Miguel Angel Adofacci - Taller Amereida IX

De Casiopea




TítuloAmérica, la Modernidad, y los Oficios
AsignaturaTaller de Amereida 2014
Del CursoTaller de Amereida 2014
CarrerasDiseño Industrial


América, la Modernidad, y los Oficios

Tema tratado a partir de la lectura aplicada de “Un Tiempo de Rupturas, Sociedad y Cultura en el Siglo XX” de Eric Hobsbawm, por Jaime Reyes

La idea que se tiene de "arte" al hablar de los oficios de la escuela (arquitectura y los diseños), ha quedado obsoleta hoy en día, debido a la revolución, o más bien a los cambios sociales y culturales que empezaron a tener efecto gracias a lo que conocemos como globalización. El arte hoy en día, como apunta Jaime, tiene su valor en su capacidad de representar ideas y pensamientos. Atrás queda el arte por el arte, y el funcionalismo. El arte ya no es una expresión interior del artista, ni busca un fin utilitario (como la arquitectura y el diseño). Esta reconfiguración de lo que significa el arte, viene impulsada por la economía, la sociedad de consumo, y el rápido intercambio de información. Así, el arte se vuelve un fenómeno masivo, que ya no pertenece solo a las élites sociales, por lo que todos son capaces de mostrar sus ideas ante todos.

Esto incide en el que el arte puede provenir de cualquier lugar, sin necesidad de una técnica o un conocimiento, relegando la técnica a un segundo plano, y eliminando el concepto de belleza de lo artístico: ahora el arte es aquello con lo que las masas se pueden identificar, sin importar si está "bien realizado" o si es "estéticamente bello". Lo anterior incide en que todo pueda ser arte.

Esto es la modernidad, una condición temporal, del cambio, de la mutabilidad de la cultura y la sociedad. Modernidad es lo que ocurre en América. La guía europea ha sido abandonada, y América busca su rumbo, a través de su propia concepción de los oficios. Es por esto, que la escuela, aún teniendo bases en el concepto de arte, surgido de las vanguardias de principios del siglo XX, envía a sus alumnos a recorrer la ciudad, a desvelar su propio rumbo (el rumbo de América) observando el lugar donde habitamos. Es por ello que hacemos Travesía, porque no encontraremos nuestro camino observando lo europeo. Debemos observar críticamente lo propio.

Por el lado de lo moderno, tecnológicamente hablando, abrazamos ambos extremos. Por un lado, no dejamos que el oficio se vuelva obsoleto, ya que se mantiene a la par con las nuevas técnicas, procesos y materiales que se desarrollan, mientras estudiamos los orígenes de los mismos, integramos lo tradicional con lo moderno. Y es por esto que somos capaces de encontrar el rumbo de América. Porque somos capaces de ver el camino antes recorrido, y ver a su vez, el punto en el que nos encontramos hoy en día. Así como nos encontramos con la clase de "Presentación" (de la arquitectura, del diseño), que no es estudiar la historia del arte, sino, que presenta las obras y su contexto, ante el taller, como una forma de entender el camino recorrido.

"Nosotros no fabricamos, sino que gestionamos o coordinamos. En resumen, hacemos ronda" Lo que estamos haciendo es aplicar las nuevas tecnologías a los procesos, y mostrar nuestra obra a las nuevas sociedades. Esto es comprender la obra desde otro punto de vista. Estas nuevas tecnologías no sirven de nada, se vuelven obsoletas, si no trabajan con una materia prima, y esta es la idea. La concepción de una obra que integre a estas nuevas tecnologías, y que esté dirigida para la sociedad moderna. En nuestro caso, ésta es la sociedad Americana, y la obra surge del rumbo que buscamos en el habitar americano.