Orden & Armonía

De Casiopea









TítuloAgua y Armonía
Año2016
AutorMarta Moya

El orden de la obra: la belleza a través de la Armonía.

La armonía de las obras hace relación a las características de orden y dimensiones que presentan y disponen el vacío, según el propósito habitable.

Es especialmente en el renacimiento cuando se ordenan estas nuevas ideas de cómo hacer arquitectura y disponer del espacio y los elementos en torno a este misma norma.

Este planteamiento de nuevo orden se basa en conceptos no materiales, que buscan darle armonía a la arquitectura. "Antes de comenzar a construir, se debe considerar atentamente cada una de las partes de la planta y el alzado del edificio que se ha de hacer. Como dice Vitruvio, en toda construcción deben considerarse tres cosas, sin las cuales ningún edifico merecerá ser alabado. Éstas son: la utilidad o comodidad, la perpetuidad y la belleza." [Andrea Palladio, Los cuatro libros de la arquitectura, capítulo 1, página 51, 1570]

En cuanto a las partes de la obra, el orden se da en primer lugar implementando la simetría, la cual se aborda desde el acceso y planta principal del edificio. Por otro lado, cabe destacar que esta norma no se limita solo al interior, sino que se extiende al amplio uso del terreno, mediante la planificación del mismo, a modo de contar con espacios para admirar la obra en su totalidad, desde lo no inmediato, pero sí próximo: El jardín.

Desde luego aparecen también espacios para resguardar la armonía: la transición de vacíos interiores - exteriores, que también se ordena, se nombra y se construye... "La logia" y "la terraza", que denotan una condición natural de recorrido pausado, desde lo cubierto a lo abierto, y se rige por la contemplación del paisaje.

Dentro de la obra, por otro lado, también aparece la jerarquía de los espacios, que se potencian o se apaciguan mediante el uso de luz en relación a sus dimensiones.

Así, la armonía se traduce en las palabras de Palladio, inmediatamente en el orden que se le otorga a la obra, lo cual le otorga belleza mediante esta armonía del vacío arquitectónico.