Manuel Araneda Castex EAD 4210-01. Tarea 1

De Casiopea



TítuloManuel Araneda Castex EAD 4210-01. Tarea 1
AsignaturaSeminario de América
Del CursoSeminario de América 2020 2S
CarrerasArquitectura, Diseño, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Ciudad y Territorio, Magíster, Formación y Oficio, Interacción y Servicios
1
Alumno(s)Manuel Araneda Castex

Divagaciones sobre algunos aspectos del legado de Godofredo Iommi

Mies van der Rohe photo Farnsworth House Plano USA 8.jpg

(1)

El cambio radica en nuestro silencio. Habíamos llegado a esa curva
donde los árboles están deformados por el viento, y los acantilados, crudos,
archivar seguramente a la espuma.
                                 "Es aquí que todo termina"

Derek Walcott (2)


Presentación

El presente texto ensaya algunas ideas generales sobre la obra de Godofredo Iommi, desde el acto de volver a escuchar su voz en especial la clase *hay que ser absolutamente modernos¨. Las limitaciones del tiempo y de mis propias capacidades no me permiten por el momento hablar desde un conocimiento mayor o una reflexión a partir de una revisión completa de su obra. Mis limitaciones solo me permiten comprender aspectos de su enseñanza, que reconozco mucho más basta, tanto que fue capaz de marcar una generación de arquitectos, diseñadores, filósofos y artistas y dirigir tanto el viaje y el libro Amereida, la actividad intelectual y académica de la Escuela, como el fundamento de la Ciudad Abierta y el espíritu con que fue proyectada y construida.

El texto no trae algo nuevo, tal vez no aporta en nada a lo antes escrito, es una reflexión, o quizás solo divagaciones a la deriva de mi levedad subjetiva, hablo desde mi experiencia y mi propia cercanía con el poeta, con quien tuve además prácticamente clases diarias durante mi primer año, muchas conversaciones de pasillo, también personales en la Ciudad Abierta. Lo considero mi maestro, marcó mi vida y su enseñanza me permitió acceder a la cercanía de otro octogenario que también considero mi maestro Gonzalo Rojas .

El texto sitúa el discurso de Godo en un contexto, el de un poeta que vivió la Europa de post guerra y ya octogenario y lúcido nos habla en el contexto de una Latinoamérica ensangrentada.

Algunos de los aspectos tocados son: la disposición o la certeza de la incerteza (Iommi), sobre la construcción de una palabra nueva, o si el objeto de la obra no es lo nuevo sino la ¨herida¨ (Rojas), el cambio de paradigmas y a qué nos lleva la consideración de ¨el otro¨, la ¨herida¨ como metáfora del sufrimiento o los problemas de todos. La construcción del nos+otros, la obra como un medio para que seamos uno (Pessoa). La construcción de un poema fundacional, que como palabra construida por un poeta, antecede a la obra e ilumina a su vez la construcción de una ciudad, como el caso de Homero y Virgilio, una cuerda q nos une a todos, se reflexiona en torno al caso de Roma, de Machu Pichu, de Brasilia y de Chandigarh y la Ciudad Abierta. Extraña mezcla para ilustrar la relación de la arquitectura con la in-permanencia y lo perenne, la construcción de un escala más humana, no separada de la naturaleza. Las conclusiones apuntan a la necesidad de un constante florecer del pensamiento para que haya fertilidad expresada en obras, nuestro pensamiento como custodio de la esencia del aparecer y la verdad, Aletheia. Godo, mi entrañable maestro supo mantener el timón y el rumbo de ¨la Ronda¨ en la tempestad de violentos días, para fundar una ciudad humanamente. EL texto concluye con la pregunta ¿es posible fundar desde el silencio?


ALETHEIA DEL FAISÁN
Gonzalo Rojas

 
Aletheia de nunca ese faisán brillando encima de la nieve entre
           el cemento
del patio y las uvas parado
en lo más verde de su azul pintado de esquizo
por el estupor medio congelado en su ocio, viéndolo todo
desde ahí, mirando mirando
como cuando aparece la aparición y uno mira
fuera y casi alcanza
a no sabe dónde y fosforece y oh velocísima
nariz por todas partes fosforece el
pájaro áureo.
Vino de Argos en lo más alto el faisán
de esos mástiles, fue polígamo.
Esto quiere decir que ahora mismo está viendo a toda la especie
de los dioses volando. Esto en la lengua de Jasón
quiere decir que va volando
y sin embargo está ahí intacto y
traslúcido en su plumaje de adivino
remoto. Que vio encima de las aguas a Cristo, que Lo vio:
y yo mismo escribo imantado.


De A la vez
Godofredo Iommi
(…)

No, no hay, no hay
No puedo conocerla
sino como
contradicción
sin embargo
apenas
como desconocido
y tal
que el pavor (porque algo se pierde, se pierde)
se transmuta
en fascinación
y silueta
¨Soy miedo
Que no se quiere,
fisura,
el amante¨
-¿ A qué razonar esto, si podría, correctamente, desmentirla?
Solo puedo construir con aquello ya
dado (palabras) un objeto de lengua
(con sus armónicos, disonancias, ordenacio-
nes diferentes, salidas aleatorias, y de
modo simultaneo). Un objeto que expande
aquella reanudación incesante, su continuidad
indefinible pero concreta.

(…)

¨Un comienzo sucede al otro¨

(transcrito del poema manuscrito))



1984, Travesía a Robinson Crusoe. Los sueños de la razón producen monstruos, fotografía de Claudio Leiva


I

La esperanza de la glorificación de la violencia, la violencia como medio y las palabras de Rimbaud


En los años setenta y ochenta, sobre todo en los setenta nuestro país y toda Sudamérica vivía una contingencia extremadamente difícil, en alguna medida había que elegir, los que podíamos, una distancia de la violencia extrema. Para nosotros niños, jóvenes, la familia y el hogar era el refugio y depende de las circunstancias teníamos posibilidades distintas de estudiar y llegábamos a la Escuela, en un mayor o menor grado inocentes de cómo la guerra fría se encarnaba en nuestras ciudades. Entonces la Escuela, casi encima del mar, fue para muchos de nosotros la continuación del refugio en donde pudimos forjar nuestro oficio en libertad.

Digo esto para que se entienda en qué contexto Godo habla de la acción, y de la esperanza. Creo que la influencia de Lautremont y Rimbaud en el pensamiento de Godo, y en su Ars Poetica, nos protegía en el germinar de nuestro pensamiento, las ideologías estaban en esos días con las armas y la sangre en sus manos. Godo nos mantuvo como unos pequeños monjes mirando el mar, nuestro destino, nuestro desconocido, nuestra esperanza.

Escuchábamos a este poeta, sabio, erudito, que como un maestro zen nos mantuvo a salvo, nos inculcó la certeza de la incerteza, la certeza de que no sabemos cómo ¨acaecerᨠel futuro, que lo que está ante nosotros es el abismo, lo desconocido. Las ideologías proclamaban en sus manifiestos, hagamos esto que lograremos esto otro, (el debate eterno entre el imperio, el capital y la subversión, el materialismo. Ese viento ¨rojipardo¨ (3). (¨un fantasma recorre Europa¨). La ideología dice ¨saber como¨, la poesía en cambio, nos revela la levedad de nuestro ser, la fragilidad de nuestro conocimiento y nos dice ¨no sé¨, no sabemos, es desconocido, el futuro es desconocido, y agrega Godo además, tenemos que cambiar la vida (no el mundo), iluminados por la ciencia, con la ciencia y la poesía unidas en el oficio. Compartiendo la misión de descubrir, desvelar (4) el desconocido y nombrarlo. Bautizar, poner un nombre al nuevo conocimiento, una palabra nueva, en la pureza de ojos que dicen ¨no sé¨. Por eso lo primero que nos mandó a leer el maestro ese año 1983 fue La Apología de Sócrates¨. El poeta asignaba un Dialogo de Platón por semestre para el estudio de toda la Escuela.


´(…) que hay un cierto Sócrates, hombre sabio que indaga lo que pasa en los cielos y en las entrañas de la tierra y que sabe convertir en buena, una mala causa.¨

Todos los días en la sala de primer año, una larga construcción de madera que crujía, teníamos clases con Godofredo Iommi o Godo, Alberto Cruz y Claudio Girola. Estos tres maestros se turnaban para hablarnos por horas y horas y generalmente era Godo con su pañuelo al cuello, caminando por esta sala crujiente, el que nos deslumbraba a todos, incluyendo a Claudio y Alberto que tomaban notas en sus libretas. El poeta era el líder de la forja: Él era nuestra luz y esa luz cruza como una columna vertebral mi vida.

Desde que salí de la Escuela sólo he tenido la oportunidad de conocer a una persona con semejante nivel de estudio, de memoria, de erudición y de sabiduría, una persona mayor, como a Godo, octogenario cuando lo conocí, también era un poeta, trabajé para él mas de siete años, mi formación me permitió tal privilegio, me preguntaba por Godo muchas veces, quería que yo le explicara. Estaba trabajando con él al momento que ganó el premio Cervantes y fui su único invitado ese día. Para este poeta, ¨lo nuevo no existe¨, se arruga, decía, el desconocido casi al nombrarlo ya no lo es, ponía en duda que el objeto de ser de la obra fuera ¨le nouveau¨, sino más bien la herida, más que en lo nuevo apostaba por la lozanía.(5)

En mi opinión la pregunta que plantea Godo en esta clase es: ¿Cuál es la razón de ser de la obra?. Cual es la relación profunda entre la palabra y la acción, la premisa de Rimbaud sobre la acción, era una pregunta esencial en la post segunda GM, y lo sigue siendo y siguen existiendo las seducciones de la esperanza porque el anhelo de justicia no se extingue.


Croquis del Pabellón alemán en la Exposición de Barcelona, Mies van der Rohe

La afirmación de Godo se sitúa en el amanecer del Arte Moderno. Los paradigmas han evolucionado en estos más de treinta años, la pandemia ha puesto en juego el significado de la palabra ¨normalidad¨. En este cambio la relación con la naturaleza ha cobrado aún mayor importancia y se ha vuelto una relación urgente, no distante. Quizás se puede ver en el paso del maravilloso pabellón de Mies Van der Rohe, al Reichstag de Foster en Berlín, estamos en una nueva urgencia, en la que Miguel Eiquém parece haber sido un progenitor (6).

David Foster croquis para la cúpula del Reichstag en Berlín

Pienso en qué es lo que Godo quiere decir cuando afirma que debemos construir una manera de ser americanos, ¿pero qué significa eso?. Tal vez una relación de vida y territorio que se define hoy en la cercanía, en el cuidado, en la conservación, en la recuperación, en la resiliencia .

El ¨Conde del Otro Monte , (en contraposición al Conde de Montecristo), Isidore Ducasse, pide ¨que la poesía sea hecha por todos no para todos.¨ Godo dice que la Phalene lo demuestra (5). en vista del surrealismo y en el amanecer del arte moderno, sin embargo ¿qué significa hoy, ¨TODOS´?. ¿Significará hoy Inclusión? ¿Una vida construida para todos? (discapacitados, segregados, etc? en el dilema de la sustentabilidad ambiental, de la cultura e identidad?(7).










Notas de la primera parte:

  1. Boucher, J.E. (1971). Farnsworth House, Mies van der Rohe.[fotografía] https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Mies_van_der_Rohe_photo_Farnsworth_House_Plano_USA_8.jpg
  2. Derek, W. (1990). Omeros, Libro Seis, capítulo XLIV, canto III.
  3. Reyes, J. (2016). Edición anotada de la Clase de G. Iommi
  4. Heidegger, M. (1975). Obras completas.
  5. RTVE. (2004). Discurso en el Paraninfo de Gonzalo Rojas,[video] https://www.rtve.es/alacarta/videos/premios-cervantes-en-el-archivo-de-rtve/discurso-gonzalo-rojas-recepcion-del-premio-cervantes/1087100/
  6. Leiva,C. (2020). En el amable azul [película] De reojo publicaciones.
  7. Escuela de arquitectura U.V. (1990) Visita de G. Iommi y A. Cruz a la U de Valparaíso,[video] https://vimeo.com/71995297
  8. Araneda, M. (2019). The Language of Teerritory [proyecto de museografía, State University of New York]. https://www.australisdesign.com/suny-fit-library-project


¨Heidegger llama poesía (Dichtung) a todo poner en obra la verdad, a todo arte, lo que incluye en primer lugar a la poe- sía en sentido estricto (Poesie). Si esta es el poetizar más ori- ginario es porque la esencia misma del lenguaje es poesía (Dichtung). En cambio otros modos de poesía, como la arqui- tectura y la escultura, siempre acontecen, ya, y .solamente, en lo patente del decir y del nombrar; son regidas por lo patente; son cada una un modo propio de poetizar dentro del alumbra- miento del ente que ya ha acontecido inadvertidamente en el habla. La esencia del arte es poesía (Dichtung), pero la esencia de ésta es la instauración de la verdad. ¨ (introducción de Arte y poesía de Martin Heidegger,1952)




1984, Travesía a Juan Fernandez, Fotografía Manuel Araneda


II

¿Vamos hacia lo que no tiene nombre?

'Look up here, I´m in heaven,
I´ve got scars that can´t be seen
I´ve got drama, cant be stolen
Everybody knows me now'
(…)
(1)

Vuelvo a tres veces el tiempo de Ulises, en estos mares que además son más rápidos. Vuelvo con mis heridas sin embargo tengo mi relato.

TODOS, ¿qué significado le da Lautremount, Rimbaud, Iommi o Todorov?, Como decía Godo ¨¿a qué nos mueve la palabra?¨

Rimbaud ciertamente no tiene en vista las atrocidades que encuentra Todorov en el Archivo de Indias en Sevilla (2). Lo que tiene frente a sus ojos es el destino de la Comuna de Paris(3), y como Goya ven en la desgracia su iluminación (4).

La pregunta de Todorov es ¿cómo se construye el Nosotros?.

¿Cómo construimos el Nos+otros de Todorov y el ¨je est une outre de Rimbaud? ¿Qué querrá decir el ¨Je suis l’autre ¨, de Nerval? (5)

¿Desde donde es que hablará uno?, ¿cómo hablar desde afuera de la propia herida?, ¿mi herida es distinta de la herida de todos? Dolor y alegría nos reúnen. Existen heridas que también son de Todos. La herida es lo que nos une y a la vez ¿no es lo que nos divide?

Mis ojos, por ejemplo, me están abandonando, cansados de tantos años navegando en el oficio, con mis ojos he buscado y construido un ¨dar a ver¨. Ahora vuelvo un poco ciego, como un niño que ¨casi no lee¨. ¿Es que acaso leer un milagro que nadie valora?. A veces pienso en la ceguera, y en las personas que no pueden ver. Pensaba que la ceguera era ver negro, ver nada, Borges en su elogio,(6) me enseñó que no así, existe una ceguera luminosa. Mientras más ciego, más veo. Me intriga indagar en la contemplación: Existe la posibilidad de que ¨Todos¨ y ¨Todo¨ sea un invento de nuestra mente. Me lo ha dicho un cuervo, que también se ha parado en mi ventana y como un mantra, me ha repetido: ¨nunca más¨. (7)

Claro igual que Poe más de uno querrá salir a botar sombreros a la calle para salvarnos de la herida, tal vez la misma cicatriz de la que hablan ¨las esperanzas¨(8). Entonces hablo desde las cicatrices de mi viaje.

Fernando Pessoa escribe en ¨O infante¨ sobre la poiesis y sobre el sentido, o razón de ser de la obra, desafiando la clásica visión y/o significado simbólico del mar: que sea ahora lo que nos une ya no lo que nos separa. Ser uno: Pessoa canta desde la cultura lusitana, construida sobre sus mitos, los relatos de sus marinos, que se pueden leer en imágenes en los azulejos de las calles de Lisboa, uno puede ir por las calles y leer(ver) en pequeños azulejos las historias de los navegantes. Su misterio identitario, ontológico.

Deus quer, o homem sonha, a obra nasce.
Deus quis que a terra fosse toda uma,
Que o mar unisse, já não separasse.
(8)

En Lisboa escribí un proyecto, ¨Chile un País de ideas¨, así comencé a trabajar para los pabellones chilenos, siete años diferentes. El proyecto de Lisboa me llevó a conocer a Roberto Benavente. Junto a Borja Huidobro habían dado expresión y habían construido el pabellón de la exposición universal, dedicada a los mares, con tecnología de punta en ese momento y bajo una idea de Chile, como una ¨estrella solitaria¨. Roberto fue quien me permitió llamar museografía a lo que hago, la creación del espacio expositivo y entender las bases de la mecánica con que funciona un guion expositivo o museográfico.

¿cómo trabajan los guiones con las heridas?, ¿pueden ayudar a sanar, a cerrar brechas?


1985, Travesía a Isla de Pascua, escultura de José Ballcels, fotografía Manuel Araneda

Notas de la segunda parte:

  1. Bowie D. (2016). Lazarus, Blackstar.
  2. Todorov T. (1982). The Conquest of America: The Question of the Other.
  3. Dindo R. (1991). Arthur Rimbaud, Une Biographie, [documental] https://www.youtube.com/watch?v=_fQ85ffdVWs
  4. Los Caprichos, Los desastres de la guerra de Francisco de Goya y Lucientes (¨Los sueños de la razón producen monstruos¨), Una temporada en el infierno, Iluminaciones de Arthur Rimbaud
  5. Mason, J. (23 de octubre de 2016) Rimbaud, un rebelde de hoy. La Vanguardia. https://www.lavanguardia.com/cultura/20161023/411232098263/un-rebelde-de-hoy.html
  6. Borges, J.L. (1969). Elogio de la Sombra.
  7. Poe, E. A. (1845). The Raven.
  8. Archivo José Vial, (1979) Clase de G. Iommi,Hay que ser absolutamente modernos [audio] https://soundcloud.com/archivo-jose-vial-a/sets/hay-que-ser-absolutamente
  9. Pessoa F. (1934). Mensagem.

 
O INFANTE

Fernando Pessoa
 
Deus quer, o homem sonha, a obra nasce.
Deus quis que a terra fosse toda uma,
Que o mar unisse, já não separasse.
Sagrou-te, e foste desvendando a espuma.
E a orla branca foi de ilha em continente,
Clareou, correndo, até ao fim do mundo,
E viu-se a terra inteira, de repente,
Surgir, redonda, do azul profundo.
Quem te sagrou criou-te português.
Do mar e nós em ti nos deu sinal.
Cumpriu-se o Mar, e o Império se desfez.
Senhor, falta cumprir-se Portugal!




1951, Le Corbusier, croquis del proyecto de la ciudad de Chandigarh


III

¿Cuantos años demoró Eneas desde la herida de Troya hasta fundar Roma?

Virgilio a la luz de Homero funda lo latino, Rómulo y Remo son la señal, están ahí aun bebiendo de la loba. ¿Quién es la loba?, una epifanía, ¿qué significa en el simbolismo del mito?.

¿Cómo sería el acto en que Homero declamaba?, ¿cómo lo habrá leído Virgilio?. Quizás un circulo se ha formado alrededor, y después todo occidente. Entonces a través del mito se construye un nos-otros, para así remover y enhebrar los corazones, en torno a la hoguera. La alianza sagrada de la palabra y el lugar quedaría fundida encadenando los corazones, la cordialidad, la primera y sagrada alianza de corazones, en torno al fuego del lugar y el signo, como la loba, que da vida a dos niños en un lugar con siete colinas, o el águila sagrada con una serpiente en un nopal, el acto de esa alianza de corazones entre las personas, la palabra y el lugar. Del mito originario romano no se puede descartar la pregunta del ¿Por qué es una loba?. Como todo mito, nos sigue enseñando.

Corazones no significa ahí sentimientos ellos creían que se pensaba en el corazón, me dice Claudio Leiva al teléfono. Entonces, como se pensaba en el corazón se trata de la cuerda del pensamiento (1). Claudio me habla de la travesía a Vancouver en 1969 de Alberto Cruz, y las ideas fundacionales de la Ciudad Abierta.

Pocas son las utopías construidas. Que la planificación de una ciudad considere, o digamos asuma, que la condición humana es poética, que asuma un fundamento originario lírico manifiesto es único y al mismo tiempo me sospecho que natural en el pensamiento de la antiguedad. ¿Donde hubo tal dimensión de libertad?. Hay en esa libertad una dimensión más intima, la de la hospitalidad, una dimensión muy diferente a la dimensión de Costa y Niemayer que proyectan y construyen Brasilia, inaugurada el 21 de abril de 1960 y a la experiencia de Le Corbusier en Chandigarh en los cincuenta.

1960, Oscar Niemeyer, croquis del proyecto de la ciudad de Brasilia

Vuelvo a mi recuerdo en las altas montañas que parecen flotar en las nubes. Bajamos en un kilometro determinado del tren entre Cuzco y Machu Pichu, a caminar, entre cimas y ruinas por el camino de los Incas, en el recorrido se puede estar en pequeños pueblos fantasmas, aparecen entre las nubes que se bañan del sonido del agua que corre por los sistemas de piedras, que alimentan el pueblo ahora deshabitado y que sin embrago como si aun fuese necesario todavía funcionan, para hablarnos de nuestra fragilidad, para ser una evidencia rotunda de nuestra in-permanencia. ¿Será la arquitectura esa pura piedra perenne, será ese su diálogo con el infinito? ¿esas piedras? ¿ese sonido del agua? ¿será ese el hilo entre lo ancestral y lo perenne que construye geométricamente la arquitectura?. Bueno, después de tres días de caminar, más allá de lo exhausto, se llega a unas ruinas que creo eran un fuerte de vigilancia de la ¨ciudad perdida¨. Al llegar a Inti Punku, este mini pueblo de rocas en la cima de las montañas, hay una ventana, de piedras ya está dicho, como un premio, esa famosa ventana muestra una visión, digamos un encuadre escogido como podría ser una fotografía, esta vez de hace siglos. Y lo que se ve es la ciudad, se ve con sus líneas muy claras, casi como un ave abstracta. Ese otro orden, como Brasilia, Chandigarh o la Ciudad Abierta.

A diferencia de Brasilia y Chandigarh la Ciudad Abierta no fue concebida y ordenada en torno al monumentalidad del poder, es lo opuesto, la Ciudad Abierta ha sido fundada bajo la palabra poética que nos sitúa ante el abismo del que habla Sócrates (2), y como un lugar del hospedar, del acto de celebración en torno a la mesa, con-versar, en el pueblo de las mesas (3).

El Pueblo de las mesas se construye entre los bosques y las dunas del Pacífico, como un germen, de una utopía realizada, a pesar de ser un proyecto radical y del momento histórico que el país vivía, el más violento de su historia.

Tal vez podrán las dunas borrar tanto dolor de esos años para redibujar nuestro destino. Por medio del asombro, lo inolvidable y así una nueva memoria.


Ciudad Abierta, Ritoque, fotografía de Manuel Araneda


Conclusiones momentáneas:

¨Empieza siempre de nuevo la alabanza inalcanzable. Piensa:
El héroe perdura, hasta su misma caída fue para él un pretexto de ser:
su nacimiento último¨

Rilke R.M., 1929 (4)

Cómo en la metáfora de la arena que todo lo borra, hay que comenzar de nuevo, estar siempre comenzando, como nos dice Rilke, lograr que el pensamiento florezca nuevamente y que del pensamiento haya fertilidad en obras.

Desde el horizonte del pensamiento surgen las preguntas. ¨Sin embargo, el hombre ha renunciado a un pensar verdadero, olvidando que él es un custodio de la esencia de la verdad (Alétheia)¨ (5)

Godofredo Iommi supo sostener el timón, sostener un canto de libertad que se construyó y se sigue construyendo. En mi primera clase en la Escuela Patricio Caraves escribió en la pizarra la palabra libertad, debíamos aprender a darnos un tiempo de estudio, horas reales, en que pensáramos en libertad.

Godo logró sostener la dirección del timón del grupo de arquitectos que se habían venido de Santiago en busca de esa libertad al alejarse de la ¨ciudad poder¨. Construyeron un pensamiento que permitió fundar, el Instituto de Arquitectura, la Escuela, la ciudad etc.

La obra en que este pensamiento se manifiesta en plenitud es la Ciudad Abierta, pensada, diseñada y construida ¨en ronda¨ y como un ¨pueblo de mesas¨, en esta obra se demuestra la posibilidad de pensar y construir planificando los espacios humanamente, sin olvidar la condición poética del hombre.

Chandigarh es la demostración de lo contrario, y permaneció deshabitada. Las ciudades destruidas después de la segunda guerra dieron lugar a las pretensiones urbanísticas de muchos arquitectos, tal vez embriagados en sus mega egos, del arquitecto Dios creador, en especial franceses, alemanes, e italianos. Por suerte los burócratas no permitieron que Le Corbusier destruyera París. Al igual que Niemeyer piensan una ciudad monumental, seducidos por las posibilidades del automóvil, Niemeyer a pesar de sus buenas intenciones y gestos nobles, expresadas especialmente en su relación con los obreros de Brasilia, no logra construir una escala humana, que si existe en la Ciudad Abierta que además construye el lugar en una relación con el paisaje, el territorio y la naturaleza muy opuesta. Quizás sea la poesía quien ha logrado bien articular la ciudad. Quizás al asumir el ¨no sé¨, al asumir la risomática existencia (6) y al deshacerse del ego a través de la cooperación y el trabajo ¨en Ronda¨.

Me recuerda mi amigo que cuando Godo llega a Chile aquí existía una cruenta ¨guerra literaria¨ (De Rocka, Huidobro etc). Poco se sabe o poco sé de la historia de Godo antes de venir, y su propia relación con las esperanzas y la violencia. Lo real es que nos mantuvo a salvo, quizás lo que ayudó en esto fue las ideas de des-significación de los ¨concretos¨, que hoy las veo cercanas al budismo y me pregunto, si es posible así como fundar desde la palabra poética, fundar desde el silencio.

Virgilio a diferencia de Godo está relacionado con el poder de príncipe, y rápidamente la Eneida formó parte de la escuela romana. Luego tuvo gran influencia en el pensamiento y la literatura occidental y en otros poemas fundacionales como El mío Cid en España o el Roman de la Rose en Francia. TS Elliot invitado por la Sociedad Virginiana de Londres declaró ¨Europa es una única civilización que proviene de Roma¨, y Thomas Mann en Nueva York, ¨allá donde estoy yo está Alemania¨, ¨donde está Virgilio está occidente¨ (Vidal, 2018)

Godo, camina con libertad. Libre de la tiranía de los significados, para jugar su palabra en el presente, en lo símbólico, en la búsqueda de una palabra fundacional, algo más que el eterno re estreno del cadáver exquisito, no era una improvisación sin argumentos, por el contrario más bien como el ¨dictado automático¨ o mejor aún como en el jazz, su palabra viene cargada de presente. Esa libertad ha permitido construir la monumentalidad extendida, entendida distante de los grandes tamaños y cercana a las extensiones medidas, a la escala del hombre, como en el ágora griega o el palacio del Alba.

De brote,
De simple así.

¿qué antes o después?

-Casi un pedazo aquella y húmeda
suerte innecesria Una súbita
mentalidad (el hubiera dicho) si hubiese
podido-

Tampoco calma o
no calma,
                en cambio se consuma
                (pero aunque, vagamente, me lo
Parezca äsí, sin más¨, uno se reitera, se reitera)


primeros versos de ¨A la Vez¨ Godofredo Iommi¨



Notas de la tercera parte

  1. Eielson, J.E. (1997). Nudos, Centre for Latin American Cultural Studies del King's College, Londres.
  2. Platón, (2003). Diálogos, Apología de Sócrates (discurso en c.a.399 AC) (¨ sólo se que nada sé ¨)
  3. Reyes, J. (2015). El pueblo de las Mesas
  4. Rilke, R. M. (1903-1906). Poesía de juventud
  5. Ocaranza, F. (2002). Historia, Tiempo y Pensamiento, Hacia un sentido poético de la Historia
  6. Deleuze, G. y Guattari F. (1980). Rizoma


(Ciudad Abierta, Escultura de José Ballcels, fotografía de Manuel Araneda)

Ritoque, escultura de Jose Balcells