Pabellón del Elogio: Luz de traspaso obturado

De Casiopea



TítuloPabellón del Elogio: Luz de traspaso obturado
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavepabellón del elogio, taller de obras, 2011
Período2011-2011
AsignaturaTaller Arquitectónico 10ª Etapa
Del CursoTaller de Obras 2011
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Matias Mancilla
ProfesorPatricio Cáraves, David Jolly, David Luza

TALLER DE OBRAS 2011

Profesores: Patricio Cáraves, David Jolly, David Luza

Estudios previos a la obra

Catastro obras de ciudad abierta

El taller de obra nos invita a cursar nuestra decima etapa proyectando y construyendo una obra en ciudad abierta en forma voluntaria. Esta etapa la distingo en dos partes, de estudio y de construcción, considerando que el estudio es transversal y se mantiene, incluso en el momento de su construcción. Las faenas realizadas y expuestas en este documento son catastros de ciudad abierta, como materia de estudio, conocer las obras desde la observación y desde los textos fundacionales. Luego de recabados estos antecedentes, se proponen proyectos para el Megaterio y para el humedal Mantagua, sin embargo luego nos centramos en la construcción de la obra del Megaterio.

Catastro de las obras de ciudad abierta.

El taller de obras es con la experiencia, es asi que junto con la obra tenemos a la ciudad abierta como materia de estudio, paralelamente un seminario de la madera, los catastros de ciudad abierta, y la vista en la obra. Pero junto con esto, realizamos el distingo de conocimientos heredados, de ese modo nos disponemos a padecer la extención, tal como lo propone amereida, y este modo es con el lugar, y con nosotros mismos como taller conformado por 12, 6 americanos y 6 europeos, y juntos se llevo a cabo los estudios y cada decisión de la obra, a modo de ronda, donde todos exponen y luego se llega a un común acuerdo. De este modo se propusieron proyectos para el Megaterio, de los cuales pudimos llegar a una afirmación que nos permitiría poner en marcha la construcción.


El lugar de la obra

Observaciones realizadas en el Megaterio, se trata de un lugar donde ver el paso de la luz y su volumen espacial.
Observaciones realizadas en los humedales de Mantagua. Se trata de un lugar para avistar.


Proyectos

Cada uno propone un proyecto para el humedal y uno para el Megaterio, en total son 24 proyectos, 12 para cada lugar. cada uno con una afirmación y una forma. Se debe tomar partido por uno, por lo que comienza una dimensión de taller en conjunto, una dimension que nos trae la ronda, donde todos estan enterados del trabajo de todos, y de ese modo existe un volumen total. El modo de abordar la tarea de una construcción común a todos, donde existirá una forma y una afirmación, es escuchando al otro, y luego depurando lo que queda en resonancia, lo que repercute y trasciende en el oido de cada cual, de ese modo se construye lo común al taller.

Martín Pinilla: “es una marcha, y la marcha hay que construirla”.
Joachim Andersen: “no hacer algo mas suave ni mas fuerte, sino reforzarla por su valor de estructura en el paisaje.”.
Javier Ibañez: “la obra como un portico del borde”
Ignacio Manrriquez: “el Megaterio es un techo, por eso le construi un suelo, y luego los cierres son luminosos”
Erlend Osnes: “trate de hacerlo muy simple, mantener el sol, la vista y el viento, que aunque molestan, son parte de la experiencia”
Edgar Schumacher: “es un interior permeable, donde pueda acceder y mirar”


Puesta en marcha de la obra

Desvelar el Megaterio

El dibujo

Existe una primera aproximación a la obra por medio de la observación, de ese modo tenemos una llegada desde su contexto en ciudad abierta junto con el resto de las obras y junto a la extencion natural, se trata de una vinculación de el estudio de lo heredado para la creación de un original, es por eso que el dibujo no se abandona en todo el proceso constructivo, como testimonio de tiempo siempre presente

Es con pala

Desde un comienzo avanzamos padeciendo la extención, es con este modo de encuentro que vamos a construir la obra, pensando en el lugar, y tomando cada decisión ahi mismo y cada una a su tiempo, cuando van apareciendo. Y al parecer las obras se realizan en varios partires, distinguimos estas partidas como decisiones tomadas y que luego se ejecutan, y deben terminarse para luego comenzar otra, siempre previa decisión, incluso pueden existir dos simultaneamente, pero en esta modalidad de obra tomamos partido por realizar una a la vez. La primera partida fue despejar de malezas y arbustos el terreno, este despeje con una medida y orientación, que fue poder entrar bajo el Megaterio, para eso despejamos un eje creado por nosotros a modo de camino que nos situaba justo bajo la losa de hormigón.

Aproximarse a la construcción de la obra

Debemos partir. Esto es lo primero, y la unica condición irrefutable para poner en marcha un proyecto. La obra ya posee una afirmación, y puede poseer una infinidad de formas, pero lo que no puede ser es que no sea, por ello lo primero que se realiza es una organización de las jornadas, los tiempos son de 9 a 6 de la tarde, de lunes a viernes, menos un día a elección, destinado a realizar los tramites que cada uno requiera. Se almuerza en ciudad abierta, los almuerzos son comunes, se compra la mercadería para el siguiente día al termino de cada faena, y se llevan por la mañana antes de comenzar el trabajo, a la señora Olivia, quien lo prepara, y a las una y media de la tarde lo tiene dispuesto. Almorzamos todos, la comida es con 12, la medida de la sala de musica, los platos, los jarros del jugo, y el tamaño, lo determinamos nosotros, como construcción viva y real del tiempo y ámbito del taller. Los viajes son la mitad del taller en bus y la mitad en autovil, esto por logistica de lugares de residencia y roles de cada cual, el grupo del automovil se encarga de materiales, comida y traslados extra de piezas, o desde el lugar de la obra al taller de maquinas. Se llega a la obra, y existe un tiempo para vestirse de overol y buscar las herramientas, también un lugar donde dejar los bolsos de cada cual, un tiempo para trabajar, un tiempo para dibujar, un tiempo para la discución y un tiempo para la convivencia e integración. Todas estas organizaciones son de total importancia para aproximarse a la obra plenamente, porque son cosas resueltas y que dejan la vista solo en la obra, y no en otros asuntos, que ya están cubiertos y que funcionan para cada jornada

El megaterio es con su largo, que deja lo proximo en equivalencia con lo lejano, desde sus luces y opacos.
Se accede al Megaterio guiado y orientado por su cielo.
EEl acceso es bajando dos peldaños, antes de estos se esta con el horizonte.
La obra tiene distintas dimensiones, dependiendo de su grado de completitud, el material dictando la medida.

Un suelo

La medida

Situados bajo la losa de hormigón, pudimos contemplar la potencia de ese eje masiso y flotante que se alzaba sobre el mar y lo encuadraba, en ese momento vimos que la obra debía ser en ese lugar, lo que debiamos crear ahora era un lugar comodo para detener al pie y que la mirada se valla, era un suelo horizontal. Es una relación muy fina la conquista de lo medible, pero a la vez es con picota, chuzo y pala, entonces la partida era aterrazar lo que intervendriamos, esto es una circulación principal que permita atravezar el Megaterio de mar a cerro por bajo el, aunque la proeza era alta considerando los medios, nivelar el terreno mas de un metro y medio mas abajo de donde se encontraba naturalmente. Los trabajos se ejecutan, pero aun sin una medida clara, y no fue hasta la primera lectura realizada, cuando decidimos que la medida sería lo que teniamos junto a nosotros, nuestro propio taller de 12 personas, con esto trazamos las terrazas y cada peldaño, pensado para que cada persona pudiera salir holgado tanto hacia el lado del mar, como hacia el cerro, dejando suelo incluso exterior, pensando en el paso de la tierra a nuestro suelo construido. La forma es una terraza con un nivel que baja 20 cm para dirigir hacia la puerta que da al mar, todo siempre dispuesto longitudinalmente al Megaterio, delatando su largor.

esquemas de la obra.

Sistema constructivo

El suelo es tierra nivelada manualmente, sobre la cual realizamos varias excavaciones a 40cm de profundidad, compactados con ripio para colocar rollizos de madera, con separaciones de entre 70 y 90cm entre cada uno, luego nivelados con motosierra y unido con tablas de 2”x4” cuadriculandolos completamente y arriostrando cada cuadrante con una diagonal, para luego recibir sobre ellos un entablado de madera de pino bruto de 1”x6” dispuestos longitudinalemente y cubriendo toda la zona intervenida. Las uniones se realizaron con clavos, los cuales no fueron rematados pensando en un futuro desmonte.

esquemas proposiciones para la construcción de la obra.

Una primera dimensión de interior

El suelo construido nos traia una primera dimensión de interior, que es con la medida, el terreno agreste y naturalmente dispuesto en distincion con los 17 metros cuadrados de suelo traia a nosotros un modo de reunión despreocupada sobre el, el pie estaba medido y tranquilo, y se puede hablar y contemplar de ese modo, es un distingo fundamental que da paso al pensamiento del cierre perimetral, para esto tenemos la afirmación, la medida del suelo, y el largo longitudinal del Megaterio, y el cierre es con lo que hay, y ademas el suelo ya tenia las medidas de ventanas y otros elementos a disponer.

esquemas proposiciones para la construcción de la obra.

La construcción de la luz

Un traspaso de la vista

El pabellón es un largo, queremos mantener esta condición dejando traspasar la vista por dos ventanas grandes a ambos extremos de la obra, la ventana que da hacia el mar tiene relacion con el cielo, lo deja todo próximo, y la ventana del lado cerro tiene relación con el suelo, deja que el suelo sea continuo. De este modo el pabellón habla con su exterior, permite que el pie se detenga y la mirada se valla.

Las teselas

Si bien el suelo del pabellón cubre un perimetro delimitado por la propia losa de hormigón / techo, los cierres quieren adquirir un valor, y es que la obra aparece en sus verticales, sus caras iluminadas y las que desaparecen. Es por esto que el muro que delimita el lado cerro deja 90cm de suelo entablado al exterior, para poder realizar ese paso de estar dentro a salir al terreno natural, con dos pasos cortos, y luego a los peldaños, también la ventana que da hacia el mar deja suelo al exterior, para poder sentarse por fuera y contemplar, luego el resto de ventanas también se piensan con un destino, incluso los opacos realizados en terciado, regulandolas. Así queda el muro sur como una franja de 120cm de alto por 550cm de largo, la cual se cubre construyendo un paño complejo de teselaciones. Una definición de teselas: “es una regularidad o patrón de figuras que cubre o pavimenta completamente una superficie plana que cumple con dos requisitos: que no queden huecos que no se superpongan las figuras Los teselados se crean usando transformaciones isométricas sobre una figura inicial” Bajo estas normas, creamos un patrón que entregara la temperie que buscabamos, es decir, hacerse cargo de la luz y del paso del viento, por medio de cuadrados de 20x20cm y 30x30cm distanciados 2.5cm unos de otros sin traslaparse. Con esta construcción entregamos a la obra estos valores de obturación del medio externo, manteniendo la virtud que le otorgamos desde un principio, y alcanzando un grado de interior pleno.

El lado del mar es luminoso y de contemplación

La ventana del lado que da al mar esta acompañada de dos ventanas, a ambos lados, una es inmediata después de su arista, y la otra esta al frente, sin aparente relación mas de la que aparece al sentarse a contemplar, es ahi que dejamos un horizonte completo para la vista, es en este acto de sentarse donde se permite esto.

Las teselas como un modo de construir la luz

Estudio de la obra

Condiciones para alcanzar un interior

Temperie

La obra requiere de distintas gravedades de temperie, es decir, controlar el medio externo de lo interno, obturar este paso. El megaterio naturalmente nos entrega un largo masiso de hormigón, y nosotros con la decisión por el tamaño del suelo, le entregamos muros perimetrales con distintos nivel de traspaso, tanto de la luz, incluyendo luces mayores en ventanales, y luces suaves construidas con el muro de teselas, de este modo tambien el paso del viento es controlado, si bien lo dejamos pasar, lo dejamos pasar construido, al igual que el suelo con traspaso. De este modo respondemos a la construcción de un primer interior austero y con los materiales existentes.

Un suelo horizontal

Una primera dimensión del interior, que habla del tamaño y de como permanecer en un espacio medible, un nivel +-0 para la obra. De ese modo aparece el pie tranquilo ante la extención, y da paso al habitar.

Lo continuo en la obra

La obra esta en continuidad con el Megaterio y la extención natural, continúa con los ejes naturales de arboles y del sol, es un espacio para ver el paso de la luz, un lugar para permanecer en contemplación, con un cuidado en como se construye el interior por medio del traspaso de lo externo a lo interno, y con esta obturación del medio, lograr el distingo que permite permanecer en el espacio que hemos creado y tener condiciones que lo hacen ser interior.

Croquis de la luz de la obra

La obra se vuelve luz en la penumbra nocturna, las caras lisas y definidas se vuelven lo reconocible y el espacio visible
la luz del alba construye una geometría particular que distingue el espacio
La luz del mediodia hace aparecer el esplendor de la forma pura, trayendo la holgura consigo
El ocaso es con las formas mucho mas indefinidas, es con lo fundamental de la forma.

Archivos

Planimetrías y fotografías de la obra

Archivo:Planimetrias Pabellón de Elogio.pdf

Carta a Favio Cruz y Salvador Zahr

Archivo:Carta a favio y salvador.doc