Pablo Vásquez: Consideraciones aplicadas para el planteamiento de un discurso investigativo

De Casiopea







TítuloConsideraciones aplicadas para el planteamiento de un discurso investigativo
Año2011
AutorPablo Vásquez
Tipo de PublicaciónEnsayo
Carreras RelacionadasArquitectura, Ciudad y Territorio


Investigación y oficio

Este texto es una reflexión acerca de lo que es una investigación desde el oficio del ser arquitecto y alumno del magister ciudad y territorio; y de lo que se cree se debe hacer para investigar, en los ámbito del territorio, de lo urbano y de la arquitectura como dimensión del ser humano ubicado en el territorio o en la ciudad.

La investigación es un proceso para la generación de conocimiento. Desde el oficio del arquitecto cuando se asume un estudio o un encargo, es primero la definición de un ámbito de estudio, de un tamaño y de sus influencias y desde ahí el reconocimiento de todas sus realidades simultáneas.

Investigar el territorio, la ciudad y al hombre ubicado en ellos, implica la necesidad de comprensión del entorno y de todas las materia que a la disciplina le caen y sobre las cuales hay que tener una palabra.

Cuando en la primera reflexión se nombra el ámbito de la investigación, implícitamente estamos reconociendo que algo sabemos de la materia o del espacio que será la partida de la investigación. Se reflexiona entonces sobre el asunto, desde la experiencia personal del acto que nos aproxima a ese ámbito y desde los conocimientos adquiridos en el estudio, con respecto al tema que convoca la investigación. Se trata de la búsqueda introspectiva de certezas de algo incierto, pero que sabemos o intuimos que pasa o existe.

Luego de traer a presencia la experiencia, ordenamos y filtramos todo el conocimiento de partida. Se jerarquiza guiadamente y establecemos conexiones entre esas jerarquías que nos permiten acceder y direccionar de la mejor manera, cual es la materia de estudio y como esta se debe desarrollar. Se formula entonces dese la experiencia una primera hipótesis y comienza el proceso de definición de como aproximarse a la materia.

Estos procesos se desarrollan en el oficio de este arquitecto a través de:

  • la observación, como quien se ubica retirado para ver él o los espacios vinculados a la materia de estudio y cómo son en ese espacio, los actos de habitabilidad.
  • A través de vivir la experiencia personal del acto que se podría vivir en lugares que tengan relación con el campo espacial de la investigación.
  • A través del estudio de las experiencias ya ejecutadas por otro u otros, como una mirada que ve lo que otros ya construyeron en la historia y su contexto temporal, respecto a la materia que es ahora mi investigación y sobre la que se pueda abrir o iniciar un camino de partida, que no sea desde un absoluto no saber.

El estudio de esas primeras coordenadas, permite determinar los limites o categorías de todas las materias que están contenidas dentro del campo de la investigación y por ende, determinar en que escalas se sitúa la investigación.

Es un reconocimiento de la y las realidades subyacentes, de las realidades verdaderas y de las distorsiones de esa realidad, y en ese reconocimiento, el proceso implica llevar adelante un trabajo cuantitativo y cualificativo para levantar información. Es donde se comienza a nombrar y aparecen las palabras claves del lenguaje, que sometidas a los principios inherentes y la sabiduría construida hasta este momento de la vida, permiten generar el discurso que hace que las cosas se hagan claras, para descubrir que es lo que es lo que estamos investigando, como es, como debería ser y como ese debería ser, debe ser construido.

objeto (y objetivo) de lo que vemos como investigación.

¿Cual es entonces hoy el objetivo y el objeto de estudio desde el contexto de la experiencia del oficio y la experiencia de ser alumno de este magister?

Los objetos de investigación son la ciudad y el hombre y el objetivo es determinar como se construye y debemos construir la ciudad, a través de la comprensión de como los hombres viven en ella, entendiendo de que el hombre no solo vive en su casa o en los edificios que visita, sino que desarrolla su vida en 3 escalas, la arquitectónica determinada por su casa o de los edificios que habita, la del diseño urbano determinada por las calles y espacios público de la ciudad que transita; y la urbanística, determinada por el territorio que da lugar a esa ciudad o a la obra de arquitectura.

Los objetos de investigación serán entonces el estudio de los lugares y los actos que permiten habitar la transición entre estas escalas y cómo la construcción articulada de esos lugares hace ciudad.

La ciudad necesita crecer y el hombre necesita edificios para vivir en ella y en ese constante crecimiento y densificación, los urbanistas, arquitectos y diseñadores debemos planificar y diseñar los edificios y espacios públicos que la construyen, de la manera mas justa y desde el oficio que regala un nueva forma o espacio mejorado y en correspondencia con lo que la ciudad y el hombre necesitan.


Preguntas y acciones

Para plantear la investigación es necesario preguntarse:

  • Como se conformó el territorio o espacio de estudio. Qué cosas están destinadas a que sucedan a partir de esa conformación en ese territorio sin la intervención de nuestro proyecto. Ante las respuestas que surjan, se debe comenzar a tomar decisiones para determinar si se mantiene, potencia o revierte ese destino.
  • Todo territorio, sea cual sea su escala y tamaño, esta compuesto por partes que actúan en simultaneidad y es necesario preguntarse entonces, qué partes deben integrarse y como se debe construir la integración de esas partes.
  • Qué lenguaje es el que debemos ocupar para hacer apropiada y fluída la investigación, para acceder a la materia y adquirir conocimiento. Cómo identificamos y propiciamos el lenguaje que anticipa lo que viene y es capaz de ayudarnos a determinar que tan lejos puede llegar la investigación. Durante el desarrollo de la investigación, se debe tener presente el momento en que el contenido deja de crecer, para que nuestra investigación se transforme en una propuesta.

Estas preguntas pueden resolverse en la medida que la estrategia o modo de investigación considere llevar adelante las siguientes acciones:

  • Establecer sinergia con otras disciplinas u otras visiones, desde la experiencia del oficio, por ejemplo, en el taller de magister se comparte la experiencia, se alimenta el conocimiento y se depura.
  • Siempre es necesario tener presente que, si la ciudad es nuestra materia de investigación, debemos entender que lo que estamos haciendo ya fue hecho de algún manera y por lo tanto no es original, es entonces, cuando se hace necesario rescatar lo favorable de esas acciones anteriores y construir conocimiento sobre lo que observamos.
  • Se debe ser capaz de articular todas las dimensiones que se construyen, sobre las interacciones de los habitantes que son objeto de la investigación acerca de la construcción de la ciudad en los espacios de transición. Es una preocupación permanente de las acciones que producen las relaciones entre individuos ubicados.
  • La investigación de los espacios de transiciones, implica la interacción con más actores, por lo tanto se debe poner en práctica la acción dialógica, como componente ético que permite entender al otro a partir de ponerse en su lugar, de modo de buscar que la investigación tenga sentido y trascendencia para las personas. De esta manera, es posible actuar en cocreacion, instancia donde el otro puede llenar los vacíos que antes no se previeron.
  • Si se investiga y trabaja sobre un tamaño del territorio, se debe tener en cuenta, que la cantidad de interacciones de sus habitantes, demandará proporcionalmente una mayor participación de ellos en los procesos de diseño, deliberación y decisión de los asuntos públicos. La economía y las redes de administración del territorio en el que se desenvuelve la investigación deben participar del proceso, de modo de tener la mirada en red para construir el sincretismo que constituye ciudad.
  • Si la investigación apunta al diseño y construcción de una obra, se debe estar consciente de que se trabaja en una propuesta que es la proyección de un hecho y una proyección que va mas allá de la construcción de la obra, por lo que la investigación pude re-abrirse en la medición del uso y habitabilidad de la obra.
  • Como el mundo no esta liderado por la academia, es necesario llevar la academia a nuestras obras. De esta manera, consolidar el estudio en la aplicación de nuestras investigaciones en las obras que como arquitectos realizamos en la ciudad.

La experiencia

La experiencia permite mejorar la experticia en la relación con la materia.

En el estudio desarrollado en este magister, Achupallas nos expuso el proceso de ordenamiento de un barrio sobre el territorio y cómo este se conectó a la ciudad de la que luego estudiamos sus procesos de expansión y densificación.

En los seminarios nos sumergimos en distintas visiones de cómo acercarnos al estudio de la ciudad, las lecturas de tesis de La Periferia Efímera de Valparaíso, La Utopía del Margen Arquitectónico, El Trazo del Agua, los Retazos Urbanos, Las Lectura en la Ciudad, El Afecto en la Arquitectura y La infraestructura Cultural, son verdaderas capas que establecieron un modo de lectura y comprensión de la ciudad, que podemos detener para observar y comprender cuando retiramos todas las demás y nos quedamos con solo una, o bien, podemos verlas en acción cuando las vemos todas juntas funcionando en yuxtaposición.


Extensión del conocimiento

La mirada retrospectiva de esta etapa de estudio, nos permite ver que al conocimiento adquirido por la formación de arquitecto y el ejercicio del oficio, se suman el conocimiento como una contextualización que permite entender el territorio y la ciudad. Una serie de respuestas a preguntas que sabíamos que existían, pero que no habían sido declaradas y hoy, a través de la certeza de la pregunta y la respuesta, dan un punto de partida y apertura al desarrollo de una investigación.