Natalia Duimovic, El objeto de la tecnología como mediador del hombre con el mundo.

De Casiopea



TítuloEl objeto de la tecnología como mediador del hombre con el mundo.
AsignaturaTaller de Diseño de Servicios 2019
Del CursoTaller de Diseño de Servicios 2019
CarrerasDiseño
1
Alumno(s)Natalia Duimovic

La esencia del ser a través de la tecnología.

El objeto de la tecnología como mediador del hombre con el mundo.

Palabras Clave:

  • Tecnología
  • Objeto
  • Mente
  • Mundo
  • Esencia

Introducción

El diseño de servicios es una metería compleja que aborda muchos temas (investigaciones, metodologías, modelos de estudio, ciencias, proyectos, prototipos, resolución de wicked problems, etc.), que están en su apogeo de la investigación. Es un campo que al día de hoy sigue siendo materia de estudio, descubriendo nuevas tangibles y problemas abarcables desde el mismo. Hay un punto esencial en esta rama del diseño, que es la relación de lo tangible, como objetos y lo intangible, como interfaces tecnológicas. Dentro del diseño de servicios, ambas partes funcionan de manera conjunta y complementaria, siendo difícil o casi imposible que funcione la una sin la otra. Propongo analizar esta problemática desde la esencia de la cosa como objeto, y como este objeto (interfaz) es el puente entre el ser humano y el mundo, siendo así una extensión del mismo hacia el otro y no como barrera entre ambos. Entonces, ¿Es la tecnología el canal de conexión entre el ser (yo) y el mundo? ¿O es una barrera limitante entre ambos?


Desarrollo

Estando tan inmersos en el mundo, rodeados de tecnología, tendemos a confundir nuestra relación con ella, dejándonos inundar por sus elementos, sin ver más allá de los mismos. Por lo mismo creemos generar una barrera que se interpone entre nosotros y el mundo exterior, andando todo el día de cabeza gacha mirando el teléfono, el Tablet o incluso nuestros relojes, aislados en vista y sonido con audífonos puestos caminando por la calle, pero, ¿Estamos realmente creando una barrera a través de los aparatos? ¿O somos nosotros mismos interiorizándonos con nuestros pensamientos? Parecemos estar siempre en la búsqueda de nosotros mismos, reflejando esta aflicción a través de los objetos.

“el yo y el mundo pertenecen a una sola entidad, Dasein. El yo y el mundo no son dos entidades, como el sujeto y el objeto… pero el yo y el mundo son la determinación básica del Dasein en sí mismo en la unidad de la estructura del ser en el mundo” (Heidegger, 1888).1

Debemos partir entonces comprendiendo lo que entendemos por tecnología.

“La tecnología engloba a todo conjunto de acciones sistemáticas cuyo destino es la transformación de las cosas, es decir, su finalidad es saber hacer y saber por qué se hace.” (España: Everest Sociedad Anónima. 2014, p. 3). 2

Decimos que, dejando de lado la concepción de la tecnología como interfaces, web, aparatos móviles y robots, esta busca transformar algo, transformar una situación en otra generando una acción, ya que todo momento de transformación requiere de una acción. Entonces, podemos decir que la tecnología busca producir una acción, esta acción, dentro del estudio que conocemos, la podemos interpretar como “el acto”, y también como dice Heidegger, el acto de la “potencia” que está contenida dentro de algo.

La contención de potencia, o sea la posibilidad de algo más, la encontramos dentro del objeto tecnológico (siendo este tangible o no), está contenida dentro de este objeto, entonces tenemos una situación que está contenida dentro dentro de un objeto, este objeto puede ser tangible o no, tangible como un celular, intangible como una interfaz. Este objeto es lo que contiene el acto que ocurre en la acción.

“Para Heidegger, el conocimiento y la comprensión provienen de nuestras interacciones con las cosas y entre nosotros…” (Wendt, 2015, p.22). 3

Tenemos dos momentos: primero esta el acto que se busca lograr atraves de la posiblididad o la potencia de ser algo (humano), luego está la contención de esa potencia (objeto). Ahora, cuando buscamos generar una acción, esta acción siempre esta relacionada con otro momento, un resultado de esta acción, ya que, si esta acción se queda contenida en el objeto, entonces no sale de su estado de potencia. Para que la acción salga de su estado de potencia, es que necesitamos de la interaccion de este objeto con el otro, funcionando como un puente entre la potencia de ser y del ser mismo.

“Tampoco es el caso: los humanos y las tecnologías son, en mi opinión, interrelacionales y mutuamente co-constitutivos. Incluso con el bolígrafo, yo ‘uso’ el bolígrafo, pero el bolígrafo con sus selectividades materiales también me ‘usa’ a mí.” (Wendt, 2015, p.86). 4

La relación del humano con la tecnología es de dependencia, el objeto depende de nuestra relación con él y nuestra relación con ellos depende del objeto.

Una primera relación es la tangible con el objeto: yo busco que ocurra algo (una acción) y lo hago a través de un objeto. Pero, ¿Qué pasa con lo intangible de nuestra exteriorización del ser? Nosotros también pensamos a través de los objetos, mediante los prototipos.

El diseño busca resolver problemas, y como diseñadores tenemos que hacer tangible esta solución, es decir, nosotros como diseñadores buscamos esta posible acción, que resuelve un problema, y la volvemos algo tangible. Este proceso es lo que llamamos “Design Thinking” o pensamiento de diseño, a través del cual buscamos poner solución a un problema de variadas envergaduras. Un paso muy importante en este proceso es el del prototipado, ya sea creando una primera versión de un objeto, o a través de simples esquemas y hasta wireframes, estamos exteriorizando una idea, algo que viene desde el pensamiento hacia el mundo a través de un objeto. Entonces, sin necesidad de las palabras, podemos exteriorizar una idea en el campo de la creatividad. Asi, como diseñadores nuestra relación con el entorno es a través del prototipo. El objeto tecnológico, toma un carácter de exteriorización de una acción, algo tangible, que es con el cuero y de una idea, algo que viene desde nuestra mente.

“… sostiene que la función de la mente no está contenida dentro de la cabeza, sino expandida al mundo…” (Wendt, 2015, p.126). 5

Necesitamos como seres humanos un canal para exteriorizar nuestros pensamientos y acciones. La suma de los pensamientos y las acciones comprenden al ser, nuestra esencia, según Heidegger, está contenida en esos dos momentos.

El ser humano no puede ser por si solo, necesita de la interacción con otros para ser, he ahí el Dasein. La esencia del ser se encuentra contenida en interacciones con otros. Si estas interacciones fueran en total transparencia, no habría tecnología, sino seria solo el humano con su cuerpo y sus sentidos, necesitamos la tecnología para mejorar nuestros poderes corporales, para tener ese incentivo de poder exteriorizarnos y comprendernos a través del otro.

“Lo terrible (Entstzende) es aquello que saca a todo lo que es de su esencia primitiva.” (Heidegger, 2003, p.144). 6

El ser humano debe ser sacado de si para poder descubrirse a si mismo.

“La cosidad del recipiente no descansa en modo alguno en la materia de la que está hecho, si no en el vacío que acoge.” (Heidegger, 2003, p.147). 7

La esencia del ser no está en el ser mismo, sino en el propósito del ser. Entonces, podemos ver que la esencia del objeto no esta en si mismo, sino que en el acto en potencia que resuelve, y “la mente no está contenida dentro de la cabeza, sino se extiende al mundo…” (Wendt, 2015, p.126). 8 La mente y el cuerpo se exteriorizan a través de la experiencia, de esta objetividad del acto. La exteriorización es con el mundo de la mano, de manera paralela y mezclada a la vez, “El cuerpo está donde hay algo que hacer”. (Wendt, 2015, p.128). 9 y la mente está extendida al mundo. Este canal, es lo que llamamos como diseñadores la interfaz (dejando de lado su significado en la web), que dependiendo de un contexto puede ser de una forma u otra, y resolver un problema u otro. Pero a través de ella es que vivimos el mundo como seres y podemos exteriorizar nuestro ser al mundo.


Conclusión

El yo del ser no puede ser si no es con el mundo, ya que somos a través del otro. Este vínculo con el mundo es a través de la tecnología. Por lo general se piensa la tecnología como una barrera entre el humano y el mundo, pero este uso de la tecnología, como barrera, es con el simple fin de la búsqueda del ser. Al exteriorizar ese ser al mundo, estamos constantemente usando la tecnología, como canal del humano con el ser y del humano con el mundo. Se entiende al yo y al mundo como una sola entidad, estas dos forman el Dasein.

“De ahí que Platón, que ha visto la presencia de lo presente a partir del aspecto, haya pensado tan poco la esencia…” (Heidegger, 2003, p.146). 10

Citas y Referencias

1. Heidegger, Martin, (1888). Artículo, Heidegger y Zubiri... y el «problema de Dios».

2. Presentación. (2014). Tecnología industrial II. España: Everest Sociedad Anónima. p. 3.

3. Wendt, Thomas, (2015). Design For Dasein. Cap. 2, pág. 22.

4. Wendt, Thomas, (2015). Design For Dasein. Cap. 5, pág. 86.

5. Wendt, Thomas, (2015). Design For Dasein. Cap. 6, pág. 126.

6. Heidegger, Matin (2003). Filosofía, ciencia y técnica. Cap. 7, pág. 144.

7. Heidegger, Matin (2003). Filosofía, ciencia y técnica. Cap. 7, pág. 147.

8. Wendt, Thomas, (2015). Design For Dasein. Cap. 6, pág. 126.

9. Wendt, Thomas, (2015). Design For Dasein. Cap. 6, pág. 128.

10. Heidegger, Matin (2003). Filosofía, ciencia y técnica. Cap. 7, pág. 146.

Mapa Conceptual

Esquema Ensayo -1.png