbito y radio se han fusionado dando lugar a un único hueso, al igual que ha sucedido con la tibia y el peroné lo que impide que pueda girar lateralmente las manos y pies. Además un caballo no tiene músculos en sus patas por debajo de las rodillas y corvejones, sólo tiene piel, tendones, ligamentos, cartílago y huesos, y un tejido córneo especializado para absorber impactos que forma los cascos. Todas estas diferencias son adaptaciones de sus extremidades a la carrera, como la reducción del número de dedos de las extremidades a uno solo rodeado de un material córneo llamado casco.

Cascos

Los cascos son fundamentales para la estructura de las patas de los caballos. Los cascos de los caballos en las falanges distales, el equivalente a las puntas de los dedos en los humanos, en el interior están recubiertas de cartílago y otros tejidos blandos especializados ricos en sangre como el tejido laminar.

Edad

Tienen una vida media de 25 a 40 años en cautividad y en libertad viven en torno a los 25 años.

Los caballos son capaces de dormir tanto de pie como tumbados. Los caballos pueden echar un sueño ligero de pie, debido a que pueden bloquear la articulación de la babilla sin tener que sostener su peso con los músculos.

Gestualidad del caballo

El caballo corriendo cubre largos trazos de terreno, extendiendo el cuello y sus patas en el esfuerzo. En algunos momentos no toca el suelo. Se produce un galopar sinuoso.

Jules Marey

Étienne Jules Marey (Beaune, Francia, 5 de marzo de 1830 – París, Francia, 21 de mayo de 1904) médico, fotógrafo e investigador francés, destacó por sus investigaciones en el estudio fotográfico del movimiento. Marey nos obliga a mirar a los animales como si no los hubiéramos visto, a los hombres como si no los hubiéramos visto. El movimiento también es sujeto, su desarrollo y las variaciones, que se muestran al ojo, nos conduce a mirar, y por lo tanto pensar, el tiempo.

Eadweard Muybridge

Fenomeno-PHI.jpg

Edward James Muggeridge fue un fotógrafo e investigador británico. Sus experimentos sobre la cronofotografía sirvieron de base para el posterior invento del cinematógrafo.

En rojo los puntos cuando el caballo corre y toca el suelo. Hay un momento ( 2 específicamente) que el caballo no toca el suelo. 

El experimento «El caballo en movimiento»

En 1872, una polémica enfrentaba a los aficionados a los caballos de California. Leland Stanford, ex gobernador del Estado y poderoso presidente de la Central Pacific Railway, y un grupo de amigos suyos sostenían que había un instante, durante el trote largo o el galope, en que el caballo no apoyaba ningún casco en el suelo. Otro grupo, del que formaba parte James Keene, presidente de la Bolsa de Valores de San Francisco, afirmaba lo contrario.

En esa época no se conocía una manera de demostrar quién tenía razón, hasta que Leland Stanford ideó un sencillo experimento: este consistía en un método que fotografiaba al caballo en las diferentes etapas de su galope y que proporcionaría una vista completa de todo el trayecto recorrido, para lo cual Stanford encargó a Eadweard Muybridge que tratara de captar con su cámara el movimiento de su caballo de carreras Occident. Sin mucha confianza en el resultado, Muybridge se prestó a fotografiar a Occident trotando a unos 35 km/h en el hipódromo de Sacramento. Pidió a los vecinos de la zona que le prestaran muchas sábanas de color blanco y las colgó en torno a la pista a manera de fondo, sobre el que destacara la figura del caballo. En mayo de 1872, Muybridge fotografió al caballo Occident, pero sin lograr un resultado, porque el proceso del colodión húmedo exigía varios segundos para obtener un buen resultado. Así pues, inventó un obturador mecánico, consistente en dos pares de hojas de madera que se deslizaban verticalmente por las ranuras de un marco y dejaban al descubierto una abertura de 20 centímetros, por la que pasaba la luz. Con este sistema se lograba un tiempo de exposición récord de 1/500 de segundo.

El resultado fue una secuencia de 12 fotografías que se realizó aproximadamente en medio segundo

Estructura interna del animal

Captura de pantalla 2017-07-19 ajasdhkjshdk las 5.19.31.png
Captura de pantalla 2017dsahgjdhas-07-19 a las 5.19.24.png

Es útil familiarizarse con el esqueleto que subyace y condiciona su anatomía. Así ver los movimientos que pueden realizar y cuáles le son imposibles. De qué modo se doblan sus articulaciones y cuáles son sus proporciones. Conociendo el esqueleto podremos situar correctamente las masas musculares.

Como vemos, el caballo tiene largos cuello y extremidades. Ojos situados en los laterales de un cráneo alargado. Entre los dientes incisivos y los molares hay un gran hueco. Cuello curvado, poderosos omóplatos. La columna vertebral presenta una suave curva, que se acentúa con la edad. El codo y la rodilla quedan muy altos, y las manos y pies se alargan hasta el suelo, donde los huesecillos de los dedos se han unido en una pezuña dura y redondeada, el casco.

La columna vertebral del caballo es bastante rígida. En compensación el cuello es extremadamente flexible.

El caballo puede mover su cuello y cabeza con amplia libertad. Subir la cabeza, bajarla hasta el suelo para pastar y beber. Puede asimismo doblar el cuello a ambos lados del cuerpo hasta alcanzarlo. Veamos, sin embargo cuán limitado es el juego de su columna que solo puede curvarse ligeramente.

En cuanto a las patas, tanto en el hombro como en la cadera disponen de articulaciones semiesféricas que permiten una libertad total de movimiento en todos los sentidos, adelante, atrás y hacia los lados.


Modo de desplazarse del caballo

Para entender bien sus movimientos los descompondremos en secuencias.

El caminar

El paso o caminar, es en cuatro tiempos. Esto significa que las cuatro extremidades se desplazan una tras la otra. Al paso, la columna vertebral ondula y el cuello del caballo se balancea.

Trote

Es un aire simétrico en dos tiempos, es decir, el caballo levanta las patas dos a dos. El cuello permanece bastante fijo.

Galopar

el caballo no llega a depegar simultáneamente las cuatro patas del suelo. El cuello se inclina hacia delante para ayudar al movimiento.

Galope largo

El caballo cubre largos trancos, extendiendo su cuello y sus patas en el esfuerzo. En algunos momentos, no toca el suelo.En el salto, el caballo reune sus patas ante el obstáculo, se impulsa con los cuartos traseros, encoge las patas para superar la valla y cae sobre las manos, saliendo luego al galope.

Fenomeno-PHI.jpg

Galopar sinuoso

Cuello y lomo al galopar

El caballo corriendo cubre largos trazos de terreno, extendiendo el cuello y sus patas en el esfuerzo. Se produce una galopar sinuoso en el lomo y el el cuello. Hay un extensión de este en forma cíclica cuando corre extendiéndose y contrayendose.

Su columna vertebral está compuesta por 51 vértebras. Una diferencia importante entre el esqueleto del caballo y el humano es que carece de clavículas, los miembros anteriores se unen a la columna mediante poderosos músculos, tendones y ligamentos que sujetan las escápulas

CUELLO Y CABEZA, BALANCÍN DEL CABALLO

¿Por qué se le llamaba balancín? Porque se le considera el segmento equilibrador más importante del caballo. De la misma manera que el balancín de los felinos es su cola: su posición correcta les facilita la carrera.

Es el único cuello extensible de verdad. El camello y el dromedario, enderezan el cuello, pero prácticamente no lo estiran: El caballo sí.

La “S” de las vértebras cervicales. Ningún otro mamífero se le parece ni remotamente. Es lo que le permite, principalmente, estirar --y NO enderezar—el cuello.

El dorso del caballo, pieza clave en el movimiento

un papel esencial en la locomoción del caballo, ya que constituye el nexo de unión entre sus extremidades anteriores y posteriores, actuando a modo de transmisor de la fuerza generada por los pies y conduciendo el movimiento hacia la parte delantera.

Primera maqueta(cubo de metal)