Miguel Angel Adofacci - La Mecanización Toma el Mando - La Mecanización en el Baño

De Casiopea



TítuloMiguel Angel Adofacci - La Mecanización Toma el Mando - La Mecanización en el Baño
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras ClaveBaño, Mecanización, Presentación
Período2014-2014
AsignaturaPresentación 2ºDO 2014
Del Curso2° DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Miguel Angel Adofacci
ProfesorDaniela Salgado

La Problemática del Cuarto de Baño

La institución o espacio conocido como baño a estado presente desde la antigüedad. Sin embargo no es, sino entrados ya en el siglo XX cuando éste aparece como se le conoce hoy en día. En la Grecia antigua, el baño era parte de un conjunto, con el gimnasio, y representaba la regeneración en un ciclo de estimulación corporal, regeneración del cuerpo y el espíritu, y estimulación intelectual (ésta última a través de la discusión filosófica en una habitación posterior). Ésta institución, pública en sus orígenes, se mantuvo así por siglos, en sociedades como la romana y la árabe, donde la regeneración y el cuidado del cuerpo eran partes primordiales del día a día y eran un derecho para todas las clases sociales.

Entrado el siglo XVII, con las ideas de la Contrarreforma y Reforma, la desnudez es considerado como pecado, y los baños públicos empiezan a perder popularidad entre la población.

La idea de regeneración corporal sigue viva a pesar de ésto, a través de la terapéutica, y con ideas como la educación natural y corporal (que retoma en parte las ideas del gimnasio griego), el baño de vapor , y el baño atmosférico y de sol.

En esta época empiezan a aparecer invenciones como los baños portátiles, los cuales pretenden introducir la regeneración al interior del hogar. Sin embargo, dadas las condiciones de la época, estos aparatos son incómodos de manipular y poco convenientes, y no alcanzan a ser accesibles para todos los sectores.

Con la aparición de la ducha, el camino empieza a direccionarse hacia lo que conocemos hoy en día. Así, el “baño de lluvia” se empieza a popularizar. Una vez llegada el agua corriente al hogar; y seguido de ello, el agua caliente (en un proceso gradual desde la cocina, pasando por el fregadero, el lavabo, y luego la ducha) aparece una problemática del espacio, donde el baño, debido a encontrarse conectado con una red , parece ser un punto fijo del hogar, siendo algo inflexible ante la libertad que se busca.

Ésta problemática, debe abordarse desde el campo del diseño, más que desde el campo de la ingeniería, la que busca mecanizar o industrializar el proceso, obteniendo como resultado baños (o casas) prefabricadas, que son un punto inflexible que coarta la libertad del que habita.

A través de esta forma industrializada se pierde la esencia original del baño, que era el cuidado, la regeneración, y el cultivo del cuerpo. Para tener una cultura del cuerpo o hacia el cuerpo se debe construir sus espacios, y volver a darle a este espacio, el sentido de la regeneración corporal, más que solo la limpieza superficial.

“Apropiada, en el verdadero sentido de la palabra, puede ser una tecnología cuando esté creada localmente, preferentemente con medios locales, necesidades locales y equipos locales”.

Así, las necesidades humanas generales , se combinan con un aspecto local o personal, que es donde entra en juego el diseño, para conformar un espacio apropiado para quien lo habitará. Debe existir esta preocupación e insistencia en desarrollar correctamente un espacio de tal importancia para el diario vivir del hombre.

“La regeneración es algo que no puede surgir del aislamiento. Forma parte de un concepto más amplio: El ocio [...] en este sentido, significa una preocupación por cosas más allá de lo meramente útil. Ocio significa tener tiempo. Tiempo para vivir [...]”. Así, el diseño ha de tomar los aspectos de la vida del hacer y del contemplar, como complementarios, y obrar en pos de ellos.


Línea de Tiempo

700px

Galería