Pabellón del Elogio / Luz Retenida en Templanza

De Casiopea



TítuloPabellon del Elogio
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Período2011-2011
AsignaturaTaller Arquitectónico 10ª Etapa
Del CursoTaller de Obras 2011
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Ignacio Manriquez
ProfesorDavid Luza, David Jolly, Patricio Cáraves


Pabellón del Elogio

Luz Retenida en Templanza

Catastro

Entendemos por Obra, “producto o resultado de un trabajo, lugar donde se construye y se situara una edificación”. Cuando hablamos de una Obra de Arquitectura , nos referimos a una obra que Da Cabida a la extensión Habitada y nos recibe en comunión dentro de un Acto especifico. Es entonces , por tanto, el Recibir , la forma y el acto de entrar a Ciudad Abierta, y de como ella se va mostrando en fragmentos, es así como recojo con lo observado, registrando con el croquis, que es lo que se muestra de esta extensión en la medida en que me va recibiendo al adentrarme por sus dos accesos. Por ello recojo las obras que nos reciben, en armonía con el Acto de Ciudad Abierta. Este acceder cabe en una medida de distancia , que emplaza a las obras en comunión con la extensión natural, la cual las guarda y muestra en este fragmento que se abre con el paso.

Parte Alta

Desde la carretera se vislumbra la Puntilla, como un trazado del borde del cerro, perola cual sin embargo no se muestra al ingresar a los terrenos. Al acceder e ingresar se muestran la Hospedería del errante y el vestal del signo ,y como fondo el vestal del jardín. Acá las obras toman mas distancia, y son recogidas como centro por el palacio del alba y el ocaso, que manifiesta la dimensión publica, pero se cierra al exterior, por tanto, la dimensión publica se guarda a quien accede, hasta ingresar a la obra, escondiéndose entre el relieve y la arbolada.

Parte Baja

Al acceder , es la Hospedería de la entrada la que recibe, y luego al estar ante ella, aparecen las hospederías de los diseños y los talleres de trabajo, los cuales de aúnan en grupo y dan la medida de un espacio publico que las reúne en el estacionamiento, y ademas en un detrás, donde se emplazaban las torres de agua, ahora el pabellón Isolado. Es acá donde la sinuosidad de la arena hace esplender la obra y su detalle, por la luz de su blanco. Luego , en un segundo esbozo aparecen la hospedería de la alcoba, el poeta y el confín, que se guardan en la arbolada y tienen esta medida de plaza afuera de sus casa, como una extensión de la puerta, que las reúne en una sola extensión. Acá el recorrer se coarta y deduce a devolver el paso. Siguiendo como recorrido , aparece como fondo las Celdas, y la cubicula locada, que al igual que las obras mencionadas anteriormente esplenden con la luz del blanco, al llegar se muestra la sala de música en un segundo reojo, y la hospedería del taller de obras como fondo , posada sobre la arena. Esta extensión se enmarca con la duna, trayendo a presencia el viento y la arena como limite.


Los perfiles de Ciudad Abierta .El RECIBIR

¿y ni día ni noche la tercera jornada no llegó como una isla y suavemente sin violentar engaños para que el aire humano recibiera sus orillas?

El Recibir es la forma y el acto de entrar a Ciudad Abierta, y de como ella se va mostrando en fragmentos, Por ello se recojen las obras que nos reciben, en armonía con el Acto de Ciudad Abierta. Este acceder cabe en una medida de distancia , que emplaza a las obras en comunión con la extensión natural, la cual las guarda y muestra en este fragmento que se abre con el paso. Esta palabra reúne en una medida de Hospitalidad que se reune en el termino Hospederías y hospedaje a quien habita ahi, pero ademas se manifiesta en lo Abierto de lo publico, que habla de lo común de la extensión, la comunión entre los habitantes, entre quien llega y quien va, quien entra y quien recibe. Los perfiles de la Ciudad Abierta se abren como orillas que se desvelan en medida que el cuerpo se adentra y se detiene en estos puntos de comunión , que son en si recintos de convergencia, en donde aparece el cuerpo ajeno reconociéndose desde el propio en el encuentro y luego la obra que se muestra desde su luz reflejada desde las arenas o guardada entre la Arbolada.


sintesis del texto LA APERTURA DE LOS TERRENOS .1971 GODOFREDO IOMMI

Este acto trata de la apertura poética de los terrenos de ciudad abierta, la cual toma por fecha el 20 de marzo de 1969, celebrando el centenario de la muerte de federico Holderlin. Pare ese acto vendría el filosofo federico Francois Fedier a colaborar. La idea se discute en Noviembre de 1968, entre Henrique Troncoy, Edi Simons, Christos Clair , Claudio Girola, Alberto Cruz y Godofredo Iommi.( Henri Troncoy moriría una semana después en un accidente aéreo en el caribe ). Se habla del abandono como donación y la noción del eje dentro de un eje. Los Actos Poéticos se conciben de la siguiente forma Primero Todos quedaron vendados de ojos a excepción de un guiá , trayendo consigo la absoluta disponibilidad y un estado de suspensión. En esta empresa se trata de llegar a ciudad abierta por la parte alta de los cerros, pero se cae en la cuenta de que no hay acceso, siendo detenido el cortejo por una quebrada inatravesable, situada a menos de un kilómetro del centro de viña. Se llega, se desvenda y tras un silencio, ceñidos en la quebrada se les dice : “ hagan lo que quieran” el juego. Segundo En este todos están con los ojos abiertos, se intenta llegar a la ciudad abierta por la orilla entre el mar y la tierra. Por la arena, que no es del agua ni de la tierra, simplemente la arena comparece como arena, con una realidad propia e inexplorada. En este actos los participantes son divididos en distintos grupos y en fila india, y guiados sucesiva y correspondientemente por cada participante, el juego trae consigo la obediencia , de la fianza y la disponibilidad. La jornada es coartada por el rió Aconcagua, en donde el limite se vuelve a hacer presente. Tercero El acto tiene lugar en la pequeña isla en frente de ciudad abierta, la cual comparece como lo cercado, ceñido y rodeado. Todos los limites se dan ahí, esta plenitud como totalidad se da como una indefinicion; abriéndose la orientación. La orientación se da en un solo punto, en donde se había dado la palabra poética. Cuarto Ir y extenderse en los terrenos de ciudad abierta, quedando a la vista de la señal clavada en la isla y sostenida en el viento se abría el terreno. Se declara en las arenas el agora del espacio publico; Lo Impuntual: “una larga instancia que en todas sus partes es a su vez un comienzo y un fin. Así mismo se definen las bases de su partido Arquitectónico. La ciudad abierta se traza en la América que trae consigo su propio Norte, asumiendo con Chile una vocación ante el pacifico. Se encardinan los ejes, tomando a Santa cruz como centro, sobre los cuales la atraviesan uno longitudinal y transversal. Ambos cuales esta presente chile, puntos guiados por la cruz del sur. Eje que es una manifestación de la navegación.. Se enmarca un punto estaca, desde el cual se abre y desde cualquier estrella bajo la cual y por la cual se diga la palabra del mar interior-continentalidad de todo el continente. El único modo de estar en el pacifico para América era según su propio Mar Interior, esta reorientada puede saber y asumir el pacifico. La relación entre ciudad abierta no se da en un sentido de navegación o dominio, ni en el sentido del eje mediterráneo, sino que este se atraviesa y se orienta de Este a Oeste, siguiendo el curso solar. Cuando se hace algo en ciudad abierta el espacio cobra un revés y un derecho, el mar resulta el derecho y la tierra el revés, o se ofrecen como opciones, ya que tratar el espacio como paisaje es tratarlo como opciones.

ORATORIO Ciudad Abierta

Observaciones Capilla

La Obra se emplaza en el acto de la abertura , rematando el Cementerio dando cuenta de una obra mas extensa. Esta capilla, excavada en la tierra, en la ladera de la quebrada, un fondo. Sin presencia que la anuncie, pasando inadvertida. El lugar en donde se emplaza la capilla es un lugar de paso, donde el estar dentro pasa a ser un espacio mayor del estar fuera , siendo el cielo el que retiene el espacio, dándole una condición de interior, prolongando esta condición de la misma arbolada , que guarda una condición intima de un interior, que se habita de lo común del estar dentro. La capilla cobra espesor desde afuera y es permeable en su interior, en donde la luz se intercala- retiene y dispersa al cuerpo- reuniendo la mirada en el altar. “Esta capilla, excavada en la tierra, en la ladera de la quebrada, un fondo. Sin presencia que la anuncie, pasa inadvertida. Esta voluntad arquitectónica, tomada en la partida de la obra, lo vemos y oímos en la voz de Dante, cuando Virgilio lo guía, quien lo conduce, va en las advertencias. Esta obra es eco arquitectónico de aquella voz breve, con potencia indicatoria. A esta realidad arquitectónica, que rebalsa de una obra a la siguiente, la llamamos “Confín”.” (Tesis Doctoral, Patricio Caraves.) sintesis


Observaciones Megaterio

ESTAR RETENIDO EN DISTANCIA

El recinto se abre entre el espesor de la arbolada rematando como eje del cementerio, gobernando desde la altura la extensión total de la parte superior de ciudad abierta. La obra en si es un pormenor que da cabida a la detención y ofrece la mirada al horizonte como regalo en la amplitud de su linea que se atrapa entre la geografía saliente de la bahía de quinteros y el borde de Con con. El habitar del Megaterio se enmarca en 3 momento, 1el AVISTAR/ la obra como remate en su aparecer entre la arbolada. 2El ACCEDER / entre el espesor de una geografía que se conforma entre un medio natural, dando esta entrada en una suerte de demora / 3el ESTAR en la obra y expandir el cuerpo el la distancia , cerrada desde un vértice hasta lo amplio del horizonte. Esta obra ademas retiene el cielo como presencia en su prolongación como plataforma, la cual por su nitidez atrapa su luz, conformándose como un largo estrecho en su anchor, que extiende al cuerpo pero lo retiene en sus lineas.

Propuesta personal Megaterio

Es así que para crear este interior, que dentro de las exigencias de propuesta debe tener un carácter leve, se propone un SUB-SUELO, hundiéndose por debajo del megaterio, quedando este como techo. Este sub-suelo es una plataforma que recorre la longitudinal de la obra. Pero para que se contenga esta longitudinal como interior , se proponen dos cierres que contengan al cuerpo en esta nueva tem-perie de la obra, enmarcado en lo mínimo de lo leve, cerrando la luz para contener lo tenue y así mismo lo intimo de un interior. Así mismo la propuesta recibe este recorrido con una plaza como dimensión exterior y una plaza de remate, que se despliega hasta este techo, conservando su condición esencial.


Observaciones Humedal

ESTAR EN UN FRENTE PROXIMO

Este humedal se muestra como un borde, que enmarca la extensión del total como un limite, cerrando a ciudad abierta con el agua. Este cierre es un marco dentro de lo habitable, que al traer lo llano, trae una cierta distancia con el frente, pero una distancia que no es abarcable en la inmediatez. Este borde se recorre en un circundar, que en un paso demorado da la cabida a la contemplación y al estar en lo amplio de un extensión que se cierra en el agua como un centro inabarcable pero contemplativo. Este recinto trae al igual que el megaterio la cabida con lo basto, pero en una mirada horizontal rasante , donde lo lejano se trae a presencia, pero en la medida en la que se recorre hacia ello, siendo esta lejanía una habitable desde la misma extensión. El agua acá cobra un protagonismo esencial, debido a que es la que conforma este cierre , pero ademas siendo el rasgo concentrico, que reúne las dos orillas, siendo reconocibles entre si.

Propuesta personal humedal

Tomando consigo entonces, esta condición de trasladar el cuerpo hasta su frente de orilla, pero sin estar en el, se propone una extensión para alber-gar este avistamiento del frente, como un portal entre los dos, pero al ser solo del avistar, por su condición leve, no se despliega hasta la otra orilla de un modo físico, pero si de un modo de acto, al buscar altura, dando cabida. Este portal se conforma como un muelle longitudinal, que guarda su carácter interior con sus cierres, que guardan al cuerpo del viento, es así como en esta propuesta la temperie se constituye de modo horizontal.

LA RESONANCIA COMO ACTO EN RONDA

En relación a la ronda de observaciones, en la cual, cada uno relata en un fin de Resonancia creativa lo extraído desde el dibujo, pasando a la propuesta propia ,dentro de la cual se rescata lo particular y lo divergente , en pro de una correlación enriquecedora entre si .

MEGATERIO

Acto. APARECER ABORDANDO EN VIGILIA Forma. PABELLON DEL ELOGIO

Sostenemos que esta proposición se da partida desde el recorrido del llegar, por ende construimos esta llegada de modo en que aparezca el megaterio y su recorrido. Por eso partimos desde una plataforma de suelo , la cual se sumerge desde el camino, pasando por debajo del megaterio, aprovechando su condición de interior ya existente , pero como un momento previo antes de estar en el. Este Suelo es en una suerte de quiebre, siendo este acceder en una demora, contenida entre celosías de madera que tiñen este acceder con fragmentos de interior. El modo de generar un interior se piensa en un carácter leve, de como generar esta mínima condición que la permita. Es entonces que se propone como este acceder al Megaterio, momento en el cual se recibe, el cuerpo se alza y se habita la obra de un modo enaltecido. La Obra funciona como un altar, desde ella se domina visualmente la extensión como total, y cuando se esta en ella, el cuerpo esplende con una luz directa. Por lo mismo este interior propuesto se focaliza solo en acceder, manteniendo la condición de remate ya existente en el megaterio, que es donde se da esta potencia. El megaterio desde su altura Elogia el lugar abrazándolo desde la mirada, entonces nosotros proponemos la llegada a este elogio, con una condición interior que es un pabellón.

HUMEDAL DEL ESTERO

Acto.AVISTAR EN DESPLIEGUE Forma.MURO QUEBRADO

Propuesta para un lugar de avistamiento en Ciudad Abierta.La forma propone integrar al cuerpo en un recorrido de constante movimiento, quiere decir no hay un final en la obra, se marcha y se permanece en una constante. Previo a las determinaciones se trazan ejes a la obra con el objetivo de encardinarla a la extensión. Son cuatro puntos o bien geografías mayores que determinan las orientaciones y direcciones que se quieren mostrar al habitante: Las dunas, fondo de humedal, orilla del espejo del agua y horizonte oceánico, un quinto punto que también es eje se suma a este trazado cual es la puerta de cerca que viene con una marcha desde la vega. El elemento que integra a estos puntos es un muro quebrado al cual se vinculan los recorridos otorgando momentos a la obra. Desde el acceso el muro recoge al cuerpo elevándose desde suelo hasta alcanzar su máxima altura en los tres metros luego se suceden los corredores que suceden al cuerpo a cada lugar que deja enterado de cada geografía componente de la extensión. Se propone fundar con poyos de hormigón donde se adosan las vigas de suelo de 2” por 6”, la superficie luego son costaneras de listones de 3” por 1”. Al muro quebrado se estructura un tabique de 15cm de arista, y una viga que acompaña al muro de 50cm de espesor. El espesor de este muro se construye con un palillaje y las puertas existentes del catastro de materiales.

LA FAENA EN OBRA

La obra concebida como Interior del Megaterio se piensa desde la ronda, y sale desde una voluntad propia de Obrservacion conformando asi su fundamento. Una vez constituido este fundamento, se encuentran en el trazado las dimensiones reales en obra, con la medida del cuerpo en el lugar. Es de esta forma que este Interior surge desde la Autoridad en la proyección y no de Heredad, como algo preconcebido como parte propia e independiente de cada integrante del taller, sino que se habla de una voluntad mayor, del taller cohesionado bajo un solo principio creativo.



¿Que precisa un Interior? Esta concepción se desarrolla y se desvela continuamente a medida que se va desarrollando la obra en el lugar. Esto va en relación a cual es el carácter fundamental y fundacional para que este Interior sea posible. Es entonces, que como un primer atizbo se sostiene que para que este interior se arme se necesita tener el Dominio de la Horizontal, como condición de habitar en un espacio que acoja la medida del cuerpo dentro de una holgura resguardada. Una vez precisada esta condición es necesario nombrar un elemento arquitectónico que la sustente, la cual se deduce como la fundación de la obra y su respectiva nivelación. Ya guardo el gobierno de la Horizontal es necesario procurar un cierre , con el muro como elemento constructivo, que guarda un silencio como sonido y un tiempo de estar como ritmo que habla de una sola extensión en común.

¿Este Interior pensado esta continuidad o discontinuidad con la Obra? Cuando pensamos el trazado de la proposición, se piensa como un modo de llegada al Megaterio, atravesando su largo y conformando su modo de despliegue en su forma de avistar. Luego la Propuesta se focaliza en su dimensión Interior por excelencia, ya existente en pormenor y potencia, que es su recodo inferior bajo su suelo, que pasa a ser su cielo en la propuesta. Si recogemos estos antecedentes de trazado, quedamos en que el Interior se piensa con el Megaterio ya existente, y se conforma en relación a el, respetando sus ejes, por tanto esta en continuidad.


LA LUZ EN LA OBRA

ALBA

LA LUZ ENCAJA RETENIDA POR LOS BORDES QUE CONTIENEN UN INTERIOR QUE COBRA PROFUNDIDAD A TRAVES DE SE ELONGACION

MEDIO DIA

EL SOL COBRA VOLUMEN COMO UN BLANCO Y LA OBRA COMO INTERIOR ARMA EL LLENO DE LA EXTENSION.

OCASO

EL INTERIOR COBRA FORMA CON LA TEMPLANZA RETENIDA DE LA LUZ, CONTENIDA COMO UN VACIO.


NOCHE

LA PENUMBRA SE ARMA POR EL EXTEIOR, SE ENMARCA EL ESTAR FUERA Y ESTAR DENTRO COMO UNA MEDIDA COMPLEMENTARIA QUE ES CON EL ESPACIO.

CARTA

Señores Salvador Zahr Fabio Cruz Escuela de Arquitectura y diseño PUCV Ciudad Abierta

Estimados profesores.

Me dirijo a ustedes a nombre del Taller de Obras del presente año realizado en Ciudad Abierta, primeramente con un afán de felicitarlos por una obra suya en particular, la Hospedería del Megaterio , ademas de enterarlos de nuestra labor que hemos llevado a cabo con esta misma, en la proyección y concepción de un interior. Para ello me es preciso contarles también de como fue el proceso de este taller, para llegar a constituir dicha obra.

Como toda obra concebida en la escuela, partimos empapados desde un fundamento, base sobre la cual primero tomamos a autores fundacionales de nuestra filosofía, recogidos en textos que nos hablan de como hacer Arquitectura desde la poesía. En particular me quede con uno en especifico, escrito por Godofredo Iommi en 1971 , llamado “La apertura de los terrenos”, el cual hablaba de la primera necesidad de abrir poeticamete con una sucesión de actos los terrenos sobre los cuales se emplaza Ciudad Abierta; cito textual: “Este acto trata de la apertura poética de los terrenos de ciudad abierta, la cual toma por fecha el 20 de marzo de 1969, celebrando el centenario de la muerte de federico Holderlin. Pare ese acto vendría el filosofo federico Francois Fedier a colaborar”,”Se habla del abandono como donación y la noción del eje dentro de un eje”.”Así mismo se definen las bases de su partido Arquitectónico. La ciudad abierta se traza en la América que trae consigo su propio Norte, asumiendo con Chile una vocación ante el pacifico” (síntesis propia realizada a partir del libro). Como seguramente podemos desprender de estas citas, esta patente la voluntad del trazado que habla del fundamento del terreno , que pasa a ser Lugar como intención, ademas del “abandono propio como donación”, rigor sobre el cual se construye toda obra de la escuela.

Una vez recogidas estas referencias fundacionales, acerca de como hacer una obra en Ciudad Abierta, era momento de desprender un fundamento propio, recogido naturalmente desde la Observación y el dibujo. Es así como ,lápiz y croquera en marcha ,realizamos un catastro de las obras de ciudad abierta, haciendo un distingo de las que conforman un interior y exterior. Desprendido de este punto, es que se nos encausa por parte de los profesores a cargo de este Taller de Obras a hacernos cargo de este distingo, para así llegar a la propuesta y realización de esta experiencia de Interior. De esta forma se nos pide observar en dos puntos específicos : el Humedal del Estero, y por supuesto la propia Hospedería del Megaterio.

Este proceso realizado como taller parte desde una propuesta personal de Interior en ambas partes,encausada desde lo observado; Luego en conjunto armamos una Ronda de taller, y desde el acto de la Resonancia, cohesionamos fundamentos y proponemos 2 interiores respectivos en cada lugar. Hasta ahí todo lo proyectado estaba dentro de una concepción formal,pero faltaba empirismo, ya sabrán ustedes que es distinto proyectar en papel, que hacerlo con el rigor de la obra sobre nuestras espaldas, por ello, pala en mano nos dirigimos al megaterio, y con la medida del cuerpo, trazamos lienzas y proyectamos en el lugar (este hecho es similar al acto del “Punto Estaca” , realizado por Alberto en la Apertura de los terrenos).


Es entonces que desde aquel momento ya nos encontrábamos en el Megaterio, con su realidad y sus dimensiones en Obra. Cuando fijamos el fundamento desde el acto de la Resonancia a partir de lo Observado , damos como un punto de partida su modo de mostrarse y como dentro de el se accedía a a partir de un recorrido, desde el momento de avistarlo, hasta estar parado en la punta como re­mate de el mismo. Es así como nombramos su acto propio como un “ Aparecer Abordando en Vigilia”. Desde el acto proponemos entonces una forma, que de cabida a este acto, y que ademas contenga un Interior de carácter leve, que se sostenga desde una premisa efímera por un día y por una noche. Al momento de gestar esta obra, el taller cae en la consulta de ¿Que es en realidad un interior?. Un interior entonces es un Lugar de aire controlado, que tenga en el el dominio de la horizontal , como rasgo propio del habitar del cuerpo. Desde este acto y esta consulta es entonces que el taller propone como forma el “Pabellón del Elogio”, pabellón, por su condición mínima de interior como un largo, en continuidad con la forma del Megaterio, y elogiado, por su rasgo propio ya existente, de contemplar el lugar y resaltarlo desde lo alto, conformando en si mismo una suerte de ventana.

La Obra tuvo un tiempo en si misma, primero hubo que desmalezar y adaptar el lugar ya agreste desde la concepción hormigonada hace ya 10 años del Megaterio, nivelando chuzo y pala en mano, llegando a bajar un metro y medio mas en su punta inferior. Se parte primero trabajando en su llegada y su remate, como toda medida exterior de un interior mismo. Luego en una segunda fase de la obra misma, armamos la Horizontal del suelo, propia de todo interior, quedando abajo del Megaterio, que pasa de ser un suelo a un cielo, resaltando su rasgo vertical. Dicho suelo lo armamos con un tablero de madera, que se funda sobre polines hundidos en la tierra, todos dispuestos a nivel. Una vez dominada la horizontal, conformamos los respectivos cierres, con ventanas recicladas del taller de los diseños se arman sus respectivos marcos a presión bajo el hormigón de la Hospedería y por ultimo , en la sección de su muro mas largo, se propone una Tesela de luz, que tiñe al interior de un rasgo lumínico.

Este interior ya concluido se pensó con la medida del mismo Taller, de doce personas dentro, y es a mucha honra, la primera fase de un Interior mayor, del que probablemente se encarguen otros talleres de Obras, que construiría, según sus misma voluntades al gestar este proyecto del Megaterio como Hospedería, la biblioteca de Ciudad Abierta. El pormenor ya estaba hecho, ahora ese pormenor ya es un Interior.

Realizar esta faena no ha sido una labor fácil, hubo que construir el día a día del taller, jornada que empezaba temprano en la mañana, desde la medida del viaje, pasando por el tiempo en obra, tiempo que solo se veía interrumpido por la hora del almuerzo, momento el cual se preparaba desde el día anterior con las compras , y en el que el taller se fue conociendo cada vez mas. Ademas, la obra estaba en la parte alta de ciudad abierta, estando nuevamente implícita esta medida de la distancia, al tener que recurrentemente dirigirnos a la parte baja , ya sea por el mismo almuerzo, o bien para dimensionar materiales de forma exacta en el taller de los diseños. Cual travesía, tuvimos que compartir labor con personas que quizás no conocíamos, ademas de compatibilizar costumbres foráneas, con la mitad del taller, que era extranjero. De aquellas experiencias puedo sostener gratamente que esta coexistencia se realizo de estupenda forma, aunque a veces divergente, las risas nunca faltaron y la gratitud de ver la obra realizada de forma provechosa nos guarda dentro de un sentimiento común.

Espero que esta experiencia les halla sido grata, y que en ella quizás hallan visto reflejada sus momentos como estudiantes, no hace tantos años en la escuela. Deseándoles un buen día, y esperando su pronta visita a la Obra me despido.


Atte Ignacio Manriquez Saavedra Taller de Obras 2011 Viña del Mar, 24/05/2011