Pamela Cisternas Osvén Tarea 1 PVS2 2018

De Casiopea



TítuloKandinsky y su bús queda más alla del arte como arte.
AsignaturaPresentación de las Vanguardias 2018
Del CursoPresentación de las Vanguardias 2018
CarrerasArquitectura
1
Alumno(s)Pamela Cisternas Osven


SUBTITULACIONES Y CITAS

Intenso buscador de las emociones del que mira. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 10

Cuadro permite el libre albedrio a las sensaciones del espectador Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 10

Permitiendo ue cada uno sienta lo que pueda y quiera en pos de una nueva libertad mediante ele arte no materialista. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 11

El espíritu que conduce al orden futuro solo puede manifestarse intuitivamente. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág. 46

Su música nos empuja a una zona nueva, en que las experiencias musicales son puramente anímicas y no acústicas. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 55

Logra la devastación de lo material, a traves de un camino lógico; no a traves de la supresión, sino por la parcelación en distintos fragmentos y su posterior distribución sobre el lienzo. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 57

Esa, como arte puro, estará a disposion de lo divino. A esta altura incomparable, la lleva siempre el mismo conductor perfecto: la ley de necesidad interior. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 81

El fruto de la necesidad interior, y la consecuente evolución artística, son una expresión gradual de lo eterno, objetivo en lo temporal-subjetivo. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 84

Nunca se conseguirán resultados artísticos, con el calculo matemáticamente ni hallar las medidas y los pesos del arte. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 86

El abandono completo de lo figurativo. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág. 109

A pesar de todo (…) la ciencia positiva, la base mas solida de la vida espiritual humana, a sido conducida hasta el umbral de la disolución de la materia. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 112

Todavía tenemos fuertes lazos con la naturaleza externa y aun extraemos de ella nuestras formas. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 114

Obnubilados por los elementos externos, la visión espiritual del espectador no indaga el contenido que se expresa a traves de ellos. (…) tratamos de sumergirnos en su alma, buscamos percibir su rostro interior, alcanzar sus sentimientos y pensamientos profundos, sin tener presente las palabras. Kandinsky, V. (1911). Sobre lo espiritual en el arte. Rusia, pág 117

INTRODUCCIÓN.

Adentrándonos en la época de las vanguardias, más o menos desde en el siglo XIX, nos encontramos con varios movimientos, en todos los ámbitos posibles, políticos, sociales y sobre todo artísticos, que van surgiendo en respuesta a los sucesos importantes de la época, o esa es una de las causas más conocidas. Uno de esos sucesos fue la Revolución Industrial, en donde con la producción en masa, los trabajadores independientes, como los artesanos, se ven obligados junto a mucha gente a trabajar para las fábricas, quedando obviamente varios sin trabajo. Comienza una época de precariedad y miseria. En este ambiente muchos artistas comienzan a experimentar cambios en su arte, por distintos motivos, o quizá el mismo, se suman a las protestas, toman las ideas liberales y las hacen suyas, se unen al pueblo porque al fin y al cabo un artista es un hombre con derechos, derechos que se estaban pasando a llevar en aquellos tiempos. La idea de este ensayo es saber ¿Qué hizo que cambiara la mentalidad de los artistas de aquellos años? ¿Qué hizo que comenzaran a presentar ideas extrañas a la época en la que vivían? ¿Fue algo de surgió en el momento de la revolución o fue algo que se dio desde mucho antes?

LA BUSQUEDA DEL ESPIRITU EN LAS DISTINTAS AREAS DEL SABER

Desde la ciencia: lo materialistas buscan explicar la no materia que se percibe de los sentidos. Desde la religión: Sociedad teosófica: buscan respuestas a los problemas espirituales desde el conocimiento interno. El colapso de la estructura hace que nos enfoquemos en nosotros mismos. Desde las artes: derrumbe deja de lado lo palpable actual para adentrarse en lo intangible que gobierna al alma. Desde la literatura: Maeterlinck y el uso de la palabra como medio de expresión donde se usan sonidos que generan cierta pre imagen de algo tangible que puede variar por cada individuo. Desde la música: Wagner y Debussy. La atmosfera que generan una melodía pueden evocar sin palabras un escenario intangible mas completo. Desde la pintura: impresionismo: estructura real natural + Rossetti +Bocklin +Segantini Búsqueda del interior en lo exterior. Picasso: la devastación del material. Neo impresionismo (abstracción): Cambio de estructura radical, donde se abstrae la esencia del objeto en cuestión por medio de figuras y colores.

Para esto se observó la vida de dos artistas de esa época, más de uno que del otro pero será igual de decisivo para hacer una comparación al final como conclusión de todas las preguntas ya mencionadas. Uno de ellos fue un pintor muy reconocido, neerlandés, uno de los principales exponentes del postimpresionismo, Vicent Willem Van Gogh. Van Gogh desde muy pequeño se interesó por el dibujo, pero también lo que marcó su vida tanto como el arte, fue la religión. Sus intereses fueron el evangelio y el socialismo, a diferencia de sus hermanos él tenía la religión como idea viva, de hecho, fue misionero y se marchó a una región minera de Bélgica y aquí comienza todo. Van Gogh observa el mundo dl proletariado, en donde ve la miseria y la escasez de trabajo pero con sus ojos de artista, en esa miseria él ve algo glorioso, dice que no hay nada más bello que ver a los trabajadores salir amontonados tras el amanecer, con sus caras de cansancio. Y así van Gogh solo se presta a ver su alrededor, ya no pinta meras cosas que se ven en cualquier cuadro, si no que quiere darle sentimientos a lo que observa, mostrar lo que siente, lo que los trabajadores sienten, mostrar la realidad por fea que parezca. Le da un sentido real a su arte con contenido social, tomando al hombre como hombre, su centro. En esta época se da mucho entre los artistas el saber hallar la versión más completa de la cosa, se adentran en una búsqueda de eso. Van Gogh busca acentuar la expresión y esto lo lleva a deformar la realidad. Y así se va encaminando a la expresión máxima de la expresión. Pero ocurre algo que lo destroza, en la revolución industrial los artistas se unieron a las protestas y con ello a la sociedad, pero cuando esto ya había pasado siente que los artistas ya no están integrados a la sociedad, los desgarra por dentro, pero no se deja caer sino que se adentra en una búsqueda incansable del pasado, busca lo que ya no puede hallar, pero al final no se sabe si en verdad buscó hasta el final “la cosa” que buscaba o si al final se cegó en una idea fantástica porque sus cuadros ya no muestras tanto esa parte fría y sombría, como era la realidad en ese tiempo, si no que presentan tonos un poco más alegres, Van Gogh se pierde en su propia realidad. Una mezcla de lo que observa y lo que siente. Sigue mirando la realidad hasta el final de su vida encontrando su amor al hombre haciéndolo la raíz de su todo.

Archivo:Ficha1PVs22018.jpg| 300px </gallery>

El segundo artista no empezó desde pequeño su interés por el arte como Van Gogh, pero seguiremos su arte desde el comienzo, viendo algunas de sus pinturas para ejemplificar mejor el resultado. Este es Wassily Kandinsky. Kandinsky nace en Moscú, su familia se dedicaba al comercio de té. Tuvo sus clases de pintura y música de pequeño pero no tuvo tanto interés en ello. Más tarde estudia derecho y economía en la Universidad de Moscú, después de esto decide entregarse al arte completamente. Se va a Munich, estudia anatomía, pero siente que es distinto del arte, lo llaman colorista, ya que le gustaban más los colores que el dibujo, “el color es el medio para ejercer una influencia directa sobre el alma”. Kandinsky ve que en el arte no es necesario ningún motivo figurativo, y así comienza estudiar los colores y figuras para hallar la expresión más completa de la cosa. Uno de los cuadros donde estudia los colores por si solo es “El cuadro con arco negro” (ficha 2), donde presenta tres colores más que otros, Rojo bermellón- Rojo violáceo (violeta)-Azul, este cuadro es una representación de conflictos, el cual solo se menciona en el contraste de rojos y azules, ni siquiera en el título del cuadro, Kandinsky logra darle un perfil psicológico a los colores.

En el camino de esta idea tan revolucionaria para la época de arte conservador, Kandinsky estuvo en varias revueltas, una de ellas fue la aparición del Jinete Azul, en donde Kandinsky más otros artistas vanguardistas presentaban sus obras, llamando a una renovación espiritual, comienza a aparecer la pintura abstracta. Kandinsky buscaba la forma más simple de la expresión, mediante el estudio de la forma y el color. Comienzan a aparecer cuadros más abstractos como “remeros” ”pequeñas alegrías” “improvisación quebrada”, y muchos más (ficha 3), pero todos tienen una pequeña cosa en común además de la idea de la mínima expresión, una figura en particular que Kandinsky dio como significado “avance hacia el progreso”, esta figura son los remeros, una barca con remos (a veces mostrado como un semicírculo y unas líneas rectas atravesadas), los pone en muchos de sus cuadros además de estos tres, llamando a la renovación. Sus cuadros a mera vista son solo figuras de colores en un fondo, pero todo fue estudiado por Kandinsky, cada figura tiene un lugar por alguna razón. Su pintura “Composición VI” (ficha 3) muestra dos centros, el primero es difuso con colores claros, delicado, con líneas suaves, el segundo es más tosco, líneas precisas, colores fuertes (azul y rojo), y al final aparece un tercer centro, el más importante que enlaza ambos lados, logrando un intermedio que une. El tema de este cuadro era “el diluvio”; sentir que el final se acerca y prepararse para el cambio que conduce a la época espiritual. Más tarde, Kandinsky trabaja como profesor, donde sigue su análisis de la forma y el color. Ocurre una división entre Kandinsky y los artistas rusos, estos era muy constructivistas, en cambio Kandinsky veía algo más en el arte, no solo un pasatiempo.


Vuelve a Alemania donde se encuentra solo, sin dinero y sus amigos antiguos todos muertos en la guerra. Así que acepta la invitación de Gropius para unirse a la Bauhaus. Sigue su estudio con los pocos elementos (círculo, semicírculo, ángulos y líneas rectas y curvas.) como se ve en “Composición VIII” (ficha 4). El círculo domina el cuadro sin estar al centro, aparecen motivos ajedrezados que atraviesan el espacio entre círculos y semicírculos sin confrontarlos, se da un equilibrio.

Cuando la orientación de la Bauhaus fue más industrial, Kandinsky no pudo imponer sus ideas, decide retirarse y se va a París, pero ahí no es bien recibido, el mundo artístico parisino no reconocía el arte abstracto, así que busca otro camino, comienza a usar un nuevo léxico (animales marinos, invertebrados, microorganismos, etc) estas nuevas obras causan mucha extrañeza, más que sus cuadros con formas y colores, por lo que la sociedad aísla al pintor del arte parisino, apareciendo el arte concreto. Kandinsky toma esta idea pero la transforma como quiere, la pintura abstracta crea un mundo nuevo al lado del real, donde aparece el mundo artístico, igual de real y concreto, lo concreto es igual al arte abstracto. Kandinsky se revela de este nuevo grupo de París y trabaja en solitario pintando en cartones pequeños, en 1937 se retiran sus cuadros de Alemania, estuvo privado por la guerra y bueno, no contaba con dinero o espacio para pintar como antes, pero aun así sigue en su camino, siempre estuvo seguro de su propio mundo interior, siempre abierto al cambio.



Así termina la vida de Kandinsky, quizá el comienzo de su obra abstracta fue algo tardía, pero fue muy fructífera. Van Gogh muestra un cambio tras buscar algo que ya no estaba, Kandinsky buscaba algo que siempre pensó que estaba pero nadie había visto. Algo que estaba, algo que no está, ambas son cosas que requieren una gran búsqueda, ya que para Van Gogh volver a algo que ya estaba extinto era bastante complicado porque al final muere con la idea de que la había encontrado, pero solo era su forma de ver las cosas, ya que el pasado no había muerto en él. Y Kandinsky buscaba ese algo más en el arte que todos decidieron buscar en ese momento, y él se fue por la búsqueda de la mínima expresión de las cosas, saber expresar desde lo más básico, lo más simple, y en eso encontraría la plenitud. Los artistas cambian su forma de ver el arte guiados por buscarle su significado, no solo arte como arte sino el arte en sí mismo, su expresión, investigar las partes básicas de la expresión, para así buscarle el contenido a la simple forma, y así llevar la expresión del arte a lo más básico de todo, el color y la forma.



Bibliografía Düchting. (1990). Wassily Kandinsky. Alemania: Taschen. Micheli, M. d. (2002). Las vanguardias artísticas del siglo XX. Genova: Alianza forma.