Miguel Angel Adofacci: Propuesta para Vivienda de Emergencia

De Casiopea



TítuloProyecto Individual: Comedor para Vivienda de Emergencia
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras ClaveComedor, Vivienda de emergencia, Valparaíso
Período2014-
AsignaturaTaller de Diseño Industrial 3ª Etapa
Del Curso2° DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Miguel Angel Adofacci
ProfesorJuan Carlos Jeldes, Daniela Salgado

El Caso

El Caso se ubica en calle La Virgen 870, en Cerro Merced. La familia se compone de seis integrantes, la sra. Hortensia Asencio, su marido Mauricio Pacheco, su hijo e hija (ambos mayores de edad), y una nieta de 3 años aproximadamente.

La vivienda se compone de dos mediaguas unidas por su lado más largo, abriendo un umbral en dicha pared, generando así dos habitaciones, una frontal, y una trasera.

Durante las visitas, no se había definido un orden total del interior, teniendo pilas de cajas y objetos amontonados en algunos rincones, dado que no se terminaba de forrar el interior.

Las camas (dos al momento de la primera visita), se encuentran juntas en la habitación frontal, formando una cama de dos plazas entre ambas, donde duermen la señora Hortensia, su hija y su nieta, mientras que su hijo y marido duermen en una carpa en otro terreno.

Hay dos camarotes que se encuentran sin armar hasta el momento de la primera visita (no se han armado por un asunto de espacio), los cuales serán armados e instalados en la habitación posterior una vez se haya forrado. Durante la segunda visita (jornada de observación) se había armado uno de los camarotes en la habitación frontal, junto a las camas.

Al otro costado de la habitación frontal se encuentra la cocina, ocupada por cajas y bultos, que será despejada una vez las faenas de forrado estén listas.

Propuesta

Se propone la organización del espacio interior a través de elementos que reciban al cuerpo y a los implementos por sus lados. Estos elementos no poseen un atrás, de forma que son abordables desde distintas instancias o posiciones. Esta forma de recibir permite un ordenamiento de los objetos en su interior y a su vez de los espacios que el objeto separa funcionando como biombo.

La propuesta se compone de un comedor conformado por un mesón de dos niveles, que permite la integración de la preparación de la comida y del espacio que da cabida al comer y a la reunión. El Mesón, con una doble altura en su superficie, permite que el abordarlo sea diferente dependiendo del costado por el que se usa, así usándose para la preparación o para la comida. Este rasgo permite un transito en el habitar, sin requerir el traslado de un objeto de un lado a otro para utilizar un espacio. De esta forma, cada objeto tiene su lugar y es el cuerpo el que se encuentra en constante movimiento.

Fundamento

De la observación se desprenden ciertas directrices sobre el ordenamiento y el habitar de los espacios en lo mínimo. Con ellas, se pueden ir develando afirmaciones que finalmente dan cuenta del acto.

“El borde y la vertical ordenan el espacio”

“En lo mínimo, la vertical libera el espacio que habita el hombre, dándole holgura”

“Se cuida del espacio del descanso y del estar, evitando ocupar el espacio en altura sobre éstos”

“Se cuida de las distancias, manteniendo los espacios y objetos del exterior en la cercanía de la vivienda”

“La escasés del espacio obliga al movimiento de los objetos entre espacios conforme se necesitan los espacios donde se ubican”

Desde estas afirmaciones, aparece una dinámica del movimiento, en cuanto al traslado de un objeto, para habilitar el espacio donde se encuentra, lo cual revela la necesidad de que cada objeto se encuentre en su lugar.

Una vez se tiene que cada objeto y actividad tiene su lugar propio en el espacio, aparece la dinámica del movimiento del cuerpo. El trasladarse por el espacio, de un sitio a otro, al cambiar de actividad.

Así, el acontecer de cada situación/tiempo/actividad es acotado al espacio creado para ello, no como limitante, sino como posibilidad abierta, caso contrario traslado de los objetos para poder realizar las actividades en su espacio, que es una limitante del habitar.

Primer acercamiento al acto: “Habitar en la proximidad del cuerpo”

El acto habla de la proximidad de los objetos y los espacios en cuanto al momento, o la actividad que acontece. Así, en lo acotada que es la vivienda mínima, la gente cuida las proximidades, buscando tener los espacios en los que acontecen ciertas actividades relacionadas, próximos.

Este acto, sin embargo, aparece como una constatación del acontecer, más que un elogio a una cualidad de éste. Se busca dar riqueza al habitar a través de éste, y se propone profundizar en las proximidades de estos espacios, el movimiento del cuerpo, y cómo se desarrollan estos momentos del habitar.

De esta forma, se parte por la necesidad de separar los espacios, respecto al acontecer de cada uno. De este separar, se desprende una distancia entre los momentos, y a su vez, un trasladar, más que una separación física, se considera un distanciamiento entre ambos a través de la necesidad de movimiento del cuerpo.

Al vivir en lo mínimo, el espacio no siempre permite que todos los momentos existan de forma permanente en distintos espacios, muchos de estos se entrelazan y coinciden, teniendo así, un espacio que debe coexistir con dos momentos distintos.

Esta sobreposición de los momentos de un espacio se toma como parte del juego propositivo, para lograr que la forma responda a más de un tiempo del habitar.

De esta manera, la persona habita traspasando de un momento a otro, en un mismo espacio, que da cabida a dichos momentos.

Este traspasar implica el flujo, el movimiento de la persona en el espacio, al contrario de la situación donde son las cosas, los objetos, los que son reposicionados acorde al espacio necesitado.

¿Por qué existe la necesidad de separar estos espacios?

La dignidad en lo mínimo aparece de la mano de lo acotado. Los espacios han de definir sus límites, y con ello, las actividades de cada uno. El espacio del dormir queda definido, en él se reposa. Este espacio está hecho para recibir al cuerpo en su descanso; así, otros momentos del habitar quedan fuera de éste.

Esto es la riqueza de que cada cosa tenga su lugar.

“Traspasar del Cuerpo entre los distintos momentos del Espacio”

Cubicación y Costes

Se requieren 4 planchas de Terciado estructural de 15 mm. De estas se desprenden todas las estructuras, mientras que de los retazos se sacan los respaldos de los asientos y tacos para triangular.


Costos:

Lista de Materiales Cantidad Costo
Terciado Estructural 15mm (Aproximación respecto al precio de terciado estructural de 18 mm.) tres planchas $ 40.000 aprox
Tornillo Volcanita 6x1, 100 unidades $ 950
Tornillo Volcanita 6x2, 100 unidades $ 930
Cola Fria Madera, Bolsa 1 Kg $ 1.190
Total: $ 43.070

Proceso Constructivo

Durante el dimensionado de las planchas se obtienen las cubiertas y superficies de cada parte.

Primero se le da el ángulo a ambos laterales del mesón, teniendo en su parte más baja, 215 mm de ancho y en su parte más alta 415 mm de ancho. (1 Persona, 30 minutos)

Se unen la base con los laterales y una de las superficies, para formar una estructura más firme. (2 personas, 30 min.)

Se unen el resto de piezas (estántes) a la estructura, encolando y atornillando (2 personas, 2 hora).

Se realizan los ángulos para formar los laterales de los bancos(2 horas, 3 personas) Se cortan las repisas y triangulaciones de los bancos (2 horas, 4 personas)

Se realizan faenas de detalles (Lijado, pulido) (4 horas, 4 personas).