Los vitrales el mensaje de Dios a través de la luz

De Casiopea



TítuloLos vitrales el mensaje de Dios a través de la luz
AsignaturaPresentación 2ºB ARQ 2015
Del Curso2ºB ARQ 2015
CarrerasArquitectura
6
Alumno(s)Francisca Leyton

La búsqueda de la luz y su composición es un uno de los grandes hitos de la catedral gótica, mostrar a través de ella el mensaje de Dios, quien era visto como esa luz “ Suparrenal”.Una arquitectura que puede ser definida según Violet Le Duc “ como la construcción de sus entrañas , que evolucionan hasta hacer posible la ejecución de verdaderas cajas de vidrio”, buscando con su naturaleza simbolica el estado de admiración del visitante, el encuentro con una realidad mística basada en el concepto teológico de la luz omnipresente de Dios a través del color de sus vidrieras”.

Detalle de vidriera de la catedral de Milan.

La arquitectura gótica entonces provoca en el visitante, entre otros efectos “una perdida de serenidad” como decía Ortega y Gasset, pero además confunde e hipnotiza del mismo modo la mirada del visitante ajeno, como lo hace con el ojo preparado del arquitecto más experto. Donde todo fiel, aficionado o especialista penetra con verenación. La expresividad de su espacio es , sin lugar , a duda uno de los hitos eclesiásticos y arquitectónicos más importantes en lo que se refiere a conjugación de catequización y arquitectura. Los mosaicos componían escenografías a disposición del creyente para entender las escrituras y eran ellas las que hablaban, las que sobrecogían y explicaban al pueblo como la luz de Dios se alcanzaba en las alturas del pensamiento, donde los filamentos acaban y comienza la bóveda celeste representada por las maravillosas bóvedas de crucería de las catedrales y enmarcada por los vitrales coloreados que, como elemento retroiluminado muestra la palabra de Dios.

Aquí se puede ver esa luz que se transfigura y que va creando una escenografía.

La arquitectura Gótica se forma como la estructura de un árbol, dejando que la luz filtre entre las hojas a través de los colores de los vitrales, penetra generando esta escenografía que antes era desconocida , que no se basa exclusivamente en la cantidad de luz ni en la direccionalidad sino en el misticismo que por ella se crea. Una luz entonces filtrada, coloreada y transfigurada, cargada de misterio y simbolismo. Esta luz entonces genera una envolvente dando forma al espacio y moldeándolo de tal como que, ya para siempre, supera los aspectos de pesadez del Romanico, ofreciendo una suerte de estructura infinitamente alta para el ojo del observador y un modulado de luz que presta su función para conseguir un efecto de elevación del “espíritu” hacia las alturas. Esto también tomando en consideración de que el hombre medieval, ve el mundo físico como una realidad simbolica.Simson alude a la definición de Maximo Confesor,por la que la define la “visión simbolica” como la capacidad de aprenhender, en el interior de los objetos de percepción sensorial, la realida invisible de lo intelegible, que se halla situada más allá de ellos.