Luciano cimino: Despliegue del rasgo gráfico

De Casiopea



TítuloLuciano Cimino: Despliegue del rasgo gráfico
AsignaturaTaller de Diseño Gráfico 4ª Etapa
Del Curso3º DG 2015
CarrerasDiseño Gráfico
Alumno(s)Luciano Cimino

Etapa I

Composición gráfica

Primer acercamiento

El primer ejercicio de composición trataba, por un lado, de distribuir 5 líneas negras en un lienzo blanco, y por otro lado, distribuir dos cuadrados negros en otro lienzo blanco. Dejando libre la longitud y espesura de las líneas y el tamaño de los cuadrados.

Luciano Cimino, Lienzo 01.jpeg

Negativo irregular La composición se basa en el recorte que se crea en el fondo tras colocar los cuadros negros sobre el lienzo. Esta contraforma se contrasta con el formato cuadrado y regular

Luciano Cimino, Lienzo 02.jpeg

Jerarquía La distribución de estas líneas fue hecha pensando en jerarquizar, en donde existen distintos grosores de líneas y están distribuidas en el espacio con el fin de generar una contraforma más fluida


El resultado de esta primera composición fue verificar la materia y el lenguaje gráfico obtenido, de manera que comenzamos a hablar de contraste, similitudes, texturas, geometrías, direcciones, espacios negativos y positivos, etc. Comenzar a adueñarse de este nuevo lenguaje para abrirse paso al lenguaje abstracto, es decir, dejar de ver las cosas por lo que son y verlas por cómo son.

Segundo acercamiento

Este nuevo encargo consistía en dibujar distintos elementos o situaciones pero, yendo de lleno al lenguaje abstracto, es decir, dibujar el objeto/situación pero sin dibujarlo realmente. Poder encontrar, a través de la observación, ese rasgo que tanto identifica el elemento.

Al momento de expresar el dibujo o al revisarlo ya terminado, existen peguntas que son necesarios plantearse, como por ejemplo si será necesario dibujar toda la extensión del elemento o algunas de sus partes, de qué forma se puede expresar mejor, cómo lograr expresar gráficamente la observación, qué técnica de dibujo provoca que la observación sea más evidente, etc. Preguntas que nos van llevando a tomar distintas decisiones y van dando forma a esta expresión gráfica.

De acuerdo a estas decisiones a tomar, se nos planteó que, además de dibujar el rasgo del elemento, también debíamos incorporar tipografía. De modo que comenzó a existir otro parámetro de decisiones: Qué tipografía usar, qué palabra, dónde, cómo, etc. Palabra que tenía que venir de las observaciones hechas en el dibujar la situación/objeto.


Era indispensable que esta palabra de la observación fue notoriamente visible en la pieza gráfica, pues de lo contrario sería solo una palabra. La tarea estaba en esto, en como mostrar de mejor manera lo que estaba viendo.

La tipografía, además de transmitir un mensaje hablado, emite un mensaje visual, el cual se determina según cada tipografía. Ellas son como voces, pueden decir lo mismo pero de distintas maneras. Corresponde a una actitud de comunicación que busca generar algo en el lector, por lo que la elección y forma de utilizar esta tipografía, además de la palabra como tal, debía estar muy bien cuidada, pues o podría estar muy de acuerdo con el dibujo y lograr una buena composición, o podría entorpecer completamente la idea comunicacional.

Luciano cimino, borde.jpg

La composición nace de la abstracción de las plantas, específicamente, del espacio que existe entre hojas, es decir, el vacío de las plantas. Este vacío es una especie de recorte que nos permite ver "a través" de la planta, pero no nos muestra su totalidad, en otras palabras, se puede observar una parcialidad del total de lo que está del otro lado. Pero aún así, el ojo es capaz de establecer relaciones con el entorno y es capaz de armar una imagen clara, de modo de que podemos hacernos una idea de como es el otro lado.

De este modo, la palabra ENTRE VER hace referencia a esta situación de poder armar una totalidad mediante sus partes. No teniendo el objeto entero, podemos, aun así, "verlo".

Luciano Cimino, entrever.jpg

Anexo

Inge Druckrey

Inge Druckrey Lucianocimino.jpg

Se nos recomendó ver un documental acerca de una profesora de Diseño, Inge Druckrey, del cual rescato su presentación, pues es un símil a la observación. Realmente aprender a ver. Y tarde o temprano, comienzas a ver cosas maravillosas que nunca antes habías notado. En mi opinión es uno de los regalos más maravillosos que se obtiene estudiando arte. Poder disfrutar viendo.

En este extracto (y más adelante en el documental) habla sobre la detención al momento de mirar las cosas, que no basta con mirar las cosas una sola vez, sino dos o tres, las necesarias para comenzar a dejar de ver el objeto ensimismado y comenzar a ver qué es lo que ese mismo objeto significa, cómo se configura en el espacio y en base a cuales relaciones este aparece. Es en este remirar las situaciones u objetos que uno comienza a ver y distinguir elementos que a simple vista no son de fácil acceso.

ID-Poster.jpg
ID-poster2.jpg

Arriba se muestran dos imágenes que corresponden al mismo poster. El de la izquierda es el poster original, mientras que el de la derecha es el mismo poster, a diferencia que tiene destacada unas letras que terminan de conforman la palabra "beethoven". Estas letras se encuentran "escondidas" a simple vista, pero si se pone atención y se comienza a establecer relacines entre lo que es el positivo y el negativo, es posible llegar a verlas.

Etapa II

Contexto

Corporación Cultural Amereida

Origenes-700x328.jpg

La Corporación Cultural Amereida es una organización sin fines de lucro creada el año 1998 a partir de una reconstitución de la “Cooperativa de Servicios Profesionales Amereida”, su antecesora, creada en 1969.

El proceso de traspaso se consideró como una refundación, ya que tanto la cooperativa como la corporación surgieron bajo una misma premisa iluminada por la palabra poética: aunar vida, trabajo y estudio.

El 20 de marzo de 1969 se llevó a cabo el “acto de apertura de los terrenos” , con el que se pretendía abrir el lugar, otorgándole un sentido poético de modo que todo aquello que luego sea dispuesto en los terrenos comparezca bajo el amparo de la palabra poética dicha.

Amereida

Amereida-CarlosC.jpg

Amereida es un poema épico. Es la reunión de la Eneida con América como modo de reoriginar y de destinar a nuestro continente. Amereida, que se publicó por primera vez el año 1965, se ha convertido en verdadera palabra poética porque es un real modo de vida, de trabajo y de estudio para mucha gente. Bajo la luz de esta palabra se encuentran iluminados los quehaceres y aconteceres de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Universidad Católica de Valparaíso, muy especialmente los de la Ciudad Abierta y también los de nuestra Corporación Cultural. Tal iluminación es profunda fuente de libertad y con el paso del tiempo cobra siempre nuevos alcances que nos permiten llevar adelante las tareas que consideramos fundamentales para la construcción del mundo. Amereida es, después de todo, una visión. Esta visión se sostiene apelando a lo más alto y a lo mejor del ser humano, invitando con paz creativa a re ver, a ver otra vez lo esencial del ser americanos. Una visión que quisiera llegar hasta todos los campos sobre los cuales todos los oficios pueden hacer arte y alcanzar su plenitud.

Amereida-JaimeR.jpgAmereida-floro.jpg


El nombre de Amereida nace de juntar la identidad de América con la aventura heroica de Eneas llamada Eneida. Amereida, por lo tanto, busca encontrarse con la propia identidad de América, tal como Eneas salió en busca de su identidad.

Este encontrarse con la identidad significa ir en pos de esperar encontrarse con lo desconocido y fijar esta identidad como un hallazgo.

Este desconocido nos invita a pensar en América como un un regalo, un don que se nos re-presenta a través de la palabra poética. Su seña: La Cruz del Sur, la luz que remonta el horizonte y guía en el septentrion.

Ciudad Abierta

Su nombre, Ciudad Abierta, tiene su origen en la película "Roma Ciudad abierta" (194), en cuyo argumento Roma se encuentra desprotegida frente al bombardeo. En Ritoque, la Ciudad Abierta toma esta identidad de desprotegida, cuya fortaleza se construye mediante la hospitalidad y la palabra.

F-30-e aerea ca-605x403.jpg

Su origen remonta al año 1953, en donde arquitectos, pintores y poetas comienzan las actividades en el instituto de arte de la Universidad Católica de Valparaíso, donde el oficio de la arquitectura se llevaba a la par entre el hacer de la materia y la palabra poética, mano y oído. Luego, con esta nueva mirada del oficio, el año 1965 se realiza un viaje que cruzó el Sur de América desde Cabo de Hornos hasta Santa Cruz en Bolivia, viaje que fue nombrado como Amereida. Años más tarde, en 1998, este mismo grupo que cruzó América forman, oficialmente, la Corporación Cultural Amereida.

Taller de amereida-03.jpg

Traz este viaje por América del sur, se planteo la necesidad de tener un lugar físico al cual dotarle de este nuevo pensamiento que se estaba formando del oficio. Y este lugar significaba n espacio habitable y abierto a las manifestaciones de este pensamiento. Un lugar "Para hacer de la vida, el estudio y el trabajo una unidad". Este territorio fue concedido el 20 de Marzo del 1969 después del viaje por América del sur.


Esta Ciudad Abierta corresponde a 300 hectareas al norte del río Aconcagua, en una zona llamada Punta de Piedra, ubicada en la playa de Ritoque entre las comunas de Concon y Quintero en Valparaíso, Chile.

Obras

Hospedería Colgante

H-colgante.JPG

Toda obra es precidida de un acto poético, de un acto-juego.

El acto consistió en un juego de a pares, en donde cada pareja sostenía un trazo que debía encontrasre siempre equidistante de un centro mediante un recorrido. Quienes no mantenían esta equidistancia salían del juego. El progreso de este acto-juego fue acotando el espacio destinado a la obra.

Un cielo que es suelo

H-colgante2.JPG

Esta obra se diferencia del restro pues está completamente suspendida en el aire. Dentro de los fundamentos de la Ciudad Abierta, existe la co-existencia de la obra con el entorno, creando la menor alteración posible. Debido a esto, la obra, que ya rompe con la continuidad del horizonte dunoso, debía no intervenir en el constante flujo de las dunas, de manera que esta se levantó por sobre el suelo. La Hospedería se mantiene flotando por medio de un sistema antisísmico que no permite el traspaso de energía del suelo a la obra.

Dos aspectos, la estancia y la cápsula

La estancia fue una palabra acordad en el taller de obra, anteriormente se llamaba mesas del taller de obra, aludiendo a un suelo que recibiera una cantidad de mesas similares a las que existen en el Confín, no es casualidad que son de áreas parecidas, sin embargo se pensó que debiese nombrar la cualidad del recinto, en virtud de las invenciones que se han dado lugar en la Ciudad Abierta, tal como las hospederías, los talleres, las vestales. Se dijo en uno de las reuniones: “que la extensión que circunda el palacio, comparece como peldaño de la extensión, puesto que se ve por sobre eucaliptos, no es precisamente un mirador pero se tiene una medida de una lejanía de comarca o de “estancia” (asiento de un lugar).

La cápsula: término acuñado por Fabio Cruz, arquitecto miembro fundador de Ciudad Abierta, podemos afirmar que esta obra ha inventado la cápsula o cápsulas, para habitar suspendido. Que para ello ha construido distintos modos de llegar a sus perímetros internos, distintos tipos de ventanas, etc. Con el riesgo, que “toda obra está expuesta” es que aparezcan espacio “residuales” por ejemplo su “abajo”, se debe construir un aquí y un allá, en tal paso no encontramos hoy.

Extraído de las láminas de la exposición en Laussane

Anfiteatro

Anfiteatro-lucianocimino.JPG

Control hidráulico de la Quebrada

Habiendo mencionado con anterioridad la condición geológica de los terrenos de Ciudad Abierta. Cabe mencionar lo siguiente. El control hidráulico de la quebrada se basa en la consolidación de la superficie, evitando que esta sea erosionada y además se constituya de tal forma que drene el agua interna de las napas. En el fondo de la quebrada se construye un canal de hormigón que recoge el agua de los bordes y del total de las obras de la quebrada (cementerio y capilla). En los costados del canal y en parte de las laderas se construyen gaviones que confinan la superficie y generan plataformas horizontales para la posterior construcción del suelo. La conformación de los gaviones que en si mismos dejan muchos intersticios y la colocación de geotextil (que filtra solamente el agua) permiten el drenaje de las napas de la ladera.

Acto de atravesar

Anfiteatro2-LC.JPG

El anfiteatro es una obra que surge como continuación de la construcción de la quebrada de Ciudad Abierta. Su acto fundamental se centra en el atravesar, acto que no sólo habla de un recorrido, si no de un atravesar en la dimensión pública, empezando por el cementerio, pasando por la capilla hasta llegar al anfiteatro, donde se da espacio para la celebración.

Lugar de esparcimiento y recreación cultural, este se configura a modo de atrio o ante-iglesia el cual concentra recorridos tanto transversales como longitudinales. A lo largo de la quebrada se desarrolla un canal de desagüe con una sección de 1.8 m2,el cual atraviesa el escenario y conduce la caída del agua proveniente desde el cementerio armando un recorrido final hasta la escalera de la quebrada. Este espacio se ocupa por ejemplo en la celebración de días festivos como escenario para bandas musicales. El aula de teatro o cenotafio de Godo es una explanada de ladrillo suavemente escalonada, que se encuentra en el interior de la quebrada principal que atraviesa el sector alto de la Ciudad Abierta. Su rasgo principal está dado por una rasgadura en el piso, dibujado por el curso del agua que baja por la quebrada. La explanada de ladrillo posee un escenario central en un escalón inferior, que está partido en dos partes por el canal de agua. El canal de agua está protegido en sus dos costados por dos filas de gaviones. Estos gaviones son volúmenes cúbicos de bolones, contenidos por una malla de alambrón. Al término del anfiteatro hay un sector estrecho que es la entrada al espacio “natural” de la quebrada.

El anfiteatro y la dimensión lineal

Anfiteareo3-LC.JPG

El anfiteatro se presenta construyendo un tamaño concéntrico, basado en la relación de equidistancias entre el escenario central y los espectadores. La proyección de las alas apunta a construir un segundo tamaño al anfiteatro, un tamaño lineal y extendido, es por esto que se piensa en dos alas enfrentadas y no en una, este tamaño lineal le entrega una nueva coordenada a la situación espacial del anfiteatro, que le da una mayor altura y lo proyecta sobre la ladera. Esta obra es el término de la quebrada. Para la cual se toman las dimensiones naturales y se las fija volviéndolas arquitecturas, estas son dos: las aguas lluvias y la pendiente del cerro. Las aguas lluvias son conducidas a un cauce central conformando una hendidura que atraviesa el lugar. Y los dos planos inclinados de las laderas se los fija con un pavimento de albañilería de ladrillos, variando mínimamente su pendiente natural. De esta manera se hace coincidir aquello ineludible como el paso del agua con un escenario central y el manto del cerro con una gradería para obtener una suerte de paisaje habitable.

Cementerio

Cementerio2-lc.JPG

Fundamento de la obra

El cementerio de la Ciudad Abierta, se ha ido conformando como un recorrido que se funda en tres escenas –al modo de jardín chino-, separadas unas de otras por umbrales donde está fuertemente presente el fluir del agua que transforma; en ello, el acto de atravesar. Desde arriba, lo primero es la escultura que recibe la pena en la oración; se traspasa el umbral y entonces son los huesos, donde están enterrados los fundadores y los molles dan significación a la presencia de las raíces; luego, está la sangre, donde encuentran sepultura los familiares; en cuarto lugar, la carne, donde están los huéspedes de la Ciudad Abierta. Asociado a los huéspedes, la celebración en el oratorio, en donde culmina el fluir del agua como un manto que cubre la vida; celebración del dolor, del nacimiento o del matrimonio. El momento cúlmine, es luego, traspasando un bosque de cipreses como umbral luminoso; en ello, se encuentra al acto cívico en el anfiteatro.

Se conforma así, una progresión en relación a lo público. Esta progresión, es la disponible al recorrer el cementerio, en cuanto su pliegue es una intimidad por la cual el agua corre por gravedad. Igual que el agua que va fluyendo-la vida es un río que llaga al mal-, el recorrer en virtud de lo público es sin detenerse, es un ir yendo a través de la quebrada. Al decir lo público, se quiere dar cuenta de aquel que es un huésped que va de paso, al cual se le invita a pasar a través de. En esto, se puede advertir la progresión: de la unidad mínima que son los huesos –el origen-, se va reconstruyendo el cuerpo, se hace presente la sangre, se forman las carnes y se celebra aquello en el elogio posible del oratorio. En el oratorio el encuentro con el otro, para luego venir a formar parte de una comunidad que se saluda en ronda en la permanencia del anfiteatro.

Acto de los cuatro fuegos

En enero de 1975, se hizo una lectura del poema de Amereida en torno a cuatro puntos de la quebrada que actualmente alberga el Cementerio. Cada fuego –en cada punto- marca los extremos que de un recorrido, de modo tal que al finalizar la lactura en un punto, el fuego del siguiente ya estuviera encendido –como una posta-, como una luz que señala una dirección, es la significación que cobró con el tiempo el cementerio, al conformarse en el acto de atravesar umbrales en el avistar y la anticipación.

Cementerio3-lc.jpg

Si pudiera esquematizarse el acto de fundación, sería necesario saber dónde estaban ubicados los cuatro puntos que dieron luz al recorrido, sin embargo, es ese el registro que no existe. De los recorridos, se saben tres cosas: la primera, es que se fueron conformando tramos; uno de sesenta pasos, uno de cientoveinte pasos, otro de ochenta pasos, formando tres lados de un trapezoide. Son los pasos los que asignan forma y tamaño al cementerio. El propósito del acto, fue darle una magnitud de obra a la quebrada, que ya en su ser hendidura tenía un tamaño límite.

3 instancias

Como la quebrada es una lugar geográficamente determinado con un tamaño ya limitado -muy diferente a la meseta-, el acto de fundación sirvió para dar cuenta de una construcción arquitetónica que es caminable y que nace de haí mismo, de los pasos, siendo estos uno de los tres dimensiones importantes del fundamento del cementerio, pues estos son los que determinan el límite del recorrido.

Cementerio4-lc.JPG

El segundo corresponde a la dimensión de la altura, pues para haber podido fundar este lugar, tuvieron que construir un puente que cruzaba de ladera a ladera, pues lo que ahora corresponde al cementerio, anteriormente era un densa masa de zarzamoras que no permitía el recorrer del terreno. Desde esta altura, eran enterrado un mástil de colihue y, al ser enterrado, se decía una palabra. De esta forma, quedaba señalado el lugar que estaba siendo fundado.


Por último, la tercera dimensión que se desprende de la fundación de la obra, es o son los accesos. Lo primero que se creo en el cementerio no fue una lápida, ni una tumba ni uan capilla, fue una manera de llegar al cementerio, pues el acceso es la instancia primera de acercamiento, es una aproximación a la obra.

El acto de avistar

Cementerio-lc.JPG

Hoy, ir a través del cementerio, es ir a través de un Locus Amoenus con una fuerte connotación de jardín; si embargo, es muy posible recorrerlo y no caer en la cuenta de que se está en un cementerio, pues el ímpetu de atravesar los umbrales que se anticipan en el acto de avistar, anula ciertas proximidades. Es tarea de esta segunda vuelta, conformar lo que significa como cementerio y como umbral en sí mismo, pues son las antesalas que dan contexto y los mismos umbrales, los que hoy son advertibles sólo para aquel que venga predispuesto a develarlo.

Rasgo gráfico

Hospedería Colgante

Irrupción que aparece en su forma y luz

Croquis tinta chine (3).jpg

Referente al espacio gráfico, la Hospedería colgante se encuentra inserto en un alto contraste con respecto al entorno.

Por un lado, contrasta en cuanto a su geometría curva con respecto a la verticalidad de los eucaliptus. Por lo que la densidad del follaje contrasta con las luces que dan cuenta de la geometría de la obra

Por otro lado, en dirección contrario a los eucaliptus, la obra rompe con el horizonte dunoso, creando una pausa a la mirada para luego seguir con dicho horizonte.

Como ya se dijo, una de las principales características de esta obra es que se encuentra suspendida sobre las dunas, lo que da paso a un "de bajo" de la obra. Este espacio, considerado como un espacio residual de la obra, gráficamente es lo que le da sustento a la obra, pues sin este "de bajo", la obra pierde su peso, ya que, en cuanto a luminosidad, las dunas y la obra se encuentran muy cercanas, no hay contraste suficiente. Este espacio residual es lo que le da cabida a la obra, de modo que todo el negro, el peso visual de la obra, se encuentro en este abajo.

Hcrasgo1.jpgHcrasgo3.jpg

Anfiteatro

Direccionalidad visual inscrita

El anfiteatro es una extensión que nace desde la continuación del acto de atravesar, es, de cierta forma, una forma de cierre de una obra en conjunto.

Esta extensión se caracteriza por su punto cero, la rasgadura del suelo, la cual dota de énfasis a uno de los centros. Pues se puede distinguir que, aun habiendo un escenario partido en dos, el que se encuentra más alto es, por así decirlo, el escenario primero.

La obra, en sí misma, fue contruida sobre terreno que ya ofrecía una forma cóncava, de modo que lo que se hizo fue otorgarle un sentido desde la arquitectura, creando una obra que se reconoce por su geometría tan particular: Es redonda, pero a la vez es cuadrada, es curva pero a la vez es plana. Esta característica se ve desde la direccionalidad que da forma a la geometría.

Cementerio

Incremento luminoso dado en la irrupción

A lo largo del trayecto que recorre el Cementerio es la luz y su diferencia de tonalidades las que acompaña el andar atravesar.

Al estar ubicado en la quebrada, la luz que recibe es muy distinta al resto de la Ciudad Abierta, pues, además de encontrarse en la quebrada, es resguardada por los eucaliptus por ambas laderas, de manera que la luz que recibe la obra se divide en dos: La que se encuentra sobre el cementerio, que sería como una continuación de la planicie; y la que se encuentra en el cementerio.

Cementeriorasgo1.jpg

La primera, la luz sobre el cementerio, crea un énfasis visual, puesto que, como es una quebrada, los follajes de los árboles que se encuentran quebrada abajo, sus copas están a la altura del suelo de la planicie, por esto es que, al ver de lejos en dirección transversal a las laderas, se puede ver como hay un salto en la mirada, pasando de ladera a follaje nuevamente ladera.

Cementeriorasgo2.jpg

La segunda, se considera como una transformación de la primera, puesto que allí abajo, la luz es atrapada por el follaje de los árboles, de manera que la luminosidad del lugar es más tenue, haciendo referencia al "Locus amoenus" que se describe más atrás.

EtapaIII

Luminosidad del papel

Experimentación

En esta tercera etapa del taller comenzamos a explorar las cualidades que el papel obtiene al plegarse y cortarse, dando paso a un juego de luces y sombras que generan un contraste propio del plegado.

Abertura proyectada

Este pliegue consta de una abertura en su centro que permite variar la direccionalidad de las caras, de modo de que se crea una tridimensionalidad que alberga una luminosidad distinta, pues por esta abertura ocurre un traspaso directo de luz, el cual se configura en los pliegues de la otra cara.

Intervalo luminoso

En este pliegue ocurre un cambio en la luminosidades de las caras del papel. Se observa que, mediante un quiebre, la luz se alterna con su cara vecina, creando un intervalo de luces en la misma direcciones.

Absorción en profundidad

Aquí se puede ver que el pliegue posee 3 niveles de profundidad, por lo que existe una disminución de la luminosidad en cuanto aumenta la cantidad la cantidad de profundidad.

Foco luminoso

En este pliegue ocurre que su particularidad no ocurre directamente en las caras de sus pliegues, si no en la luz que pasa por las irregularidades que sobresalen del plano, de modo que se crean distintos focos de luz que iluminan las caras del papel desde su otro lado.

Intensidad de contraste

En este último ocurren distintos contrastes en distintas partes de la misma cara, de manera que existen contrastes mas fuertes o otros más suaves, creando una variación de intensidades.

Ediciones desplegable

Hospedería Colgante

Irrupción que aparece en su forma y luz

La hospedería colgante, por un lado, se caracteriza por tener una marcada forma curva, la cual está inmersa en el horizonte dunoso, siendo una interrupción en la lectura de este irregular horizonte.

Por otro lado, su luminosidad no se encuentra en un total contraste con la de las dunas, pero es su densa sombra y el quiebre de esta la que le da cabida y connotación en relación al entorno. Esta sombra crea un límite, el cual permite diferenciar estas dos luminosidades.

Despliegue

El objeto gráfico consiste en dos papeles de distintos tonos que indican estas dos luminosidades, de las cuales, una de ellas se encuentra por sobre el otro, de manera de mostrar esta sombra recortada.

En cuanto a su diagramación, la mayor parte del contenido se encuentra en la lámina interior, la cual tiene presente esta curvatura característica. El resto del objeto se encuentra sutilmente intervenido, de manera de mostrar esta leve interrupción de la obra en las dunas.

Objeto plegado
Primer despliegue
Segundo despliegue

Anfiteatro

Direccionalidad visual inscrita

Dentro del anfiteatro se encuentra una rasgadura de alto peso visual, la cual corresponde a su punto cero, es decir, es desde allí que el anfiteatro comenzó a tomar forma y una direccionalidad muy marcada que da origen a sus figuras geométricas que se encuentran inscritas o inmersas una con respecto a la otra.


Despliegue

El objeto desplegable consta de dos momentos de lectura: El primero contiene información con respecto al fundamento de la obra junto con un quiebre transversal que da paso a la segunda lectura, el cual es un despliegue interno del primer momento. Este segundo despliegue nace de esta transversal que dota de direccionalidad al contenido interno.

Objeto plegado
Primer despliegue
Segundo Despliegue

Cementerio

Incremento luminoso dado en la irrupción

Esta obra posee la característica de poseer dos momentos. El primero es la del avistamiento o proximidad, en donde es posible distinguir la obra a lo lejos debido a su ubicación en la quebrada, pues, la copa del follaje de los árboles que se encuentra dentro del cementerio coincide con el horizonte de la planicie, lo que genera un fuerte contraste a la vista transversal a la quebrada. Su segundo momento ocurre dentro de la misma obra, en donde el recorrido del cementerio está dado por los umbrales que se generan, por lo que mientras más se adentra al cementerio, es posible ir detectando más cambios luminosos.


Despliegue

El despliegue del objeto gráfico consta de querer mostrar este incremento de las luces a medida que se avanza en la lectura, así, el primer momento presenta una leve luminosidad que permite entrever lo que está más allá, para luego abrirse paso al segundo despliegue, en donde el juego de luces incrementa y deja expuesta la información dentro de una luminosidad más tenue.

Objeto plegado
Primer despliegue
Segundo despliegue