Paseo jardín de aguas congregantes Estero Marga marga

De Casiopea

El jardín como el elemento arquitectónico que hace aparecer la ciudad y al habitante desde la soledad y el distanciamiento

Hipótesis arquitectónica.

El jardín de agua es un elemento que va a cuidar la soledad de la persona y va a cantar el encuentro, el saludo y la aparición de la ciudad ya que en su relación de abajo reflejo y suelo extendido es el contra pórtico de la ciudad que la hace aparecer.

Agua congregante es el nombre que recibe el agua de este seccional el agua congregante es un agua construida para que aparezca la ciudad y cuide el ir a solas como el distanciamiento de la ciudad en el habitante.

El agua congregante es el punto de encuentro de los distintos paseos de viña del mar, y es un punto de llegada como restauro para volver a partir, el agua congregante es el agua del restauro- que construye el ir a solas y el saludo con el emerger de la ciudad.

el llegar y el saludo como el encuentro tras perderse.

La construcción de la soledad es una condición luminosa que permite que las cosas aparezcan con el cuidado de un silencio. una condición luminosa dada por la apertura de un vano urbano que permite ver la ciudad y abstraerse de ella.

al remirar mis croquis y darme cuenta de que en la ciudad y en mis croquis no se distingue persona de multitud. Encuentro la primera afirmación acerca del perderse en la ciudad Y es precisamente que, en el perderse es que aparece la persona en vez de la multitud, porque en la posibilidad de perderse en la ciudad es que nos cae la soledad propia de cada individuo que le permite ser encontrado (hay que perderse de la multitud para ser encontrado como persona). y más aun en una ciudad jardín donde el jardín es el elemento arquitectónico que permite el perderse en el cuidado de encontrarse con esta soledad. viña no es una ciudad jardín, (no distingue persona de multitud,)pero si lo fue en su origen como ciudad de paseo aristocrático de Viña del mar, Valparaíso y Santiago (1890-1960)donde el paseo se daba en una relación habitante extensión como el ir a solas por la ciudad.

De conciencia de masa a conciencia de persona.

Entierro en ornans.jpg Gustave courbet Un entierro en ornans. Oleo sobre lienzo315 x 668 cm.

Primero en la experiencia del cuadro queda abordada un modo de pensar en personas, que son reconocible y con un espacio y posición en la obra. Es tan importante la persona que la magnitud del cuadro esta dado por el tamaño de la persona en el cuadro y no la persona por el tamaño del cuadro. Siendo persona lo reconocible en el cuadro y masa los 2000 mil campesinos que van a ver el cuadro.

Es así como persona y masa interactúan, las obras son con las dos hay que pasar por masa primero antes de ser persona es la construcción de la individualidad ante un ojo ajeno que cuando hace aparecer lo único, particular y con propiedad. Hace aparecer la persona.

En la obra de Courbet es más importante las personas del cuadro que el tamaño del cuadro. Es el marco económico en la justeza del cuadro, pero no el tamaño del cuadro en la justeza económica pues la persona aparece cuando el cuadro queda a su medida.

El retrado de un pueblo: Hacer el retrato de su pueblo y otorgar a una imagen de campesinos la estatura de un cuadro de historia, es la tarea que se dedica el pintor. Sus cartas dan cuenta de esta labor. El 30 de octubre de 1849, resolver los problemas de estudio “mi padre me ha mandado a hacer un estudio de tamaño bastante respetable pero la ventana era demasiado pequeña (…) en seguida mande hacer una tres veces más grande; ahora se ven tan grande como la calle”. El 26 de noviembre, no desanimarse: “todavía me falta realizar 20 pies 2 pulgadas de pintura, 30 o 40 personajes”. Febrero-Marzo de 1850 hacer un balance: “ya han posado: el alcalde, el cura, el juez de paz, el crucero, el notario, el adjunto marlet, mis amigos, mi padre, el monaguillo, el sepulturero, dos viejos de la revolución del 93, con sus trajes de la época, un perro, el muerto, y el muerto, los pertigueros (…). El 31 de julio, exponer: “vinieron dos mil campesinos a ornans a ver mi cuadro”. (musee de orsay,Paris,2008,ISBN 978-2-35433-016-3.)

La feria la persona y la masa

las personas aparecen en el feriante que es un ojo de propiedad. en el visitante el ojo es ajeno hay que tomar una distancia para que aparezca la persona

La feria es habitada con dos ojos los cuales están estrechamente relacionados con la capacidad de que aparezca persona o masa. El ojo con propiedad, que es el ojo del feriante no necesita una distancia para hacer aparecer la persona, pero es discriminante. Y el ojo ajeno del visitante que necesita una distancia y un tiempo para aparezca la persona y el saludo. Alrededor de la feria están los estacionamientos y los servicios, lugar donde el ojo ajeno de la feria cobra propiedad permitiendo el encuentro y el saludo. El saludo dentro de los pabellones de la feria es el del feriante, ya que posee el ojo de la propiedad adiestrado por lo que no necesita una distancia para el saludo.

La luz de la medida del aquí y el allá. (el decurso luminoso)

Este cuadro construye el espacio desde la luz, anterior a la luz esta la ausencia (negro, oscuridad) y al cual se le construye el blanco como la luz del acto. (blanco, todo, luz ). El campo se construye de la ausencia a un todo de la oscuridad hacen aparecer la luz. Los dos focos luminosos dan una medida en el atravesar , aparece un aquí y un allá

Un curso del espacio que viene a dilucidar la relación de luz acto y forma tras el cuestionamiento surgido en el rehacer del cuadro de Rembrandt. La cena de emaus. Y el cuadro del greco Muchacho encendiendo La vela.

En estos cuadros obtengo dos afirmaciones capitales para abordar un curso del espacio.”La escena en la cena de Emaus es una construcción del espacio desde un estado anterior a la luz, la oscuridad, ausencia (negro en el papel). Y al cual se le construye la luz (el blanco en el papel).la escena aparece desde la oscuridad a la luz, donde lo iluminado es la reunión de Jesús con su apóstol. Esta escena tiene una magnitud espacial en la profundidad que es un segundo foco luminoso del fuego que le construye el tamaño al espacio de la escena. ¿Cuál es la medida del tamaño del aquí y el allá?.

Archivo:Niño encendiendo una vela.jpg
Parto de la intuición acerca de la abstracción de la luz. La luz aparece de repente pero se conoce de antes (se tiene el fosforo y la vela en la oscuridad) se hace inminente en la oscuridad (se divide en lo claro y en lo oscuro). Se disipa la oscuridad haciendo aparecer la luz. Y en la luz el acto.

En el cuadro del Greco se logra atrapar el instante. El momento en que la luz conforma, (el acto y el rasgo fundido en la luz es la forma y el tamaño.) el cuadro atrapa esta magnitud no por como presenta la luz sino que en el cómo atrapa el instante donde la luz aparece presentando la escena y el personaje con el tamaño del cuadro.

El umbral.

El cubo es un cruce de la ausencia y le blanco cuestionado bajo el cuadro de Rembrandt. Se construye de la luz a la ausencia o de la ausencia a la luz.

Una luz diáfana de dos polos que en su atravesar deja un entre en oscuridad umbral que da la medida del aquí con la luz intensa en los pliegues de entrada y una luz suave en los pliegues de salida y el entre luz es un umbral que construye en el poner en evidencia en el contraste la medida y el tamaño del cubo.

La luz es un atravesar diáfano (pasa por la abertura en totalidad y se va al otro extremo dejando un entre). Contrastando dos luces de distinta intensidad. Que distinguen en la posicionalidad la luz.

La construcción de la soledad es una condición luminosa que permite que las cosas aparezcan con el cuidado de un silencio. La construcción del silencio es una construcción arquitectónica digna no es un rinconcito en la ciudad donde el habitante se esconde, por el contrario es una forma donde a través de una condición luminosa dada por la apertura de un vano urbano que permite ver la ciudad y abstraerse de ella.

El paseo como restauro.

el paseo no terminal como el paseo del restauro para volver, el perderse y el encontrarse

Valparaíso es una ciudad la cual no posee la cualidad de terminalidad en su que hacer urbano, es una ciudad que al visitarla no permite el llegar en ella, por el contrario es un constante deambular de un sitio a otro para recorrerla. Es así como este recorrer mediante los cambios de ritmo que posee la ciudad construye un ir paseando por ella, el pasar de un callejón o un pasaje a una plaza o a un mirador o avenida.

en la aparición del vano se deja atras el pasaje para que aparezca el paseo

Valparaíso se caracteriza por construirse en un paseo, que va desde el pasaje al mirador donde el primero aísla y recoge al habitante en lo más próximo llevándolo a sí mismo o a lo cercano, construyéndole su soledad o su posibilidad de ir a solas (pasajes o callejones). Para luego llevarlo a un mirador o una plaza donde aparece la ciudad, incluyéndolo en ella mediante su aparición.

Afirmo que en Valparaíso no hay miradores por el hecho de que ellos mismos se llaman paseos por qué no se entienden como unidad, sino por el contrario como parte de una construcción urbana compleja llamada paseo, donde el mirador corresponde al lugar del restauro (respiro, alimento, descanso, contemplación) para continuar el recorrido de la ciudad.

Acto Arquitectónico.

Saludo en magnitud.

El saludo, momento del encuentro, el momento donde perderse y encontrarse se funden teniendo la ciudad como escenario atrapando en sí mismo el tamaño urbano de la ciudad.

en el aparecer del abajo, cuando hay abajo aparece el arriba, el puente construye dos paisajes cuando hay abajo

La magnitud la cualidad del espacio atrapado, un espacio en perspectiva y no en fuga. La capacidad del espacio en el habitante de percibir el allá en el acá. A través de una apertura de la densidad de la ciudad un vano urbano, una luz diáfana de dos polos (con las particularidades de la ciudad y con el todo en el acá). La ciudad con un distanciamiento y sin las cosas que no permiten que aparezca la ciudad (autos, carteles, torres, cables y su incapacidad de distanciarse de sí misma).

Una ciudad que no se distancia no es capaz de reconocer al habitante por que el habitante es incapaz de perderse en la ciudad y volver a encontrarse con ella. El perderse en la ciudad es la capacidad de aparecer como persona y no como multitud, aparecer como habitante velado por la soledad que la ciudad puede construir (no es necesario ir solo en una ciudad, por el contrario si lo es el ir a solas en la ciudad que llamaremos soledad publica).

el perderse en el estero la aparición de la ciudad, la construcción de la soledad es la construcción urbana de la ciudad, el acto y el tamaño

El paseo posee afirmaciones transversales como que posee ritmo, cambios de ritmo, pausas, tiempos, previstos e imprevistos. Puedo decir que es la ecuación de un paseo. Pero a su vez un paseo posee particularidades y espacio que acoge estas particularidades. Valparaíso se habita en un constante paseo es por eso que no posee miradores sino que paseo (paseo 21 de mayo, paseo gervasonni, paseo atkinson) y los paseo se arman entre la relación del pasaje o callejuela y el mirador. El primero como un espacio donde se pierde el habitante y el mirador que es el restauro donde el habitante se encuentra en la ciudad.

En viña del mar el paseo se conforma entre avenidas y plazas (avenida San Martin, avenida Perú, avenida marina, avenida libertad).donde el habitar se da en un ir para hacerse un lado (ir y dejar que la ciudad siga). Es en esto que el paseo es el cuidado de la soledad del habitante para encontrarse con la ciudad y con el otro en su verdadera magnitud (el habitante al ir en soledad queda expuesto, desnudo ante la ciudad).que al ir en su soledad le caiga la vastedad de la ciudad. El habitante en la ciudad y el habitante abstraído de la ciudad.

Pabellón pórtico.

El paseo como la construcción de un ritmo entre la contención y la apertura la instancia de perderse y encontrarse con la ciudad en el acto del saludo.

El paseo jardín de las aguas del marga marga es construido a partir de una medida dada por el lugar de proyecto y su feria, el paseo es un largo que se recorre con un ancho que permite la aparición del habitante ante el ojo del que esta. El paseo cobra su forma en tres brazos que corresponden a los dos bordes y un pretil que divide el agua mansa del agua congregante, elementos que conforman este jardín de las aguas que cuida la soledad del habitante.

El pórtico es un espacio de apertura y por el cual el habitante accede al paseo, un acceder que es con el saludo al que llega y con la aparición de la ciudad. El calce entre pabellón y pórtico es a su vez el encuentro del perdido con la ciudad y con el otro. Si bien Valparaíso construye su paseo entre ir en pasajes, callejones y paseos (miradores). Y viña lo hace entre avenidas y plazas. La columna vertebral de esta ciudad lo hace entre pabellones y pórticos. Donde lo que aparece es la ciudad y el habitante. El paseo jardín de las aguas, el pabellón pórtico de viña del mar es un paseo que construye el distanciamiento de la ciudad dentro de ella misma que permita que esta aparezca exponiendo al habitante en ella.

La arquitectura del saludo-el pórtico–el llegar. Se abre como el encuentro del habitante tras perderse en la ciudad. en esa condición del pórtico como lugar del saludo como el encuentro del perderse y el aparecer como persona junto a la ciudad.